BLOGS Actualidad

Tags de Posts ‘Príncipe Azul’

07

02

2016

Solteras DeBotas

Si las “Disney Princesas” fueran feministas

Por: Solteras DeBotas

Angry-Snow-White

Érase una vez, una bloguera de botas mágicas que recibió un regalo muy especial de su amigo Fatalicious, un hermoso libro de cuentos de los hermanos Grimm que ésta devoró como chocolate en víspera del día 28…

La sarcástica damisela se dedicó a leer dicho texto, para profundizar en aquellas historias que hacen parte del imaginario colectivo y que llenaron de cucarachas las cabecitas de millones de niñas de muchas generaciones, razas, países y estratos sociales, hasta el punto de desear convertirse en princesas, sin tener en cuenta que vivimos en otra época donde las mujeres tienen más voz y botas que hace 300 años y que la realidad sentimental es bastante diferente a una quimera…

Unos siglos más tarde las producciones de Disney empeoraron la cosa, le pusieron rostro y dieron vida a estos relatos llenos de personajes extremos, que eran demasiado buenos o demasiado malos. También suavizaron las narraciones originales cambiando algunos detalles que eran bastante terribles y al final conocimos una versión más light y comercial, más al gusto de la soñadora audiencia.

Y aunque debo reconocer que las últimas películas de Disney, como Frozen, Valiente y Maléfica han empezado a mostrar a un tipo de mujer más real e independiente, más heroína que princesa, también debo decir que el daño ya está hecho, para ser más exacta desde 1937 cuando estrenaron la película de Blancanieves.

No es la primera vez que se escribe sobre el tema, ya que hay bastante seda y encajes para cortar, por eso quiero dar mi versión al estilo DeBotas y como buena bruja que soy, me inventé una poción bien traviesa y lancé un hechizo a todas las princesas de cuentos de hadas, transformándolas en féminas independientes y sin pelos en la lengua. No solo hice esto para divertirme un rato e imaginar cómo se comportarían, también quise demostrar que estas historias ayudaron a reforzar en nosotras ciertas conductas que durante muchas décadas hemos creído correctas pero no lo son.

953032_1329324716836_full

La poca solidaridad de género

Una detalle que sobresale en los cuentos de hadas es la falta de apoyo entre las mismas chicas, pues la mayoría de villanos son mujeres llenas de amargura, transformadas en arpías que compiten o envidian a otras mujeres ya sea por su belleza, juventud o porque ostentan esa aura de inocencia que dichas brujas no tienen. En lo personal he tenido que trabajar mi prevención hacia las mosquitas muertas (mea culpa). Pero lo cierto es que si no estamos unidas jamás seremos fuertes.

Si estos personajes fueran feministas algunas de las historias simplemente se caerían por su peso, por ejemplo la Reina Malvada no se habría sentido intimidada por la lozanía de Blancanieves, pues aceptaría que cada edad tiene su encanto y hermosura, como lo demostró Susan Sarandon que a sus 69 años lució en los SAG Awards un tremendo y sensual escote.

399352_1268837770144_full

La victimización

Para ser una verdadera princesa hay que sufrir a cántaros y dejarse pisotear porque en el fondo debe tener espíritu de mártir, pues luego de tanto padecer llegará la tan anhelada recompensa, o sea el marido y un final feliz. Este formato fue adoptado de manera exitosa en las telenovelas y algunas canciones de los 80’S, ¿Es que acaso no recuerdan a las abnegadas Topacio, Cristal y Esmeralda?

Sin ser psicóloga y solo a punta de sentido común llegaría a sospechar que varias de estas señoritas tenían graves problemas de autoestima, ya que no hay una razón de peso para permitir semejantes abusos. Por ejemplo, si Cenicienta hubiera tenido el suficiente carácter no habría dejado que usurparan la casa de su padre, que legalmente le correspondía a ella y mucho menos aceptado que la pusieran a trabajar de domingo a domingo como a una esclava.

ariel gif

Renunciar a sí misma por un tipo

En la historia de Hans Christian Andersen posteriormente endulzada por Disney (en el cuento original a ella la mandan para la friend zone). La sirenita vende su melodiosa voz a la bruja del mar, todo para que ésta le dé un par de piernas bien torneadas y sin celulitis, con la esperanza que el príncipe que se parece a Matt Bomer se enamore de ella, contando solo con sus encantos físicos pues la pobre queda muda, sin posibilidad de opinar ni decir ni mu!! Y además de tal sacrificio debe renunciar a su familia, amigos y a todo su entorno marino.

