BLOGS Actualidad

Tags de Posts ‘Sexo’

07

08

2016

Solteras DeBotas

Inventario de Orgasmos

Por: Solteras DeBotas

valentina guido crepax

El punto G de Valeria era su imaginación, traviesa entidad que no estaba ubicada en ningún sitio especifico de su cuerpo, pero que se paseaba libremente sobre la totalidad de su ser y recorría con descaro sus cabellos, sus poros y el ancho de su espalda, que hacia remolinos entre sus piernas y cosquillas en sus pies.

Sin necesidad de acariciar a Lolita su vagina de apariencia inofensiva, ella podía experimentar delicias inexplicables con solo recordar algún placer del pasado, con observar una foto sugestiva o fantasear con una historia de amantes fugaces. Sin demasiado esfuerzo el orgasmo llegaba para Valeria de forma natural, explosiva y feliz.

Valentina Guido Crepax 2

Traducción: Me gusta el placer

A veces salía sin calzones a la calle, le gustaba como el viento jugueteaba por sus partes bajas y porque Lolita le pedía un poco de aire fresco. En esos días traviesos llegaba temprano a la casa, comía un poco de crema de chocolate y bailaba como trastornada sin la opresión del brasier y con sus pechos dulces como duraznos moviéndose al compás de la música rara que a solas le gustaba escuchar. Bueno, en ocasiones no estaba sola, ya que su vecino del edificio de enfrente, el galán de la cuadra, la observaba extasiado, pues Valeria en un descuido intencional dejaba abiertas de par en par sus ventanas.

En los períodos ajetreados, en donde se sobrevive pero no se vive y con poco tiempo para respirar, Valeria encontraba la forma de exorcizar su tensión y liberar sus cargas, a través del pleno conocimiento de aquellos puntos de goce que denotaban sus gemidos. No era un ritual o magia, era más bien una forma de descargar ansiedades y transformarlas en dulces sueños.

Valeria tenía un amante, que la visitaba de vez en cuando y de cuando vez, ambos eran el juguete del otro, ambos se cosificaban por esa pasión que despierta el cuerpo ajeno, por esas ganas de saborear lo que un alma contraria puede ofrecer en momentos de delirio. El tanteaba los labios de ella con sus decididas manos  y a ella le gustaba tumbarse encima del pecho suave y velludo de este. Detrás de la puerta, sus gatos no comprendían los singulares sonidos y raros comportamientos de su madre humana, que a veces se asemejaba a una felina en celo.

Valentina Guido Crepax 3  

Mientras el susodicho dormía a su lado, esta decía para sus adentros: Siempre tuve miedo de ser como esas mujeres que llegan a los 70 años, llenas de memorias arrugadas pero sin historias de erotismo, que durante su vida no pudieron experimentar un orgasmo. Viejitas a las que les inculcaron historias de miedo y pecado, que les enseñaron a ser mecánicas y a entregar su cuerpo por el deber hacia un esposo y por la posibilidad de ser madres, en vez de hacerlo por el amor a sí mismas, por el amor a su coño y por el deleite propio, esto las hubiera hecho más felices a ellas y su compañero permanente o transitorio.

Valeria consideró como una señal divina, que su nombre se escribiera con V de Vagina, por lo tanto no había motivos para tenerle miedo a esa parte de su cuerpo, que no era un simple agujero negro, que más bien era un espacio lleno de posibilidades y la libertad de absorber afectos y experiencias, que no era justo castigarla con prejuicios, mucho menos negarla, porque además era demasiado inquieta como para ser ignorada. Entonces en un acto protocolario en el que invitó como testigos importantes a sus seis sentidos, esta decidió que Lolita y su imaginación tenían que conocerse pues sospechaba que las dos juntas podrían llegar a ser grandes camaradas.

Y así empezó la recolección de complacencias que iban desde el más pequeño y sutil roce en partes ortodoxas del cuerpo, hasta explosiones enteras que como ráfagas impregnaron la memoria de Valeria, quien fue la más beneficiada de esta liberación que ocurría dentro y fuera de sí, porque nunca supo negarse a ese placer que por derecho le pertenecía.

En homenaje al orgasmo femenino.

 

Solteras DeBotas

 

www.twitter.com/SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas www.instagram.com/SolterasDeBotas

Visita mi sitio web: www.solterasdebotas.com

 
Imágenes: Ilustraciones de Guido Crepax de su comic Valentina 
   

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

22

07

2016

Solteras DeBotas

¿Por qué son tan excitantes los quickies o rapiditos?

Por: Solteras DeBotas

Escena de Emmanuele 1974

Él era surfista, atlético, de espalda ancha, cabello rubio quemado por el sol y con cierto aire al Patrick Swayze de la versión noventera de Point Break, demasiado surreal para ser cierto, pero perfecto para las vacaciones, justo esa vitamina D que unos días antes me había recetado el doctor.

Jamás lo volví a ver, sin embargo aún recuerdo su olor a aceite de jojoba y ese encuentro fugaz detrás de unas palmeras que nos ocultaban del ruido y de la gente, nos ocultaban, pero no lo suficiente pues corríamos el riesgo de ser descubiertos ya que era verano y muchos turistas visitaban la playa, que por cierto se encontraba a tope. Esto lo hizo más excitante, como un shot de adrenalina, ya que las ganas no podían esperar hasta llegar a mi distante cuarto de hotel. Ni la arena, ni la superficie áspera de la palmera fueron problema, mi bikini y su agilidad hicieron fácil la cosa, fue intenso, fue rápido y muy placentero.

Aunque soy defensora del “Slow Sex”, reconozco que los “quickies” tienen su encanto, porque a veces no te los esperas, porque se dan en lugares diferentes a la cama, porque el tipo te gusta demasiado, porque no hay tiempo, y este se debe invertir de manera preciosa, así que los minutos no dan para quitarse la ropa y los amantes creativos deben buscar la forma de unir sus cuerpos sin quedar desnudos. Son fuertes, intensos y se usan palabras rudas, porque quieres devorarte al sujeto, mientras al otro lado de la muralla el resto del mundo sigue con su vida.

No hay preámbulo, ni calentamiento, porque el deseo es tan fuerte que ya hizo su parte, tal vez habrá orgasmo, tal vez no, pero ese no es el objetivo final de un rapidito, la excitación es el premio para quienes les gusta correr riesgos. Quizás vuelen un par de botones y se rompan las medias veladas, quizás aparezca uno que otro moretón y te duela alguna parte del cuerpo después de haber realizado una pose exótica, digna de contorsionista del circo del sol. Tal vez debas taparle la boca o él deba tapártela a ti, para que no se escape un gemido que los delate, no obstante es imposible apagar la respiración agitada y esas miradas llenas de vértigo.

Y los rapiditos no solo son con el sujeto sexi que se te apareció alguna vez, también son la mejor manera de quemar energía con la pareja, de sentirse otra vez adolescentes, de agitar el corazón, de matar el tedio, de quitar el mal humor, de experimentar cierta locura temporal cuando empiezan a tocarse debajo de la mesa, para luego huir descaradamente y hacerlo con frenesí en el baño social de aquella casona antigua de la tía abuela, en plena fiesta familiar.

Son excitantes porque la fantasía es su principal motor, porque antes que suceda ya te has imaginado de todo, porque crees que te van a descubrir, porque no sabes si volverá a suceder, porque es aquí y ahora, no hay pasado que perturbe ni futuro que se anhele, tu mente y tu cuerpo están enfocados en el momento del disfrute, no piensas en que tienes gorditos o en la cuenta de la luz que no pagaste, porque es la gran oportunidad de darse placer sin pausa, y como debería ser todo lo que uno hace en esta vida, con intensidad. Solteras DeBotas www.twitter.com/SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas www.instagram.com/SolterasDeBotas   Visita mi sitio web: www.solterasdebotas.com  

Imagen de la película Emmanuelle… un clásico 

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

01

05

2016

Solteras DeBotas

Como sobrevivir al verano sexual

Por: Solteras DeBotas

Catwoman 1

Bueno… sobrevivir, sobrevivir, no necesariamente es la palabra, pues que yo sepa, hasta el momento la abstinencia no ha matado a nadie. Ni existen  polvos que sean cosa de vida o muerte, lo que si es cierto es que después de determinado tiempo empieza a hacer falta tener algo de acción.

