BLOGS Actualidad

10
04
2013
Juan Fernández

La nueva marina de Cartagena

Por: Juan Fernández

La movida está con el proyecto de construcción de una Marina para 180 yates y veleros de lujo en El Laguito, en Cartagena, en ese cuerpo de agua detrás del Hotel Hilton, que por su puesto debe ser aprobado.

Ese proyecto cuesta unos 60 mil millones de pesos y se ha estructurado dentro del marco del documento CONPES (3110) de 2001 que incentiva la construcción de 10 marinas en el caribe colombiano, con el que se pretende que Cartagena sea incluido en el corredor náutico del caribe.

Eso lo está promoviendo el arquitecto Alfredo Machuca, Fernando de la Vega, quien diseñó el conjunto de edificios los Morros en Cartagena, y el empresario de la construcción Oscar Guardo (urbania). La firma de consultoría Interbrokers ya hizo la estructuración y prefactibilidad del proyecto, que está siguiendo su curso.

Ese proyecto se está gestando porque en Colombia hay un mercado creciente de venta de yates que está generando nuevos negocios y no marinas suficientes para tenerlos. Las únicas son las de Santa Marta, la del Club de Pesca de Cartagena y la de Puerto Velero, a 20 minutos de Barranquilla.

Este fin de semana precisamente, se realizará el primer Salón Náutico en el Centro de Convenciones de Cartagena. Ahí se reunirán fabricantes de botes y clientes en un mercado que empieza a despegar en el país.

Se podrán ver yates hasta de 60 pies de marcas como la alemana Bavaria y las italianas Cranchi y Ferreti, entre otras. La feria es organizada por el arquitecto Machuca, el mismo de la marina y participarán importadores como Elite, del empresario Carlos Tramontini. Le menciono los nombres porque son ellos quienes dicen que ya es normal en Colombia la venta de yates de 39 pies en adelante que arrancan en los 800 millones de pesos y que saben de pedidos que se han hecho por yates de más de 70 pies por 4.000 o 5.000 millones de pesos.

Ese negocio es complejo y vale la pena explicarlo. En Colombia lo que ha existido desde hace años es la importación temporal turística de yates, que está permitida y puede hacerse por un periodo de un año prorrogable a un segundo año. Por eso es que si usted ve los yates que están en el Club de Pesca de Cartagena o en la Marina de Santa Marta se da cuenta de que la gran mayoría tienen bandera panameña o de otros países y se ven muy pocas de Colombia.

Lo que buscan los importadores es que estos clientes compren los yates como es. El tema por supuesto es de costos e impuestos. Si usted hoy a va a traer un yate a Colombia tiene que pagar el 10% de arancel, el 16% de IVA y el 8% del impuesto al consumo. Además la Dian se ha dado cuenta desde hace rato de que quienes traen los yates de manera temporal no son turistas sino residentes colombianos. Incluso en la nueva reforma tributaria y con todo este tema que ha sucedido en San Andrés, se ha dado la opción para que las personas que tienen barcos importados de esta manera vayan a la isla y les pongan bandera colombiana y los nacionalicen sin pagar mayores impuestos, pero casi nadie se ha aparecido por allá.

Y es por esa modalidad con la que entran los yates a Colombia es que se hace difícil saber cuántos hay, pero los importadores insisten en que hay mercado….

Consulte audio en: http://www.bluradio.com

Categoria: Sin categoría

TAGS:

0

0

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.