BLOGS Actualidad

Archivo de mayo, 2012

23

05

2012

gonzalo  guerrero

El honorable senador Merlano y el hundimiento de la ley antiborrachos al volante

Por: elcides olaznog

Un monumento al cinismo y a la desvergüenza… La vieja tía Empera no me había vuelto a molestar con jota porque se le había dañado su vetusto televisor. Pero, por desgracia, cuando se lo repararon y volvió a ver los noticieros me llamó y cuando vi su nombre en mi celu me pasó un frío por el estómago porque pensé que me iba a hablar de Sigifredo López. Santa Bárbara bendita, como decía KLIM. Pero no; estaba era indignadísima con un senador del cual no recordaba su nombre. ¿Saben lo que me dijo la vieja cuando vio el noticiero? “Mijo, si el senador ese no hubiera estado jincho de la perra no se habría negado a practicarse la prueba de jincheremia. ¿Sí o no? Sumercé que es periodista de profundidá, ¿qué opina?”. Creo que a la anciana le cabe toda la razón. En lo del senador, claro, no en lo de profundidad. Al ciudadano común y corriente le causa estupor e indignación ver la grabación en la que aparece el honorable senador Merlano, juagado de la rasca, negándose a cumplir con la ley que supuestamente es el producto de su “trabajo”. Pero lo más bochornoso, por decir lo menos, son las declaraciones del general Óscar Pérez, flamante Comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla. Esas declaraciones dan asco. Pero permiten ver el miserable contubernio que existe entre las altas clases políticas y policiales en detrimento de los intereses de los ciudadanos honestos. Por fortuna al mando superior no se le ocurrió rechazar la renuncia del general. Esa sí habría sido la tapa. Habrían aplastado a los pobres patrulleros que a altas horas de la noche cumplen con su deber mientras otros disfrutan las mieles del whisquito 18 años con nenas de ídem. También es deplorable y condenable desde todo punto de vista la posición ridícula de los representantes Navas Talero del Polo “Democrático”  y de Jairo Ortega de la U. Navas dice que “es más el escándalo que la realidad”; me pregunto si la realidad será menos escandalosa y la realidad menos cruel si un hijo o familiar suyo un día de estos cae víctima de los asesinos al volante, sean estos senadores, representantes o policías de alta graduación. En este caso, seguro, el honorable representante volará a su curul a proponer un endurecimiento de penas. Dios y la Virgen protejan al honorable representante y a su no menos honorable familia. El representante Ortega, por su parte, tendría que estar en una rasca peor que la de su colega Merlano cuando soltó la siguiente perla: …en el país hay un problema de hacinamiento en los centros penitenciarios, por lo que afirmó que “no sé dónde van a meter a millones de colombianos en las cárceles, porque son millones los que se toman sus traguitos”. Sean millones o miles o decenas, honorable Representante a la Cámara Ortega, el Estado debe proveer centros de reclusión para todos los delincuentes. Sus declaraciones ridículas permiten inferir que si a una niña la violan pero no hay cupo en una cárcel para el violador este seguirá violando niñas hasta que “se acabe el hacinamiento en los centros penitenciarios”. Les digo más, honorables representantes: ganaríamos más los colombianos si en vez de pagarles a ustedes tantos millones por no hacer nada como no sea soltar babosadas en los medios de información, esos copiosos millones se invirtieran en construir cárceles. Señor Ortega: una ley que endurezca las penas para los asesinos al volante sirve de ejemplo para que los ciudadanos que no son congresistas ni generales de policía EVITEN conducir ebrios, aunque fuera por el temor de que los tiemplen a la guandoca. Señores, eso es pedagogía ciudadana y coerción legal para regular el comportamiento de los ciudadanos. Nunca como en este episodio de Merlano y de sus colegas encubridores quedó más claro el interés particular de nuestros legisladores: una sanción por conducir borrachos – estado natural de mucho alto funcionario – los puede inhabilitar para ejercer cargos públicos. Ahí está el meollo. Ponen sus propios y sucios intereses por encima del interés común. Sueño con una campaña política de un grupo cívico que no se dedique a ganar adeptos y votos para su causa particular sino que vayan por el país mostrando fotografías y titulares de prensa que den cuenta de las actuaciones de sus altos funcionarios. Para refrescar la memoria de los electores y no elijan personajes de esta tremenda calidad humana. Material hay de sobra en los medios de información. Colofón: En la próxima legislatura los congresistas deberían aprobar una ley de endurecimiento de penas para los conductores ebrios con un parágrafo que diga: “los únicos que pueden conducir en estado de ebriedad, lo mismo que matar gente con los carros oficiales, son los Honorables Congresistas y los generales de Policía”. Y a estos personajes “respetables” no se les podrá exigir licencia de conducir ni pruebas de alcoholemia para no faltarles al respeto. Y a quienes más gente maten se les otorgará la Cruz de Boyacá por sus altos e incondicionales servicios a la patria.