Es un mito pendejo, eso de que las mujeres pueden vivir sin sexo porque no lo necesitan tanto como los hombres ¡falsoooo! a las féminas también nos gusta la revolcadita o revolcadota  y si es con cierta frecuencia, mucho mejor.

El sexo estimula demasiadas cosas, tal vez no podría citar todos y cada uno de los beneficios científicamente comprobados, pero si podría decir que relaja, saca sonrisas, quema calorías, aumenta las defensas y sobre todo es muy placentero. Y así no conozcamos toooodas las ventajas, solo por la última frase que incluye la palabra “placentero” ya logró su cometido básico. Y como menciona Nacho Vidal en su famoso manifiesto, si la gente follara más habría menos guerras, así como la disminución de los niveles de amargura en las calles, en las oficinas, en las autopistas y obvio, en las alcobas.

Pero existen momentos de la vida en donde las situaciones convergen de tal forma, que el sexo se vuelve un lujo o requiere de una logística medio complicada, ya sea por falta de tiempo, por exceso de prejuicios o porque no hay con quien practicarlo, entonces el verano se extiende un poco más de la cuenta y se convierte en un laaargo período de sequía. Si bien no somos animalitos que debemos desfogarnos de manera inmediata pues de lo contrario explotamos, la verdad es que cuando se lleva rato sin echarse un polvo, empiezan algunos síntomas característicos como irritabilidad, ansiedad, insomnio y lo más peligroso es que cualquier fulano se ve más apetitoso de lo que es, debido a que se mira desde los ojos del hambre.

Luego de una divertida tertulia con las amiguis, decidí realizar un foro a través de mis redes sociales, en donde casi 400 lectoras participaron con sus comentarios acerca de cómo sobrevivir o minimizar con el verano sexual y estas fueron sus percepciones.

Vida-secreta-de-los-Superheroes-iconos-pop-Grégoire-Guillemin-17

Mentalidad de abstinencia: Esta fue la opción más votada de todas, muchas féminas prefieren canalizar el deseo a través de otras actividades como el deporte, el yoga, la meditación, viendo películas o metiéndose de cabeza en el trabajo.  En lo personal respeto la decisión, si se realiza desde la tranquilidad y cuando se está en aquella  etapa de la vida en donde el sexo o conocer a alguien no son prioritarios y se gozan esos momentos de relax. Cosa diferente cuando se utiliza la abstinencia como excusa, por pura y física mojigatería, para reprimir o disfrazar el placer, cuando el miedo impide el desarrollo de una sexualidad sana, en dicho caso no estaría de acuerdo con este celibato que me suena más a convento.

Masturbación, vibrador y YouPorn: Como decía una de las lectoras, es deli y no te da guayabo.  El autoerotismo es una excelente opción para calmar las ganas y relajarse. La ventaja de un “spa vaginal” es que puedes definir la duración y los métodos: rapidito, bien despacio, con vibrador, huevito, masajeador, o a la antigüita. También puedes estimularte con ayuda audiovisual, adquiriendo una cuenta premium de algún canal porno de los tantos que abundan en el ciberespacio, hay para todos los gustos desde el sexo soft hasta el más guarro. La masturbación es un buen hábito que se puede practicar con o sin pareja, que además nos permite explorar nuestros puntos de placer y que hace rato dejó de ser un tabú.

d631a48cf22dbbb46a5883cde7a7589a

Conseguirse un fuckbuddy: Esta definición es diferente a la de una amistad con beneficios que en el fondo tiene cierta carga de expectativas ocultas.  El fuckbuddy en cambio se traduce en una persona con la que se echan polvos y listo, no necesariamente tiene que ser nuestro súper amigo pero sí que nos inspire confianza, por ejemplo que no salga psicópata y que no tenga ninguna enfermedad venérea. Todos los encuentros que se tienen con él, son en el plano de las sábanas, no hay salidas a cine o a tomar café, no hay llamadas a preguntar como está, no hay más allá, no hay celos, no hay shows, solo hay sexo para desfogarse. Por lo general este susodicho aparece gracias a Tinder, o es el amigo de mis amigos, o es producto de las causalidades de la vida. Para muchas un fuckbuddy es una buena alternativa cuando no se sienten cómodas con acostarse con un completo desconocido y que antes les genera incertidumbre la búsqueda de sexo casual. Sin embargo se debe tener muy claro que en las relaciones informales no se puede confundir el amor con el encoñe.

El sexo casual: Esta opción siempre genera algo de controversia y opiniones encontradas, mientras algunas la defienden argumentando que es emocionante coquetear con alguien que apenas conoces y es mágico disfrutar de una noche loca de placer como si no hubiera mañana. Otras lo ven como una forma de desespero, eso de andar buscando tipos para tener polvos exprés, que al final te sentirás sucia y vacía.  Bueno, yo opino que todo depende de la visión y el grado de madurez de la susodicha, si lo hace porque se conectó muy fuerte con alguien y todo fluye, o si está disfrutando de unas vacaciones de ensueño, o si la química es evidente y el instante se presta para dejarse llevar, entonces la pasará de lo lindo. Pero si lo hace de manera irresponsable, por borracha, por presión social, por despecho o por calmar inseguridades, entonces la pasará muy mal. Así que el sexo casual no tiene la culpa del manejo que cada quien le da a su cuerpo y dignidad.

Catwoman hunger

Todas las anteriores: Varias de las DeBotas comentaron que dependiendo de la época de sus vidas, el nivel de ocupaciones, el grado de arrechera y el ánimo en el que se encuentren, han experimentado todas o cualquiera de las variables mencionadas. Por ejemplo, hay momentos en el que no sienten ningún tipo de ganas,  a veces preferirán un vibrador o un video de X-Art y en ocasiones saldrán de cacería pues querrán estar con un hombre de carne y hueso.

La conclusión que tuve con mi grupo de amiguis es que a menos que te sientas muy cómoda con la abstinencia, los períodos largos de sequía sexual no deberían existir y mucho menos en tiempos modernos donde es más fácil hablar de sexo y por ende es más fácil practicarlo y encontrarlo, ya sea por Internet, con conocidos o desconocidos o contigo misma. Palabras más y palabras menos, si eres de las que te quejas porque llevas tiempo sin calmar tu deseo sexual, tal vez es que no has explorado las diferentes opciones existentes en el mercado o necesitas liberarte de ciertos prejuicios innecesarios. Literalmente la respuesta la tienes en tus manos.  

Solteras DeBotas

  www.twitter.com/SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas www.instagram.com/solterasdebotas/   Visita mi sitio web: www.solterasdebotas.com  
Imágenes: Catwoman Secret Life Of Heroes Greg-Guillemin. Batman and Adam West. Catwoman by anderssondavid1 on deviantART. Gatùbela y Batman son personajes de DC Comics 

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

19

02

2016

Solteras DeBotas

La involución del polvo moderno

Por: Solteras DeBotas

Betty Paige

Bloguera invitada: Jessica Leguizamón

Si nos ponemos a analizar la evolución que ha tenido el polvo desde sus inicios hasta nuestros días, nos podemos dar cuenta de que la transformación es notable, ya que en sus primeras apariciones, el coito era utilizado única y exclusivamente para la reproducción, y como animales, la especie humana se reproducía sin cesar para poblar la tierra y ser la especie dominante. Tiempo después, con la aparición de la religión, eran muy comunes los ritos al inicio de la práctica sexual. Se empezaba con oraciones como “señor no es por vicio ni por fornicio sino por darte un hijo a tu servicio”.

Se hacía en posición misionero únicamente, por supuesto, sin ningún tipo de preservativo o método anticonceptivo y lógicamente, con el manto para perder la virginidad, un “mantel” blanco tejido en crochet con un agujero en la mitad, el cual la mujer debía ponerse en sus partes íntimas a la hora de perder su virtud. Al otro día el manto debía exhibirse manchado de virtud en el patio de la casa de la ahora señora, para probar que era digna y virtuosa hasta el día de su matrimonio. Recuerdo que en mis épocas de colegio siempre hacía tareas en la casa de mi amiga Adriana y por toda la casa, sobre la sala, sobre el comedor, había “carpetas tejidas en croché” que se parecían mucho a este elemento absorbe virtudes.

