BLOGS Actualidad

Tags de Posts ‘Autoestima’

28

08

2016

Solteras DeBotas

Ama y suelta

Por: Solteras DeBotas

936full-jane-fonda1 Bloguera Invitada: “ChikaPin”  

Entender nuestros sentimientos ha sido casi un reto para todas las mujeres en todas las épocas de nuestras vidas, y lo seguirá siendo siempre. Puede que para algunos hombres también…., pero generalmente somos nosotras quienes queremos buscarle nombre a todo lo que sentimos. Es un hecho y una realidad.

Yo descubrí tras un minucioso análisis híper-racional con tintes extravagantemente irracionales, que desde ya hace varios días he tenido un sentimiento al que se le puede llamar Desazón, y que se siente como una mezcla explosiva entre tristeza e intranquilidad que te atraviesa como un flecha venenosa tu cabeza y corazón. En este hay llanto, enojo, duda, y miles de preguntas por resolver, que crecen de manera cíclica y parecen no parar. Sé que para muchas mujeres sonará familiar, y es porque obviamente se siente cuando atravesamos por la ruptura de relaciones no exitosas.

Pasa y sucede, que nuestras relaciones, aquellas que nos encanta decorar con letreros de ¨amor para siempre¨, y ¨para toda la vida¨, y que construimos con nuevos apegos, sueños e ilusiones que hemos acumulado desde que estábamos más jóvenes, no dependen solo de decir frases bonitas de ¡Yo te quiero, o te amo¡; las relaciones por muchas ganas, compresión, tolerancia, y demás que uno le ponga para que funcionen, son de dos, y estos dos seres deben estar sincronizados en sus sentimientos a un nivel 10. Si no es así en su base fundamental, no funcionan. Simple.

Además, nos encanta crear vínculos muy intensos y ponemos en ellos no solo nuestro corazón, sino toda una dependencia emocional y afectiva que muchos psicólogos podrían afirmar, no es saludable porque únicamente debemos depender de nosotros mismos. Pero muchos seres humanos no amamos así, libremente. El apego nos lleva a crear un miedo intolerable a la soledad, y nuestras emociones, pensamientos y demás están basados en el otro y cuando las cosas no funcionan, caemos, y nos derrumbamos inevitablemente.

No se si la desazón, es entonces un sentimiento, una sensación o un estado emocional obligatorio de una tusa, pero lo peor es que por tratar de exorcizarlo de cualquier manera, en su proceso pensamos, decimos y hacemos estupideces de las cuales solemos arrepentirnos después. Lo que si es claro, es que no debemos permanecer en él…

La vida tiene algo muy interesante, y es que cuando dejas de pensar en el dolor y empiezas a abrirte nuevamente a disfrutar de ti misma, esta se encarga de ponerte en el camino lo que necesitas. Tras semanas de sentirme mal, decidí buscar la ruta a la salida del laberinto emocional en el que me encontraba; y mi momento llegó hoy. Alguien me puso las cartas sobre la mesa por así decirlo, y me mostró que la formula puede ser simple: “Amar y soltar”.

El concepto envuelve la creación de relaciones no dependientes, respetar espacios e individualidades, disfrutar de cada momento de felicidad, valorar el amor recibido, sin esperar, asumir o idealizar situaciones o personas. Amar sin presiones o condiciones, sin miedo a la pérdida, liberándose de la necesidad, y sin alejarse de las metas y sueños personales. Aceptar los ciclos y dejarlos ir. (Así suene a cliché, o a frase de cajón).

Siendo sincera todas estas ideas las he escuchado de distintas formas muchas veces, leído en la web por distintos autores y demás; pero en este momento para mi suena tan liberador….. seguramente porque lo recibí de una persona sin pretensiones, o porque no me suena estilizado o académico, me suena sincero: “Amar y soltar”.

Asumirlo y llevarlo acabo es difícil y de hecho algo utópico, pero me ánima intentarlo solo por el hecho de que quiero volver a sonreír, recuperar mis fuerzas, salir de la tusa y llamarme a mi misma sobreviviente a un sentimiento que yo he querido llamar desazón. Lo hago por mi, mi mayor motivación hoy en día.