La sirenita en versión feminista, ya le habría dicho las siguientes palabras al susodicho: Si me vas a querer, acéptame como soy con mi cola de pescado. Ah y también es importante que negociemos varios temas en la relación, ya que para mi es sustancial tener mi espacio o más bien muuucha agua, te aclaro que no pienso dejar la vida que tengo en el océano y mis aventuras acuáticas, porque me fascina cantar y bucear con mis amigas… sino te gusta, chao, pescao !

1430948986-0

Un príncipe Azul te solucionará la vida

A la pobre doncella se le acabaron los problemas económicos porque se levantó un marrano, perdón a un rey que estaba tapado en plata. Y la Bella Durmiente salió por fin del maleficio-del-sueño-profundo que la tuvo hibernando cual marmota, gracias al rescate del valiente y pervertido héroe con cierto gusto por la somnofilia.

En estas fábulas de fantasía los príncipes azules tienen cabellos abundantes, son expertos en castigar brujas, apagar incendios, matar dragones y sobre todo les encanta reclamar su trofeo más grande que consiste en levantarse a la más bella, inútil y sumisa dama-trofeo de toda la comarca.

Una princesa con el chip de mujer moderna hace rato habría exclamado que no necesita a un tipo millonario porque ella trabaja y para eso fue que estudió. También habría salido de viaje a conocer otros bosques, masacrado al dragón de un hachazo sin ayuda de nadie (O lo habría convertido en su mascota como hizo Daenerys Targaryen) y por último pero no menos importante, no dejaría que un príncipe por muy apetecido que fuera, la besara sin su consentimiento, no sin una primera cita para conocerse y sin haber averiguado sus datos en Facebook o Tinder.

belle

Conceptos errados del amor y la conquista

Eso que hizo la Bestia con la ingenua Bella, de retenerla en un castillo sin dejarla salir, se llama nada más y nada menos que secuestro.  Si después ella se enamoró de semejante sujeto fue porque le dio el síndrome de Estocolmo. Y aunque se le puede abonar a Bella que no fue superficial y quiso a la Bestia más allá de su físico ya que no le importó lo peludo, la conclusión es que esta clase de relación amorosa no puede catalogarse como sana y normal.

Para nada es romanticismo creer que luego de un baile o de un primer beso, ya son el uno para el otro, o dejarse llevar por espejismos y sin la oportunidad de conocerse de manera profunda, sin apreciar las virtudes reales y aceptar los defectos, esos que acompañan a cada ser humano del planeta.  Otro colmo de los colmos, es enloquecerse por ir a una fiesta en un gran salón a exhibirse como ganado, para que un galán con complejo de niño en dulcería pueda escoger a la que más le guste, ya que solo una será la “afortunada” y tendrá el honor de convertirse en su esposa, o sea que al resto las eliminaran como si estuvieran en un reinado.

Si estas hermosuras de princesas hubieran leído a Simone de Beauvoir y a Betty Friedan, o por lo menos tenido las zapatillas del sentido común sobre la tierra, habrían comprendido que no son vaquitas o premios y que las relaciones se dan entre dos personas libres, en donde ambos tienen el derecho a elegir lo que más les convenga.  Una princesa sensata entendería que primero debe quererse a sí misma, tener una vida y luego sin sometimientos construir una relación de buenos amigos, novios o amantes.

the-nameless-disney-princes-prince-charming-png-230042

Y bueno, si a algunos hombres del siglo XXI (No todos) les espantan las mujeres independientes y cuando oyen la palabra feminismo les da alergia, comezón y dolor de cabeza, imagínense el pánico tan terrible que habría sentido un caballero del siglo XIX, si se hubiera encontrado con alguna de estas princesas en versión empoderada. Estoy casi segura que de forma inmediata habrían sido tildadas de neuróticas o complicadas por anhelar un destino diferente y exigir igualdad. Lo cierto es que los finales de los cuentos no serían tal y como los conocemos, lo más probable es que estas chicas políticamente incorrectas, se habrían convertido en brujas, conseguido un amante de orejas puntudas, o de manera insalvable se habrían quedado solteronas. Y colorín colorado este cuento no se ha acabado… @SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas www.twitter.com/SolteraDeBotas www.instagram.com/solterasdebotas/

 Visita mi página Web www.solterasdebotas.com 


Imágenes tomadas de películas de Disney: Blancanieves, La Cenicienta, La Bella y la bestia, La bella durmiente y La sirenita.
Fuentes: Como serían las princesas Disney si fueran feministas de Barbijaputa, Cuentos de los hermanos Grimm de Philip Pulman.