Me preguntaba si algún día Adriana usaría uno de estos para perder su virginidad, pero no, ya para mi época de adolescente el polvo había evolucionado. Todas mis amigas, una a una, empezaron a perder la virginidad como efecto dominó. Se hacía sin rito, sin oración y sin manto, en su mayoría lo hacían “con amor”, protegiéndose, y con su novio de colegio. Mi historia fue otra, pero después habrá tiempo para contarla con detalles.

La evolución del polvo arcaico al polvo de mis épocas de colegio tenía una notable evidencia y era la posición, pues ya no era una sola. El misionero había sido desplazado, el coito se había diversificado con la aparición, por lo menos a la luz pública, del Kamasutra, y por supuesto el hecho de que le era permitido a la mujer protegerse con condones, pastillas, T y una cantidad de métodos anticonceptivos escandalosos para cualquier puritano. Lo más revelador del asunto: no era para procrear, era por puro fornicio, por lo menos para algunas mujeres, porque ya se sabe que la sociedad siempre se resiste a evolucionar y más en temas de sexualidad y es muy típico encontrar en algunas casas vestigios arcaicos del antiquísimo polvo para procrear.

Después, en la madurez, me di cuenta de que el polvo había llegado a su máxime evolutivo. Se hacía con amor, porque ya para esta época uno había tenido la oportunidad de conocer el amor. Se hacía con quien uno quisiera, ya no con quien le tocaba casi en venta por los convenios matrimoniales. Se disfrutaba, o casi siempre, no era únicamente para procrear y tener un hijo. Hacerlo o no hacerlo, en la mañana, en la tarde, una o dos veces al día o a la semana, era una decisión personal: el ser humano, tanto en su versión de hembra y de macho, había evolucionado.

Pero como la teoría de algunos reconocidos científicos, según la cual cuando se llega al punto máximo de evolución aparece la tan despreciable involución, el proceso de retroceso inevitable,  el polvo empezó a involucionar, y no solo con las generaciones emergentes, sino en toda la sociedad. Así como en el mundo se devaluaron el dólar, el euro y hasta el petróleo, en nuestros tiempos se devaluó el polvo moderno, convirtiéndose en el polvo decadente.

Tener sexo, para algunos, hoy en día, es un significado de placer carnal. Se hace con cualquiera. Si se conoció cinco minutos atrás, mejor. Se hace bajo los efectos del alcohol u otras sustancias, en donde caiga, en un baño público, en una discoteca o bar. Se protegen si se acuerdan o si hay con qué y al otro día no se acuerdan ni el nombre de la persona con la que lo hicieron.

No me malentiendan, de vez en cuando una aventura salvaje y con un desconocido tiene su encanto y sí que encanta, pero cuando a uno se le va la vida en estos polvos salvajes y carentes de algún significado, más que saciar el profundo deseo animal, uno termina  más vacío que nunca, y probablemente automutilándose emocionalmente, quitándose la oportunidad de hacer el amor, que es la expresión máxima de la sexualidad y la plenitud armoniosa del ser humano, porque hacer el amor es como hacer un buen trío, satisface mente, cuerpo y espíritu.

Hay épocas de épocas y personas de personas, pero contemple solo por un segundo la idea de que usted no es solo carne, y por tal motivo, debe ocuparse de satisfacer no solo sus instintos, sino también sus otras dimensiones. Preocúpese a la hora de llevar a alguien a su cama, de asegurarse que lo satisfaga enteramente y no a pedazos, porque eso sí es un mal polvo. Sea apasionado, disfrácese, úntese chocolate, crema batida, lo que se le ocurra, sea diverso, creativo, pero dele a su cuerpo  el valor que tiene, acuéstese con quien quiera, cuando quiera, donde quiera, como quiera y las veces que quiera, pero no se le olvide que usted ya no es un animal y compórtese de acuerdo con lo que merece. Jessica Leguizamón Twitter @JessicaGLemon Nota: Jessica fue una de las ganadoras de la convocatoria para ser bloguera invitada Solteras DeBotas www.facebook.com/solterasdebotas www.twitter.com/solterasdebotas www.instagram.com/solterasdebotas

Visita mi página web: www.solterasdebotas.com

 

Imagen: Gif de Bettie Page
 

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

27

12

2015

Solteras DeBotas

No trates de estirar un amor de verano: se rompe

Por: Solteras DeBotas

Amor de verano

Bloguera invitada: Dorotea

Acabando de desempacar maletas de un viaje inolvidable: no tanto por las emociones vividas o los personajes conocidos, sino por chocarme de frente con la realidad y comprender que los amores de verano no deben tratar de convertirse en algo más, por eso existen como categoría, si pudieran llegar a ser otra cosa no existiría una forma única para nombrarlos, para clasificarlos…

En Semana Santa viajé con unas amigas y mi hermana a Cuba, destino soñado por años que se aceleró al escuchar los anuncios de Barack Obama de cambios en su relación con el gobierno de Raúl Castro. Inmediatamente mi espíritu viajero se activó, alimentado por la periodista que también soy y por este gen caribe que no puede escuchar una maraca, un tambor o un son cubano. Estaba dispuesta a viajar sola si no aparecía compañía, pero se anotó a la lista una amiga que celebraría allí sus 40 años, y cuando pensé que sería un viaje de dos, mi hermana y una de sus amigas se subieron al bus. Salimos el viernes antes de la Semana Santa, la amiga de mi hermana, mi hermana y yo, y cinco días después llegaría la cumpleañera.

Desde la llegada al aeropuerto de La Habana quedé embrujada por ese caribe añejo, de colores terrosos, aspecto derruido y aire de nostalgia. La sensación de haber viajado varias décadas atrás en el tiempo, se hace cada vez más potente cuando ves los autos viejos en las calles, las casas y edificios antiguos – algunos a punto de colapsar sobre sí mismos-, la propaganda política en vallas pintadas a mano que te recuerdan que estás en un país que cree en otras cosas y que tiene otros héroes. Inmediatamente nos dirigimos  a provincia pues el acuerdo era recorrer La Habana cuando llegara mi amiga la cuarentona.  Conocimos Viñales y Pinar del Río en el occidente cubano, donde te reciben en sus casas particulares guajiros sencillos y cálidos, y conoces cómo se hace el mejor tabaco del mundo. De este occidente cubano me traje, además de tabaco, unas botellitas de Guayabita del Pinar, bebida tradicional de la zona que aún no sé cómo tomar, y la información inicial de que los cubanos son muy bellos, galantes y seductores; y no se vienen con cuentos: te lo piden de una.

Volvimos a tomar carretera rumbo a Trinidad de Cuba, en el centro del país, una de las villas más antiguas de América en la que pasaríamos solo un par de días mientras podíamos reunirnos con la otra viajera. El camino fue largo, pero nos permitió disfrutar de un paisaje de ensueño por la ruralidad cubana.  En la primera noche en Trinidad fuimos a la Casa de la Trova: por primera vez en todo el viaje -que ya iba en su cuarta jornada- escuchamos esa música tradicional cubana que ha hecho que tantos colombianos  amemos ese país; personalmente buena parte de la banda sonora de mi vida está nutrida por la trova, el son, el bolero y por la música de recientes artistas cubanos como Carlos Varela o Descemer Bueno. Sin duda, ese amor por la cultura, la música, la historia, me hacían especialmente vulnerable, mucho más si me había tomado unos mojitos de más, como ocurría  todos los días del viaje. Esa noche comprendí que además de adorar la cultura cubana parezco cubana y debí repetir hasta el cansancio que era colombiana y que bailaba como tal. Ojo: cubanos y colombianos, aunque seamos caribe, no bailamos igual.

Mujeres vacaciones vintage

Al día siguiente, último día en Trinidad, decidimos ir a montar a caballo por el Valle de los ingenios, un recorrido de casi 4 horas en el que te cuentan cómo se cultiva la caña y pruebas guarapo y mojito tradicional cubano (endulzado con miel de caña); el recorrido finaliza con un baño en una refrescante cascada de agua dulce donde despedí un par de historias de amores fallidos para que se fueran con el agua que corre. También pedí al universo encontrar un amor bonito, justo como se llama la canción de Descemer Bueno que más estaba pegada en Cuba en ese momento. Regresando de la cascada y nuevamente a caballo ya las tres sentíamos el dolorcito en la cadera. Una linda guajira (así se le dice a los campesinos cubanos) nos dijo que montar a caballo era como una larga noche de pasión que no se olvida fácilmente. A esas alturas del viaje pensaba que esa sería la única pasión que conocería en Cuba, pero no!

