BLOGS Cultura

Tags de Posts ‘Gabriel García Márquez’

14

02

2012

elmagazin

El poder de Gabo

Por: elmagazin

Esta historia se suma al debate abierto por el libro ‘Redentores’, de Enrique Krauze, en el que se acusa a G.G.M. de negligencia. Una exitosa mediación de García Márquez.

José Gregorio Guerrero (*)

Especial para El Espectador

En enero del 80, la familia Peña Guerrero envía a Adalberto, el menor de los hijos, a estudiar Derecho en la Universidad Libre de Bogotá, una universidad de mucho prestigio para los costeños, ya que allí varios coterráneos brillan por su sabiduría y son dignos de imitar. En ese momento, la marimba es la forma más rápida y fácil de conseguir plata. Es entonces cuando al joven universitario le proponen ganarse unos pesos, y sin dudarlo da un sí irreversible: “¿Qué tengo que hacer?”, les pregunta Adalberto a los amigos samarios que le plantean la propuesta. “Pues, muy fácil, sólo tienes que ir a Santa Marta y allí te vas en un barco nuestro, full de marihuana, para los Yunay”. Adalberto emprende la travesía.

Categoria: De fondo

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

18

01

2012

elmagazin

Autopsia de un sentimiento/El muerto más hermoso del mundo

Por: elmagazin

Daniel Liévano (*)

Inspirado en ‘El ahogado más hermoso del mundo’ de Gabriel García Márquez.

Si me estás escuchando sería perfecto, pero ten en cuenta que no hace falta una respuesta. Te hablo solo así porque no me gustaría oír mi voz en soledad, es aún más fastidiosa cuando está entre el eco y el silencio. Así que si escuchas mis pensamientos,  haré el  complicado esfuerzo de  llevarlos con  elocuencia, volverlos lo más palabras posibles sin tener que  quitarles su sentimiento correspondiente. Entonces si vas  a ponerles cuidado, por ende también tendrás que prestarle atención a las sensaciones, mis sensaciones, que sin ellas, cualquier pensamiento sería inútil.
Creo que empecé bien,  aún no se me ha atravesado ningún pensamiento tonto que interrumpa la charla. Por eso excúsame si me llego a desviar,  sabrás que mantener el hilo  no será tan fácil como sí lo es elucubrar, y más aún alrededor de esta mudez en madrugada donde la mente se pierde en un laberinto si no encuentra descanso.

Categoria: Desahogo

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

20

10

2011

elmagazin

Aló, García Márquez: celebridad al teléfono

Por: elmagazin

Stanislaus Bhor (*)

El editor

Héctor Gil llegó ese octubre a Colombia. Venía de París. Era miembro de un clan de libreros, y se había ido quince años antes en un avión que salió de Medellín, ancló en New York y lo abandonó a su suerte en Bruselas. Entre trenes y escalas recaló en París y finalmente ancló en Barcelona, la de 1975, en el cenit de Boom de la literatura latinoamericana. Durante tres años trabajó como corrector de pruebas y lector de manuscritos para Editorial Planeta. Luego llegó a Francia para trabajar como hombre orquesta. Finalmente, fundó el Centre Curturel Colombien en un callejón que daba al bulevar de Saint Michel. Todas las veces que regresó a Colombia trataba de conseguir libros de autores nacionales, discos, catálogos de pintores y contactos para exhibir en su fundación. Por el Centre Culturel Colombien desfilaron desde Orlando Fals Borda, hasta Álvaro Mutis. Colombianólogos como el erudito Jacques Gilard (especialista en El gom/elmagazin/files/2011/10/b6d15fba0f6f43ddb5e373933d4732f0.jpg” alt=”Gabriel García Márquez. Crédito: Agencia Efe” width=”560″ height=”373″ />[/caption] Stanislaus Bhor (*)

El editor

Héctor Gil llegó ese octubre a Colombia. Venía de París. Era miembro de un clan de libreros, y se había ido quince años antes en un avión que salió de Medellín, ancló en New York y lo abandonó a su suerte en Bruselas. Entre trenes y escalas recaló en París y finalmente ancló en Barcelona, la de 1975, en el cenit de Boom de la literatura latinoamericana. Durante tres años trabajó como corrector de pruebas y lector de manuscritos para Editorial Planeta. Luego llegó a Francia para trabajar como hombre orquesta. Finalmente, fundó el Centre Curturel Colombien en un callejón que daba al bulevar de Saint Michel. Todas las veces que regresó a Colombia trataba de conseguir libros de autores nacionales, discos, catálogos de pintores y contactos para exhibir en su fundación. Por el Centre Culturel Colombien desfilaron desde Orlando Fals Borda, hasta Álvaro Mutis. Colombianólogos como el erudito Jacques Gilard (especialista en El grupo de Barranquilla y compilador de la obra periodística de García Márquez y de Cepeda Samudio), y el sicoanalista colombiano José Gutiérrez, discípulo de Erich Fromm. Gente de paso, perseguidos políticos por el régimen de Turbay Ayala que, según sus recuerdos “fue el que nos puso a pelear a todos con la violación de derechos humanos y tanta gente encarcelada”.  Eran visitantes y mundonautas. Latinos que transitaban por una calle paralela a Saint Michel, en el corazón latino y el centro de acciones de París.

Categoria: De fondo

13

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

20

07

2011

elmagazin

Una libertina, y un melancólico

Por: elmagazin

Juan Villamil (*)

Quizá, al igual que el zalamero testamento que una vez se le adjudicó a García Márquez (¿lo recuerda? Iniciaba así: “Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida…”), la presunta frase de Cortázar es en realidad la creación de algún profesor de escuela, quien con atino, no puede negarse, ilustró así la importancia del uso de la coma:

“Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda”.

