BLOGS Cultura

10
08
2013
habad

¿Quién quiere ser creativo?

Por: Héctor Abad Faciolince

creatividad e inventiva

 

No tenemos cascos ni almohadillas (solo callos) en los pies. Debió de ser el dolor lo que llevó a algún hombre, a alguna mujer, a envolver en cortezas, en hojas, en pellejo de animales, nuestros frágiles órganos de locomoción. De una primera idea contra el dolor de los dedos o de las plantas de los pies, del deseo de evitar la sangre y las heridas, el exceso de frío o de calor, debió surgir el primer par de zapatos, los más rudimentarios. Ötzi, la momia de un hombre encontrada en la nieve, que vivió en Austria hace 5.300 años, llevaba unos zapatos cosidos en cuero, hechos de piel de oso en la suela, de piel de ciervo en la cobertura, y forrados en musgos y cortezas de árbol. Esos antiguos zapatos eran ya cómodos e impermeables: habían resuelto eficientemente un problema práctico, la dificultad de andar descalzos en ambientes hostiles, la nieve, en el caso de Ötzi.

(más…)

Categoria: General

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
20
03
2013
habad

Presentación del libro ‘Lo que no tiene nombre’, de Piedad Bonnett

Por: Héctor Abad Faciolince

Bogotá, marzo 13 de 2013

 

Algunos de mis mejores amigos no tienen hijos; quiero decir que han resuelto no tener hijos. Si el tema de los hijos surge y me lo preguntan, si todavía están en edad de procrear, yo casi siempre me atrevo a aconsejarles: ¡tengan hijos, es la experiencia más rara, más íntima, más intensa, más definitiva, más alegre y dolorosa de todas las que se puedan tener! Al que no tiene hijos, dijo una vez el novelista antioqueño Juan José Hoyos, “se le queda un pedazo del corazón sin usar.” Sí, ya sé que la frase les puede sonar cursi… a los que no han tenido hijos, pero quienes los tenemos sabemos que esa frase es verdad. Mis amigos que no han tenido hijos, en todo caso, aunque se han privado de la más grande dicha, al menos no han corrido el riesgo de sufrir el más hondo dolor. ¡Cobardes! Les digo; cobardes y sensatos al mismo tiempo. La cobardía, al fin y al cabo, no es otra cosa que un exceso de prudencia.

 

(más…)

Categoria: General

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
14
01
2013
habad

«Operación E»: ¿Sí o no?

Por: Héctor Abad Faciolince

clara y emmanuel

Una de las utilidades de la ficción consiste en que podemos hablar de la vida íntima de un personaje imaginario sin vulnerar la sensibilidad de nadie puesto que ese personaje solamente existe en el mundo irreal de las ideas y no puede ofenderse ni sentirse vulnerado. Cervantes tenía todo el derecho a decir que Alonso Quijano era loco; tal vez no habría tenido el mismo derecho a escribir lo mismo sobre Lope de Vega. Una de las dificultades, e incluso de los límites, de la no ficción (reportaje, crónica, novela no ficticia, biografía de personas vivas, películas inspiradas en hechos reales) consiste en que no sabemos hasta qué punto tenemos derecho a revelar asuntos privados de personas existentes. Cuando alguien comete un hecho monstruoso -por ejemplo secuestrar a una niña, golpearla y violarla- no tengo duda de que el violador pierde el derecho a su intimidad: puedo contar el oprobio y revelar la identidad del delincuente. Lo que es más dudoso es si tengo derecho a revelar la identidad de la niña, los detalles de su padecimiento, y las circunstancias de su vida anterior a la violación, durante la misma y después de ella, si la niña sobrevivió a los hechos.

