BLOGS Actualidad

18
08
2012
larevolucionpersonal

074 – ALIMENTACIÓN NATURAL Y SANA (1) en La Revolución Personal

Por: Dhyanamurti

A partir de la presente entrada ofrecemos una investigación que hemos llamado “Alimentación Natural y Sana”. Aunque no somos médicos ni dietista, hemos investigado este tema, en forma equilibrada, armónica, consciente y coherente con la filosofía de La Revolución Personal. Esperamos como siempre sus comentarios en dhyanamurti@gmail.com

ALIMENTACIÓN NATURAL Y SANA

Que la comida sea tu alimento, y que tu alimento sea tu medicina y no la causa de tu enfermedad (Hipócrates – Siglo IV AC).

Que tu alimento sea tu medicina! (máxima del Ayurveda)

La medicina ayurveda (de India) junto con la medicina china que son de las mas antiguas, data aproximadamente de 5.000 años antes de Cristo, el ayurveda divide los estados del ser humano en tres: tamas (lento-pesado), rajas (activo energético) satya (lento-puro). El ruido es tamas, el hablar es rajas y el silencio es satya.

Así mismo la alimentación la divide en tres estados: Alimentación tamas, pesada o dañina, ejemplo de estos alimentos son las bebidas negras, todos los alimentos procesados, todos los alimentos con aditivos, saborizantes, todos los alimentos envasados, todos los alimentos llamados “chatarra o basura” y cualquier exceso en los alimentos. Rajas es la alimentación que da energía, toda la alimentación natural y sana que nos llena de energía, como los frijoles, el plátano, la carne, las frutas, las verduras y casi todo lo que comemos. Satya es la alimentación muy pura, por ejemplo el agua pura y toda clase de alimentos vegetales cultivados orgánicamente.

De igual forma los tipos de metabolismo los divide en tres: El carnívoro, el mixto y el vegetariano. Aproximadamente el 25% de las personas siguen un régimen carnívoro, el 25% un régimen vegetariano y el 50% un régimen mixto.

Si comemos un gran filete o bistec de carne o un pollo y nos sentimos deprimidos y lentos, seguramente somos de metabolismo vegetariano, en este caso debemos consumir pocas proteínas de origen animal, y consumir abundantes frutas, verduras y carbohidratos, (carbohidratos= hidratos de carbono, glúcidos, o sacáridos)  todos ellos de forma equilibrada. Por el contrario, si luego de comer abundante proteína animal nos sentimos llenos de vitalidad, fuerza y nuestra mente despejada, probablemente seamos de metabolismo carnívoro, en este caso debemos consumir pocas frutas, verduras y carbohidratos, y muchas proteínas de origen animal.

El metabolismo vegetariano es de lenta oxidación, es decir quema lentamente los azucares e hidratos de carbono, por lo tanto una persona de estas características debe consumir una dieta a base de frutas, verduras e hidratos de carbono. Si una persona de metabolismo vegetariano, consume grandes cantidades de alimento proteínico de origen animal, se sentirá torpe y cansada luego de comer.

El metabolismo carnívoro de oxidación rápida deben adoptarlo solamente las personas cuyo organismo sea capaz de digerir grandes cantidades de proteínas animales, estas personas queman rápidamente los azucares e hidratos de carbono, por lo tanto el consumo excesivo de azúcar y féculas los vuelve nerviosos y agitados. Las personas con metabolismo de oxidación rápida obtienen su energía al descomponer las grasas y proteínas animales en glucógeno (glucosa) que del hígado pasa rápidamente al torrente sanguíneo y es quemado por el organismo de acuerdo a sus necesidades. Entonces el metabolismo carnívoro de oxidación rápida requiere regularmente el suministro de grasa y proteínas y debe minimizar el consumo de féculas y azucares.

El metabolismo medio, mixto o armónico acepta las dos clases de comidas siempre y cuando estén equilibradas, es decir que su consumo sea el adecuado para cada organismo en particular, es decir cada persona debe comer las cantidades de cada grupo de alimentos de acuerdo a sus necesidades de proteínas, vitaminas, minerales, y demás nutrientes.