9

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

29

11

2015

Solteras DeBotas

Las 10 resoluciones de una soltera feliz

Por: Solteras DeBotas

kinopoisk.ru

Dependiendo de las gafas que tengamos puestas, una cosa puede ser considerada buena o mala, dulce o amarga, divertida o aburrida, ya que siempre estamos etiquetando todo a través de los ojos de la dualidad, es decir que clasificamos las situaciones de dos formas, en lo que nos gusta y lo que no nos gusta.

Por ejemplo, para muchas féminas estar sin pareja es una excitante aventura y para otras es una tortura china que consiste en una leeenta espera. Y no es que la soltería sea mejor o peor que el matrimonio, hay casadas felices y casadas infelices, así mismo hay solteras felices y solteras infelices. En resumidas cuentas, de acuerdo a la madurez emocional y experiencias vividas, cada quien habla del baile según cómo le fue en él.

En mi caso prefiero colocarme unos lentes cristalinos y ver todo de la mejor forma posible, no tengo porque esperar a que me inviten a la pista, entendí que puedo bailar sola, entretenerme de lo lindo y armar tremenda fiesta con los que se quieran unir.

Y bueno, estas son mis resoluciones:

1. La soltería no es un estado temporal: o un lapso mientras aparece el utópico hombre de tus sueños, es una elección y un estilo de vida donde puedes abrirte al mundo, realizar actividades enriquecedoras, crecer a nivel profesional y conocer personas interesantes sin la tortura de las expectativas. Viviendo cada amistad, romance o equivocación como una historia memorable para recordar, degustando cada polvo, cada salida a tomar café o cada conexión profunda con mucha intensidad, lejos de pensar que esos encuentros deben terminar en noviazgo o matrimonio.

2. El príncipe azul es un mito: Nos metieron en la cabeza muchas cucarachas, entre esas que la dicha máxima se alcanza cuando la paciente damisela después de muchos obstáculos encuentra por fin a Christian Grey, Mark Darcy, o Edward Cullen. Lo cierto es que el bienestar propio no puede estar supeditado a la aparición triunfal del dichoso caballero de cualidades ficticias con la gastada promesa que nos cambiará la existencia. Una cosa es encontrar una pareja que se convierta en tu complemento y otra muy diferente, pensar que un tipo te va a dar el amor que tú misma no te das. Un novio no es la solución de necesidades insatisfechas, carencias afectivas o la cura milagrosa que sanará dolores pasados y anulará conflictos internos. Lo siento, esos rollos mentales son tu responsabilidad.

3. Hay que volverse sorda: Si los que te critican no te mantienen, no tienes por qué escucharlos. Haz caso omiso a las tías desocupadas, arpías de oficina o excompañeros del colegio que todavía siguen creyendo que la mujer es el pilar del hogar y la guardiana de la sagrada institución del matrimonio y que su misión más importante en el mundo es conseguir un marido y tener muchos bebés. De la presión social puedes pasar rápidamente a la depresión si pones excesivo cuidado a ciertas gentes con pensamientos estrechos que no han entendido que los trenes no te dejan, que los santos no necesitan ser vestidos, pues los tiempos han cambiado y las mujeres mucho más.

4. Fortalece tu espíritu: En algún punto del camino, se volvió más importante quitarse la celulitis que los miedos, conseguir títulos o comprar cosas. Y no es que este mal consentirse, prepararse, desear una mejor calidad de vida, o verse bonita por fuera, el problema es olvidar que la verdadera felicidad viene del interior. Si siempre estas esperando a que los otros actúen de la forma que deseas o que algún día cambien su comportamiento, debes preguntarte ¿Qué hay de ti? ¿Acaso no tienes aspectos que mejorar? Tu panorama progresa solo cuando dedicas tiempo de calidad a trabajar en ti misma. Ojo, no es darse palo pues también debes cultivar el amor propio. Y no importa en lo que creas, ya sea que reces, hagas mantras, abraces árboles o vayas al psicoanalista, busca la manera de convertirte en un mejor ser humano. Luego cuando lleguen los momentos difíciles, te lo agradecerás.