Al volver a nuestro hospedaje de casa particular, cansadas como nunca, decidimos darnos un baño y salir a tomar algo. Nos habían recomendado Las Escalinatas para escuchar música en vivo y bailar, así que esa noche fuimos allí a despedir la villa  con la tristeza de no haber podido recorrerla de día. En Las Escalinatas confluyen turistas y locales en un ritual de danza y cortejo; ya con varios mojitos en la cabeza salí a bailar con cuanto cubano me invitaba, eso sí, aclarando que soy colombiana y bailo como tal.  Justo cuando le decía a uno de mis parejos esa retahíla defensiva,  se sientan junto a nosotras tres chicos jóvenes y muy guapos. Cuando vuelvo de bailar una pieza de timba (salsa cubana con mucho timbal) uno de los chicos se me acerca y me pregunta: ¿colombiana, verdad? He ahí al cubano menos cubano del mundo: blanco, de cabello negro, alto y con una chaqueta del Inter de Milán, uno de mis clubes de fútbol preferidos. “Sí, por qué sabes” – respondí,  e inmediatamente inicia su juego de seducción haciéndome sentir la turista más especial del lugar y recomendándome no bailar con “ese tipo de personas” que seguramente me pedirían un trago de ron o un poco de dinero al final de la noche. A partir de ese momento me sentí segura al lado de un cubano diferente, que no bailaba y que además me invitó a varios mojitos y me habló de fútbol, una de mis pasiones.

Entre mojito y mojito empecé a perder la noción del tiempo y en un dos por tres estaba  en un bar con el cubano; luego, con el ron, la luna llena de esa noche y mi amor por lo cubano, resulté en un bicitaxi rumbo a una casita muy modesta: allí empezó mi noche loca (como dice la letra de Bailando también compuesta por Descemer Bueno…), con un gran amante cubano que me desnudó tres veces en tres lugares distintos, pues cuando ya nos dirigíamos a mi hospedaje, un beso apasionado nos hacía buscar otro refugio para amantes, y preservativos en un país en el que cada vez son más escasos y de peor calidad, según mi amante. El fin de la noche fue la alarma del cubano en la mañana y una salida rápida de un motelito. Mi amigo me entregó su tarjeta de presentación como hostel de una casa particular y me pidió mantener el contacto. Llegué a mi hospedaje  a las 9: 00 a.m. y a las 11:00 a.m. nos recogía el transporte para volver a La Habana.

El resto del viaje sólo pensaba en el buen amante que me encontré y en esa noche inolvidable: ¿sería ese mi Amor Bonito? Estando ya en La Habana celebrando los 40 de mí amiga cometí el primer pecado: escribirle un correo al amante furtivo agradeciéndole por tanta pasión…Ya en Colombia y un par de semanas después el correo tuvo respuesta. Ya sabía yo las dificultades que existen en Cuba para acceder a internet, así que valoré muy especialmente esa respuesta y escribí de nuevo. Así empezó un intercambio de mensajes en el que el cubano me contaba de su vida, trabajo y familia en Trinidad y yo de mis cosas en Colombia.  Poco a poco encontrábamos más afinidades escribiendo de turismo, de música, de fútbol.

Cualquier día averigüé cómo hacer una llamada -otro pecado- pues las llamadas desde y hacia Cuba están penalizadas por el gobierno, y ni siquiera el absurdo valor me detuvo. A los mensajes que cada vez eran más frecuentes y cariñosos le sumaba ahora una llamada ocasional que por las limitaciones y costo, motivaba las expresiones de cariño más inusuales y prematuras del mundo, de parte y parte. Tres meses después de mí primer viaje ya estaba pensando en volver a Cuba a visitar al amante furtivo con la disculpa de hacer un curso de radio y otras gestiones profesionales. Al cubano no le disgustó la idea y por semanas planeamos juntos el itinerario del viaje: sería un viaje de pareja que iniciaría en La Habana y finalizaría en Trinidad de Cuba. Sin lugar a dudas era una fantasía perfecta para una mujer soltera y de una buena condición económica, pegarse una escapadita de vez en cuando a esa isla del caribe y encontrar un anfitrión bello, alegre y dispuesto a acompañarla.

Fresh mojito cocktails on beach

Con el paso de los días el cuento del amigo cubano se hizo común en las conversaciones con mis amigos más íntimos. Algunos hablaban de lo exótico del personaje y de la historia,  otros ya me veían casada de nuevo y hasta viviendo en Trinidad, o trayendo a Colombia al chico cubano, practica muy normal entre las europeas que van a la isla. Yo sólo pensaba en volver a verlo, seguirlo conociendo y pasar una buena semana de pasión, aunque por momentos sentía que me había metido en camisa de once varas y que pese a la cercanía en los correos y llamadas el personaje era un desconocido. Aun así, la llama estaba encendida y el recuerdo de esa noche loca me animaba cada vez más. Sin embargo, a pocos días del viaje el amante furtivo empezó a recular: los mensajes no eran tan cálidos y cariñosos, aunque frente a la pregunta de si ¿pasa algo? ¿Aún me esperas?, la respuesta siempre fue: no pasa nada “Titi”, te sigo esperando.

Se llegó el día del viaje y la idea de volver a Cuba después de 6 meses me tenía feliz, pero esta vez, desde el principio, el viaje fue muy diferente: una hora y media en el aeropuerto de La Habana explicando por qué una colombiana regresa en tan poco tiempo y con tanto equipaje (durante meses recogí cosas para llevarle a mi amigo cubano y su familia) y la pregunta incomoda de: ¿te dejarías hacer un escáner en el abdomen?…

Al salir de la sala de equipaje allí estaba mi amigo cubano: tal y como lo recordaba: alto, blanco, musculoso y con ese acento caribe que te recuerda el modo vacaciones. Un saludo tímido pero cariñoso y rumbo al hospedaje. En el camino, chistes por lo rápido que hablan los cubanos y por lo lento que hablamos los colombianos, especialmente los paisas. Una que otra mirada coqueta y besos. Llegando al hospedaje el personaje preguntó dónde podía encontrar un gimnasio y salió a ejercitarse. Al regresar tuvimos un muy buen encuentro en la intimidad, pero la conversación entre ambos era escasa y básica. Al siguiente día mi anfitrión durmió toda la mañana, al despertarse fue al gimnasio, en la tarde salimos a caminar por el malecón  y en la noche a bailar. Durante el baile coqueteó con cuanta mujer propia o extraña se encontró a su paso y exhibía su cuerpo musculoso como todo un gigoló: a esas alturas mis años de experiencia como soltera, casada y divorciada de vuelta en el mercado del usado, me hacían comprender lentamente una clara realidad: era un paquete, un paquete cubano.

Hombre romance de verano

Al tercer día de vacaciones, que debía ser el tercer día de Luna de miel, yo ya quería reorganizar unas cuantas cosas del viaje, como la compañía, por ejemplo. Ese día como los anteriores el personaje durmió hasta tarde y se ejercitó en el gimnasio cercano. En la noche salimos de fiesta y nuevamente el gigoló pidió pista: sin duda, mi amigo era en esencia un amante furtivo, un Don Juan encartado con el papel de amante en pareja.

Al día siguiente salí rumbo a Trinidad, tal y como lo habíamos planeado, pero sola: el gigoló decidió quedarse en La Habana, seguramente coleccionando historias de cama. En la mitad de mi viaje fue necesario rediseñar el itinerario y el objetivo del mismo: sola, incomunicada y no puedo negarlo, con parte de mi corazón roto: fueron casi 6 meses de comunicación ininterrumpida en la que le sumé picante a mi vida con la idea del amante latino que esperaba por mí. Sí, pude ser ilusa, soñadora, infantil, pero ya nadie me quitaba lo bailado y quedaban aún cuatro días de esa aventura por escribir.

En Trinidad conocí una bella familia que me recibió en su casa y me contó otras historias de Cuba, es cierto aquello de que fácilmente te encuentras conversando con un médico o con cualquier profesional: me pasó con el abuelo de la casa, médico veterano con buenas historias de vida. Conocí también dos amigos argentinos que viajaban juntos, colegas periodistas de la radio gaucha. Ella planeó el viaje en busca de la respuesta a una pregunta por la continuidad de la relación que tenía con un chico que conoció en una noche de fiesta de fin de año en Valparaiso (Chile); luego de intercambiar historias llegamos a una primera conclusión: difícilmente encontrarás un buen amor o un amor bonito en alguien que conociste cuando tú estabas borracha y él también, en una noche de fiesta.

