BLOGS Actualidad

Tags de Posts ‘Pareja’

04

09

2016

Solteras DeBotas

¿Por qué a veces la soltería nos da tan duro?

Por: Solteras DeBotas

Friends Rachel Monica Phoebe

La periodista Gloria Steinem alguna vez dijo que  “Una mujer sin un hombre, es como un pez sin bicicleta”, y con esto quiso expresar a través de un refinado sarcasmo, que las féminas somos seres independientes. Y obvio que en el papel esto suena bastante lógico, sensato e inteligente, hasta que se nos alborota la malparidez existencial en uno que otro fin de semana, en Amor y Amistad, Navidades… y entonces toda esa teoría de autosuficiencia tan bonita se va para la porra.

Aunque desde hace varias décadas existen las neo solteras, aquellas mujeres que de manera autónoma deciden no tener pareja, pues sus prioridades en la vida son otras, como desarrollarse en el ámbito profesional y viajar por el mundo,  lo cierto es que todavía quedan resabios del pasado, en donde la soltería sigue dejando ese amargo sabor de boca y esa triste etiqueta de la fémina más de malas que no ha tenido la fortuna de ser escogida por ningún hombre, esa cuyo nivel de obediencia y encantos no le alcanzan para merecer una relación estable, o peor aún, es considerada medio problemática y por eso no le cuajan los noviazgos.

Cada mujer es un mundo y experimenta circunstancias particulares, por eso hay varias clases de solteras, algunas son felices y otras no tanto. Sin embargo existen factores comunes que tal vez pueden influir en la manera cómo percibimos este estado civil. Después de 3 tazas de café y un brownie, encontré 4 posibles detonantes:

Presión Social:

Estigmas que por desgracia se instalan en la mente de muchas mujeres que piensan que tienen algo malo y que por eso están solteras. Y no, estar soltera no tiene nada de malo, no eres una fracasada si estas soltera, como tampoco es un triunfo casarse, eso quizás era lo usual en el siglo XVIII pero en los tiempos actuales, sin quitarle relevancia al amor, la vida de una mujer va más allá de conseguir un buen partido.

El acoso social del círculo cercano no ayuda mucho porque de manera sutil o bastante directa se encargan de recordarte que te falta algo, que tus logros y triunfos no son nada, si no has podido encontrar al amor de tu vida. Como si tu sola no bastaras, como si fueras una mujer inconclusa que necesita convertirse en el apéndice de alguien para poder realizarse.

La liberación femenina quizás nos dio un poco de tiempo, ya que ahora no nos vemos obligadas a casarnos a los 15 años y que podemos hacer más cosas que antes, aunque al final, una se encuentra con la sociedad tradicional que envía la respectiva cuenta de cobro, y a medida que pasan los años te recuerda tus “obligaciones” como mujer, las de ser esposa y madre y que ya es hora de coger juicio, o es que te olvidaste del tic tac- tic tac del reloj biológico. Como si fuéramos una french-poodle-tacita-de-té a la que le alargaron la cuerda solo un poco, pero que finalmente sigue amarrada.

Idealización romántica  

Porque el amor es y ha sido nuestro tema favorito, porque nos dijeron que éramos seres emocionales con sentimientos a flor de piel  y desde siempre fue nuestra especialidad  eso de respirar, hablar y vivir a través del romance. Y aún en tiempos modernos tales premisas siguen perpetuándose pero disfrazadas con un toque actual, por ejemplo están las comedias románticas que cuentan la vida de la típica mujer exitosa y neurótica que por fin encuentra al tipo que la quiere con todos y sus resabios, o las publicaciones de “chica cosmo” donde te explican como pescar al tipo esquivo, o  las historias esotéricas que hablan de almas gemelas, de la otra mitad de la naranja o del supuesto hilo rojo que te conecta con alguien, y esto es solo por enumerar varios ítems de la lista.