5. Deja de ser la víctima:  no eres la única a que ha sufrido por amor, si te vas a un centro comercial con un megáfono y pides que levanten la mano aquellas personas a las que alguna vez le rompieron el corazón, te darás cuenta que el 99.9% responderá afirmativamente. Las relaciones son un experimento entre dos seres humanos con cualidades pero también con muuuchos defectos, por tanto es lógico que bastantes veces las vainas salgan mal. Todas las personas tenemos nuestras historias dolorosas, nos han lastimado y hemos lastimado, en cualquier aspecto de la vida se gana y se pierde, ¿Por qué el amor iba a ser una excepción?  Cuando un idilio no funciona, aléjate, aprende de este y sigue adelante, si decides continuar allí, entonces no te quejes.

sophia-loren-Young

6. Viaja y ten hobbies estimulantes: compra tiquetes en temporada baja, coge tu mochila y vuela a cualquier sitio que represente salir de tu zona de confort, empieza a borrar las líneas que delimitan tus fronteras mentales.  Saborea la comida típica del lugar, visita los museos, los sitios históricos, habla con la gente, tómate 2 cócteles, no te cepilles el cabello y deja que el clima o la libertad te recuerden que alguna vez fuiste rebelde.  Si te gusta pintar, no lo pospongas más, simplemente hazlo por el placer de crear garabatos, escribe si tienes la inspiración alborotada, o si quieres hacer catarsis canta a todo pulmón aunque no tengas esperanzas de convertirte en la próxima Adele.

7. Sé valiente sin resentimientos: muchas féminas confunden este talante con ser grosera o neurótica. Las que a viva voz presumen de su audacia o de lo cabronas que son, en realidad están asustadas y se ocultan bajo el disfraz de “solteras” porque prefirieron refugiarse en sus miedos para huir de los encuentros amorosos desafortunados.  Como dice El Principito: “Es una locura odiar a todas las rosas solo porque una te pinchó”. La auténtica valentía radica en sobreponerse, regresar cada vez más fuerte y continuar la vida sin perder la sonrisa. Los rencores son venenos que no le hacen daño al susodicho, sino a la testaruda que los alimenta, este tipo de batallas no vale la pena lucharlas. Y en definitiva, no tienes que demostrarle nada a nadie sino a ti misma.

8. Ensaya las relaciones informales: desde amigovios, follamistadparches, amigos con derechos, encarretes hasta los encuentros casuales que no tienen nombre en la enciclopedia de los polvos sin compromiso. Desarrolla tu practicidad yaprovecha ese acto de egoísmo que implica deleitarse del otro sin culpas. ¿Si no experimentas como sabrás lo que en realidad te gusta? aprovecha tu lado erótico y tu lado romántico, pero no dejes de abrir tus posibilidades y tu percepción. Siempre será mejor vivir al máximo, sin perder tiempo valioso tratando de agradar a los demás, o quedarse preguntando que hubiera sucedido si…

9. Prueba la soledad: esta no muerde, ni asusta por las noches como lo han hecho creer algunas personas. Es más que un apartamento vacío, es la cálida satisfacción de ser la dueña absoluta de tu tiempo y de saber que lo utilizas para actividades relajantes e individuales. Leyendo a tu autor favorito, escuchando ese playlist de música indie que no suena en la radio, masturbándote o cocinando algo exquisito para ti misma. Así como hay mujeres que les gusta la variedad sexual y los fines de semana excitantes, hay otras que prefieren planes más tranquilos y que nadie perturbe su territorio de sigilo, cualquiera de las dos opciones está bien dependiendo de lo que quieras y lo que te apetezca.

10. Tu vida no es una serie de TV: la soltería tiene muchos matices y aunque te encanten (como a mi) ciertas heroínas light que de alguna manera reivindicaron el papel de las solteras y son fuentes de inspiración para muchas de nosotras. La verdad es que este estilo de vida no es tan glamoroso como lo pintó Carrie Bradshaw, ni tan neurótico como lo vivió Ally Mcbeal, o tan lleno de desatinos cual Bridget Jones. Entonces con las botas sobre la tierra debes elegir el rumbo en el que te sientas más cómoda, construir con sabiduría tu presente, divirtiéndote con lo que tienes y siendo feliz con tu realidad sin pensar o anhelar ningún estereotipo.

