BLOGS Cultura

04
08
2010
ricardobada

Brigitte Schwaiger (* 1949 – † 2010)

Por: Ricardo Bada

Fue mi amiga. Una escritora austríaca. La semana pasada puso fin a su vida arrojándose a las aguas del Danubio, en Viena. Le rindo el homenaje de traer acá diez poemas suyos que intenté aproximar a nuestro idioma y publiqué allá por 1980 en el suplemento cultural de Nuevo Diario, en la Managua del primer sandinismo.

 

Y si el poeta

 

Y si el poeta
fuese sólo como una piedra
brincando sobre las aguas.

Que alguien lanzó de modo que la piedra
no se hundiera enseguida.

 

*****************************************

 

Mi hombre me querrá

 

Mi hombre
me querrá como
una madre a su hijo.
Me lo perdonará todo.
Y ya por eso voy a portarme bien.
Nunca me va a hacer nada
que yo le tenga que perdonar.
Mi madre
jamás me pidió perdón.
Así es que no hubo nada que perdonar.
Cuando por vez primera
me pidió un hombre que lo perdonase,
yo no sabía cómo se hacía eso.

 

*****************************************

 

Cuando no estás aquí

 

Es todo tan difícil.
Procuro pensar más rigurosamente.
Es todo tan difícil cuando no estás aquí.

Cuando llegas
y no hablamos, es todo tan sencillo.

Y yo soy porque estás tú,
y eres tú porque estoy yo.

 

*****************************************

 

Dudas

 

Dudas
son todo lo que tengo.
Como penitente abandoné mi casa.
Aquí me planto ahora y miro
a ver si un creyente mueve montañas
hasta mi desierto, páramo, vacío.

 

*****************************************

 

Las penas del corazón

 

Las penas del corazón
son enteramente suyas.
Yo quisiera
tenderme poniendo el corazón
sobre algo que hiciera daño,
para no sentirlo, al corazón.

 

*****************************************

 

Soñar contigo

 

Soñar contigo
nunca podrá ser algo tan bello
como tú.

 

*****************************************

 

Desde siempre

 

Desde siempre
me conmovió ver a un hombre dormido.
Reposa tan tranquilo, tan cálido, tan suave.

El hombre dormido
posee el corazón de un tigre.

Late, mientras el hombre duerme.
Y el corazón del hombre
vela también por mí.

Para que lo vea dormir
y no morir.

Un hombre dormido
es un hombre dormido
es un hombre bueno

 

*****************************************

 

La vida

 

La vida
quizá sea, sí, un sueño
del que despiertas un poco
mientras escribes.

 

*****************************************

 

La lengua alemana

 

La lengua alemana es tan hermosa…
Veo sus colores, oigo sus sonidos.
Y la abrazo y creo en ella
como en una madre.
Es la mejor, la más bella, la más sabia.

Ojalá
no me vuelva yo a engañar.

 

*****************************************

 

Nunca más

 

Nunca más.
No quiero nunca más.
Contigo no quiero nunca más.
Estar contigo no quiero nunca más.

****************************************************************************

Categoria: General

TAGS:

13

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
13

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

josetenene

4 agosto 2010 a las 8:51
  

Ella fue esa piedra sobre sus aguas turbulentas hasta el día en que decidió hundirse.
Nosotros podemos seguir brincando y cualquier día, como ella, hundirnos. Así, sin más.

Opinión por:

betilón

4 agosto 2010 a las 11:08
  

Querido Ricardo,

Donde quiera que esté Brigitte su belleza en la portada de un libro o en estas letras, hoy conocidas gracias a tí, me conmueven hasta querer haber sido su madre y acurrucarla tanto que no quisiera buscar mis brazos en un río frío.

Opinión por:

ana restrepo

4 agosto 2010 a las 12:02
  

Brigitte nació para mí el día de su muerte, cuando me la presentaste. Y seguiremos haciendo que Brigitte siga viva a través de sus poemas.
Las aguas de un río no son suficientes para borrar poemas tan hermosos. Gracias por compartirlos y darle vida a tu amiga.

Opinión por:

pablomeji

4 agosto 2010 a las 19:06
  

Le confieso, señor Bada, que no puedo adaptarme a leer este tipo de poesía. Así como admiro los versos de León De Greiff, Porfirio Barbajacob o José Asunción Silva, para nombrar solo unos pocos de mi tierra, no le encuentro mucho sentido a esta poesía que no tiene rima ni sonoridad. Claro que soy ignorante del tema, pero el gusto es algo que nos diferencia a todos en estos casos.

Opinión por:

carmen gonzález huguet

5 agosto 2010 a las 12:46
  

Yo tampoco sabía nada de Brigitte hasta que me hablaste de ella, Ricardo. Aún así, creo que su poesía es conmovedora. Es preciso no tener corazón para que no nos conmueva la experiencia, el dolor humano en la forma en que esta mujer lo expresa: de modo descarnado, directo, tal vez sin los caireles de la rima, como decía un poeta, pero transmitido en toda su verdad, en la estremecedora realidad de aquellos que han estado en el infierno y han vuelto para contarnos cómo es.