Porque nos hicieron creer que allá afuera existe un hombre perfecto para nosotras, que los cuentos de hadas tienen el poder de convertirse en realidad y que el príncipe azul aparecerá si creemos en él. Y es allí cuando nuestros ideales románticos se chocan con una sociedad cada vez más individual, más cruda, más digital pero menos conectada a las relaciones profundas y duraderas,  además nos encontramos de frente con muchos hombres (no todos)  que no saben qué hacer con una mujer del siglo XXI, porque también ellos fueron criados para buscar a alguien idóneo, pero que más bien se parezca a su mamá, y en vez de eso se encuentran con féminas cada vez más similares a ellos.

Dependencia Emocional

También existen los casos de aquellas chicas que tienen miedo a la soledad, que les genera ansiedad el hecho de no tener pareja. Su extrema necesidad de afecto las lleva a creer que sus problemas emocionales cesaran cuando encuentren al amor de su vida, que la solución a esa carencia afectiva está representada en un tipo cuasi hechicero con el poder para curar las heridas aún abiertas. Que su talento excepcional llenará los agujeros de sus autoestimas aporreadas, y que será el salvador que a punta de abrazos y compresión, las hará olvidar todo lo oscuro, que las rescatará de lo malo y que ese gran amor la redimirá.

Esta clase de féminas suelen apegarse demasiado y por muy duro que suene, se vuelven intensas, buscan con desespero a una pareja y por lo general escogen mal por la premura del hambre y se arman tremendas películas. El tener un amor, es para ellas una fuente de seguridad, porque  todavía no se han hecho cargo de sí mismas, pues creen que factores externos, en este caso llámese “hombre de los sueños” solucionará aquellos traumas que solo ellas tienen el poder de resolver, y que realmente lo lograrían si se pusieran en la tarea de autoanalizarse, de hacerse cargo de su asuntos y obvio, también les ayudaría quererse un poquito más.

Por eso cuando duran un tiempo sin pareja, se sienten solas y vacías, y mientras no aparezca aquel sujeto fabuloso, ellas seguirán identificándose como seres quebrados a la espera del tipo que una todas sus partes como si fuera un rompecabezas.

Las épocas de sequía:

El estar dentro del grupo de las nuevas solteras no significa odiar o renegar del amor, solo que no se manifiesta como una necesidad apremiante.

Hay muchas mujeres estables y sin mayores rollos que en determinados períodos de sus vidas desean disfrutar de una buena compañía, ya sea de manera temporal o en ciertos casos están en búsqueda de algo serio. Ellas no esperan que otro les baje la luna pues lo hacen solitas sin ayuda, no obstante su independencia no choca con el deseo de sentirse queridas,  tienen un amor propio fortalecido y también mucho cariño para dar a otros.  Y es que no nos digamos mentiras, pues un amor bonito nos alegra la vida hasta el punto de cambiar nuestro genio, de hacernos brillar los ojos, y sacar sonrisas estúpidas en medio de un tráfico horrible, pues se siente bien estar con un hombre especial que nos expresa su entusiasmo y su deseo. Cuando una relación de pareja es ecuánime, puede ser muy placentera, porque se construye con afecto, confianza, respeto y buena comunicación. Y eso es lo que anhelan muchas féminas del planeta, y no está mal quererlo, solo que debe entenderse desde una perspectiva madura.

Pero a veces por diversas circunstancias del momento, no es sencillo encontrar a alguien que tenga los mismos valores e igual intensidad en los sentimientos, entonces se prolonga por tiempo indefinido el verano y la sequía, que por cierto vienen acompañados con las típicas preguntas existenciales, que se mezclan con la presión social, con la mitología del caballero de armadura brillante y demás pensamientos recurrentes que se alborotan en aquellos días donde la cama se ve más grande que lo usual.

Si bien no somos pescados y a algunas si les gusta montar en bicicleta, por más verracas e independientes que nos consideremos, la verdad es que no somos de palo, ni tampoco robots,  y a veces si se extrañan las cosas chéveres de estar con una pareja, y no es ningún pecado o debilidad reconocerlo, lo que si es aburridor es armar el drama y creer que necesitamos de alguien para ser plenas y dichosas. Nadie, absolutamente nadie puede decirnos como vivir y mucho menos condicionar nuestra felicidad, que es nuestra y por ser nuestra, tenemos el poder de romper con las tradiciones y conceptos que nos jodieron la vida, tenemos el poder para elegir.