Y por último debes aceptar la premisa más importante: que el problema nunca será el estado civil, sino la forma en cómo ves la vida. @SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas.com twitter.com/@SolteraDeBotas

Visita mi sitio web: www.solterasdebotas.com

 
Imágenes: Sophia Loren

1

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

15

02

2015

Solteras DeBotas

Carta de una mujer sensata al señor Cincuenta Sombras

Por: Solteras DeBotas

jamie-dornan-fifty-shades-of-grey-3

Estimado señor Grey

Reconozco que eres es el sueño de muchas mujeres en el mundo y la gallina de los huevos de oro de E.L. James.  Como si fueras un dios griego salido del monte Olimpo, tienes todo los ingredientes para convertirte en el sujeto del deseo. Y si te “escaneara” de arriba hasta abajo, podría deleitarme con tu cabello abundante, ojos grises e impenetrables, cuerpo atlético, piernas bien torneadas, ah! y se me olvidaba un detalle importantísimo, tu potente y gran pene.

Y como si tu belleza exterior fuera poco, se le suma que eres multimillonario, bien vestido, todo un empresario exitoso, dueño de Grey Enterprises y de quien sabe cuántos negocios más. Para seguir alargando la lista, también eres culto, hablas varios idiomas, sabes tocar el piano con destreza y hasta piloteas helicópteros.

Pero si crees que esos atributos son los que ponen a volar a las féminas y que tu club de millones de fans te idolatra por todo lo anterior… bueno, debo aceptar que estás en lo cierto, el poder seduce. Sin embargo también tengo que decirte que falta el detalle más importante, esa estocada final, el jaque mate y esa dosis de opio, que las deja bobas, pérdidas y estúpidamente enamoradas de ti.

Querido Christian, sucede y acontece que tu mayor atractivo no radica en lo bueno que estás, ni en tu encanto, ni en tu dinero, sino en tus cincuenta sombras. (Yo creo que son más de cien). Tus demonios son el mayor afrodisíaco para aquellas mujeres testarudas que les encanta rehabilitar gamines. Que gracias al marketing,  la pornografía barata, el “verdadero” amor y toda la artillería cursi, revivieron las esperanzas de convertir a un chico malo.  Lo que empezó como una novela erótica, me sorprendió con un giro inesperado de película de ciencia ficción, muy a lo Star Wars, pues en un abrir y cerrar de ojos, pasaste del lado oscuro de la fuerza, a la luz.

cincuenta-sombras-de-grey-dakota-johnson-jamie-dornan-pelicula-3-crop

Eres inofensivo cuando surges como tema trivial de conversación entre amigas, cuando no eres real y solo alimentas las fantasías eróticas de echarse un polvo medio salvaje. Y está bien que las mujeres se imaginen toda clase de cosas ricas y perversas contigo, sin embargo te vuelves peligroso para aquellas lectoras vulnerables que te ven como un príncipe azul moderno en versión BDSM, que cambiaste el traje celeste por un vestido de diseñador y corbata gris, que ahora no tienes caballo sino un carro último modelo y que tu paquete (no me refiero al pene) incluye una gran cantidad de perturbaciones que mantendrían bastante ocupado al señor Freud.

Cuando lanzaste aquella típica frase de hombre-que-no-conviene: “Yo no soy nada, Anastasia. Soy un hombre vacío por dentro. No tengo corazón”.  Más de una se derritió y humedeció la silla, fue algo así como la versión porno del cuento del Mago de Oz.  Y cual Dorothy tratando de salvar al hombre de hojalata, supieron que habían encontrado su meta en la vida y era convertirte en un tipo normal, capaz de tener una relación estable, sin contratos, ni látigos, ni fustas.

Te confieso que el tema de la sumisión lo disfruto pero solo en la cama, pues de la puerta de mi alcoba hacia afuera y en mi vida cotidiana, no permitiría que nadie intentara ponerme esposas, jaulas de oro, guardaespaldas o cualquier grillete mental que coarte mi espacio e impida mi libertad. Pienso que tus prácticas sexuales son el menor de tus problemas.

