BLOGS Actualidad

02
09
2011
gonzalo  guerrero

Por: elcides olaznog

Las segundas temporadas de las telenovelas colombianas

Me llamó de la vereda mi sexagenaria tía Empera para pedirme un favor. Yo me asusté porque la vieja nunca me llama pero después me puse contento porque pensé que a lo mejor se estaba sintiendo en las últimas y quería que le aceptara por ahí alguna jugosa herencia escondida, o algo por el estilo.

 Pero no. La casi anciana, que de niño me enseñó lo que es la tacañería químicamente pura, me llamaba para un asunto que me parece de quinta, como dicen las señoras. “Mijo, sumercé que es periodista y que vive cerca de RCN Televisión, le ruego que vaya a donde esos señores y me les dice que no abusen de nuestra confianza y que no se burlen de los televidentes”. Yo no le entendí ni papa pero la vieja siguió soltando el rollo.

 Palabra más, palabra menos, la tía estaba enverracada porque esta semana habían anunciado con bombo y platillos el final de A mano limpia. Yo no tenía ni idea de que a la vieja le gustaran esos programas como tan… mejor no digo. El caso es que el famoso final no llegó y el desenlace se dejó dizque para la segunda temporada.

 Me pareció que lo conveniente era mandar a la vieja a… bueno, a que cogiera oficio, pero de todos modos confieso que me picó la curiosidad. Entonces le pregunté que si no era bueno que quedaran las historias en suspenso, que eso aumentaba el interés, en fin. Pero la tía se empecinó en vaciar a los de RCN por mi conducto, pero no me quiso entender que yo con personas tan importantes no tengo ni la menor posibilidad de hablar.

Mientras trataba de explicarle que se había equivocado de estafeta, la vieja siguió soltando su veneno y me dijo que “ya se la habían hecho” con A corazón abierto, otra serie de mucho éxito, según leí en una página de internet.

Para evitar una cruenta ruptura con la tía Empera, me di a la tarea de investigar a fondo. Lo primero que hice fue ir a donde mi comadre Marcela y ella sí me contó la vaina como era. De paso diré que la comadre también estaba que se la llevaba el patas (ojo, con a, no con u) con RCN TV.

 Y sí. Me explicó con lujo de detalles (claro que me tocó mandar por medio palo de pola para que mojara la palabra), y el asunto es como sigue:

RCN adoptó un estilo bien particular. Según la comadre, en A corazón abierto les quedó gustando tanto la sintonía que en vez de 80 capítulos pasaron 120. Y como les siguió gustando, decidieron no terminar la serie, chapucearon un estallido en un bus y el pobre doctor Augusto Maza, por salvar vidas se metió en el bus, se quemó todo y… suspenso… No se resolvió nada, algunos personajes se fueron para otro canal, y todo quedó listo para la “segunda temporada”.

 En A mano limpia, sucedió algo parecido. Sin mayores argumentos, el maloso de Vicente, hermano de Manuel Guerra, sin motivo alguno decidió incendiar la casa donde funcionaba un dizque gimnasio. Pero dio la “casualidad” de que Manuel, el hermano del maloso, estaba en el gimnasio solo, solo como nunca había estado y, ¿qué pasó? Suspenso… Todo quedó listo para la “segunda temporada”. Ahí recordé el tremendo arsenal de palabras de grueso calibre que utilizó mi tía Empera contra los pobres libretistas. Y tengo miedo porque si la vieja de pronto viene a Bogotá en estos días, es capaz de hacer con RCN lo mismo que hizo Vicente con el gimnasio.

Pero las segundas temporadas dependen de que los actores firmen un nuevo contrato. Para el caso del doctor Maza, interpretado por Juan Pablo Espinosa, como se cambió de canal, se decidió que se iba para un país lejano a curarse de las quemaduras. Si hubiera firmado el contrato para la segunda temporada pues lo habrían traído de ese lugar lejano, claro, ya sin quemaduras. Pero no, no firmó. Conclusión: se murió el personaje pero no en la serie sino en el libreto. Ni lo volvieron a nombrar. Machetearon la historia.

En el caso de Claudio Cataño, que representó a Manuel Guerra, ocurre algo similar: si Cataño no firma para la segunda temporada, se muere; mejor dicho, lo mata el libretista. Pero si firma, lo salvan. Machete es machete.