La gran mayoría de los seres humanos contamos de forma natural con un metabolismo armónico, que es capaz de asimilar ambas clases de comida cuando su combinación es correcta y su elaboración natural se hace sin aditivos de ninguna clase, especialmente sin aditivos químicos o sintéticos. Es dicho por expertos que nuestro canal digestivo nos fue dado por la naturaleza para una dieta vegetariana, pero este ha evolucionado de tal forma que los jugos gástricos pueden disolver carne, la cual se incorporo a la dieta humana desde hace muchos años, calculándose entre 50.000 y 100.000 años.

Resumiendo esta propuesta podemos decir que si consumimos alguna cantidad apreciable de proteína animal y esta no nos deja agotados y si consumimos alguna cantidad apreciable de féculas y azucares y no tenemos ninguna alteración de nuestro organismo, es probable que tengamos un metabolismo mixto o armónico; entonces solamente debemos preocuparnos de comer toda clase de alimentos teniendo en cuenta que sean sanos (satya) y energéticos (rajas). Los alimentos pesados y/o dañinos (tamas o tamasicos) nunca debemos consumirlos.

Otro de los aspectos para tener en cuenta en la alimentación es el clima, en verano se debe aumentar la ingesta de alimentos húmedos y en invierno la de alimentos secos. Restringiendo en verano los secos y en invierno los húmedos.

Debemos tener en cuenta la elección de alimentos locales por ser más frescos y definitivamente nunca consumir alimentos de ninguna clase que hagan daño a nuestros órganos débiles. Seguramente ya sabemos cuáles son nuestros órganos débiles pues nuestro médico nos habrá tratado cuando nos enfermamos y ya sabemos de que hemos estado enfermos. Esto nos sirve también para consumir mayor cantidad de alimentos que beneficien nuestros órganos débiles.

Se recomienda también ingerir alimentos que refuercen y fortalezcan nuestros cuatro principales sistemas aunque ellos estén sanos, solamente como prevención: Los sistemas respiratorio, digestivo, circulatorio y excretor, y para ello debemos consumir alimentos que beneficien estos sistemas.

El efecto nocivo que conlleva el consumo de grandes cantidades de carne se magnifica, debido a la alimentación de ganado, cerdos y pollos con sobras de cocina, basura, ensilados y toda clase de hormonas sintéticas, antibióticos y toda clase de químicos que se adicionan al alimento de estos animales, todas estas sustancias, pasando por supuesto a nuestros organismos. Hay que tener en cuenta que cualquier cocimiento exagerado elimina todo tipo de nutrientes que pueda tener la carne, la proteína animal debería comerse cruda. También debemos tener en cuenta los químicos con que se fumigan, fertilizan y abonan las plantas que comemos, estos se deben eliminar y utilizar siempre abonos, fungicidas y fertilizantes orgánicos. Recordemos como norma que lo orgánico o natural es lo mejor.

Leyes de la alimentación

1 La cantidad de alimentos que ingerimos debe cubrir las necesidades calóricas que nuestro organismo requiere. Las calorías, es decir la energía, es producida principalmente por los carbohidratos (hidratos de carbono) y las grasas. Deben mantener la temperatura de nuestro cuerpo, la energía de los músculos y la nutrición del organismo.

Nuestra dieta debe ser suficiente en calorías, es decir que estas no sean deficientes pero tampoco excesivas. Algunas personas utilizan un sistema alimenticio deficiente en calorías o tienen un exceso de consumo de calorías, (demasiado ejercicio), para bajar de peso, cuando lo ideal sería balancear la ingesta de calorías en el consumo, de esta forma mantendremos armonía en nuestro organismo.

Aclaramos perentoriamente que el requerimiento de calorías difiere en cada persona y solamente el médico o un profesional de nutrición podrá darnos un régimen determinado, considerando talla, peso, actividad, enfermedades y otros parámetros.

2 La calidad debe asegurar el funcionamiento óptimo de todos los sistemas y órganos de nuestro cuerpo. En todas las comidas se debe asegurar la presencia de agua, hidrocarburos, grasas, proteínas, minerales y vitaminas, sin sobrepasar demasiado los requerimientos mínimos de acuerdo a las características de cada uno.

