Mongabay Latam

Publicado el Mongabay Latam

Abejorros europeos invaden Chile y Argentina

  • En Chile y Argentina, especies de abejorros invasores están ocasionando serios problemas ambientales, entre ellos la desaparición de los abejorros nativos.
  • Existe el riesgo de que especie invasora de abejorro se desplace hacia el resto de Sudamérica.

Esta es una publicación de Mongabay Latam

El abejorro colorado, una especie nativa de Argentina y Chile, se encuentra en peligro de extinción debido a la presencia de un abejorro de origen europeo que fue introducido en Chile desde 1997 para facilitar la polinización de cultivos.

Según una investigación publicada en el Journal of Applied Ecology los abejorros invasores están ocasionando serios problemas ambientales, entre ellos la desaparición de los abejorros nativos.

“El abejorro colorado (Bombus dahlbomii) era una especie de gran importancia en la polinización de un gran número de especies de plantas del bosque templado de Sudamérica austral, que producen flores de gran tamaño. Tenemos evidencia de que la reproducción de algunas especies podría verse afectada”, advierte Marcelo Adrián Aizen, científico argentino que lideró el estudio.

Los abejorros invasores (Bombus terretris) de origen europeo importado por Chile se han desplazado hasta Argentina afectando a los abejorros nativos (Bombus Dahlbomii). Foto: Álvaro Cueva Becerra.

“La invasión de abejorros para la polinización agrícola figura entre los 15 principales problemas ambientales emergentes que probablemente afecten la diversidad global”, señala la investigación.

Lee más|Nicaragua: Palma africana se expande sin control y presiona a productores

Los abejorros invasores cruzan la cordillera

Desde la década de 1980, el comercio de abejorros ha florecido para satisfacer la creciente demanda de servicios de polinización en cultivos de campo abierto y de invernadero en todo el mundo. En muchos casos, los abejorros importados han escapado del manejo de quienes los adquieren, ignorando las fronteras internacionales, incluso aquellas establecidas a lo largo de importantes barreras geográficas, y se han convertido en especies invasoras.

Según el estudio, eso es lo que está sucediendo en Chile y en Argentina.

Chile permite la importación de dos especies de abejorros (Bombus ruderatus y Bombus terrestris) para la polinización de cultivos. En Argentina, en cambio, se ha rechazado reiteradamente las solicitudes para importar abejorros para uso comercial. Sin embargo, a pesar de esta prohibición, ambas especies han invadido Argentina.

En 2006, se observó por primera vez en el lado argentino de los Andes al abejorro de origen europeo (Bombus terrestris), y durante la última década, esta especie se expandió al sur del país, a Tierra del Fuego y a las costas atlánticas.

La aljaba patagónica (Fuchsia magellanica) depende del abejorro colorado para su reproducción. Foto: Jano Vega

De acuerdo con el estudio, existe el riesgo de que la especie Bombus terrestris se desplace hacia el norte de Chile y Argentina, a lo largo de los Andes, e ingrese a Bolivia y Perú, así como al este de la Pampa argentina y luego hacia el noreste en Uruguay y el sur de Brasil a lo largo de la costa atlántica.

Aizen señala que existen especies de flora como la arvejilla (Vicia nigricans) y la aljaba patagónica (Fuchsia magellanica), que se han visto afectadas en su reproducción. Según el estudio, estos insectos exóticos también producen efectos negativos sobre las plantas nativas y cultivadas en el noroeste de la Patagonia —como la frambuesa— debido al daño que ocasionan a las flores al consumir su néctar, reduciendo además la disponibilidad de este esencial alimento para los demás visitantes florales, es decir, para las abejas que producen miel.

El abejorro invasor de origen europeo ha puesto en peligro especies de flora y fauna en Argentina y Chile. Foto: Lorena Vieli

La coautora del estudio, Cecilia Smith, señala que “Chile posee más de 400 abejas nativas y la reducción del abejorro colorado es solo la punta del iceberg de la crítica situación que enfrentan estas especies, y que probablemente afectará al resto de Sudamérica producto de la introducción intencionada del abejorro comercial desde nuestro país”.

Otro efecto nocivo de la presencia del Bombus terrestris a los que hace referencia el estudio es la propagación de plantas exóticas como la escoba escocesa (Cytisus scoparius) en el Parque Nacional Nahuel Huapi, de Argentina.

Lee más|Deforestación y minería amenazan una reserva de mariposas monarca en México

Posibles soluciones

Para Aizen, la primera medida que se debe adoptar para detener esta invasión es “prohibir el ingreso de nuevas colonias de Bombus terrestris o cualquier otro abejorro exótico en territorio sudamericano”. Luego, habría que evaluar en forma coordinada entre Chile y Argentina la conveniencia o no de ingresar cualquier especie exótica, basándose en análisis de riesgos serios y tomando en cuenta el principio de precaución, ante la incertidumbre de cualquier peligro que puede darse por falta de conocimiento.

Vicia nigricans

El aumento en la introducción de especies y el consiguiente riesgo biológico en las últimas décadas se han agudizado por la aceleración en el comercio mundial. Para combatir estos riesgos, la Unión Europea ha desarrollado tratados multinacionales y acciones para limitar las invasiones de especies y mitigar sus consecuencias.

Sin embargo, muchos países, especialmente aquellos con economías en desarrollo no participan en estas coordinaciones internacionales, explica Aizen.

Para el estudio, el caso del abejorro proporciona una clara evidencia de que la inversión y acción unilateral es inútil y advierte sobre la necesidad de establecer políticas internacionales sobre comercio global de especies.

Si quieres conocer más sobre animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Comentarios