Opinión por:

f. rubiano

5 agosto 2010 a las 15:13
  

¿Qué tiene Austria?. Señor Bada, gracias por enseñarnos esta autora. Por alguna razón sus dolores y sus amores tienen el mismo tono de otros grandes como Elfriede Jelinek y Thomas Bernhardt también austriacos. Algo profundo que se nota desde la sencillez. Súmele Wittgenstein. Una combinación de rabia y absoluta lucidez. ¿Qué pasa en Austria para que se quiera y se odie de esa manera?

Opinión por:

ricardobada

5 agosto 2010 a las 17:20
  

Respuesta a pablomeji(a) ((supongo)) :
Le confieso, Pablo, que no puedo deshormarme para tratar de entender su punto de vista. No entiendo en manera alguna por qué la admiración por los versos de Leo Legrís, del gran Porfirio, del no menos grande Silva, puede impedir gozar de la poesía sencilla y desnuda de mi amiga. Poesía que no tiene rima, es cierto, pero le sobra sonoridad, aunque quizá yo no haya logrado salvarla en mis traducciones. Sin embargo, lo que más me impresiona es su frase diciéndome que no le encuentra sentido a esta poesía. Tendrá, pues, que decirle adiós a medio Juan Ramón Jiménez, a otro tanto de César Vallejo y a no poco de Octavio Paz, y sólo le pongo ejemplos de nuestra lengua. Realmente, reducir la poesía al sonsonete me parece una pérdida irreparable para ella. Vale

Opinión por:

ricardobada

6 agosto 2010 a las 10:09
  

A Carmen González Huguet:
No podés ni remotamente imaginarte lo mucho que me conmueve el que una poeta de tantísimos quilates como vos (maestra entre otras cosas en el arduo menester del soneto, la más exigente de las estrofas clásicas), me comente lo que me comentás acerca de la poesía de Brigitte, ¿No es cierto que hay una poesía que para nada necesita de la rima ni del pomporompompón de la percusión del idioma, la dizque sonoridad? Por tu comentario percibo que estos poemas te han calado, y no es para menos, siendo como sos la autora de “Palabra de diosa ; Mnemosyne”, donde figura ese impresionante
“Memorial de agravios” que mi buena Brigitte se habría sentido orgullosa de haber escrito. Gracias, pues, y feliz fin de semana.

Opinión por:

ricardobada

6 agosto 2010 a las 10:19
  

Para f-rubiano:
No soy quién, amigo Rubiano, para explicarle qué sucede en Austria para que se quiera y se odie de esa manera, y le he pasado la pelota a un buenísimo escritor austríaco y amigo mío, Erich Hackl, a ver si él nos lo aclara. Por mi parte permítame recordarle que la cosa tiene tradición. Antes de la Jellinek, Bernhardt y Handke, amén de Wittgenstein, no se olvide de que Hugo von Hofmannstahl, Schnitzler, Stefan Zweig, Musil, Hermann Broch, Heimito von Doderer y Albert Drach, amén de Freud, fueron todos austríacos, así como Ingeborg Bachmann en los años de la segunda posguerra mundial, y Angela Rohr, a la que recién se está descubriendo ahora. Vale, y gracias por seguir mi blog.

Opinión por:

toronjila

6 agosto 2010 a las 18:50
  

Bellos poemas. Dolorosa la muerte de alguien que tiene tanto para decir que nos ayuda a vivir. Gracias don Ricardo Bada.

Opinión por:

tranze

7 agosto 2010 a las 8:22
  

La verdad, que cascada de emociones y de gusto, placer y dolor por la vida que ha producido esta columna.

Caería en el lugar comun de decir que la cultura, el arte, la literatura, nos procuran alivio y nos abren posibilidades ante lo difícil y prosaico que nos muestra el resto de este periódico.

Opinión por:

lilia x cera sanchez

8 agosto 2010 a las 10:45
  

Es verdad que no tienen aparente rima, pero al leerlos van directo al corazon, tienen la sabidurìa de quien sabe amar. Y eso es lo que mejor deben saber hacer los poetas, y nos transmite el gusto por el pensamiento sencillo, certero, cotidiano. Me gustaron mucho.

Opinión por:

dr.j

9 agosto 2010 a las 16:39
  

Por aquí resoplo, ¡por fin conseguí registrarme!
Sugiero la lectura de La familia Wittgenstein (Alexander Waugh) que, en España publicó Lumen el año pasado. Alexander es nieto de Evelyn Waugh. Hay premio para quien descubra el autor de estos versos:
Puericia, arcana fábula de recuerdos
sombra, quien a tí se acerca
sombra, quién de tí se aleja.
Vale

Buscar en este blog

Enlaces

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.