BLOGS Actualidad

19
08
2013
interbolsa

Nelson Jaramillo Osorio, Refinare y el fondo Premium

Por: Alberto Donadio

Tomado de El Tiempo:—————–Ocho días antes de la quiebra de InterBolsa, querían comprar la refinería Nare US $ 100 millones.

Refinare S. A., la única refinería privada que hay en el país, lleva casi una década esperando que alguien la compre.

Hace dos años, el millonario Osvaldo Cisneros le coqueteó, atraído por su ubicación –en pleno Magdalena Medio– y por su capacidad de producir 12.000 barriles de petróleo diarios, pero el negocio no cuajó.

Por eso, hace 11 meses, cuando sus directivos recibieron una oferta por 125 millones de dólares, pagaderos de contado y con el respaldo del grupo InterBolsa, creyeron que iban a cerrar el negocio de sus vidas.

Vector Automation, una empresa del sector petrolero –con apenas 150 millones de pesos de capital– ofreció desembolsar 60 millones de dólares apenas le aprobaran la venta, y el resto, a la firma del contrato.

Para respaldar la seriedad de la oferta, radicada el 12 de septiembre del 2012, anexaron un certificado de la firma Andean Capital Market, filial en Panamá del Fondo Premium, en el que constaba que ya se les estaba estudiando un crédito por 100 millones de dólares.

Con ese solo papel, expedido el 25 de octubre del 2012 y firmado por el tesorero de Andean, Ricardo Martínez, lograron que la junta asesora de Refinare, en liquidación, aprobara la oferta y el negocio se echara a andar.

Pero la venta empezó a tambalear cuando la Supersociedades y el liquidador de Refinare, Felipe Negret, pidieron justificar la procedencia de los fondos, que debían pasar filtros antilavado, y adicionar otros papeles.

El vocero de Vector, Jorge Eliécer López Castro, dijo que el operador para la legalización de los recursos era InterBolsa y solicitó 30 días más para cerrar el negocio, debido a la crisis en la que había entrado ese grupo.

Ante el cambio en los términos de la oferta, Ángela Echeverri, delegada para procedimientos de insolvencia, declaró fallida la venta.

¿Cómo se explica que, un mes antes de su quiebra, InterBolsa y Premium estuvieran detrás de un negocio por 100 millones de dólares? ¿De dónde iba a salir ese dinero? ¿Por qué dicen ahora que no hay plata para pagarles a sus inversionistas?

El amigo de Ortiz

En dos semanas, se reactivará la audiencia de imputación de cargos contra 17 responsables de este escándalo, y a varios de ellos la Fiscalía les hará estas preguntas.

De manera anticipada, EL TIEMPO investigó y estableció que Nelson Jaramillo Osorio, amigo y asesor de Juan Carlos Ortiz –socio de InterBolsa y protagonista del escándalo–, fue quien les recomendó a los de Vector acudir a la filial de Premium para financiar ese negocio.

A Jaramillo, asesor y contador, la ‘Súper’ le acaba de congelar sus bienes por figurar como miembro de junta de la Compañía Colombiana de Capitales, empresa de Ortiz y de Tomás Jaramillo que se lucró de Premium. También aparece reemplazando a Ortiz en reuniones de Datexco y de Gaseosas Glacial, vinculadas a accionistas de InterBolsa.

“Yo solo referencié a un asesor de Vector, como hice con otros negocios. Pero ni Juan Carlos supo ni el negocio prosperó”, le aclaró Jaramillo a este diario.

Y aunque Ricardo Martínez dijo que él sólo aparecía en papeles en Andean Capital, admitió que firmó el certificado usado por Vector.

“Fue una carta de intención, no significaba que los recursos estuvieran listos”, aclaró Martínez. Y agregó que luego se le notificó a Vector que no la podían financiar: “Pero de eso, por error, no quedó ninguna constancia”.

Rodrigo y Tomás Jaramillo le dijeron a este diario que desconocían el negocio de Nare y por qué se vincula a InterBolsa: “Si hubiéramos tenido esa plata, habríamos recogido los repos de Fabricato y no nos hubiéramos quebrado”, aseguraron.

Ortiz también negó cualquier participación en el caso. Pero las explicaciones, al menos por ahora, no son suficientes para las autoridades, que indagan si gente del Magdalena Medio estaba presionando para que se hiciera esa transacción.

Los socios de Vector tienen varias respuestas, pero al cierre de esta edición seguían en silencio.

¿Quiénes están detrás de Vector?

Vector Automation Limitada, con sede en Soacha, fue creada en el 2006 para ejecutar un sinnúmero de objetos, entre estos, trabajos de ingeniería en petróleo. El 20 de junio del 2012, tres meses antes de ofertar por Nare, Olga López y Carlos Alberto Garzón Fernández, socios de Vector, cedieron parte de la firma a Jorge Eliécer López Castro y a Placosa, una sociedad anónima de Guatemala. La firma extranjera aparece representada por Luis Pedro Chang y el valor de la sesión sumó 120 millones de pesos. Ese día también ampliaron su objeto social a la compra y venta de minerales e hidrocarburos para la exportar e importar.

Lo que llama la atención es que la empresa, cuyos activos reportados apenas superan los 150 millones de pesos, estuviera ofreciendo 150 millones de dólares por Refinare.

UNIDAD INVESTIGATIVA

——————–COMENTARIO: Nelson Jaramillo Osorio fue apoderado de Kaipa Corporation, sociedad accionista de la Compañía Colombiana de Capitales, empresa de Juan Carlos Ortiz.

Categoria: General

TAGS:

0

0

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.