Mi sanación entonces comienza pensando en mi, dejando abierta la ventana a un buen amor de pareja en un futuro (porque recibir cariño es muy agradable y me lo merezco), pero entendiendo que si una persona llega a mi vida y las cosas no funcionan, agradeceré el amor vivido, pero lo soltaré cuando sea necesario. (Al menos eso intentaré)

Entonces si eres una sobreviviente a un desamor y no quieres volver a sentir esa flecha venenosa de la desazón, te invito a poner tus cartas sobre la mesa: Ama sin apegos, ama como una expresión de libertad.

ChikaPin

ChikaPin fue una de las ganadoras de la convocatoria para ser bloguera invitada, es diseñadora y marketer, con alma de fotógrafa, amante del arte, la música y la creatividad. Con ganas de viajar y recorrer el mundo, contar historias, y vivir buscando tranquilidad personal.   https://chikapin.wordpress.com/  

Solteras DeBotas

www.twitter.com/SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas www.instagram.com/SolterasDeBotas

Visita mi sitio web: www.solterasdebotas.com

 
Imagen: Jane Fonda 

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

15

08

2016

Solteras DeBotas

¿Por qué a algunas mujeres les gusta rehabilitar gamines?

Por: Solteras DeBotas

1.Marlon Brando

Me arriesgaría a decir que todas las féminas en algún momento de la vida intentamos cambiar a un chico malo. Quizás algunas fueron como yo, reincidentes, ilusas  y más tercas que una mula, con aquella necesidad fogosa de buscar a los peores chayanes emilios, para probar esa alocada teoría de que si es posible regenerar a un ovejo descarriado.

Hoy en día, siendo una mujer hecha y derecha, madura, evolucionada, coherente y propositiva (como dice mi amiga Sparkies) me considero curada de este mal y con toda la experiencia del mundo como saber con certeza, cuál es la clase de sujetos que en definitiva no quiero en mi vida. Desde hace algún tiempo salgo con un chico bueno y es fabuloso estar con una persona a la que no lo interesan las tragedias.

Hay que entender que no todos los gamines son iguales, hay unos más perturbados que otros. Algunos son del tipo guache con altos niveles de testosterona, unos son del tipo egocéntrico,  otros del tipo sensible-bipolar-manipulador, otros del tipo buen polvo y labia fascinadora. Y dice una famosa leyenda urbana, que la amiga de una amiga de una amiga, salió con uno que era la combinación de todas las anteriores, una especie de gamín mix.

¿Y por qué carajos hacemos esto?, ¿De dónde salen esas ganas absurdas de complicarnos la existencia con tipos más enredados que el laberinto de creta?

2.Marlon Brando

Porque nos enseñaron a creernos las salvadoras: Por los siglos de los siglos, los temas de amor fueron etiquetados como “cosas de chicas” y por ende, en el pasado y aun en tiempo presente se nos responsabiliza del éxito o fracaso de una relación, de ser el pilar del hogar y de sacrificarnos si es necesario. Y una de las tantas cucarachas que nos metieron en la cabeza, fue que las féminas de gran corazón podíamos suavizar a esos hombres de naturaleza tosca y tallar a un diamante en bruto, a punta de amor, paciencia y cantaleta. Esto fue y ha sido reforzado a través de la literatura romántica, de las telenovelas, películas, reality shows y de nuestra cultura latino-ardiente con sus diferentes refranes populares acerca de todos los milagros que una buena mujer puede lograr. Y cuales santas que redimen a las almas pecadoras, nos creímos el pajazo mental de ser lo suficientemente heroicas como para aceptar el reto de cambiar a un sujeto que lleva no-sé-cuántos-años-comportándose-de-la-misma-forma.

