BLOGS Actualidad

Archivo de junio, 2012

28

06

2012

gonzalo  guerrero

La reforma judicial de los HP (Honorables Parlamentarios)

Por: elcides olaznog

La tapa de las tapas. Se dieron garra los HP (Honorables Parlamentarios). Si una persona honesta quiere una prueba más de la naturaleza del “oficio” de congresista, puede ser que no viva en Colombia.  La ultrafamosa reforma judicial que acaba de aprobar el Congreso es una muestra contundente de lo que ya es entre la gente una verdad absoluta y que debe ser incluida en el diccionario de la Real Academia, al menos en su versión colombiana: política es sinónimo de corrupción. O, como decía mi abuelo: político y corrupto son la misma vaina.  Vamos por partes. El deber de un congresista es diseñar (codiseñar) las normas con las cuales se debe regular el comportamiento de una sociedad determinada. Pero en Colombia nada de eso ocurre. Ejemplos hay por cientos. Un congresista utiliza su curul (que es del pueblo que lo elige, no de su madre ni de su padre) para favorecer intereses propios o de sus más allegados. ¿Quieren un ejemplo entre cientos? Pues averigüen cuál o cuáles congresistas diseñaron la norma de la revisión técnico – mecánica de los automotores y comprueben quiénes son los dueños de las llamadas servitecas autorizadas para el efecto. Si no son amigos o familiares de los HP pues lo son de sus esposas o de sus novias, o de sus amantes. Así funciona la política, qué le vamos a hacer…  Pero volvamos al caso que nos ocupa. Para un colombiano del común es un aserto que las cámaras legislativas de nuestro país son un nido de insaciables roedores (ver las redes sociales). En Locombia es tarea bien complicada, por no decir imposible, hallar un político que no se haya untado nunca, que no haya apoyado una iniciativa parlamentaria sin pensar en beneficiarse o beneficiar a alguien. El solo hecho de cobrar sumas astronómicas por un “trabajo” que NO beneficia a la gente sino que la perjudica ya permite dudar de su honestidad.  Los últimos días han estado en el ojo del huracán doce congresistas que conformaron una comisión de conciliación que no se entiende por qué ni para qué fue creada. Es un ente diabólico que apenas permite entrever que fue conformada para darles vida a los orangutanes que resultaron en el documento final. Y hasta el momento no hay una explicación convincente acerca de la razón de ser de esa comisión, que deja un fétido e insoportable olor en el ambiente.  Los doce congresistas aludidos son Alejandro Carlos Chacón, Orlando Velandia, Martín Emilio Morales, Luis Fernando Duque, Juan Manuel Corzo, Juan Carlos Restrepo, Jesús Ignacio García, Gustavo Puentes, Germán Varón, Eduardo Enríquez Maya (cacique de caciques), Carlos Edward Osorio y Roosvelt Rodríguez Rengifo, todos de diferente pelambre político. Pero estos apenas son los más visibles, porque culpables son todos, léase bien, todos los congresistas, unos más que otros. Y el Gobierno de Santos, que de tumbo en tumbo patrocinó durante dos años este esperpento jurídico.  