(más…)

Categoria: General

TAGS:

12

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
11
10
2012
habad

La cantidad, la música, el origen (III)

Por: Héctor Abad Faciolince

DeGreiff

Sobre la Obra Poética de León de Greiff

4

“Nada de lo que digo es para sostener; que esto no es tesis, sino hipótesis: ideas mías, muy personales, tal vez erróneas…”[1] Así empezaba hace un siglo don Tomás Carrasquilla una conferencia sobre la poesía modernista, y del mismo modo quiero calificar yo hoy lo que he venido diciendo sobre la poesía de León de Greiff y sobre esta edición de su Obra Poética. He intentado defender lo que digo con argumentos y ejemplos, pero no lo voy a sostener si me comprueban lo contrario con mejores razones. Vengo usando un tono enfático, para que se me entienda, pero no quiero que confundan el énfasis con un arrebato de convicciones fanáticas en materia poética. Hago mías y repito las palabras de Carrasquilla: Nada de lo que digo es para sostener; lo mío no son tesis, sino hipótesis.

(más…)

Categoria: General

TAGS:

3

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
04
10
2012
habad

La cantidad, la música, el origen (II)

Por: Héctor Abad Faciolince

leon de greiff

Sobre la Obra Poética de León de Greiff

3

Ya que menciono la música, hablemos, pues, de música, porque sin ella será imposible entender la poesía de León de Greiff. Siempre convendrá recordar, con palabras de una de sus muchas “sonatinas” que su voz era “como el eco de inauditas / músicas ni en los sueños sospechadas: / o de músicas mútilas / urdidas en la propia fábrica / loca de su cabeza”.

(más…)

Categoria: General

TAGS:

3

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
27
09
2012
habad

La cantidad, la música, el origen (I)

Por: Héctor Abad Faciolince

MALPST0

Sobre la Obra Poética de León de Greiff

1

León de Greiff, con ese desdén irónico hacia las cosas propias y ajenas que siempre lo caracterizó, llamaba a sus libros “mamotretos”, y a medida que salían los iba numerando. Los solos títulos de estos mamotretos son ya memorables y una muestra más de su inagotable creatividad verbal. Tergiversaciones (1925), es el primero, publicado cuando el poeta tenía 30 años. Luego vendrían el Libro de signos (1930), Variaciones alredor de nada (1936), cuya última parte es el maravilloso “Libro de relatos”. Después salen las Prosas de Gaspar (1937), Fárrago (1954), con nuevas rondas de “Fantasías de nubes al viento” y Velero paradójico (1957). Su último mamotreto de poesía publicado es Nova et Vetera (1973), esto sin contar, obviamente, las numerosas antologías, las separatas de revistas, y la bellísima edición de sus Obras Completas (1960), realizada por Aguirre, insólito y elegante editor.

(más…)

Categoria: General

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
17
09
2012
habad

Elogio de la palabra

Por: Héctor Abad Faciolince

The-Temptation-of-Adam-tintoretto

Según el mito adámico (la etimología de la palabra Adán nos lleva a la expresión “creador de nombres”) el primer hombre se pone a mirar las cosas y a asignarles un nombre. Señala un gran animal con garras, amarillo, que parece un fabuloso gato peludo, y dice: león. Y león queda para toda la vida. Ve luego un reptil frío y pequeño, que parece el resumen de un cocodrilo, y exclama: ¡lagartija! Y lagartija será por los siglos de los siglos, o por lo menos hasta la catastrófica torre de Babel que con la confusión de las lenguas hizo la difícil maroma de poder explicar con una historia el problema de la gran variedad de los idiomas en que nos expresamos los hombres.

