Publicado el Albeiro Montoya Guiral

Luciérnagas en el agua

Para Sara Para llegar había tenido que resistir el miedo y la desolación. Ubicada en el Estado de Oaxaca, a orillas del Pacífico mexicano, la laguna de Chacahua le atraía porque le habían dicho que allí, cuando la noche llega, se ven arder las luciérnagas del agua. Había perseguido cocuyos... Ver post completo.

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

Empujar un muerto

Los desaparecidos son muertos que hay que empujarHace ya diecinueve años desde la mañana en que Carlos Enrique Guiral partió hacia el sur del país para no regresar. Un tiempo en que uno se ha enseñado a esperarlo día tras día, como si presintiera su regreso con los golpes fortuitos en... Ver post completo.

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

El cuerpo muerto de la infancia

Palabras en la presentación de «Celebraciones» en el Café Nicanor, Bogotá: 10 de febrero de 2018.¡Oh vosotros! ¡Oh mis buenos amigos! Los que habéis tocado mis manos ¿Qué habéis tocado? Y vosotros que habéis escuchado mi voz ¿Qué habéis escuchado? Y los que habéis contemplado... Ver post completo.

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

Monólogo del condenado

hierve-el-agua-oaxaca-saragapiUna ficción poética. La extensión de la soledad.Los niños venían a mí y la gente los dejaba acariciar con sus mejillas suaves mi rostro espinoso como un rosal a punto de marchitarse. Les mostraba el cielo y les decía que allí serían todos bienvenidos por su limpieza. ¿Ahora quién... Ver post completo.

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

Camino de herradura

«Esa luna hijueputa quién pudiera bajarla a piedra». Después de decirlo se detuvo haciéndome evidente su cansancio. Le animé a andar mostrándole las pequeñas luces en la montaña. —Quizá sean la señal de que no pasaremos la noche en el monte, o como huéspedes de las vacas que duermen... Ver post completo.

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

La imposibilidad del retorno

Una profundísima necesidad de volver a lo que ya no existe. De repente la infancia, la juventud, la felicidad en sí misma y hasta la familia, desaparecen.En la tarde del sábado 15 de octubre de 2011, cuando se presentó ante los demás invitados al evento en aquel pequeño municipio, la mayoría... Ver post completo.

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

Regalo del río

Arturo Ríos no sabía hacer nada más en la vida que caminar.A mis hermanos Arturo Ríos no sabía hacer nada más en la vida que caminar. La primera vez que lo vimos nos pareció un niño como nosotros, pero un niño grande con sombrero raído y machete colgado al cinto. Nos trajo, en aquella... Ver post completo.

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

La desertora fiel

Respeto mucho a quienes tienen el coraje de dejar la escritura por miedo al fracaso, pero respeto aún más a quienes fracasan escribiendo.«Solo al desertar soy fiel» Paul Celan Hace ocho años dejé de ser librero en Pereira. Entre todas las personas que entraban a esa pequeña librería... Ver post completo.

Publicado el Albeiro Montoya Guiral

La paloma y los tres relojes

Este cuento narra el último día de vida de una joven mujer, nos hace acompañarla por su pueblo tras sus últimos pasos, con el tiempo y la memoria en su contra.Colgó. ─¿Quién te llamó? ─le preguntó desde la cocina─. ─El asesino, el asesino, mamá. Que a las cinco me va a matar. ─Cuando... Ver post completo.