De los doce, Germán Varón y Roosvelt Rodríguez, se opusieron a los desmanes propuestos por sus compañeros, aunque no porque estuvieran muy convencidos sino porque los micos eran tan grandes que parecían elefantes, con perdón de don Ernesto Samper. Merece párrafo aparte el señor Simón Gaviria Muñoz, Presidente de la Cámara de Representantes. El superdelfín tuvo la desfachatez de admitir públicamente que NO había leído el texto final, (supongo que el inicial tampoco porque se nota que este señor de lectura pocón, pocón) pero no tuvo reparos en dar su aval como presidente de la Corporación. El sujeto en mención está dando pruebas irrefutables de pertenecer a esa camada de políticos del corte de Andrés Pastrana y Samuel Moreno, corticos de pensamiento pero hábiles para las componendas y para los negocios con dineros oficiales. Es decir, personajillos que si se tiene en cuenta su precariedad intelectual, nadie se explica cómo llegaron a los más altos puestos de la política nacional. Sin embargo, están ahí. La gente se pregunta cuáles son los méritos – más allá de ser el hijito de los expresidentes César y Ana Milena – para que un imberbe político como Simón el bobito con tan poca experiencia en estas lides sea el flamante Presidente de la Cámara de Representantes.  No le demos vueltas al asunto; los beneficiados con el esperpento mayor son los propios HP (Honorables Parlamentarios) que se autoblindan para que la misma justicia que dicen reformar ni los mire aunque sus delitos sean de la mayor gravedad; en este sentido, más de 40 parlamentarios que están a punto de perder su investidura ya no la perderán porque el régimen de inhabilidades deja de existir; también los HP se benefician porque se revive la impunidad, perdón, la inmunidad parlamentaria, (objetivo de don Juan Manuel Corzo, el mismo que se queja porque el cerro de millones que se gana no le alcanza para pagar la gasolina de sus flamantes 4×4) lo que se traduce en que pueden seguir haciendo de las suyas sin que nadie, nadie en absoluto los pueda cuestionar. Impunidad oficial total.  También se favorecen los altos magistrados que aumentan su descomunal poderío, pues en vez de disfrutar ocho años en el cargo ahora se gozarán doce. Incluso se van al carajo los procesos por el carrusel de las pensiones en una altísima corte porque quedan por cuenta de la Comisión de absoluciones, otra vez perdón, de acusaciones de la Cámara. La “reforma” en este caso particular se burla de la Contralora Sandra Morelli, quien de forma valiente se atrevió a investigarlos. Pero no; queda demostrado que los altos mafistrados son intocables.  Preguntas finales entre muchas otras que se formula el “constituyente primario”: ¿para qué tenemos tantos legisladores como si en Colombia sobrara la plata? ¿Es  o no es inmoral que en un país en el que todo falta, haya personajes que se tiren la plata de esa manera tan cruel? ¿Por qué ganan tantos millones los secretarios de Senado y Cámara?, ¿cuál es su función? ¿Por qué hay tantos colombianos masoquistas que con su voto o su abstención alimentan y engordan nuestro ganado ratuno?   Colofón: la perla mayor de los legisladores colombianos, su máxima creación en dos años de despilfarro presupuestal, más que indignación, causa verdadera putería. Pero ese sentimiento se multiplica por mil cuando se ve a los cínicos buenosparanada defendiendo sus atrocidades como si fueran prodigios de justicia y equidad. En esta situación tan vergonzosa la única esperanza de los colombianos es que los medios masivos y los periodistas honestos apoyen al pueblo en su iniciativa de cerrarles el paso a los roedores. El referendo debe ser el RACUMÍN QUE NOS SALVE DE TANTO DESANGRE ECONÓMICO.