Categoria: De fondo

9

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

22

10

2010

elmagazin

Paul Auster, Salman Rushdie y Vargas Llosa en un baño público

Por: elmagazin

 

Luis García*

Fue en un homenaje que el Centro Americano del  Pen Club le hizo a García Márquez, y había la sensación entre los asistentes de que el nobel pudiera aparecerse en cualquier momento, aunque éste ya había enviado un comunicado previo, excusándose de asistir. Del mismo modo que había dicho que ya no quería más premios literarios, García Márquez parecía estar más allá del bien y del mal de todo ese rollo de galardones y homenajes. Con verdadero tacto, había advertido que lo sacarán de la lista de candidatos al Premio Cervantes, para seguramente evitarse un nuevo caporal de fotógrafos cerca de su casa, o periodistas en busca de una codiciada entrevista con el maestro.  Sin embargo, tomé el metro y me bajé en Times Square.  Era una noche cálida de noviembre, inusual en Nueva York para esa época del año, y  Manhattan como siempre tenía ese aire de puta rica y estilizada que no tiene más remedio que acostarse con un ejército de trabajadores nocturnos y repartidores de pizza.  Cuando llegué  al viejo edificio del Town Hall de la calle 43, donde esa noche se llevaba a cabo la función del Pen Club, me acerqué a la taquilla –porque había que pagar, no recuerdo si eran quince dólares, una suma exorbitante para mí- y compré la boleta de entrada. Sentí cierta aprehensión. En verdad, no sabía qué hacía yo allí. Iba contra mi voluntad, obligado por mí mismo.  Siempre, a lo largo de mi vida, he sufrido de ese mal: un trance en el que  muchas veces caigo y que me resulta inexplicable. Mi cerebro y mi voluntad entran en una disputa ya barroca, donde siempre el que sale perdiendo soy yo. 

Categoria: Desahogo

5

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

14

10

2010

elmagazin

Nacimiento y caída de la prensa roja (Cuarta entrega)

Por: elmagazin

Stanislaus Bhor emprende un viaje tras las huellas de un extraño periodista (Jaime Ramírez), y pasa revista al periodismo revolucionario de los años 70s, a las fracturas ideológicas de la izquierda, a las sombras proyectadas de Camilo Torres (cura sublevado) y de Rojas Pinilla (dictador demócrata), a García Márquez y Orlando Fals Borda enfrentados al interior de una revista, y al fracaso de aquellos que tampoco hicieron la revolución. Serie en diez entregas, especial para El Magazín on-line.

 Revista Alternativa

Dos revistas enfrentadas

La prosa partidista del siglo XIX fue suplantada por la prensa roja (revolucionaria) del silgo XX, que predicaba el arribo de la revolución y atacaba a todas las florecillas que se interpusieran a su paso. Al orientarse la línea política de El Trópico en favor de la ANAPO, predicando anticipadamente el arribo de la revolución con la candidatura presidencial del dictador demócrata, quedó roto el pacto de poner al periódico por encima del partidismo. Los colaboradores y fundadores que trabajaban en bancos y cooperativas y oficinas fueron amenazados de despido si seguían vinculados con nombre propio. Por tal motivo se vieron obligados a retirar sus firmas de los staff, pero siguieron enviado los textos. Un año después, cuando vieron el viraje abierto en favor de la ANAPO,  lo tomaron como una patraña electorera y renunciaron a enviar más colaboraciones. Apenas natural, si se tiene en cuenta que el mismo debate se daba por aquellos años al interior de un órgano de ruptura y línea crítica: la revista Alternativa, el principal medio de izquierda en Colombia, fundada por García Márquez y Orlando Fals Borda (futuro premio Nobel y cabeza de la sociología colombiana).

3

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

08

10

2010

elmagazin

Los derechazos de Vargas Llosa

Por: elmagazin

Óscar Alarcón Nuñez *

Tan cerca, tan cerca y después tan lejos, tan lejos. Así puede resumirse la amistad de dos grandes escritores que optaron por coger rumbos distintos y que ahora el destino vuelve a poner en un mismo sitio porque definitivamente no quiere que vayan por atajos diferentes.

Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa son dos figuras que a pesar de luchar por encontrar sus propias identidades, el sino sigue poniéndolos en uno mismo porque es su deseo que ambos tengan la misma grandeza y el mismo reconocimiento. Ahora el Nobel, que ya había obtenido el colombiano, es para el peruano, como el Rómulo Gallegos, que ganó primero Vargas Llosa y luego  García Márquez, con cinco años de diferencia. Así les ha sucedido innumerables veces, infinidades, desde cuando varios años atrás ambos habrían de recordar los albergues parisinos en donde, sin saberlo, estuvieron en épocas distintas, pobres e indocumentados, esperando ellos el trabajo o la ayuda para conseguir lo que siempre deseaban lograr y lo obtuvieron: ser escritores. Esa es la increíble y triste historia de estos dos grandes novelistas latinoamericanos, llena de paradoja pero que siempre confluyen..

Categoria: De fondo

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Enlaces

  • Nacimiento y caída de la prensa roja en pdf
  • Donde termina mi nombre pdf
  • Desde mi punto de vista
  • Canción
  • Dedicatorias
  • La esquina del cuento
  • Sueños de fútbol
  • De fondo
  • El Caminante
  • Historia

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.