BLOGS Actualidad

25
05
2012
internetpaldiario

TIC: la otra cara de la moneda

Por: internetpaldiario

Cuando leí sobre esa nueva tendencia más que sorprenderme, me asusté, no a un grado alarmante, pero sí como para pensar: ¿a dónde vamos a parar?

La historia narraba la experiencia de un chico cualquiera, que usaba el I-Doser. Este es un software pago a través del cual el usuario puede ‘relajarse’ con dosis informáticas de pistas sin audio. A palabras más simples, el sujeto pareciera drogarse al experimentar aquellas sensaciones que le producen en algunas ocasiones, movimientos físicos y hasta traumas severos. Es cierto, las nuevas tecnologías han proporcionado importantes beneficios a la humanidad en todos los campos, avances en la medicina, astronomía, cambios culturales, sociales, políticos, etc. Pero en ese mismo afán por empoderarse y apropiarse de todo lo que lo rodea, el ser humano está escribiendo su sentencia: la tecnología terminará suprimiendo su autonomía.

Los hackers violan la seguridad de cualquier portal Web: es un hecho. Pero se dice que el FBI pretende tener acceso a información confidencial, lo que no es un rumor es que el ingenio de algunos ha producido virus informáticos a fin de acceder a cuentas personales de los usuarios, clonando tarjetas de crédito y divulgando contenidos secretos, como lo hizo Anonymous. Pero eso, es solo una cara de la moneda.

Las facilidades en comunicaciones y el surgimiento de nuevas tendencias digitales han traído una serie de ventajas para los ciudadanos del mundo entero. iPad, smartphones, portátiles, videoconsolas, videojuegos, Internet, redes sociales, conectividad inalámbrica, entre otros desarrollos no solo revolucionaron la forma de vida del hombre, también dieron inicio a una nueva era que hoy ha sido llamada como la Sociedad del Conocimiento. Sin embargo, frente a los adelantos acelerados que se convierten en titulares de prensa y temas del momento en las redes sociales, cabe preguntarse ¿podría ser perjudicial tanta tecnología para el ser humano? A una respuesta de un solo golpe y sin pensarlo, cualquiera diría que no, pero viendo más allá de las arandelas surgen una serie de realidades inevitables.

AA050024

Los usos y excesos. Los juegos virtuales, así como los videojuegos además de proporcionar entretenimiento a grandes y chicos, también son capaces de generar fuertes dependencias y usos no adecuados. La novedad que los desarrolladores han incorporado no solo en gráficos, sino en la historia, roles, personajes y demás características son algunas de las atracciones o ganchos de los videojuegos del Siglo XXI.

Tal ha sido su ‘enganche’ entre los jóvenes, que el año pasado sorprendió en el mundo entero la noticia de un hombre que falleció en China, tras jugar en Internet por tres días seguidos sin dormir, ni comer bien. Esto sin duda, se convierte en un ejemplo de lo que estas herramientas pueden ocasionar en la población, si no se establecen límites de uso, en su debido tiempo. ¿Pero quién debe establecer tales límites?, por supuesto el mismo individuo debe ser capaz de conocer sus excesos y frenarlos en el momento adecuado. Sin embargo, en el caso de los niños y adolescentes, el papel les corresponde a sus padres o tutor, ya que durante las primeras edades es más fácil caer en dependencias de cualquier tipo si no se cuenta con un guía, que señale los comportamientos indebidos.

El auge de la industria de los videojuegos empezó a posicionarse desde los años 80, y hoy día dicha actividad es una de las más competitivas en el mercado. Aunque las nuevas tecnologías han supuesto la transformación de modos de vida, medios de comunicación, así como el desarrollo de una nueva cultura; es un hecho, que en algunos casos el ser humano se ha dejado arrastrar por una serie de efectos nocivos que afectan su realidad, porque todos los excesos son perjudiciales.

Como lo señala el artículo Web ‘Videojuegos y efectos’, los contenidos de estos son introducir pautas de comportamiento muy patológicas en una personalidad en formación como la del niño. En este sentido, no hay que olvidar que en la infancia y adolescencia el desarrollo de la personalidad depende entre otras cosas, de modelos o estereotipos sobre los que el menor o adolescente centra su atención. No se trata de echarle el agua sucia a las nuevas tecnologías, pero también hay que ser realistas en cuanto a sus usos. Cuántos han padecido el vicio del Blackebrry o smarphones, quiénes no han caído en la adicción a las redes sociales y videojuegos; puede que hayamos pasado por ese tipo de situaciones o no; puede que también conozcamos el caso de algún amigo en particular o la historia de un desconocido que cayó en los excesos de usabilidad de algunas de las herramientas antes mencionadas. O puede que sencillamente, comprendamos el impacto de los dos lados de la moneda y simplemente seamos ajenos a tal realidad, porque nos creemos inmunes a sus efectos.

Pero, lo cierto es que la tecnología nos alcanzó sin mediar palabras.

*Artículo de interés:

Efectos psicológicos de los juegos del rol en el desarrollo social y cognitivo de los menores

Eliana Álvarez Ríos

Directora de Contenidos Portal Web

Colombia Digital

Categoria: TIC

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
2

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

jjairog

25 mayo 2012 a las 14:04
  

Todo en exceso es malo, las drogas legales sin prescripción médica, el alcohol y por último “los ataques con acido”. Lastima que las nuevas tecnologías no sean aprovechadas al máximo para fines constructivos tales como la educación gratuita virtual y la telemedicina por ejemplo. :-|

Buscar en este blog

Perfil del Blogger

internetpaldiario

internetpaldiario

...

Ver perfil completo

Todos los Blogueros en Actualidad

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.