Categoria: General

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

13

06

2012

gonzalo  guerrero

Las ilusiones que nos quieren vender con Pekerman…

Por: elcides olaznog

Digo sin vacilar que después de algunos pasajes del segundo tiempo del partido Perú – Colombia en Lima, sentí unos deseos enormes de volver a ilusionarme con la Selección Colombia “absoluta”.  La prudencia es sabia. Por eso esperé a ver el partido contra Ecuador. Ahí decidí no comprarle ilusiones a Pekerman ni a nadie, en cuanto fútbol se refiere. Porque el Ecuador de Reinaldo Rueda es un equipito malo que no tiene ni la mitad de lo que nos jugó Perú en Lima. Por eso había que ganarle. Pero no se pudo.  No se pudo porque el flamante estratega argentino no ha leído cabalmente el fútbol colombiano y se equivoca en los planteamientos y en las alineaciones. Lo que se nota en las primeras de cambio es una Selección Colombia ochoauribesca, ultradefensiva y timorata, lo cual explica en parte la intrascendencia de Radamel; y si don José quiere que el temible tigre Falcao sea tan efectivo como en el Atlético de Madrid, pues debe diseñar un equipo para él. Lo cual es improcedente porque ante una lesión del 9 colombiano (Dios no lo quiera) dejaría al equipo sin fundamento alguno. Además porque una cosa es jugar en la liga española y otra muy diferente jugar puntos decisivos, de cara a la casi imposible clasificación a Brasil 2014. Una selección nacional es una selección nacional y un club es un club. Las diferencias son muy obvias. Un club puede perder 4 o 5 partidos consecutivos y no pasa nada. Gana después 3 partidos y equilibra. Pero una selección en esas circunstancias la mandan p´a la p… bueno, para donde sabemos.  Uno como aficionado espera que su selección juegue bien y gane. Pero si gana aunque juegue mal, pues el corazón del hincha lo acepta; como en Lima. Lo que nadie quiere es ver un equipo perdedor que gasta miles de miles de millones de pesos en hoteles cinco estrellas, desplazamientos, publicidad, uniformes, premios, etc., además, una nómina con cuerpo técnico de lujo que parece que ni fu ni fa. Y con Colombia pasó eso: no solo jugó mal sino que perdió.  En honor a la verdad, uno revisa cada uno de los jugadores y llega a la conclusión reveladora de que esos son. Con alguna excepción, todos son muy buenos. Pero NO hay explicación para que no funcionen como conjunto. O para que no se “conjunten”, como diría el emperador de RCN, Carlos Antonio, gurú de gurúes. Quizás al aficionado le cueste ver a Yepes cada rato en el suelo, impotente, con la mirada en el delantero que va camino del gol. Y no se trata de demeritar al gran Mario Alberto, ni más faltaba. Pero resulta que los años no pasan en vano.  Amaranto Perea es otro al que los almanaques le pesan. A mí nadie me saca de la cabeza que contra Ecuador su lesión fue de impotencia de ver cómo un delantero desconocido hizo fiesta por su sector. Y pidió el cambio para conservar su imagen, porque quería evitar el ridículo personal y la debacle colombiana.  Sin embargo, tengo mucha confianza en Guarín, en James, en Ospina e incluso en Aquivaldo. Dorlan tiene mucho para dar, pero el técnico debe obligarlo a “conjuntarse”, porque esto es fútbol, no tenis. ¿Me comprenden? A Muriel se le sale la calidad, aunque aún es prematuro hablar de él porque no lo ponen. Pero el gigante de esta Selección no es ninguno de ellos; es un muchacho que “descubrió” Jorge Luis Pinto; les hablo de Carlos Sánchez. ¡Qué jugador, señores! El cuerpo técnico y los compañeros en un acto de justicia deberían entregarle sus sueldos de la pasada fecha a Sánchez. Si no hubiera sido por el morenazo, Colombia estaría hoy con los miserables 4 puntos que nos dejaron Leonel y el “proceso” de don Bolillo Gómez, y estaríamos disputándole a Perú y a Bolivia el último lugar de la tabla.  A mis apreciados y generosos lectores les digo: el fútbol es un deporte pasión de multitudes y debe vivirse así, con pasión, sentirlo con el corazón. Pero los resultados, los balances, deben ser realizados con cabeza fría, aunque duela. Un mundial sin Messi o sin Cristiano es casi imposible. (Recuerden cómo clasificaron a la brava a Portugal al mundial de Sudáfrica 2010). Pero por más que amemos a Dorlan y a Falcao, debemos saber que nadie va a mover ni un dedo para que no haya mundial sin nuestro tigre. Esto es real y no lo podemos modificar. Es triste pero cierto.    Las posibilidades están ahí. La eliminatoria suramericana está nivelada por lo bajo y el único clasificado fijo es Argentina. Lo digo así me lluevan rayos y centellas. De ahí para abajo incluso Bolivia puede porque las diferencias entre uno y otro son muy sutiles. Pero si no se ha de hacer un buen papel en Brasil 14, con una Selección Colombia que juegue aunque sea 5 partidos, pues ni vale la pena sufrir pendejamente.  Todo depende también de las metas que tracen los mandamases del fútbol colombiano: si es, como siempre, jugar tres partiditos y decir con la jeta llena que hemos ido a 5 mundiales, y chao, pues sigamos haciendo fuerza. Pero si queremos jugar aunque sea cinco partidos, pues trabajemos para ello. Y no inflemos jugadores a punta de prensa que eso le hace mucho daño al fútbol y acaba con las ilusiones de la gente. ¿Tendremos con qué?  Colofón: el remate de hoy corre por cuenta de mi tío Anselmo: “No nos digamos mentiras, mijo; una eliminatoria tan mala, con rivales tan malitos como Ecuador, con un técnico tan costoso, y con semejante tigre en la cancha, imposible no clasificar”. Hasta razón tendrá el viejo que sabe mucho de agricultura pero de fútbol pocón pocón.

Categoria: General

TAGS:

23

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.