BLOGS Cultura

17
09
2013
ricardobada

50 tuits más de la propia cosecha (25)

Por: Ricardo Bada

Hoy vuelvo a ofrecerles 50 tuits de mi propia cosecha, es decir, míos (puesto que parece que no se entiende bien lo que quiere decir el título de este post). Medio centenar de tuits de los que sigo publicando gracias a la generosa hospitalidad de@adrianagibbsm, @aguilarcamin, @alfarmada, @AlmaDeliaMC, @anacrisrestrepo, @andreaninob, @andrewholes, @Arelitad, @d_aristizabal, @Guashabita, @JohanBushWalls, @josetenene, @jromagnoli, @luistovars, @mantle61, @mariapazruiz, @Marjorieross, @nenecaca, @otraparte, @PilarMarrero, @SalcedoRamos y @todoalnatural, a quienes desde aquí les agradezco de todo corazón.

Y siguen los tuits.

Coño, en buen grancolombiano castizo, se abrevia así: QK.

Tengo una gran duda: las armas químicas de que dispone Al Assad ¿se las suministró Andorra, o fue quizá Liechtenstein?

Inquietud y malestar en Managua al circular el rumor de que el Vaticano todavía no canonizó a San Dino.

Un portavoz del Opus Dei desmiente categóricamente que la Obra piense elegir como mascota a la mantis religiosa.

Verano en Colonia : Pienso en Meursault, en L’étranger de Camus, el motivo que alega para haber matado al árabe: «Hacía mucho calor».

Con la imperfección humana siempre hay que contar. Por eso somos tan desgraciados los perfeccionistas, al ser tan humanos

Al político la honestidad se le volatiliza cuando cruza la frontera de Jauja [=cuando empieza a desempeñar un cargo público].

Sé que no se lo van a creer, pero he conocido al menos a dos reporteros deportivos que sabían leer y escribir.

Claro está que sí, que los ateos creen en Dios, sólo que al revés. Son ganas de llevar la contraria.

Hablando de Austria [en neerlandés Oostenrijk=el Imperio del Este], mi suegro siempre pronunciaba Oostentrick [=el infundio del Este].

Henri, de 3 años, juega al fútbol con un chico de 16 que le pregunta: –¿Y tú de quién eres hincha? Henri: –De mamá.

@AlmaDeliaMC es un ser adorable. ¡Qué hijueputa chingadera la del Destino, haciéndome nacer iconoclasta!

He estado al menos una media docena de veces en la Selva Negra de Alemania y todas ellas constaté que es verde.

La característica nacional inglesa dizque es la flema; la francesa la razón; la italiana la pasión.
Y la USAna ¿no será la histeria?

Leído por mí en el último libro de Ángeles Mastretta: «Como no sean los de Proust, casi ningún recuerdo es del tamaño de una novela».

De toda la vida he detestado el chicle. Encontrármelo convertido en texto –la prosa de Proust– no mejoró su chance conmigo.

Contra la dizque izquierda en el poder sólo es eficaz la izquierda mental, vale decir: el humor.

¿Puedes llegar a imaginarte algo más espantoso que una novela escrita por Pablo Neruda?
Yo sí: una continuación suya.

El colmo del ciclista desconfiado es aquel que en la etapa contrarreloj mira hacia atrás para ver si alguno lo persigue

El tinto de Bogotá y el tinto de La Rioja, ¡qué dos tintos tan distintos!

¿Por qué será que en América Latina a casi todos quienes hacen política [sálvese quien pueda] les gusta tantísimo el dinero?

Las adúlteras, a mi manera de ver, en el pecado llevan la penetencia.

Por lo que atañe a sus relaciones con el sexo femenino, Don Juan Tenorio tuvo merecida fama de ser harto penetrante.

Gracias a sus relaciones con el sexo masculino, Isabel II, “la reina castiza” española, coleccionó una notable penecoteca.

La amistad siempre ha sido para mí el valor más alto, la hiedra que con mayores mimos riego en las tapias de mi jardín.

Sé que no se lo creerán, pero “pastelear”, según la Real Academia, no es comer pasteles sino “contemporizar por miras interesadas”.

«Dante, aquel tipo que contrató en la Agencia Cook una excursión al Infierno».
(Leído y traducido por mí en Babbitt, de Sinclair Lewis)

Estoy convencido de que si viviera hogaño, Cervantes no escribiría El retablo sino El establo de las maravillas.

El crimen organizado empezó a gobernarnos cuando USA recabó y obtuvo en 1943 la ayuda de la Mafia para el desembarco en Sicilia.

Mucho cuidado con refugiarse en la identidad:
en su seno se agazapa una tenia insaciablemente hambrienta.

La norma fundamental de la amistad es no mentirle nunca al amigo, excepto −piadosamente− si te encamas con su pareja.

Cuando me preguntan por qué abomino de Michael Jackson siempre alego la verdadera causa: nunca me gustaron los racistas.

De toda la vida, el boliche quizá más importante para un gringo ha sido el drug store.
Hago especial hincapié en lo del drug.

Basta ver cantar a Marlene Dietrich en El ángel azul para tener una noción aproximada de aquello que la iglesia llama pecado.

Miren que es fácil pronunciar Pumpido. Los reporteros deportivos alemanes lograron la proeza de pronunciarlo siempre “Pompidou”.

«Mira bien lo que decidas / que con media vida pagas: / decidir es media vida».

En alemán popular, adulterio=“salto al costado”. Según eso, si el alemán fuese lógico, débito conyugal=“salto al frente” pero no.

Alemanes pronunciando el español: doláres, telefóno, diplomacía, páis, aksento, tunéles, orquestral, Oiropa [=Europa]

Lo que más me gusta de la dieta de don Alonso Quijano son las lentejas de los viernes, guisadas, eso sí, ojalá, por Altisidora.

Canetti: «Musil aún estará ahí cuando se bostece sobre Thomas Mann».
Bada: «Sobre Musil se bostezará siempre, y Thomas Mann seguirá ahí».

Quienes fruncen la nariz ante las últimas pelis de Woody Allen ¿será que lo hacen porque huelen su propia caca mental?

De qué manera fascista se comportan todos los regímenes dizque de izquierda con sus respectivas oposiciones
No es que los de derecha se comporten mejor, pero en ellos el hijueputismo se da por supuesto de antemano, es parte alícuota de su esencia.

Las escaleras de las casas holandesas tienen una decidida vocación perpendicular. Deporte de alto riesgo bajarlas sin paracaídas.

En las casas de la Holanda fropunda se entra por la puerta trasera. La principal existe por si acaso alguna vez los visita la reina.

Los holandeses y los alemanes son dos pueblos completamente distintos. Sólo se parecen en lo esencial.

Por imperativo categórico [y onomástico], en los Países Bajos los instintos también lo son.

Tres muestras de Wim Meyles, humorista neerlandés, traducidas por mí :

“Joop Zoetemelk participó en una carrera contra reloj. Ganó el reloj”.

“¡Qué manía la de hablar de la escasa moral laboral! ¿Acaso no creó Dios al hombre en un día sábado?”

“Un bisexual no es alguien que lo hace dos veces seguidas”.

****************************************************

Categoria: General

TAGS:

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
1

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

darojas53

21 septiembre 2013 a las 20:41
  

¡Muy divertidas!

Buscar en este blog

Enlaces

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.