 

Solteras DeBotas

www.twitter.com/SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas

www.instagram.com/SolterasDeBotas

Visita mi sitio web: www.solterasdebotas.com

 

Imagen: Friends serie TV

3

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

23

11

2014

Solteras DeBotas

¿Cuándo una soltera se convierte en solterona?

Por: Solteras DeBotas

claudia-cardinale

Aunque para algunos las palabras soltera y solterona son la misma vaina porque en ambos casos no se tiene marido, es importante aclarar que la primera es considerada una sabia elección y la segunda es un insulto y algo así como una especie de maldición.

Si te crees desdichada por ser parte de la famosa estadística de: “una de cada diez amigas del grupo no tiene novio, no se ha casado y no tiene hijos”, déjame decirte que la delgada línea no radica en la edad, ni tampoco en la cantidad de gatos, o en el número de romances fallidos en tu record de citas, la diferencia está en la actitud con la que ves la vida y en no prestarle atención a los pendejos desocupados que se dedican al acoso social.

Más que un “estado civil” existe lo que llamo el “estado mental”,  y a veces sucederá que la pinta de ejecutiva, los tacones sexis de los viernes y el último Smartphone del mercado, no serán suficientes si se tiene la cabeza llena de telarañas y pensamientos de solterona del siglo antepasado. Aclaro que no me gusta ni poquito utilizar ese vocablo peyorativo, pero inevitablemente representa el lado oscuro de la soltería.

Y antes de pensar que te estas convirtiendo en la versión criolla de “Eleanor Bernathy” la loca de los gatos que sale en Los Simpsons, es bueno acordarse que el concepto de solterona viene de la antigüedad y representaba a la mujer carente de autonomía que debido al contexto en el que vivió, no tuvo más opción que dedicarse a vestir santos. Por el contrario tú eres libre de hacer lo que te plazca, como por ejemplo dedicarte a desvestir a los no tan santos.

Cuando se acaba la esperanza y llega la sequía surgen los sentimientos de “solterona obligada” que lleva bastante rato sin encontrar a ese prospecto y manifiesta su necesidad por tener a alguien al lado. No hay que volverse aquella desesperada que baja sus estándares al conformarse con trogloditas y tampoco ser tan ilusa como para soñar con el príncipe azul que raya en lo perfecto. Independiente si se busca al mejorcito o al nada que ver,  ambas situaciones son diferentes manifestaciones de un mismo problema y cada una en su extremo está revelando gran angustia.

En cambio, una soltera madura a nivel emocional será feliz con o sin compañía. Y esto no quiere decir, que de vez en cuando no extrañe la vida en pareja, simplemente no hay perturbación por tener la cama vacía.

telluride-girl-with-suitcase_420

Las relaciones son ensayo y error, a veces te descacharás escogiendo al más guache, y tal vez en un círculo vicioso seguirás saliendo con el mismo tipo de hombre pero con diferente rostro, entonces un día cansada de los dramas y el dolor dirás con resentimiento que has decidido nunca más enamorarte, que ya no te quedaron fuerzas para invertir en un negocio tan riesgoso como el amor.

Aquí aparece la “solterona con heridas sin cicatrizar” que se refugia en dicho estado como aversión a las malas experiencias. Se dedica a alimentar rencores hacia el pasado y al mismo tiempo siente miedo del futuro al pensar que todos los sujetos son iguales, en conclusión no disfruta el presente porque sus rollos no la dejan.