En la bella Trinidad reviví cada uno de los momentos que compartí con mi amigo cubano la noche que nos conocimos y pude recorrer lugares imaginados por mí, gracias a lo que me contaba en los mensajes que me escribía. Me reencontré también con varios de sus amigos: muy cubanos, bellos amorosos y me vi observar cómo ellos se acercaban a las turistas con la misma estrategia que su amigo se acercó a mí hace unos meses. A él no volví a verlo ni volví a recibir sus e-mails cálidos y  amorosos.

Volviendo a La Habana tenía la maleta más liviana y así también la mente y el corazón. Me reencontré con mi anfitriona en esa ciudad que padeció como yo los desplantes y patanería del amante furtivo. En busca de alivio a mi guayabo físico y emocional salí a tomarme una sopita de pollo, sola. Cuando pagué la cuenta la mesera saca unas flores del arreglo floral central del bar del restaurante y me las entrega con una sonrisa: eso es Cuba;  por eso, a la pregunta de mi anfitriona de si pienso volver,  mi respuesta es sí. Bien dicen que cada viaje a algún lugar es sobre todo un viaje hacia dentro de ti misma, este viaje con todo y sus bemoles fue un viaje de amor (propio) y descubrimiento: creo que las mejores historias son las que vives, no las que te cuentan, pero también creo que es sano dejar volar la imaginación con los pies bien puestos sobre la tierra para que tus historias no dejen heridas profundas. No le pidas peras al olmo: el amor de verano es sólo eso: amor de verano, si le pides más, si tratas de estirarlo, se te rompe!!!.

Dorotea

  Nota: Dorotea, fue una de las ganadoras de la convocatoria para ser nuestra bloguera invitada.  

Solteras DeBotas

www.facebook.com/solterasdebotas www.twitter.com/solteradebotas www.instagram.com/solterasdebotas/

Visita mí site: www.solterasdebotas.com

  Bonus: Amor Bonito Imagen de previsualización de YouTube Imágenes: Vintage swinsuit indulgy, 50’s Inspired Fashion, Sean Connery Vintage, Ibanca.net.

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

27

09

2015

Solteras DeBotas

El sexo y los sentidos: Música para hacer el amor

Por: Solteras DeBotas

giphy Post #1: El oído

“Para las mujeres el mejor afrodisíaco son las palabras, el punto G está en los oídos, el que busque más abajo está perdiendo el tiempo” Isabel Allende

Como sibarita del sexo quiero decir que el placer puede llegar de diferentes direcciones, pues surgen infinitas posibilidades si además de abrir las piernas, abrimos nuestros sentidos a las experiencias eróticas y prestamos atención a ciertos estímulos que pueden liberar nuestra pasión.

Por ejemplo, mi lado más pícaro mi hizo descorchar deseos agitados y como genio recién salido de su botella, decidí alborotar esos recuerdos ardorosos y porque no, llenar la cabeza con nuevas fantasías. Me desahogué a través de la escritura con el objetivo de relatar esa agitación poderosa que surge, cuando el deleite es percibido con atención a través de cualquiera de nuestras ventanas sensoriales.

En honor a aquellos sonidos que tantas veces retumbaron en mi cuerpo al punto de hacerlo estallar, cerré mis ojos y empecé por enaltecer al sentido de la audición, también decidí reconciliarme con mis caprichosos oídos, esos que en ocasiones tuvieron conductas reprochables porque fueron necios y se hicieron los sordos en cuestiones de amor, pero que necesariamente tuve que adiestrar debido a su talento para descubrir los susurros de complacencias ocultas.

Doy las gracias por haber tenido el privilegio de escuchar aquellas vibraciones disfrazadas de palabras sugestivas, que llegaron a ser tan sólidas que parecían caricias. Por el encanto de soñar indecencias con la voz de barítono de Benedict Cumberbatch. Por manifestar mi excitación a través de gemidos provocadores y por las respiraciones agitadas del prospecto, que se convirtieron en música para mi orgasmo.

tumblr_n4r91radV31tx26npo1_500

Es exquisito combinar una piel desnuda, sensible y erizada, con una canción que conmemora el instante vivido, que se entremezcla con sudores, jadeos y ecos perspicaces que deciden aliarse con aquellos recuerdos de veladas mojadas. Mi sensibilidad musical me permitió transformarme en el teclado virgen, en las curvas de una guitarra o en el misterioso violín que al compás de una noche prodigiosa se perdió entre las sábanas.

Hay canciones con letras provocadoras que se asemejan al sexo, porque empiezan lentas y luego se van acelerando de tal forma que llegan al clímax en los coros.  Existen voces que hipnotizan y que pueden ser confundidas con ronroneos y también están los instrumentos potentes que caminan lujuriosos entre melodías.

Vale la pena dedicar tiempo a escoger aquellos temas que describen eso que te inspira tu pareja de siempre o el amante de turno y crear una especie de banda sonora erótica para la película que juntos protagonizan. Nada de listas genéricas o frases clichés, piensa en lo que te produce esa persona en particular y que ahora hace parte de tu fábula amatoria. Y si el idilio llega a durar menos de lo esperado, por lo menos tendrás las remembranzas de un playlist lleno de polvos enaltecidos.

Como la teoría se queda corta si no se convierte en experiencia, les comparto una fabulosa lista de canciones más sensuales que sexuales, para que abran sus mentes y sus cuerpos, creada para todas las Solteras DeBotas por el minucioso y melómano Freeway Loops, en la que recorrerán diversos géneros que van desde la balada pop, trip hop, disco, jazz, soul, entre otros. Cada una con su encanto y que de una u otra forma despertará esas ganas de ser escuchadas en buena compañía, con una copa de vino… y desnudos.

Para que sus oídos recuerden, vivan y vuelen, en el siguiente link encontrarán el playlist de temas sugeridos para el placer.

http://bit.ly/1LVykBf

  Aquí, una degustación auditiva de algunas de las canciones incluidas en dicha lista: Como dice el refrán: “La música es como el sexo, si es buena quieres el doble” @SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas

Visita mi página web: www.solterasdebotas.com

  Agradecimientos a Freeway Loops, blogger musical que se describe como “cherry picking” un apasionado que anda en la búsqueda de canciones que independiente del género o de la época muevan las fibras sensibles. https://twitter.com/FreewayLoops https://soundcloud.com/freewayloops https://www.facebook.com/Freeway-Loops-357365234354062/timeline/

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

24

05

2015

Solteras DeBotas

El encanto sereno del hombre maduro

Por: Solteras DeBotas

mmintenzeneverfade - copia

De inocente ya no tengo nada, sin embargo cuando estoy con un hombre mayor siento que rememoro mis etapas de descubrimiento erótico. Me dejo llevar y me encanta reconocer que no me las sé todas, por eso me gusta que me enseñen. Entonces la Lolita que vive en mí, persigue con alevosía a una versión menos atormentada del profesor Humbert.

Generan una atracción casi irresistible, las canas, las historias remotas, el hablar pausado y esa mirada que lleva el peso de los años y que dice haber vivido más de lo que sus labios realmente cuentan. Sus manos rocosas recorren con gran habilidad todos los rincones de mi cuerpo y sin falsa modestia me roban hasta el último suspiro.

Me hechiza su porte y su olor a lavanda, es culto, a leguas se nota que fue educado a la antigua. Para algunas, su léxico podría ser arcaico y es que su decencia viene de otra época, en donde el reguetón y los malos modales todavía no amenazaban la caballerosidad, que ahora es tan escasa y que suele confundirse con algo parecido a un coqueteo.

A mí me gusta que me consienta, que me hable bonito, que me dé besitos en la espalda y que me haga el sexo oral sin misterios, ni afanes. A mí me gusta que juegue con mi cabello y me haga trenzas. Cuando nadie me ve, suelo transformarme en la jovencita deslumbrada que descansa en su pecho de terciopelo.

ldr_west_0

Él ha vivido lo suficiente como para entender que la gente no cambia así como así, lo sabe bien porque a él lo cambiaron los años, no las personas.  También aprendió de sus errores ya que tropezó varias veces con una misma piedra. Sin miedo a ser vulnerable me mostró su corazón, que sigue latiendo con el mismo ímpetu, no obstante, se volvió inmune a ciertas pendejadas. Ya no pierde el tiempo en banalidades y bebe de mí porque le recuerdo la juventud que se le escapa. Confiesa que no me necesita pero me desea, que no me ama pero me extraña.  Para mí, con eso basta y es suficiente para calmar mis ganas de probar besos añejos. Me gustan los recuerdos y él es un recuerdo ambulante.

