Minería sin escape

Publicado el JD Angulo Argote

Reinventar la minería el anhelo de la sociedad colombiana

“Minería sí, pero de otra manera”. La comunidad viene expresando sus inquietudes y dudas por décadas sin respuesta alguna. Hoy por ausencia de políticas inclusivas y participativas, la comunidad es el talón de Aquiles que viven países que buscan ser mineros por excelencia, como es el caso de Colombia, Ecuador, Perú entre otros. La única forma de respetar y valorar ese grito es con participación, para convertirlos en veedores de sus propios recursos.

“Reinventar la rueda es una expresión que se utiliza para describir aquellas situaciones en las que el esfuerzo para solucionar un problema aparentemente nuevo es redundante y carente de sentido, puesto que la solución ya existe pero se desconoce o se niega”.Tomado de Wikipedia.

La historia de la minería ha estado marcada por momentos de crisis y bonanzas. Desde el boom de los minerales en la globalización que buscan los países tercermundistas (ingreso medio), para lograr el desarrollo de las grandes potencias (ingreso alto). Ahora con las ERNC y la electromovilidad aplicando los principios del cambio climático “Acuerdo de París” en la reducción de emisiones de CO2. La demanda de minerales metálicos principalmente se proyecta con buenas expectativas, convirtiendo al sector minero como un motor fundamental para respetar y hacer cumplir esos acuerdos, para evitar una de las cinco características de la minería que más afecta la actividad “el rechazo social”. Columna: Las cinco característica de la minería. Periódico Entérese, Boyacá.

La reinvención en nuestro entorno como país debe ocurrir día a día, y se debe emular de los países mineros por excelencia. Cada vez existen nuevos avances en tecnología de la información (TI) y digitalización en las empresas mineras. Al mismo tiempo, factores como el agotamiento de los recursos con bajos tenores (leyes), depositos cada vez más complejos-profundos desde su comportamiento geomecánico, mayores costos y consumo de agua-energía, niveles críticos de accidentabilidad entre otros.

Instituciones como la: Agencia Nacional de Minería (ANM) y Agencia Nacional de Licencia Ambiental (ANLA) principalmente, deben reinventarse desde sus etapas tempranas: exploración, desarrollo de proyectos, línea base y recuperación ambiental, etapa de producción y cierre de mina. El enfoque es conocer la base inicial en las etapas tempranas con los planes de trabajos-obras (PTO) y las licencias ambientales (LA), implementando innovaciones de vanguardia que tengan el mayor potencial para mejorar la seguridad, el desempeño ambiental y la productividad. Finalmente la sociedad anhela que la minería colombiana se reinvente, y le hace la siguiente pregunta: -¿nosotros en cual etapa estamos?-.

Colombia es un país de gran potencial geológico-minero, prometedor en sus tres cordilleras: occidental, central y oriental. Donde se necesita que sus instituciones políticas y económicas se reinventen. Dentro de los aspectos cruciales para reinventar el sector minero colombiano, se requiere lo siguiente:

  1. Políticas inclusivas de Estado y sus instituciones económicas.

El Estado como garante en la soberanía de los recursos naturales debe tener respeto hacia la sociedad y su entorno ambiental sin ningún beneficio particular. Además debe actualizar sus instituciones económicas con los últimos avances técnico-económico-social-ambiental del mundo minero, para cambiar lo viejo por lo nuevo “destrucción creativa”, la respuesta que espera la sociedad colombiana

  1. Creación de un instituto que permita crear sinergia entre los cuatro actores: Estado-empresa-academia y sociedad.

Crear un instituto dedicado a la articulación y puesta en marcha de los actores que se requieren para la reinvención del sector. Con proyección de innovación y desarrollo del conocimiento. Por otra parte la academia juega un rol fundamental para lograr reinventar el sector minero. Es importante que las instituciones adquieran un convenio marco con las mejores Universidades del mundo en minería. Actualmente esto sucede entre países mineros, ellos permanentemente tienen convenios de transferencia de conocimiento, investigación y desarrollo tecnológico.

  1. Direccionar la actividad minera con sentido social sustentable que no siga hipotecando a sus generaciones.

El primer paso es crear un canal claro de comunicación. El periodismo es la viga maestra para transferir las buenas prácticas de la minería a todos los rincones de Colombia. Es claro que la falta de información veraz y precisa es la causa principal del actual rechazo hacia sector.

  1. Elevar los estándares de productividad y seguridad.

Desarrollar y abrir las puertas al conocimiento del sector y propiciar un ambiente de cultura de I+D en las empresas colombianas. Por ejemplo la empresa sueca Sandvik lanza en Chile la última innovación de equipos no tripulados en minería subterránea, se trata del LHD 514, con una capacidad de carga de 38 toneladas. Chile es conciente del valor agregado que genera a la sociedad de tener esas empresas en su país con convenios institucionales, lo cual les ha permitido insertarse en el mundo minero, mejorando los aspectos de seguridad y productividad. Actualmente el sector minero de Chile busca fortalecer en sus políticas públicas sus debilidades en seguridad y productividad respecto Australia, Canadá y EEUU.

  1. Las energías renovables no convencionales (ERNC) y electromovilidad.

La minería debe ser un aliado del cambio climático para desarmar cualquier rechazo hacia el sector. Las instituciones económicas deben generar un plan a corto y mediano plazo con las empresas mineras basado en políticas verdes sostenibles “ERNC y electromovilidad”.

Para finalizar, Colombia debe entender que las movilizaciones han cumplido un rol decisivo, para que los actores involucrados incorporen mejores prácticas y así lograr reinventar el sector minero.

“Hay que considerar una nueva forma de dialogar”, Rinaldo Mancin, del Instituto Brasileño de Minería.

 

Comentarios