Darse totazos es parte de la vida y de la enseñanza, pues no será la primera ni la última del planeta a quien le rompen el corazón. Sin victimizarse, hay que entender que el fracaso se convierte en éxito si se aprendió alguna cosita buena de todo lo malo que sucedió. Una cosa es elegir la soltería como estilo de vida y otra muy diferente utilizarla como una coraza para protegerse del sufrimiento.

claudia cardinale 2

Cuando te comparas con la amiga que consiguió esposo gringo, que tiene una casa de 3 pisos, bebés de ojos azules salidos de un comercial de pañales y el perro labrador color miel, se materializa la “solterona autocastigadora” que se culpa como lo hacían en sus tiempos, esas tías beatas añejas de infelicidad que se encerraron por cuenta propia en el amargor de sus vidas.

No existe una edad estipulada en donde las mujeres debamos casarnos y/o tener hijos. Es más, donde carajos dice que es obligación el matrimonio o que seamos una fábrica de niños?  La realización personal no depende de una pareja o de la maternidad, además el mundo está lleno de féminas sufridas y mal acompañadas. Como he dicho en ocasiones anteriores el estado ideal es independiente al estado civil.

En conclusión una verdadera soltera vive una gran historia de amor consigo misma,  aprovecha cada instante y al son que le toquen baila. Aunque no tiene una relación sentimental tampoco se cierra a conocer sujetos interesantes, disfruta de los hombres más no los necesita, ni tampoco los odia. Anda liviana por el mundo y su libertad no reside en la frase cliché de: “Puedo hacer lo que quiera y cuando quiera porque no tengo un novio que me joda”. Su libertad es porque dejó atrás a los prejuicios sociales, la dependencia afectiva, malos recuerdos y sobre todo los miedos, o sea la carga emocional que pesaba.

Por eso cuando algún baboso le insinúa que la está dejando el tren, ella contesta burlonamente con aquella canción de Charlie García que dice: “No voy en tren, voy en avión, no necesito a nadie, a nadie alrededor”.

¿Y en qué momento pasas de soltera a solterona? Pues tu misma lo decides!

Solteras DeBotas

  www.twitter.com/SolteraDeBotas

www.facebook.com/SolterasDeBotas www.instagram.com/SolterasDeBotas

Visita mi página web www.solterasdebotas.com

Imágenes: Claudia Cardinale 

12

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

06

04

2014

Solteras DeBotas

El Sexo Gourmet

Por: Solteras DeBotas

art-lips-pop-art-woman-Favim.com-122060

Un día de aquellos bien ajetreado, tenía tanto trabajo y  tan poco tiempo que se me pasó la hora del almuerzo, instintivamente mi tripas sonaron y pensé que debía buscar algo que meter en mi estómago, por consiguiente fui a comprar un perro caliente en la esquina.    Unas semanas después en la tranquilidad de mi apartamento, mientras tomaba un exquisito Cabernet Sauvignon, empecé a saborear lentamente su densidad y el aroma frutal inundó mi olfato, cada sorbo fue como si disfrutara de la última copa de vino que había sobre la tierra, entonces en voz alta dije “Sabe a placer”.

Y llegué a la conclusión que así mismo pasaba con los polvos, mientras algunos son deliciosos, otros simplemente son fisiológicos y no es que sepa mal la salchicha callejera pero en definitiva es más satisfactorio, cuando en vez de “tener” sexo decides “degustar” sexo.

Por ejemplo cuando vas a probar un famoso plato de un restaurante que te recomendaron, no lo haces solo porque tienes hambre, sino que utilizas todos tus sentidos para experimentar dicho manjar de la cocina Gourmet y esto va más allá del acto de comer. Volviendo al contexto, no quiere decir que cada vez que te eches un polvo deben salir fuegos artificiales, ni hacer piruetas exóticas como si fueras acróbata del Cirque du Soleil. La clave es darle a tu sexualidad la importancia que se merece y no  limitarse al “mete y saca” o hablar de vaginas y penes sino de excitar la mente que es el ingrediente primordial.

Sin saberlo yo era una sibarita sexual y librepensadora, que tenía claro estos conceptos, no obstante fui juzgada durante mucho tiempo por una manada de mojigatos que no comprendían que la creatividad de los seres humanos nos hace diferentes del resto de especies que limitan el coito para fines reproductivos.