(más…)

Categoria: General

TAGS:

5

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
09
09
2012
habad

Aguirre

Por: Héctor Abad Faciolince

Alberto Aguirre 3

Aguirre -siempre le dije Aguirre, nunca Alberto- era mi amigo más viejo y también el más viejo de mis amigos. Nuestra amistad era tan vieja que se remonta a los tiempos de mi abuelo Faciolince y de su padre, Pedro Claver Aguirre (el Negro Aguirre, Gobernador de Antioquia en la presidencia de López Pumarejo) a quienes no conocí. Como eran tan amigos, mi abuelo y su padre, y como en esa época todavía no había celular y ya no había señales de humo, se mandaban mensajes cifrados desde lejos, tirando voladores de un extremo a otro de Medellín: el Negro Aguirre los tiraba desde su finca, Casabela, por Robledo, en las montañas occidentales de la ciudad, y al otro lado del valle, desde La Polka, en las montañas orientales de Loreto, le contestaba el Mono Faciolince, con su propio alfabeto de voladores. Las familias eran tan amigas que mi mamá recuerda a Aguirre y tiene fotos con él en pantalones cortos, jugando juntos, hace más de ochenta años, cuando las dos familias se reunían.

(más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
03
09
2012
habad

Ruvén Afanador: El minimalismo barroco

Por: Héctor Abad Faciolince

Ruven Afanador

A la poesía barroca le gusta el oxímoron: la luz oscura, el hielo abrasador, el fuego helado. La fotografía de Ruvén Afanador está impregnada de esa misma condición contradictoria: es, al mismo tiempo, barroca y minimalista, o mejor, barroca de mente y minimalista de cuerpo. Las víctimas de Afanador tienen que aceptar que se las suba al altar de los sacrificios y, una vez allí, repetir y actuar todos los rituales (posiciones, ropajes, gestualidad, ornamentos) necesarios para llevar a cabo la ceremonia del retrato. En el altar tradicional de los sacrificios se extraía el corazón; en el altar de Afanador, te sacarán el alma. Si no te entregas, peor para ti, pues será más doloroso, y en tu gesto inauténtico saldrá a flote tu condición de no persona, es decir, de vacío animado, de autómata.

(más…)

Categoria: General

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
25
08
2012
habad

Acuérdate de olvidar

Por: Héctor Abad Faciolince

Héctor Abad Gómez con su nieta, Daniela Abad, dos meses antes de su muerte

Héctor Abad Gómez con su nieta, Daniela Abad, dos meses antes de su muerte

Una vez un amigo me contó una historia que yo siempre he querido olvidar. Hubiera querido que nunca me la contara, pero la historia ya está en mi cabeza y no he podido sacarla de ahí. Ahora ustedes la van a oír y tal vez me odien por contarla, porque de ahora en adelante también ustedes tendrán la maldición de recordar sin querer. Les doy una opción, que es lo que hacía mi hijo cuando empezaba la parte de terror en los cuentos infantiles: cierren los ojos, tápense los oídos. La historia tiene la sencillez que casi siempre tiene lo terrible: este amigo iba en carro con su familia para la Costa, en un pick up. Iba con la mujer, con los dos hijos, y con el perro de todos, Toni. El perro era un Springer Spaniel (blanco con manchas cafés) y lo amarraron atrás, en el espacio destapado, en el volco del pick up, pues el perro era necio y era muy incómodo llevarlo diez horas dentro de la cabina cerrada del carro. Eran las cuatro de la madrugada, estaba muy oscuro, y de vez en cuando todos revisaban que el perrito estuviera bien y a gusto atrás, donde le habían hecho un nido con una cobija. A veces ladraba, saludando, a veces aullaba, a veces apoyaba sus patas en el vidrio de atrás. Subiendo por Matasanos los niños se durmieron, y mi amigo, que iba manajando, pensó que el perro se había dormido también. Después de un tiempo sintió algo raro, le pareció extraño que el perro no volviera a asomarse, y les pidió a sus hijos que se asomaran hacia atrás, a ver cómo iba Toni. Ya no estaba; solamente se veía la correa colgando hacia afuera; sin que nadie se diera cuenta, el perrito se había tirado o se había caído de la cabina de atrás y estaba colgando de la cadena. Toni estaba colgado de la correa, estrangulado, dándose golpes contra el pavimento. Pararon. Un pellejo con manchas de sangre, magullado, destrozado. Una piltrafa. Y los niños lo vieron.

(más…)

Categoria: General

TAGS:

20

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...