BLOGS Cultura

Tags de Posts ‘El Caminante’

19

12

2013

elmagazin

Carta a una adolescente

Por: elmagazin

Imagen de previsualización de YouTube Fernando Araújo Vélez Alejandro Araújo Larrahondo Este es el primer video sobre las columnas de El caminante, de Fernando Araújo Vélez, que salen publicadas los domingos, tanto en el impreso como en la página web de El Espectador, desde hace cinco años. Cada tres semanas, presentaremos una nueva versión en este formato.  

Categoria: El Caminante

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

23

10

2012

elmagazin

El hijo del capitán

Por: elmagazin

El caminante

Fernando Araújo Vélez (*)

Dos años estuvo en Bogotá, o eso fue lo que dijeron aquellos pocos que lograron hablar con él más de tres frases. Fueron dos años de pánico, de paranoia y misterio. Luego se sabría que también fueron tiempos de intrigas y de aprendizajes por debajo de la mesa en mesas de oscuros personajes, últimos años 80. Cuando era estudiante iba a clases, siempre callado, y se ubicaba cerca de la puerta de salida con un cuaderno que parecía eterno y una pila de libros amarillentos. En las tardes, en sus horas libres, se iba a la cancha de fútbol a correr y a correr mientras el mundo jugaba a la pelota. Ya por las noches se marchaba a un apartamento que había alquilado, dos o tres cuadras al norte, siempre por un camino distinto.

Categoria: De fondo

TAGS:

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

17

05

2012

elmagazin

Un libro, un cuchillo

Por: elmagazin

Fernando Araújo Vélez (*)

La primera vez que oyó su nombre, Nietzsche, fue porque un compañero de estudios de Zipaquirá lo citó en una enrevesada discusión de universidad que tenía que ver con la compasión y las ataduras del amor, pero él no comprendió mayor cosa.

Categoria: De fondo

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

11

05

2012

elmagazin

Déjalo que mienta y será poeta

Por: elmagazin

Fernando Araújo Vélez (*)

Lo vi de pronto levantarse de un banco, con sus pies descalzos y una camisa salmón, para liarse en una infinita discusión con un árbol. El tono del conflicto subía por momentos. Raúl Gómez Jattin manoteaba.

A veces cantaba, y cantaba cambiándoles la letra a las estrofas. Entonces entonaba Inschallah, una perdida canción de Adamo que decía “En Israel sagrado pueblo” y que él cambiaba por  “En Cereté, sagrado pueblo, hay niños sin saber reír, Inschallah…” Gritaba, se daba vuelta, se reía y maldecía. Hablaba de poesía, de la vida y el amor, y el árbol seguramente le respondía que no, que no era tan así como él lo aseguraba.

Categoria: De fondo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

30

04

2012

elmagazin

Transformado y diluido

Por: elmagazin

El caminante

Fernando Araújo Vélez (*)

Había que recordarlo en los recreos, jugando a la pelota con su eterno saco de paño azul oscuro, camisa blanca, el pelo perfectamente cortado a la usanza de los viejos actores de Hollywood y los zapatos de cordón brillante.

Categoria: De fondo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

23

04

2012

elmagazin

Dudas

Por: elmagazin

El caminante

Fernando Araújo Vélez (*)

Dejó de contarle a la gente que sus padres lo habían llevado a un concierto de los Beatles cuando tenía cuatro o cinco años porque un día él empezó a dudar de que hubiera sido cierto. Recordaba pedazos de Londres. El Big Ben, claro.

Categoria: De fondo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

26

03

2012

elmagazin

Dos mujeres, un amor

Por: elmagazin

El caminante

Fernando Araújo Vélez (*)

Eulalia no sabía mayor cosa sobre el amor. A los 15 años, un vecino de barrio en Barranquilla le dijo que estaba enamorado de ella. Quiso tomarla de la mano, pero todo quedó en el intento, pues con dolor, herido de humillación, vio, sintió cómo ella lo soltaba y le cambiaba de tema para luego despedirse. Por la noche Eulalia se desbarató en angustias. Lo que más había deseado durante los últimos 12 meses era que aquel muchacho, Julio Alvira, traspasara el muro. Cuando lo hizo, ella echó a correr sin motivos, sin razones aparentes. Muy luego comprendería que el pánico a las heridas del amor, esas heridas que contaba por miles su mamá, la había llevado a salir corriendo. Así anduvo tres años más, con esa armadura-pánico adherida a la piel, convencida de que ese caparazón la salvaría de recorrer el camino y las lágrimas de su madre. Julio Alvira no volvió a aparecer. El disfrazado no de Eulalia lo convirtió en un ser arisco y distante que eligió llenarse de libros de filosofía para no sentir. Ella, por su parte, estuvo segura durante años y años de que era tan poco profundo y sincero el amor de Julio, que había terminado por esfumarse, seguro entre los brazos de otra.

Categoria: De fondo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

29

02

2012

elmagazin

Mil amores

Por: elmagazin

El caminante

Fernando Araújo Vélez (*)

La tarde en que fue a conversar con su padre se le refundieron todas las frases. Era un manojo de nervios. Tuvo que ser don José quien diera el primer paso. En un tono medio le dijo que él ya sabía de qué quería hablarle. Le ofreció un whisky. Le contó de su soledad, y de la soledad hablaron un rato largo.

Categoria: De fondo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

23

02

2012

elmagazin

Muerte y sólo muerte

Por: elmagazin

El caminante

Fernando Araújo Vélez (*)

Por aquellos tiempos, ella se ufanaba de ser una mujer de antes de la guerra, y lo era. Todos sus gestos, sus movimientos, sus tacones finos y los vestidos de flores diminutas que caían sobre sus pantorrillas, sus palabras y silencios, eran como una extensión de su dignidad.

Era una mujer de antes de la guerra pese a las modas, vanguardias, rumores, señalamientos e hipocresías. Tal vez por eso le apostaba a la decencia, más allá de que en esa apuesta hubiera perdido algunas noches de amor y uno que otro amante. Apostaba, luchaba, perdía y ganaba. Vivía.

Categoria: De fondo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

13

02

2012

elmagazin

Peleador

Por: elmagazin

Web

Fernando Araújo Vélez (*)

“Hoy quiero que me atraquen”, solía decir don José los viernes sobre las seis de la tarde ante la mirada lánguida de su esposa. Antes de salir de su casa, iba al patio y le daba un par de trompadas a un saco de arena que permanecía colgado allí desde los tiempos en los que Luis Ángel Firpo perdió la oportunidad de ser campeón del mundo de los pesos pesados porque las reglas no contemplaban que voltear a un rival y sacarlo del ring fuera nocaut.

Categoria: De fondo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Enlaces

  • Premio Guillermo Cano
  • Canción
  • Desde mi punto de vista
  • Dedicatorias
  • La esquina del cuento
  • Sueños de fútbol
  • El Caminante
  • Nacimiento y caída de la prensa roja en pdf
  • Historia
  • De fondo

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.