Por atracción sexual: Así como a muchos hombres les gustan las mujeres híper mega femeninas con pinta de doncella desvalida y vocecita infantil que les alborota ese deseo de mostrarse como protectores y proveedores. En algunas mujeres el equivalente es buscar aquellos tipos con atributos de macho alfa, o sea, fuertes, dominantes, apasionados, que van directo al grano, que así no sean los más bonitos, son seguros de sí mismos y sus actitudes audaces sugieren que pueden ser grandes amantes, de esos que las cogerán duro (en el sentido figurado y literal), pues dicen que los chicos malos tienen fama de ser buenos polvos, sin embargo luego que se les conoce un poco más, es lo único bueno que tienen, así que no vale la pena aguantarse los demás detallitos molestos, solo por el placer de una gran revolcada.

Porque se confunde lo excitante con lo inestable: Se pueden vivir emociones fuertes con mucha pasión, sin necesidad que exista el drama y de paso ahorrarse las lágrimas y las quejas eternas de lo que el tipo hizo o dejó de hacer. El hecho de salir con un sujeto decente, no quiere decir que la relación va a ser aburrida o sin chispa, pero ojo, he dicho un tipo decente, no un tipo bobo, esos si son bien aburridos. Bastantes féminas creen que las peleas, los celos, la manipulación y los efervescentes polvos de reconciliación, son sinónimo de estar vivas o de vivir intensamente, pero no, eso no es vivir intensamente, eso es puro y físico sufrimiento y se llama inmadurez.  Créanme, la estabilidad es reconfortante y eso de dormir tranquila, no tiene precio.  

gamin

Por baja autoestima: Cuando “una” sabe lo que vale, se dice a sí misma, naaa ya no estoy para perder el tiempo en estas pendejadas, pero una fémina con inseguridades y que no se quiere lo suficiente, se sentirá atraída hacia los atarvanes porque de manera inconsciente esa es la clase de hombre que ella cree merecer. Esto no me lo he inventado yo, pues muchos psicólogos afirman que en las relaciones románticas tendemos a buscar personas con autoestima similar a la nuestra, y que de cierta forma son un reflejo de lo que tenemos dentro y de allí esa afinidad que se genera por el otro. Y en este caso en particular, si nos gustan los tipos difíciles y problemáticos, eso habla mucho de nosotras, como dice el refrán “dime con quién andas y te diré quién eres”.

Por heridas de la infancia: A mi prima segunda Sara Fernanda (Si, que combinación de nombres más extraña) le encantaba salir con hombres cortados por la misma tijera, igual de mentirosos, parranderos y mujeriegos que su papá, quien por cierto la había abandonado a ella y a su madre cuando esta era solo una niña, y en los últimos años llegó a conocer a siete de sus hermanas y hermanos que estaban regados en diferentes lugares del país. Volviendo al tema, de cierta forma ella se culpaba por la ausencia de una figura paterna en su vida y pensaba que rehabilitando al gamín de turno podría ser aceptada por su invisible padre. Lo que Sara Fernanda hacía, era proyectar a su progenitor en sus parejas, creyendo que así vencería a ese fantasma. Y este es solo uno de los tantos casos, en donde los vacíos sin resolver del pasado, nos llevan a tomar en el presente decisiones desastrosas en el amor.

Ya sea por la edad, por la inexperiencia, por los rollos internos, o por pura confusión, en cierta etapa de la vida, se nos da por salir con chicos malos, tomando el camino más difícil y espinoso para aprender acerca de las relaciones románticas. Cuando maduramos y solucionamos nuestros problemas, cambiamos el chip y nos empiezan a gustar los buenos hombres, esos que si valen la pena y que no nos causan penas.

Mi conclusión final es que las féminas a las que les fascina rehabilitar gamines, también necesitan rehabilitarse y desintoxicarse, porque los tipos malos son como una especie de droga.  

Solteras DeBotas

www.twitter.com/SolteraDeBotas www.facebook.com/SolterasDeBotas www.instagram/SolterasDeBotas

Visita mi sitio web: www.solterasdebotas.com

 
Imágenes: Marlon Brando en sus años mozos, película un tranvía llamado deseo 

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

24

01

2016

Solteras DeBotas

La belleza es relativa… ¡y re – esquiva!