Categoria: General

TAGS:

28

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

10

05

2012

gonzalo  guerrero

IVA en la canasta familiar y tres perlas de la ministra Holguín

Por: elcides olaznog

“…Donde hay hombres hay prostitución”. “Colombia acatará el fallo del Tribunal de la Haya”. “Hicimos tres cumbres por el valor de una”. Si las anteriores perlas hubieran sido emitidas por algún personaje de la farándula nacional, como Amparito Grisales o Jota Mario Valencia, vaya y venga… pero no; las dijo la flamante ministra de Relaciones Exteriores de la República de Colombia en un lapso no mayor de una semana. La primera perla es muy grave porque la gente se pregunta si en el círculo cercano de Angelita habrá o no habrá hombres. Si no los hay, bueno, pero si los hay la conclusión es muy triste. En el segundo caso, la canciller se refiere al fallo del tribunal de la Haya que deberá definir la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés. Pienso que aquí también se le fueron las divinas paticas a María Ángela, quizás porque está segura de que el fallo del alto tribunal será a favor de Colombia. Las declaraciones de la ministra causaron revuelo en la opinión pública pero en el fondo pienso que fue por la manera de decirlas y no porque la señora estuviera resignada a aceptar un hipotético fallo en contra de Colombia. Quizás a Angelita en esta ocasión le faltó tantica diplomacia para decir lo mismo pero diferente.  Los medios de información le cobraron, entre otras razones porque el mayor impacto se registró en el Congreso. En otras palabras, las declaraciones de la ministra fueron criticadas por la cumbre moral de la República, ese ente cristalino y pulcro, paradigma de rectitud y de sindéresis, representado por las dos cámaras legislativas criollas. La tercera declaración sí es una verdadera perla. Permítanme transcribirla de nuevo: “Hicimos tres cumbres por el valor de una”. ¡Vaya desfachatez! Ignoro si la señora es de los Holguines todopoderosos del Valle del Cauca. Si es así, si es inconmensurablemente rica como su jefe Juanma, se entendería la largueza de su generosidad. El problema consiste en que en la cumbre (las tres cumbres, según el sentido de baratillo popular de la ministra) no se gastaron la plata de sus potentes chequeras sino la plata de los colombianos que vemos con gran dolor cómo se despilfarra nuestro dinero en unas reuniones que no sirven absolutamente para nada diferente a la de dar una falsa imagen de ricos ante la comunidad internacional y a presumir de protagonistas en el devenir de “las Américas”, cuando todos sabemos quién es el que pone las reglas de juego. Las declaraciones de la ministra van en franca contravía con la realidad nacional: puentes caídos, carreteras intransitables, medio país anegado, escuelas destruidas por el invierno, hambruna infantil, salud ineficiente y humillante, obras públicas sin terminar pero pagadas diez y veinte veces su costo, pensiones de jubilación de miseria, (menos las de los magistrados de ciertas las altas cortes), transporte público que es un asco, delincuencia común haciendo de las suyas como perro por su casa y con un código penal cómplice, inseguridad ciudadana, en fin, la lista es interminable y torturante. Señor presidente Juanma, no olvide que a usted lo eligieron los ciudadanos para gobernar, es decir, para proporcionar mejor calidad de vida a sus gobernados, no para tirarse inmisericordemente la plata de los contribuyentes. Sean 80, 90 o 100 mil millones de  pesos los que se tiraron en la cumbre, pregúntese, amigo Juanma, para solucionar cuántos problemas habrían servido esos millones. Y de contera, dos semanas después del despilfarro sale con el chorro de babas mayor: “El gobierno estudia IVA para la canasta familiar”. ¡Vaya despropósito, señor ministro de hacienda! Tengo un primo que estudió toda su vida para ministro de hacienda pero le tocó quedarse de vendedor de chapmú puerta a puerta porque tiene apellido chibcha y porque el muy bestia no aprendió el arte de lagartear. De todos modos, lo confieso, el tipo sabe. Cuando le comenté esto que escribo, me dijo: “no sea bruto; con razón estudió p´a periodista. Sepa usted que cien mil millones para un país como Colombia son un gasto de caja menor. Lo del IVA es una medida de infraestructura, de macroeconomía. Lo de las cumbres, tan baratas, como dice la ministra, son problemitas de miscelánea de barrio”. Luego de la vaciada de mi primo me autorrecriminé por no haber estudiado economía. Tampoco tendría fortuna pero al menos podría entender la lógica de los gobiernos como el actual: “nosotros nos tiramos la platica, quedamos bien con los ricos del mundo y después les pelamos el bolsillo a los honrados trabajadores. Claro, antes de decretar alzas en los impuestos, les decimos que vamos a construir vivienda gratis para los pobres. El pueblo bruto a toda hora se la pasa viendo telenovelas y realitis y ni se da cuenta de nada”. Colofón: “Hicimos tres cumbres por el valor de una”. Con este pensamiento de baratillo popular de la ministra Holguín, podemos afirmar que el negocio de moda es hacer cumbres. Si nos ahorramos 200 mil millones en la cumbre de Cartagena, ¿cuánto podríamos ahorrar en tres o cuatro de esas al año? Lástima ser tan bruto para la aritmética. Apreciado lector, ¿podría ayudarme con esta cuenta? Las universidades de garaje ya están haciendo “estudios de mercadeo” para abrir la carrera de Cumbrología. ¡Vea, pues!

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.