Entiendo que tuviste una infancia difícil y por esta razón muchas mujeres justifican tus perturbaciones y personalidad abusadora. ¿Hasta qué punto hay que ser tolerante con tu comportamiento? O sea, que si salgo con un tipo que lo maltrataron cuando niño y ahora me lastima a mí, ¿Lo tengo que aguantar?

Puedo ser solidaria con tu dolor, pero esto no significa que me vuelva la exorcista que se empeña en espantar tus fantasmas del pasado. Ni es razón suficiente para que yo me meta en una relación tóxica, ya estoy muy grande para perder el tiempo. No puedo llegar al límite de olvidar, que ante cualquier tipo de maltrato no debe existir ninguna excusa.

Jamie-Dornan-Fifty-Shades-of-Grey-luces

Lo siento, tampoco tengo vocación de electricista para arreglar el problema de iluminación que tiene tu cabeza loca y no cuento con los reflectores suficientes para alumbrar esa cantidad de sombras que oscurecen todo su ser. En este caso, creo que será más efectiva una sesión con tu psiquiatra que el mejor de los polvos con sabor a vainilla.

Estoy convencida que yo no sería tu tipo de mujer, pues no soy una chica insegura e ingenua como Anastasia, que por cierto sufre de baja autoestima y durante toooda la trilogía, no se cansó de repetir lo adonis que eras y que no entendía como semejante espécimen se fijó en ella.  A diferencia de la señorita Steele, la diosa que yo llevo dentro, se quiere y mucho !. Una fémina perspicaz comprende que en la vida real, Christian Grey no es tan fascinante como lo es en el papel.

Mí sexi y trastornado magnate, lamento informarte que una mujer sensata no quiere dramas, ni que la asfixies, ni que la celes de forma enfermiza o que la compres con suntuosos regalos materiales, solo porque tu corazón lleno de sombras es muy tacaño para darle lo único que ella pide y que solo un hombre maduro emocionalmente puede darle, y esto se llama: amor.

@SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

Visita mi página web www.solterasdebotas.com

Imágenes: Fifty Shades of Grey -Movie
 

6

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

18

05

2014

Solteras DeBotas

Carta de una Bruja al Príncipe Azul

Por: Solteras DeBotas

Bruja y Principe Azul

Querido Príncipe Azul

Como no hago parte de la nobleza y mi pasado fue más bien tormentoso, eso de comer cuentos de hadas siempre me causó indigestión, por tanto nunca me interesó que me coronaran y mucho menos convertirme en la princesa de alguien. La verdad es que me dan lástima esas damiselas de cabellos laaargos, que prefirieron pasar sus vidas esperando en el balcón hasta que tú llegaras algún día a rescatarlas de una vida aburrida.

Decidí hacer cosas productivas y empecé a estudiar Magia para desarrollar a grandes escalas mi intuición femenina y otros dones, además no soy como la Cenicienta que está esperando un marrano que la saque de pobre, mejor dicho, nunca me ha interesado depender económicamente de nadie.  Años después me gradué con honores en la Escuela de Brujas, siendo mí tesis uno de los hechizos más célebres entre los 7 reinos. Poco a poco mi renombre creció tanto que a punta de sortilegios, manzanas “premiadas” y pociones me volví una empresaria exitosa y compré mi propio castillo. 

Quiero decirte que no tengo nada en contra tuyo, pero sucede que el azul no es mi color favorito y pienso que no le luce a todo los tipos. Entiendo que a la larga no eres culpable de vivir en el pedestal en donde te elevaron desde tiempos ancestrales y sospecho que muchas féminas con la ayuda de Disney se montaron en la película del final feliz contigo. Y es entonces cuando te volviste igual de mítico que Pie Grande, Cupido y el Monstro del lago Ness.

bruja

Me cuesta creer que seas la combinación perfecta de todas esas cursilerías contradictorias con  que sueñan las niñas. Un caballero con su lado salvaje, Inteligente no sabiondo, sensible sin ser pendejo, millonario pero sencillo, guapo y nada narciso, amante del compromiso, buen polvo, que escribes poemas y también practicas kickboxing, que no miras a otras… en fin, solo te hace falta flotar con tu capa para ser una especie de Superman.  Hmmm llámame pesimista pero creo que de eso tan bueno no dan tanto, me parece que tú y tu corcel blanco no encajan en estos tiempos y prefiero vivir en la realidad.