Por: Solteras DeBotas

Megol-a-koversegem_b13b1343983db054654bc6832e5ccc16 Bloguera invitada: Natalia Arango Patiño

Las mujeres en el mundo hemos logrado ser abogadas, profesoras, doctoras, policías, presidentas y algunas, hasta han llegado al espacio, pero… ¿Cuántas nos sentimos verdaderamente lindas? ¿Cuántas estamos seguras de nuestras caras y cuerpos, así tengan unos cuantos defectos? Mmm, vaya uno a saber. Siendo sincera, yo dudo muchas veces de lo que me muestra el espejo.

Desde tiempos de los tiempos, la fémina berrionda de racamandaca ha liderado cualquier cantidad de luchas para lograr una posición más justa frente al hombre y en medio de todo, se hizo acreedora a la horca, a la hoguera, al escarnio público, a ser tildada de bruja, loca, pecadora y a quedarse solterona pero, todo ese peligroso y agotador esfuerzo, que mucho logró, se está yendo por el caño, porque muchas estamos cayendo en la farsa de los cánones y, peor aún, en la competencia tan pecueca y agresiva entre nosotras mismas. Flotan y rebotan: gorduras y polímeros

Lo cierto es que cada etapa de la historia está marcada por un icono de prototipo de mujer. ¿No recuerdan a la voluptuosa y sensual Pamela Anderson, aquella que con su vestido de baño rojo -y sus grandes teclas, por supuesto-, hacía enloquecer a todos? Y ni las mujeres se salvaron de su atrayente imagen, porque muchas, cedieron ante la tentación de ponerse unos cuantos gramos -¿o kilos?- de gel siliconado en sus despoblados pechos y/o traseros, causando a su paso un sinnúmero de “huuuyyys”, sin contar las incomodidades corporales por soportar tales proporciones.

Es que cada época trae su ”estampita”: que Cleopatra con su cabeza rapada en el antiguo Egipto -qué sexy-; que Marilyn Monroe con su falda al aire, en los 50; que Marbelle, con su boquita pulida… Mejor dicho, hay hasta para tirar para el techo. Lo que sí tienen de común denominador, es su ente corpóreo: ninguna de ellas fue, o es, una langaruta. Esa pendejada de la onda light, que yo no sé quién fue el que se la inventó, está acabando con nuestra esencia redonda y suave. ¡Las viejas tenemos curvas!

Si, por ejemplo, en los años 20 la que mandaba la parada era la niña “trocita” -pero sana y feliz-, con piernas bien torneadas, nalga redonda y amplia y pelo con ondas, la de ahora es una flacuchentica con la barriga hundida, con una larga cabellera (hasta la ‘nies’) que parece una “cabuyera”, porque vive estirándose el pelo a punta de plancha o de keratina brasileña y con unas patas de garza que parece que no van a sostener el cuerpo. Yo no sé, pero como dice una amiga mía, “uno se pone flaco y se ve como pobre”.

Ahora, para ser linda y gustadora, aparte de saber administrar un perfil de “soy-multitarea-tengoperroygato-mecasoalos40porquesoyexitosa”, debe uno aceptar todas las críticas “constructivas” y adaptarse a lo que la gente está llevando; o sea: toca ser chévere y preciosa al mismo tiempo… ¡Una delicia! ¡Dónde me apunto! Para saber que, después de un tiempo de Pilates, CrossFit, cicla a las 5 am y batidos verdes, por un lado o salen pelos, o aparece una cana, o una pata de gallina, o una mancha. Nooo, ah, ¡disfrutemos la vida! Sin querer hacer apología al descuido, abracemos la almohada, tomemos un vaso de leche entera sin miedo al colon irritable, comámonos un chicharroncito bien tostado de 10 patas o bebamos una cerveza helada, todo esto, mientras se pueda; mientras la vida nos deje. Epílogo