Cuando vamos juntos por la calle, los transeúntes lo observan con fugaz envidia, eso le resbala, hace rato que le importa un pepino lo que opinen lo demás, pues lo único verde que tiene son sus ojos y su interés no es aumentar el número de damiselas biches en su prontuario de conquistas, prefiere a las féminas más contemporáneas, simplemente yo me le crucé en su camino y él se cruzó entre mis piernas.

Aunque me halaga que algunos veinteañeros me lancen frases melosas, no logro conectarme con su fuego intenso, prefiero un calor tranquilo como el de una fogata, que calienta mis huesos pero que no quema. Y no, no soy una fémina carente de afecto que busca desesperada al padre que la abandonó, tampoco soy una caza fortunas. No tengo el complejo de Electra y Carl Jung se puede ir a la mismísima porra, porque no le veo misterio a que dos personas se gusten.

@SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

Visita mi sitio web: www.solterasdebotas.com

Imágenes: Mark Mahoney y Lana del Rey 

2

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

26

04

2015

Solteras DeBotas

Dos mujeres hablando del sexo sin comillas

Por: Solteras DeBotas

GENTLEMEN-PREFER-BLONDES-005 Señor pervertido no se emocione de a mucho, no lo estamos invitando un ménage à trois…   Entrevista a María Paz Ruiz sobre su nuevo libro Sexo sin comillas                                                                                                      Intermedio Editores.  

SDB:

El sexo es una de las experiencias más placenteras. Y quienes nos consideramos sibaritas sexuales lo vemos como algo sublime, una forma de arte que se expresa a través de los sentidos, el cuerpo y todas las manifestaciones que hacen parte del universo del deleite. Sin embargo, dependiendo del lente con que se mire, puede ser algo tan básico como dormir, comer e ir al baño. O ser concebido desde una perspectiva técnica y estadística, donde se mide la duración, la frecuencia y los tamaños.  Para los más puritanos será un tema tabú, lleno de risas nerviosas y misterio, una especie de obligación para perpetuar la especie. Pero en definitiva, el tema no pasa desapercibido por las pasiones y aversiones generadas, que no son indiferentes para nadie… Bueno, para las personas asexuales si es ni fu ni fa.

Pero para nosotras dos el sexo es una maravilla y celebramos poder escribir sobre él.

tumblr_n70a713aUd1sr7xmio1_500 ¿Qué ingredientes son importantes para condimentar nuestra vida sexual? MPR: Lo principal siempre está en la mente, en la imaginación. Si te digo que el orgasmo reside en la cabeza, entonces podrás volverte loca con la idea. El cuerpo al final se deja ayudar por la cabeza, y se pone colorado, se hiperventila y cambia de seco a mojado, del susurro al grito, de tenso a relajado, pero todo está en la mente.   SDB: Yo siempre sospeché que había algo más allá del ceviche, el chontaduro y el borojó.  Nuestro cerebro es el órgano sexual más poderoso y si lo juntamos con una pareja que nos alborote y un ambiente propicio, entonces veremos el cielo y las estrellas. ¿Por qué la masturbación y el conocer nuestro cuerpo es una excelente práctica?

MPR:

La masturbación sirve para vaciar el estrés, es gratis (no tienes que comprar condones ni lubricantes) la puedes tener sin necesidad de pareja, es un somnífero natural, no transmite ninguna enfermedad, todo el mundo está en capacidad de hacerla, puede ayudar a aumentar la fertilidad del hombre y en el caso de las mujeres, aparte de ser un premio al cuerpo, alivia los dolores menstruales. ¿Quieres más?

SDB: Y andan diciendo que las personas inteligentes se masturban con mayor frecuencia, o sea que nosotras somos unas genios. El autoerotismo es comer chocolate pero sin engordar, una especie de spa vaginal que te regalas a ti misma. Así que no estamos locas sino masturbadas.

tumblr_msm82dDCWs1qa70eyo1_500

¿Cuáles son esos miedos más comunes que impiden el desarrollo de una sexualidad plena?

MPR:

Pues muy a mi pesar, miedos hay muchos y mi objetivo es despejarlos en Sexo sin comillas. Miedo a las enfermedades de transmisión sexual, miedo al embarazo, miedo a no gustar a la pareja, miedo al orgasmo, miedo a la monotononía, miedo a la fidelidad y a la rutina, miedo a no superar nuestras propias expectativas en la cama, miedo a no ser suficientemente sexual o a no disfrutar.

¡El truco es ir eliminando el miedo! Para eso hay dos secretos en el libro, uno es la información contrastada y otro es poner en práctica aquello que no nos ha permitido estar del todo satisfecho. Para lograrlo y sentirse más animado están todos los testimonios de Sexo sin comillas, pues hay ejemplos para cada caso. Lo que cada uno de nosotros ha sentido y que nos produce insatisfacción, alguien más lo ha vivido y lo ha superado. En el libro cuento cómo es en cada caso.

¿Te das cuenta que a través de lo que publicamos podemos ayudar a la salud sexual de los demás? Alguien me dijo una vez, eres una sanadora sexual, y sonó muy importante. Pero creo que tú, Soltera DeBotas, también lo eres.

SDB: ¡Gracias!,que honor hacer parte de esta causa tan estimulante y colocar un granito de arena. Es más divertido quitarse los miedos y desnudar nuestros deseos lejos de la culpa. Y bueno, si la reencarnación existe, creo que en alguna vida pasada nos quemaron en la hoguera por librepensadoras y brujas.

¿Los juegos prohibidos siguen siendo lo más apetecido?

MPR:

Los juegos prohibidos siempre tendrán candidatos. Pero el tema está en que definamos lo que es prohibido. ¿Lo que no podemos hacer? ¿Lo que nos gustaría y no nos lanzamos a hacer? ¿Acaso es eso que hacemos y no nos atrevemos a contar? Para mí tiene relación con lo que no practico porque no me veo haciéndolo, y seguramente tú me puedes dar una definición diferente.

 ¿Qué es para ti lo prohibido?

SDB: Aquello que te da un paraíso de felicidad a cambio de ocultarte en la oscuridad de un secreto, lo que desafía las convenciones sociales. Y sí, lo prohibido es relativo y su interpretación dependerá si se tiene moral dispersa o mentalidad más beata.

¿Un buen amante nace o se hace, o es un poco de ambas?

MPR:

Un amante es el que ama por definición. El que mejor ama en la cama para B no es el que mejor ama en la cama para S, porque todo está en lo que nos atraiga de nuestro menú sexual. Hay sexo para todos los gustos, velocidades, temperaturas y hasta heroicidades. Lo que importa es que tú y tu amante compartan algo que a los dos les haga volar y los deje plenos, con ganas de más. Si quieres repetir es porque esa persona te ha dado algo que te potencia. El mejor sexo, para mí, es el que conecta cuerpo y alma y el que no genera culpa.

SDB: Aunque existen personas que tienen el maravilloso don de leer y complacer los apetitos del otro. Yo creo que la experiencia ayuda para que el amante aprenda “cositas” y se desenvuelva con mayor soltura.  

tumblr_muegrmM5p51qa70eyo1_500 ¿Qué consejo le das a las DeBotas para que vivan el sexo sin comillas? MPR: Te voy a escribir un breve manifiesto sexual. DeBotas del mundo: - Vivamos el sexo en toda su dimensión y cada encuentro como si fuera el último. - Hagamos lo que más nos interesa en la cama, aprendamos de nuestro cuerpo, y conectémoslo con la mente para disfrutar de esa conexión sublime. El sexo puede ser la actividad más placentera de nuestras vidas. Sólo nosotras podemos cambiarlo si no funciona, sólo nosotras podemos decidir sobre nuestra vida sexual. - El sexo nos permitirá conocernos mejor a nosotras mismas y a nuestras parejas. Elijamos las mejores experiencias sexuales y parejas cómplices y responsables para aumentar nuestro deleite. ¡Que el placer nos acompañe! 13 de abril de 2015 SDB: AMÉN, amiga mía   @SolteraDeBotas y @mariapazruiz www.twitter.com/SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas www.instagram.com/SolterasDeBotas Visita mi página web: www.solterasdebotas.com  

Imágenes de la Película "the gentlemen prefer blondes"

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

01

03

2015

Solteras DeBotas

La puta que llevo dentro

Por: Solteras DeBotas

Ava-Gardner1

Debo aclarar que no cobro ni un peso por tener sexo, es más, lo doy gratis. Tampoco cambio de amantes como cambiar de pantaletas, ni soy la chica Cosmo que se sabe de memoria aquellos trucos para seducir al susodicho, y desconozco la lista de moda con tips infalibles que supuestamente me harán más ardiente en la cama. Y mucho menos, presumo de mis encantos y voluptuosidad para escalar posiciones o manipular cerebros blandos con penes duros.  Soy puta, no porque hago de todo sino porque disfruto de todo, soy dueña de mí placer, estoy orgullosa de mi cuerpo imperfecto y saboreo mis orgasmos sin restricciones.

