BLOGS Actualidad

03
03
2013
larevolucionpersonal

099 – SRI. SWAMI SATYANANDA SARASWATI en La Revolución Personal

Por: Dhyanamurti

Recién recibimos el último boletín de la Academia de Yoga Satyananda, del cual nos permitimos compartir:

INSPIRACIÓN Marzo de 2013 (Por: Swami Satyananda)

Inspiración

Los deseos son una parte necesaria de la vida; desear es reconocer la vida. A través de los deseos es posible conocer la personalidad y la situación que cada uno tiene en la vida. Hay personas que no pueden desear, mientras que hay otras que están deseando todo el tiempo

Si analizan esto con cuidado, se darán cuenta de que el deseo es una fuerza inocente de la mente. Durante la infancia deseamos juguetes. Cuando crecemos deseamos amigos, luego un trabajo y dinero, vida familiar e hijos. Más tarde empezamos a desear posiciones políticas, tener nombre y fama, y luego deseamos tranquilidad mental, paz, relajación, meditación, a Dios, el yoga, y así sucesivamente. ¿Cuáles de estos deseos son posibles de satisfacer y cuáles no? Y ¿cuál es la forma última del deseo?

La filosofía védica cree que la vida está basada en cuatro cosas: dharma o deber, artha o motivación o propósito, kama o deseo y moksha o liberación. El deseo es uno de los elementos básicos de una buena vida. Sin deseos no podemos evolucionar. El segundo capítulo del Bhagavad Gita dice que el deseo nace de nuestras asociaciones con los objetos de la vida. Si uno no desea, significa que hay algo que no funciona bien en algún lado. Una persona que no es capaz de desear es, o bien un sabio liberado, o un ser anormal.

Si quieren lograr algo en la vida, deben tener un solo propósito todo el tiempo, sin propósitos secundarios. Voy a darles un ejemplo. Si quieren ganar dinero, piensen sólo en eso. No deben permitir que sus apegos interfieran. El apego a los hijos, al marido o a la esposa, nada debe interferir. Desarrollen desapego y foco. No se dejen distraer por relaciones personales o actividades de otra índole. El desapego no significa que no tengan relaciones con nadie. Pueden vivir con otras personas y amarlas, pero si mantienen un deseo único en mente, es posible permanecer desapegados.

En vez de hablar de deseos buenos y malos, piensen que en lugar de tener deseos negativos o destructivos es mejor tener deseos benéficos y productivos. Un deseo positivo es un deseo desinteresado, en el que prima la preocupación por el bienestar de los demás que por el propio. Un deseo negativo es egoísta, un deseo en el cual el único interés es el bienestar personal sin considerar a nadie más. Es muy simple. Si el deseo es egoísta, es negativo; si no hay egoísmo, es un deseo positivo.

¿Qué hace que una persona persiga los placeres? En algún lugar remoto de lo más profundo de nuestro ser hay una persona llorando. Nunca hemos visto a esta persona; solo conocemos a la persona externa. Hemos visto a la persona que aparece cuando dormimos y en nuestros sueños, pero no hemos descubierto a la persona que está más allá de los sueños.

La conciencia de los seres humanos se extiende sobre estos tres cuerpos, pero cada uno de ustedes también existe más allá de ellos. Ustedes no han establecido comunicación entre esta conciencia y esta mente. Si lo hubieran hecho, habrían visto a esa pequeña alma triste sentada en una esquina llorando. ¿Por qué? Porque sus promesas no se han cumplido y lo que hemos hecho hasta ahora no le ha traído satisfacción alguna. Sin embargo, una vez que logren replegar la mente y sumergirse en las profundidades de su vida y ver las cosas bellas que hay allí, esa pequeña alma será muy feliz. Le llegará la vida. Vivimos persiguiendo placeres externos porque tenemos una infelicidad interna, y tratamos de ocultarla procurándonos estos placeres.

Varios de los grandes pensadores se han referido a este tema. Ramana Maharishi solía decir, “Piensen bien. ¿Quién soy?” Pero la gente no entiende; no sabe qué es la realización personal. Auto realización significa conocer las profundidades de la mente y del ser. Deben conocer sus complejos, sus inhibiciones y sus motivos ulteriores, y tienen que comprender por qué están llorando.

¿Debemos satisfacer los deseos o eliminarlos? El primer principio es que es necesario satisfacer los deseos. El segundo es que los deseos no se pueden satisfacer. Por lo tanto, el tercer principio es que es necesario hacer ambas cosas. Si es posible, uno debería buscar, al mismo tiempo, satisfacer los deseos y liberarse de los deseos.

El deseo es una expresión de la personalidad. Si mantienen un trapo sucio en su habitación no es posible eliminar el mal olor rociándolo de perfume, porque la fuente del mal olor sigue ahí. Es necesario eliminar la suciedad. Del mismo modo, no deben tratar de reducir sus deseos. Deben tratar de transformar su conciencia, de transformar la estructura misma de su mente, de tal forma que los deseos desaparezcan. El deseo es una manifestación de un estado mental específico. Si la mente está enferma, insegura o hambrienta, tiene más deseos. Cuando la mente está satisfecha, sana y segura, tiene menos deseos.

De manera que en vez de tratar de eliminar o evadir los deseos, es mejor cambiar la calidad de los deseos. Los deseos son relativos. Cambian según la situación, el desarrollo, la edad y la experiencia. Cuando se cansan de un deseo, automáticamente surge otro. Sin embargo, debe haber un deseo que tienen que mantener de manera permanente: el deseo de auto realización.” Sri. Swami Satyananda

© Copyright Bihar School of Yoga

Texto: Dhyanamurti

Sri. Swami Satyananda Saraswati (Fotografía: Satyanandayoga.net)

Sri. Swami Satyananda Saraswati (Fotografía: Satyanandayoga.net)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
0

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.