Acá estoy, frente al espejo inmenso y acusador del baño de mi casa y, junto a mí, esos adiposos criminales que aún no han sido procesados: mis gorditos. Sí, estoy delgada, pero soy de esas flacas que esconden una fina colección de tejido con piel de naranja, más conocida en el bajo mundo como celulitis y una cadera prominente con piernas a juego, además de una barriguilla sutil (también tengo unos granos coquetos en cara y espalda, pero esa es otra historia). La batalla está por empezar: ¡Y uuno, y dooos, y treeess!   Natalia Arango Patiño Nota: Natalia fue una de las ganadoras de la convocatoria para ser bloguera invitada. Es Comunicadora Social, treintañera, paisa soltera (pero enamoradiza como un berraco), y fiel escritora de pendejadas.   Solteras DeBotas www.facebook.com/solterasdebotas www.twitter.com/solterasdebotas www.instagram.com/solterasdebotas

Visita mi sitio Web www.solterasdebotas.com

 
Imagen: Gif de Bridget Jones
 

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

25

07

2013

Solteras DeBotas

Ese hombre no te conviene

Por: Solteras DeBotas

Mal Hombre

El amor tiene esa cualidad de azucarar todo lo que toca, de adormecer los sentidos de la vista, oídos, intuición y hasta la inteligencia, por eso el pavimento se vuelve un jardín de rosas, las nubes son algodón de azúcar y el tipo es Mr. Perfecto.

Pero las que estamos en la tierra y que hemos tenido esos aterrizajes forzosos ( O estrelladas) nos hemos vuelto inmunes a los encantos de ciertos cretinos, por eso intentamos desesperadamente bajar de la quinta luna de Saturno a esa amiga que en un momento de soledad, baja autoestima o capricho decidió buscar compañía… mala compañía.

2

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

15

07

2013

Solteras DeBotas

Las mujeres reales tenemos curvas

Por: Solteras DeBotas

miss_piggy_Brunette

Tal vez suene familiar el título y les recuerde el nombre de una película, que para muchas mujeres podría ser de terror o para otras un film de ciencia ficción. Sin embargo no es ni lo uno ni lo otro, simplemente es lo que vivimos día a día con nosotras mismas y nuestro espejo.

En días pasados sucumbí a la tentación de chequear mi peso en una diminuta y malévola báscula, para gran sorpresa la cifra arrojada me indicó que la comida de las recientes vacaciones, todavía se encontraba distribuida en diferentes partes de mi cuerpo pues había aumentado 3 kilos. Y a pesar de ser una mujer con una buena (Y sana) autoestima no puedo negar que me sentí fatal.

En cuestión de segundos dentro de mi disco duro o más bien mi cabeza dura, hice un recuento de los días pasados y  empecé por analizar que había salido mal en mi reciente dieta: Contar calorías, cardio en la elíptica, desayunos con cereal y me repetía constantemente: Pero si la ropa me entra y por fuera me veo igual ahhhh!… posterior a esto me asusté con un futuro imaginario en donde era igual a Miss Piggy.  Surgiendo la culpa del ayer y la ansiedad del mañana, pensando en diferentes momentos menos en el que de verdad importa: “El presente, el de aquí y  ahora”.

Categoria: Mujeres

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

19

01

2013

Solteras DeBotas

Maravillosamente Imperfecta

Por: Solteras DeBotas

Pato

La adolescencia, aquella época de ingenuidad a mediados de los 90´s donde todavía quedaban vestigios del copete de Alf, los baggies fluorescentes y las jóvenes jugábamos con muñecos (Pero no de carne y hueso como hacen algunas culicagadas de esta generación).   Todavía recuerdo como si fuera ayer, al particular grupo de “amigos” del barrio que nunca supe si por cariño o crueldad me tenían un apodo muy particular: Boca de Pato, debido a la obvia razón que mi jeta es lo primero que se ve en la cara.

Aunque reía y aparentaba divertirme con el tema de mi sobrenombre y todas sus diferentes variaciones como La Cua Cua o simplemente pato, el contexto de aquella situación no hizo más que aumentar las inseguridades que una joven vive, pues me sentía una chica bastante exótica… tirando a rara o para ser más exacta en mi apreciación: Era fea. 

Categoria: General

0

1 voto2 votos3 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.