En mi caso no surtieron efecto las altas dosis de remordimiento, que intentaron inyectarme en los tres colegios de monjas en donde estudié. Al final decidí que era mejor ser leal a mí misma porque siempre me pareció más excitante la independencia que la hipocresía.

En la antigüedad la mujer estaba destinada a cumplir ciertas convenciones sociales, el sexo era únicamente para fines reproductivos y era mal visto que una fémina se dejara llevar por sus “bajas pasiones”, ya que podía ser tildada de puta. Por tanto su suerte y sexualidad dependían de otros, menos de sí misma. Así que las opciones eran terminar como monja más por obligación que por convicción, casarse con un tipo sin sentir una pizca de amor o sufrir del escarnio público por vender su cuerpo.  Y no, no tiene nada de malo en querer ser beata, esposa o zorra, siempre y cuando sea una decisión libre.

Con el pasar del tiempo la definición de “puta” se hizo más ambigua y confusa, por un lado empezó el bombardeo y el afán por convertirte en el objeto del deseo, todo para que tu pareja no se vaya a buscar afuera eso que no le estas dando. Y en el otro extremo están los prejuiciosos, esos que preguntan de forma inquisidora, cómo aprendiste a hacer ese movimiento y con cuantos te has acostado, o los que te aconsejan que dejes esa vida de casquivana pues ningún hombre decente te va a tomar en serio. Triste pero cierto, después de siglos y siglos, tu sexualidad tal vez siga en manos de terceros!!

tumblr_m82faqAFKu1r47flwo2_r4_500

Carajo! si yo me acuesto con alguien es porque me encanta, porque siento ganas, porque tengo derecho al placer. Y sin presiones experimento una forma de comunicación, que se manifiesta con el intercambio de fugaz felicidad a través de los seis sentidos. Es una relación de gana-gana y no tengo miedo de dar porque sé que en la misma medida recibo. Así como también tengo mis momentos para decir NO en letras grandes, pues yo elijo con quien y cuando, porque respeto mi cuerpo.

Cuando fui consciente de mi independencia erótica supe que el camino no sería fácil, de modo que cada una de mi acciones debajo de las sábanas tendría sus consecuencias por fuera de ella. Si ser puta es disfrutar plenamente de mi sexualidad, entonces lo soy. Y qué tiene si me gusta ver porno, si a mi vagina la llamo lolita y si soy de las que gimo durísimo sin importar lo que piensen los vecinos. Lo cierto es que me considero una fémina común y silvestre, que disfruta tener sexo con la luz prendida y hacer el amor con los ojos cerrados.

Y no es que este glorificando el sexo, es todo lo contrario, para mi es algo tan normal como comer, dormir u orinar, el alboroto es de la gente mojigata que lo mira con ojos de pecado.

Eso sí, por más que lo intentara nunca aprendí a comportarme como una dama en la sociedad, tal vez porque no nací con cara de mosquita muerta, mis labios y tatuajes no me ayudaron, además mis comentarios siempre me delataban. Pienso que esa frase patriarcal de “santa en la calle y puta en la cama”, parece más adecuada para féminas con trastorno de doble personalidad. Yo estoy más allá del blanco o del negro, soy la misma persona con o sin ropa, no me comporto de acuerdo a la ocasión o por representar un papel para complacer a alguien. Soy más que santa, soy más que diabla, soy más que un rompecabezas de estereotipos, soy una mujer de verdad.

¿Y qué dice la puta que llevas dentro?

Solteras DeBotas

  www.twitter.com/SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas www.instagram.com/SolterasDeBotas

Visita mi página web www.solterasdebotas.com

12

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

18

01

2015

Solteras DeBotas

El placer culposo de las fantasías sexuales

Por: Solteras DeBotas

brain paper fantasias

Por Soltera DeBotas y María Paz Ruiz

Pero qué nos importa la opinión de la gente fría, siempre que nuestras almas, más ardientes y más nobles que las suyas, sepan disfrutar de lo que ellos no perciben”.

Marqués de Sade

SDB:

Incapaces de ser pronunciadas en voz alta, son como susurros que se ocultan detrás de aquella sonrisa de buena samaritana. Masturbar la cabeza con pensamientos que desencadenan los más profundos apetitos y que muestran el lado más oscuro pero tal vez el más libre.  Relatos eróticos que se repiten una y otra vez en la mente, sin embargo pierden fuerza al acercarse de forma peligrosa a la realidad. El eterno dilema de materializar las ganas y sucumbir ante la tentación o simplemente callar y saborear en silencio aquel deseo que se pierde entre prejuicios.

Deleitarse con las sensaciones extremas que representan el encuentro con lo prohibido, lo inusual, lo bizarro y hasta lo doloroso porque hay muchos caminos intrínsecos para llegar al goce. Las fantasías sexuales son un “guilty pleasure” como cuando introduces el dedo en la torta de chocolate ajena, es algo que encanta y excita, no obstante se desfoga en la clandestinidad cuando nadie te ve, pues en algunos casos genera culpa, que es fruto de ese temor a perder la compostura y a que te tilden de puta.

Relax take it easy, en tu imaginación no vive la policía de la moral y buenas costumbres, no existen las barreras y no te van a juzgar las monjitas del colegio donde te graduaste hace 16 años. Así que es posible tener sexo furtivo en un avión a 30.000 pies de altura… con el piloto, o nadar desnuda en una playa desierta y ser el objeto del deseo, no de uno sino de dos morenos ardientes que ofrecen sus tonificados cuerpos para darte felicidad.

Aunque no soy nada fanática de la trilogía “Cincuenta sombras de Grey”, ni he soñado con el famoso cuarto rojo del excéntrico y tóxico millonario (Así esté más bueno que el pan), reconozco que su éxito radica en haber calado a profundidad, en los deseos de muchas mujeres que se encontraban sumergidas en la cotidianidad y lograron despertar aquellas ganas de explorar el sexo más allá.  Bien por las féminas, mal por la verdadera literatura.

Lo afrodisíaco del asunto radica en experimentar aquello que no es común o fácil de concebir en la realidad propia, por ejemplo tener sexo en un lugar atípico o tal vez público, también reside en anhelar a un determinado tipo de persona con el que no se ha estado, algunas soñaran con el alemán de dos metros con ojos grandes y azules, (yo voto por Michael Fassbender) o preferirán como mi amiga francesa revolcarse con un latin-lover de piel canela a lo Mario Cimarro que le diga cosas sucias en español. Los deseos son juegos muy personales, así que cada quien se inventará la historia o el contexto ideal-absurdo para recrear una situación que desencadene en el mejor sexo desenfrenado.

Pero qué sucede cuando la imaginación no es suficiente y buscas la materialización de tu fantasía?

Fantasias eroticas

MPR:

Cuando cumples tu fantasía, en ese mismo instante deja de ser una fantasía.

Al debatir el tema y compartirlo en tertulia con amigos y confidentes, me encuentro con confesiones parecidas.

“No es tan rico como parecía”

“Me lo imaginaba más divertido”

“En un trío siempre sobra uno, lo grave es que sobraba yo”

¡Fantasías hay tantas como calzones en el mundo! Y como son fantasías, no importa si son políticamente correctas porque como están en la cabeza no caben las culpas.