Aunque no ha sido fácil la vida de emancipación que escogí y en ocasiones algunos aldeanos me fastidiaron durante mis tres siglos de soltería, porque hablaba con mi gato negro y mi empleada del servicio era un duende. Luego me encantaba ver sus caras de pánico cuando se acordaban que soy bruja y entonces no volvían a hacer ningún comentario por temor a que les pusiera una verruga gigante en sus caras o los convirtiera en algo que ya eran: sapos o lagartos.

Mientras la Bella Durmiente se quedó roncando durante 100 años con la esperanza que aparecieras, yo opté por divertirme y de vez en cuando salí con “tinieblos” en el sentido literal pues los muy lobos aparecían en luna llena, sin embargo tengo buenas historias que contar y además nos revolcábamos de lo lindo. Así mismo cada semana sigo disfrutando de  planes con las “brujis” como el respectivo aquelarre o la noche de karaoke.

brujas

No me imagino paseando contigo en tu lujoso carruaje por la verde pradera, en primer lugar porque tengo mi escoba y segundo también puedo volar. Tampoco preciso que me protejas con tu espada cuando camino por el bosque pues sé defenderme bastante bien.  No quiero un salvador sino un compañero, por eso eres alguien impensable en mi existencia y solo con el pasar del tiempo supe que no necesitaba que me ofrecieras tu mundo simplemente porque ya tengo el mío.

Hace algún tiempo conocí a un sujeto maravilloso, hasta el punto de dudar que tal vez el mito no era ilusorio y existía la posibilidad que fueras tú. Por fortuna me equivoqué al comprobar que el prospecto que me gusta, es un ser humano autentico, con defectos, que suda, que se despeina, que se emberraca, sin embargo me trata como a una reina y me está haciendo feliz.

Así que empecé a escribir mi propio cuento en donde soy dueña de mi destino y mi comarca, con las botas sobre la tierra para entender que tu “señor perfecto” o mejor conocido como el Príncipe Azul no eres mi tipo de hombre por la sencilla razón que no existes.

FIN @SolteraDeBotas la Bruja www.facebook.com/SolterasDeBotas Visita mi página web www.solterasdebotas.com  

Imágenes: Príncipe Azul y Bruja Malvada, Villanas- Disney, The Evil Queen by Grégoire Guillemin

27

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

04

07

2013

Solteras DeBotas

Y vivieron felices: La mentira más grande

Por: Solteras DeBotas

Blancanieves realidad

No entiendo en que momento entré a participar en la competencia de la mujer más hermosa del reino y erróneamente creí que mi belleza y el haberme casado con un príncipe eran garantía de felicidad.  Muchos años después me miro en el famoso espejo que fuera de mi difunta y arpía madrastra, para darme cuenta que mi angelical rostro no me va durar toda la vida y que hubiera preferido ganarme el premio de la más inteligente.

Aunque mi existencia no ha sido mala, pues he tenido muchas satisfacciones, quería contarles la verdadera historia detrás de aquel glamoroso final feliz, en donde la gente siguió creyendo que mis momentos se quedaron enmarcados y congelados en una utopía.

5

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

28

09

2012

Solteras DeBotas

No es que mi estándar de hombre sea alto

Por: Solteras DeBotas

Estandar de hombres

Dicen que algunas mujeres están solas, porque son demasiado exigentes. En el caso mío, es diferente, pues no exijo cosas muy descabelladas y mis estándares no son altos como dice mi mamá. Lo que sucede es que no han podido entender mi posición, la cual es no irme con el primer aparecido, como hacen muchas mujeres por el desespero de la soledad. Simplemente me gustan los términos medios y eso es lo que necesito, ni menos ni más…

Categoria: Amor y Sexualidad

27

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

19

09

2012

Solteras DeBotas

Erase una vez una Soltera

Por: Solteras DeBotas

La princesa Blancanieves

Empiezo diciendo que desde chiquita fui una ilusa, que en mis años tiernos vi tantas películas de Disney, que terminé creyéndome la historia del príncipe azul con caballo blanco, rumbo hacia el arco iris en donde me esperaban un castillo y un final feliz.

Categoria: Amor y Sexualidad

6

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.