3 La cantidad de los componentes deben guardar una proporción armónica del valor calórico total, siendo lo recomendable para una dieta normal que contenga: entre el 12 y el 15 % de proteína, entre el 30 y 35% de grasa y entre el 50 y el 60% de carbohidratos.

4 La elección y la preparación de los alimentos debe ser la adecuada para cada persona teniendo en cuenta su edad, actividad, salud, hábitos y hasta su sexo.

Normas para tener en cuenta:

1 Comer con moderación.

2 Llenar solo la mitad del estomago con alimento sólido. Entre una y dos horas después llenarlo hasta completar las ¾ partes con agua.

3 Masticar suficientemente la comida solida antes de ingerirla e ingerir líquidos de forma lenta

4 Evitar alimentos y bebidas muy calientes o muy frías, caso contrario se podrían afectar la mucosa del esófago y del paladar; perjudicar la peristalsis y la salivación. Nunca se debe beber agua o cualquier otro liquido helado con las comidas solidas, pues esto acarreara el cierre de los conductos secretores de jugos gástricos, produciendo putrefacción y fermentación del bolo de alimento. La cerveza y el vino (a temperatura ambiente) constituyen la excepción por ser bebidas fermentadas o predigeridas, las cuales al tomarse en forma moderada ayudan a la buena digestión.

Texto: Dhyanamurti

Bromelias (Fotografía: E.P.M.)

Bromelias (Fotografía: E.P.M.)

Categoria: General

TAGS:

6

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
6

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

estrellaerrante

19 agosto 2012 a las 11:50
  

Es un tema interesante y acertado. Pero habría también que tener en cuenta, para una verdadera alimentación sana, el sufrimiento causado a esos animales que vamos a consumir, para estar realmente en armonía con todo lo que nos rodea. Porque el mido, el horror del maltrato envenenan esa carne. No es lo mismo comer un pollo que vive en libertad, que consumir carne o huevos de una gallina confinada en esas jaulas diminutas, donde nunca pueden caminar y al mover sus alas para poner sus huevos, éstas se laceran contra el alambre de sus jaulas, como lo han mostrado estudios serios y videos que denuncian el martirio de todos los animales de granjas industrializadas, para el consumo humano. La «Revolución personal», es también tomar una conciencia frente a los animales a quienes hemos maltratado

Opinión por:

estrellaerrante

19 agosto 2012 a las 11:57
  

(continuación) gratuitamente, desde que algunas religiones, como el catolicismo, nos hizo creer el cuento de que somos «el rey de la creación» y de que los animales están totalmente a nuestro servicio. Por ello, aunque sigamos las normas alimenticias que sigamos, mientras no vivamos en una verdadera armonía con todo lo que nos rodea, nuestro cuerpo será el fruto de cómo obramos y cómo pensamos. Y seguiremos acumulando el veneno del sufrimiento de esos seres maravillosos a los que no se nos ocurre agradecer por todo lo que nos aportan.

Opinión por:

larevolucionpersonal

19 agosto 2012 a las 18:08
  

Gracias a nuestra comentarista “estrellaerrante”, todo lo que dice es acertado. Es posible que no haya seguido nuestro blog desde el principio, por eso le anexamos uno de nuestros postulados: “Para La Revolución Personal, el objetivo principal es que el ser humano logre centrarse, balancearse o equilibrarse, conscientemente, en sus tres cuerpos: El material, el intelectual y el espiritual. Organizando ideas equilibradamente en los aspectos físico, mental y emocional, en las formas interrelacionadas físico-mental, físico-emocional y mental-emocional.” (entrada 003) La Revolución Personal no es para las masas porque todos los seres humanos somos diferentes y respetamos esa diferencia, tampoco generalizamos pues “yo y solo yo soy responsable de mis actos”. De tal forma que eliminamos pensamientos radicales y aunque estamos de acuerdo que los animales no se deben maltratar, pensamos que es decisión de cada persona alimentarse con animales, haciendo la salvedad que nunca se debe maltratar un animal, y solo debemos consumirlos cuando son criados de forma natural (sin alimentos procesados, no químicos, no sintéticos).

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.