Pero lo dicho, lo que puede estropear ese glorioso estado mental de soñar con una fantasía, es que se lleve a cabo y salga patas arriba. SDB: Obvio que se corren riesgos cuando se decide concretar la fantasía erótica, tal vez sea una ruleta rusa del sexo, la disyuntiva de imaginación vs realidad,  pero no tiene que ser una situación catastrófica.  Luego de hablar con algunas amigas y efectuar un foro en donde participaron varias seguidoras del blog, también encontré relatos de polvos que cumplieron las expectativas y además de orgasmos trajeron buenas anécdotas y sobre todo liberación.

MPR:

Me encanta que a la gente se le cumplan sus sueños eróticos, pero déjame hablarte de los casos que resultan mal. Aquí te paso las mejores fantasías rompe-hechizo que me han contado.

Fantasía sexual de hacerlo en una iglesia: A esta amiga simplemente el hecho de ver altares, cirios y caminar por un sitio de culto le despertaba su libido.

(Esta misma lúbrica mujer coqueteaba hasta el infarto con el cura por razones similares, después siguió con las fantasías reptilianas de hacerlo entre serpientes, y por último tuvo fantasías de hacerlo con hombres muy bajitos. Hoy es novia de un enano sadomasoquista)

SDB:

Yo también tengo una amiga que se creía Blancanieves, con decirte que le encanta Tyrion Lannister el de Games of Trones y dice que los bajitos tienen el pene grande, lo importante es que ella tuvo su final feliz y no precisamente con un príncipe azul.

MPR:

Fantasía de hacerlo con muchos tipos y con los ojos vendados: esta mujer soñaba con hacer parte de una gang bang solidaria, pero cuando yo me la imaginaba con toda suerte de individuos que empecé a describirle, cambió lo de los ojos cerrados por un columpio de cuero y lo de la multitud sexual por conocer a un hombre de personalidad múltiple.

SDB:

Como decía Oscar Wilde, “ten cuidado con lo que deseas porque se puede convertir en realidad”, menos mal hiciste que tu amiga cayera en cuenta y antes de presumir en tremenda maratón, lo mejor es que empiece de poquito en poquito, probando con un loco, luego con dos y a medida que tome confianza pase a otros niveles. MPR:

Fantasía de hacerlo con una actriz porno: Muy frecuente en los hombres y difícilmente materializable, sólo conozco a un amigo que sí la cumplió y que me dijo, “tengo que confesarte que aunque yo sabía que era una conejita de Playboy, era pésima en la cama”.

SDB:

Esa fantasía de la actriz XXX es tan típica del adolescente que habita en ellos, sin embargo algunas féminas no se quedan atrás y sueñan con echarse una faena bien porno con Nacho Vidal.  Que la vieja sea un clon de Pamela Anderson y talla 38B no es garantía que sea buena amante, por ejemplo a un amigo le encantan las mujeres bien feas porque según él son más entregadas y complacientes.

El buen sexo no se limita únicamente al físico de la persona sino de más variables, pero cada quien con su fetiche.

VVR-080318RE2

MPR:

Fantasía de hacerlo con alguien mucho más viejo o vieja: Removiendo a Freud y la búsqueda del padre o la madre en el sexo, aparecen los que sueñan con alguien que les duplique la edad. Esta fantasía se cumple más a menudo y se sustenta en el erotismo que da la experiencia, representada en los años, las canas, algunas arrugas, el dinero, la popularidad, o el poder que entrañe eso que sólo los años puede aportar.

Ahora se pusieron de moda las MILF (Mother I Would Love to Fuck). Milfs preciosas hay millones. Ahora ser madre es sexy para muchos y es un argumento para que ellas sepan que después de la maternidad se puede estar increíblemente deseable. Las madres, por el mero hecho de serlo, entrañan un valor distinto.

Esa mamá trabajadora, echada para adelante, risueña y que se ve tentadora, empieza a ser apetecible (recuerdan  a Sofía Vergara, quien gana atractivo con cada Año Nuevo).

Sin embargo, esta fantasía se le vino al suelo a un conocido, quien me contó su historia con la mamá de su mejor amigo.

La mujer lo citó en un hotel y se puso toda la artillería para una mañana de pasión. Pero lejos de vivir el momento más erótico de su vida, el tipo tuvo problemas de erección.

Sentados en el comedor los tres, los nervios los traicionaron y su amigo le dio la patadita de la suerte. Fin de la historia (aunque él sigue queriendo volver a ver a la mamá de su amigo sin ropa)

SDB:

Yo por el contrario tengo las situaciones de algunas amigas veteranas que han cumplido su fantasía de tirar con alguien menor y están radiantes por las dosis de colágeno que reciben, pues les ha ido divinamente con los pollitos o toy boys,  que compensan su aparente inexperiencia con el ímpetu, los abdominales y las energías que da la juventud.

MPR:

Fantasías de cuero: Los tacones, los látigos y las fustas son artículos que pueden hacer trabajar la imaginación de los amantes. El que quiera juego, que los pruebe y que aumente su menú sexual. Conozco una pareja de más de setenta años que lo practica y que admite tener una vida sexual apabullante, y ella, entre otras cosas, está en clases de Pole Dancing.

Pero en el otro caso, está la historia del neófito en BDSM: (Bondage/Dominación/Sadomasoquismo)

Se compró todo el atuendo que creyó necesario y se metió en una fiesta para amantes del Sadomaso. El tipo creyó que eso consistía en dar golpes sin venir a cuento, sin respetar ninguna regla. Terminó fuera de la fiesta y vetado de forma vitalicia.

SDB:

Aunque es medio soft y algo así como pequeñas perversiones para dummies, conozco a varias que lograron montarse en la película y se transformaron en la versión criolla de Anastasia Steele, pese a que no pudieron conseguir un ejemplar similar a Cristian Grey (por obvias razones), siempre hubo algún amante latino-ardiente dispuesto a someterlas y a jugar con las cositas básicas del BDSM como vendarlas con una corbata gris o esposarlas a la cama.

MPR:

¡Bien por todo lo que signifique disfrute!, pero en honor a los amigos que tengo en la comunidad BDSM, debo decir que vendar con una corbata o poner esposas de peluche no es más que un juego de cama para principiantes, y que lo otro es un universo sicológico de una profundidad que no se compra con kits ni con libros de consumo masivo.

SDB: Anótate un punto María Paz, no obstante por algo se empieza, de lo light a lo más guarro, sino les puede pasar como a tu amigo que por andar de entusiasta lo vetaron.

MPR:

Fantasía con la vecina, o con el amigo de tu hermano: Tan típica como la bandeja paisa. El coqueteo con estos personajes suele ser muy estimulante. Todos alguna vez hemos tenido una fantasía de estas, y suelen dar subidones de autoestima y alguna risa cómplice pasados los años. Si la cosa prospera, entonces deja de ser fantasía y se transforma en lo que llamo sexo casual, porque qué casual que ella viva tan cerca, o que él venga tanto por mi casa a preguntar por mi hermano cuando no está.

Si se materializa, pidamos para que sea un maravilloso sexo casual. Si no, pidamos volver al preludio erótico que le daba la fantasía.

SDB:

Para evitar el asunto de verle nuevamente la cara o la preocupación de si se rompe o no el delgado lazo de tensión sexual, se puede recurrir a la fantasía de acostarse con un desconocido. Conocer en un bar al tipo sexy del que apenas sabes su nombre, coquetear de manera abierta y descarada, para luego revolcarte sin presiones ni prejuicios disfrutando del momento, y al día siguiente cada quien sigue su camino.

MPR:

“Permíteme soñar con tu boca, con tus ojos y con el cuerpo de tus palabras, no me dejes confirmar si todo lo que sueño es tan bueno como mi imaginación me dicta”.

SDB:

En definitiva hay deseos exhibicionistas o secretos, clichés o exóticos, con altos grados de lujuria o sentimentales, de fácil realización o producciones casi hollywoodenses con libreto, reparto estelar y efectos especiales. De cualquier modo son más placer que culpa y hay que dejarlos que vuelen libres por la mente, ya que permiten el enriquecimiento de la vida sexual tanto para los que alimentan inofensivas utopías como para los que se arriesgan a cristalizarlas.

¿Y cuál es tu fantasía sexual? SDB y Ma Paz @SolteraDeBotas feat @mariapazruiz                                                                                                               www.facebook.com/SolteraDeBotas Visita mi página web www.solterasdebotas.com

María Paz Ruiz. Próximamente publicará un libro de entrevistas sexuales con Intermedio Editores en Colombia.

1

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.