Entonces como una señal, mi amiga “Ninfaura” me compartió un artículo sobre el Orgasmo Gourmet y luego encontré un eBook llamado Sexo Gourmet que fueron mi inspiración e incentivo para comprender que mis pensamientos y deseos iban en la dirección correcta, aunque también sentí envidia pues lastimosamente no se me ocurrió la genial idea de escribirlos primero!  Sin embargo quisiera compartirles algunas recetas aprendidas para que las incluyan en su menú erótico.

hotdog2

Convertir el sexo en algo excelso es una tarea que se debe llevar a cabo con una pareja (Ya sea estable o de turno) con potencial de sibarita que tenga imaginación y espíritu de Chef, y al igual que en la comida se deben tener en cuenta: la calidad de los ingredientes, la forma de preparación, aprender cuál es la cantidad justa de picante para sazonar, respetar los tiempos de ebullición que en el caso de nosotras las féminas es más complejo, tampoco olvidar la presentación del plato y luego deleitarse con la degustación.

Todos los pasos mencionados son fundamentales porque el Sexo Gourmet no tiene como objetivo principal el coito, pues no hay que pensar únicamente en llegar a la meta sino disfrutar de todo el recorrido. Es un camino excitante que inicia desde el  juego de miradas, en escoger el ambiente adecuado, tal vez salirse de las barreras de una cama, generando una disposición de cuerpo y alma, por consiguiente dedicarle largo rato a la etapa de seducción y cocinar a fuego lento las emociones y las ganas.

Las mujeres respondemos apasionadamente al tacto debido a que tenemos mayor sensibilidad en la piel, por eso los aperitivos llamados besos y caricias, que se sirven antes del plato fuerte nos encantan. Nuestro olfato que también está muy desarrollado se estimula cuando un sujeto huele bien y desprende masculinidad combinada con un encantador perfume. En el caso de los hombres, siguen conservando su espíritu de cazador y les gustan los juegos, también son más visuales así que volaran con esos detalles que fascinen a sus ojos, como una pequeña y provocativa prenda de lencería.

No faltará quién crea exagerado invertir tanto esfuerzo en un polvo, y está en todo su derecho si piensa que es feliz y hace feliz a su pareja con un recurrente menú a base de papas fritas y fast food, aunque a largo plazo su relación y vida sexual sufrirán de presión alta y colesterol. Pero mi argumento más contundente ante los incrédulos es: ¿Si el sexo es bueno porque no convertirlo en algo mejor? @SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas Visita mi página web www.solterasdebotas.com

Nota: Este post está basado en el libro Sexo Gourmet de Núria Jorba y el artículo “The Under
F**ked Pussy Epidemic” (Every Woman Needs To Read This!!) de Kendal Williams

1

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

10

01

2013

Solteras DeBotas

El fantasma de la EX

Por: Solteras DeBotas

la ex

Basado en el típico caso donde el susodicho comete una “ligera” equivocación y confunde tu nombre llamándote como a su EX…

Reconozco que mi blog es un monumento al Ego y que el 95% de las entradas han sido dedicadas a mí misma y cuando menciono a otros es para hacerlos quedar mal.  Pero a quien no le gusta la auto contemplación? Aunque es plácido hablar de uno mismo y ser el centro de atención, esta vez he decidido ser buena gente y compartir un 5% de mi espacio en la Web para expresar solidaridad femenina, así digan que entre mujeres nos tiramos muy duro quiero dedicar el siguiente post a una gran amiga. Y cual Corín Tellado me pondré a escribir historias de los demás !… Al menos por esta ocasión.

Me parece muy madura la actitud de dos personas que a pesar de haber terminado una relación, se hablen sin rencores y se traten con respeto como símbolo de lo que alguna vez vivieron. Quisiera contar que a mis EX los perdoné y me alegra que les vaya bonito,  cual diplomáticos de países vecinos en algún momento del camino hemos departido y hasta sacamos chistes de los viejos tiempos; pero aquí en confianza no es que me interese de a mucho convertirme en la súper hiper mega amiguis de ellos.  En resumen: Les deseo lo mejor para su vida… pero bien lejos de mí.

2

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.