BLOGS Cultura

Tags de Posts ‘José Saramago’

17

08

2010

elmagazin

José Saramago, el origen de sus desengaños

Por: elmagazin

El escritor portugués, cuyo verdadero nombre debió ser José de Souza, encontró en su infancia y adolescencia las imágenes y sensaciones que lo llevarían a escribir, pasados muchos años, su obra. Este es un recuento de esas historias, en un texto originalmente publicado en la revista de la U. Javeriana con ocasión de los homenajes que Saramago recibe en la Feria del Libro.

Fernando Araújo Vélez *

Lo que había sido una difusa imagen, una fracturada y tormentosa visión de un santo que acariciaba su propia cabeza entre sus brazos, lo persiguió por años y décadas y  terminó por convertirse en el origen de su primera novela, Memorial del convento, y en la razón para vivir por y de la literatura. José Saramago había ido con sus padres a la población de Mafra, distante  unos cuantos kilómetros de su natal Azinhaga, en el auto de un amigo a quien jamás volvió a ver. Una de las visitas obligadas era la iglesia. Allí, al lado del Evangelio, como escribió que se llamaba una de las capillas de la basílica, Saramago vio la estatua de San Bartolomé.

Categoria: De fondo

4

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

18

06

2010

elmagazin

Las heridas de José Saramago

Por: elmagazin

 

José Saramago

Poesía Completa, de editorial Alfaguara, reúne todos los poemas del Nobel José Saramago, comenzando por Palabras Posibles, su primer libro, pasando por Probablemente Alegría, publicado en 1970, y terminando con El año de 1993.

Fernando Araújo Vélez *

Sin que lo mataran, sin que los gendarmes totalitarios hubieran ido a casa de un amigo para torturarlo y luego acribillarlo, sin que hubiese escrito “A las cinco en punto de la tarde/ Un ataúd con ruedas en la cama a las cinco de la tarde”, José Saramago fue, de alguna manera, Federico García Lorca. Sufrió por él, lloró por él, amó sus batallas, sus derrotas, sus palabras, pues García Lorca fue poeta más allá de sus poemas, como él. “Se puede ser poeta y no haber escrito nunca un poema. En el fondo, ser poeta es tener una mirada, un sentir, que esa mirada pueda después expresarse en palabras, bueno, el poema está ahí para probar que el señor que lo escribió es un poeta. Pero puede ocurrir que ese señor no tenga la capacidad expresiva suficiente para pasar un poema que siente, y a pesar de eso es un poeta”.

Categoria: De fondo

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

18

06

2010

elmagazin

In memoriam: Embargo, de José Saramago

Por: elmagazin

José Saramago

José Saramago

Se despertó con la sensación aguda de un sueño degollado y vio delante de sí la superficie cenicienta y helada del cristal, el ojo encuadrado de la madrugada que entraba, lívido, cortado en cruz y escurriendo una transpiración condensada. Pensó que su mujer se había olvidado de correr las cortinas al acostarse y se enfadó: si no consiguiese volver a dormirse ya, acabaría por tener un día fastidiado. Le faltó sin embargo el ánimo para levantarse, para cubrir la ventana: prefirió cubrirse la cara con la sábana y volverse hacia la mujer que dormía, refugiarse en su calor y en el olor de su pelo suelto. Estuvo todavía unos minutos esperando, inquieto, temiendo el insomnio matinal. Pero después le vino la idea del capullo tibio que era la cama y la presencia laberíntica del cuerpo al que se aproximaba y, casi deslizándose en un círculo lento de imágenes sensuales, volvió a caer en el sueño. El ojo ceniciento del cristal se fue azulando poco a poco, mirando fijamente las dos cabezas posadas en la almohada, como restos olvidados de una mudanza a otra casa o a otro mundo. Cuando el despertador sonó, pasadas dos horas, la habitación estaba clara.

12

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

25

05

2010

elmagazin

Ateos, gracias a Dios

Por: elmagazin

F.-Dovstoievski 

Los no creyentes, su relación con las religiones, sus castigos, una historia que se inició con el primer hombre y que jamás culminará.

Fernando Araújo Vélez

Entonces llegaron ellos, Dioses poderosos, Dioses de fuerza y venganza que ni sabían ni les interesaban las sutilezas, y arrojaron desde las alturas sus mandamientos, su bien y su mal. Su bien fue que los adoraran, de distintas maneras y con distintas palabras, pero que los adoraran, seres de luz, creación y perfección. Su mal fue, ante todo, que no creyeran en ellos, y por lo tanto, que no les obedecieran.

Categoria: De fondo

9

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Enlaces

  • Sueños de fútbol
  • Historia
  • La esquina del cuento
  • Premio Guillermo Cano
  • Nacimiento y caída de la prensa roja en pdf
  • Dedicatorias
  • Desde mi punto de vista
  • Canción
  • Donde termina mi nombre pdf
  • De fondo

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.