Después de la retahíla de mi comadre Marcela comprendí a la pobre tía Empera. Tienen razón. No es justo que se burlen tanto de los televidentes. Yo le mandé decir a la vieja que ya era como hora de que cogiera seriedad y se pusiera a hacer algo productivo. Que ese tipo de programas no aportan nada y sí hacen mucho daño. Pensé soltarle el carretazo de Federico Nietzsche, ese del pan y circo para el pueblo ignorante, pero me acordé de la improbable herencia y mejor me abstuve.

Le mandé decir, por ejemplo, que mis hermanos, todos estudiados y dedo parado a cual más, se dejaron contagiar por el lenguaje soez y ordinario de A mano limpia. Mi hermana cada que pelea con sus tres hijas adolescentes – y eso ocurre por lo menos tres veces cada hora – remata con un enérgico ¿Me hago entender? Mi hermano resultó tratándome de pichurria porque le quedé mal con una platica que le debía. Y eso que el hombre es militar. Y a mi hijo de 14 años le oí sin querer una conversación en la que se refería a mí, a su padre, es decir, a su cucho, como “un pirobo resentido”, todo porque le dije que era de muy mala educación sacarme los billetes de 50 mil mientras yo dormía. Conclusión: el maloso Vicente y la mamá de Jenny, célebres personajes de A mano limpia, son mucho más hábiles que yo en el arte de educar. ¿Se necesita más ilustración?

Categoria: General

TAGS:

9

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
9

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

mafeguepe

3 septiembre 2011 a las 5:00
  

jajajajajajaaj el hermano militar hizo eso??? creo que tenemos un problema :) en todo caso la historia de las segundas temporadas mas que una falta de respeto, es una copia (mal hecha) de las series europeas y americanas que en vez de la logica de la novela con principio y final dramatico, se mantiene por tantas temporadas como el publico (disculpa las tildes) permita, de hecho “A corazon abierto” es copia de una serie americana que se llama “Grey’s anatomy”, la otra quien sabe.

Opinión por:

yacs1979

5 septiembre 2011 a las 9:20
  

gracias a Dios por history channel….

Opinión por:

digoall

5 septiembre 2011 a las 11:59
  

Si claro, su tía, no usted, de ninguna manera.

Opinión por:

alcasguad

5 septiembre 2011 a las 12:19
  

definitivamente las telenovelas y las series tienen mas poder al educar que los mismos padres o profesores y pues siempre he creido que en el caso de las novelas son pa¨ NO VELAS; pues no le dejan a uno nada educativo.

Opinión por:

eaoll

5 septiembre 2011 a las 14:53
  

Yo estoy esperando la nueva temporada de “How I Met your Mother”. Ah, verdad, no es televisión colombiana…con razón.

Opinión por:

carcealgo

5 septiembre 2011 a las 15:03
  

LAS SEGUNDAS TEMPORADAS NO SON BUENAS O NO DAN RESULTADO. SI ES UNA BURLA CON EL TELEVIDENTE. POR ESO ES MEJOR NO MIRAR TELENOVELAS.

Opinión por:

rijkkardd

5 septiembre 2011 a las 15:41
  

sigue creciendo LA DECATOMBE DE LA TV COLOMBIANA que desgracia tan berraca en vez de crear cosas nuevas y que aporten lo mejor para los televidentes,siguen de copia en copia la misma repetidera de siempre no hay creativos en esta television colombiana,entre mas dia peor la Tv colombiana y el lider de eso es RCN.

Opinión por:

sandricar30

5 septiembre 2011 a las 16:19
  

No solamente se puede hablar del final de la primera temporada de A corazón abierto, para el final de la primera temporada del man es Germán, fue también con un incendio en un gimnasio!!! La verdad me da pena ya los finales de temporadas.. Lo que hacen es perder audiencia, los que veían RCN en horario “prime” se los está llevando la competencia A Caracol por la falta de creatividad….. Bahh!!! qué más se puede esperar de estos dos canales?

Opinión por:

jjairog

6 septiembre 2011 a las 9:41
  

Con esta clase de programas el gobierno debería, financiar el TV CABLE. Con el paquete educativo, solo History, Discovery y National Geographic. :-)

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.