BLOGS Cultura

08
02
2012
ricardobada

Corazón de Pantaleón

Por: Ricardo Bada

De la fascinación de ciertos libros

Hoy empezaré por volver a transcribir un email de Juan Villamil, compañero de blogs en estas mismas páginas de El Espectador y a quien tuve el placer de albergar en mi blog el 18 del mes pasado. En respuesta a un email mío relacionado con unas crónicas que publiqué años ha, acerca del Ulises de Joyce, me contó lo siguiente:

07
02
2012
elmagazin

El Magazín

Por: elmagazin

Flickr, Ella's Dad

Flickr, Ella's Dad

El narcisista oficio de crear versiones

Juan Villamil (*) Si descolgaba de un tubo de metal en medio de esa barra, y esa barra arrastraba ondas hasta mi vaso de whisky on the rocks y lo removía, y todavía si la música –un viejo blues con altísimo volumen- empujaba ligeramente mi cuerpo, intento decir, si todo adentro del bar era por una u otra fuerza obligado a moverse, ¿por qué sus senos no se movían? Rígidos, la altivez de sus senos era el mérito que azuzaba...

07
02
2012
elmagazin

El Magazín

Por: elmagazin

Flickr, Sukanto Debnath

Palabras y torturas

Fernando Araújo Vélez (*) En un video, algunos militares arrastran a un perro por las calles de una ciudad de la manera más brutal posible. Luego lo bambolean, como si hubieran estado en una prueba olímpica de lanzamiento de martillo. En un segundo video,  otros militares  echan a otro perro a una hoguera.  Los asesores de la Armada Nacional, entonces, envían comunicados a diestra y siniestra en los que aclaran que no hubo tortura, sino...

06
02
2012
elmagazin

El Magazín

Por: elmagazin

Flickr, Arianna Marchesani

Flickr, Arianna Marchesani

Amores fugaces

Juan Carlos Urrea Veloza (*) “Ese día me puse el vestidito negro que tanto me gusta y que cosí con mis propias manos durante mi convalecencia, y adorné mi pelo con un sombrero que me regaló, desesperado, un pretendiente demasiado vulnerable de quien quedó el sombrero pero no el recuerdo. Había estado todo el día en casa, deambulando por ahí, oyendo a mamá gritar como loca que arreglara mi cuarto y que hiciera algo útil. Yo, sin...