BLOGS Cultura

Archivo de Categoría ‘Historia’

17

11

2014

elmagazin

Fractura en Europa: la tentativa catalana de erguir nuevas barreras en el corazón de un continente sin fronteras

Por: elmagazin

EFE.

EFE.

 

Stefano Badalacchi
París, Francia. El 9 de noviembre de 2014 dos sucesos tuvieron lugar en Europa: el aniversario de la caída del muro de Berlín y la seudo consulta sobre el derecho a decidir de los catalanes. Desde un punto de vista general se podría decir que ambos eventos resaltan valores e ideales como la libertad y el florecimiento de las sociedades. Estos últimos son, sin embargo, antagónicos.

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

21

04

2014

elmagazin

‘Comprimido’, surgimiento y caída del primer medio de Gabo

Por: elmagazin

Gabriel Esteban Dávila Náder

“Para mí compartir con un mago la rutina diaria fue como descubrir la realidad”, escribió Gabriel García Márquez en sus memorias sobre Guillermo Dávila, uno de sus amigos de aventuras, periodista pero antes que nada linotipista. Quien haya seguido de cerca la vida del nobel sabe de sus muchos intentos por crear y mantener un medio de comunicación propio, ésta es la historia de uno de ellos. Era 1951 cuando ‘El Mago’ llegó a Cartagena para levantar los lingotes que materializarían el diario El Universal, no se imaginó que terminaría produciendo su propio periódico con quien un día se convertiría en uno de los periodistas y escritores más importantes del país, sino es que el más. Tampoco imaginaron que su aventura duraría apenas seis días. Terminadas las labores del día los dos jóvenes salían a las calles de la heroica a recibir “el fresco” y a hablar. Temas como la magia, los viajes y la ansiedad del nobel por recibir el premio de su primera novela, La Hojarasca, se apoderaban de todas las conversaciones. “Eso lo hace a uno interesarse por el hombre, no como el redactor ni como el genio, porque en ese tiempo no teníamos ni la menor idea”, dice‘El Mago’. Fue en una de esas tertulias nocturnas en las bóvedas de la ciudad que Dávila le dijo a Gabo: -¿Gabriel por qué no hacemos un periódico? Se acabó ‘El Fígaro’ acá en Cartagena, ¿por qué no hacemos uno? -¿Cómo lo llamamos? -Me pregunta-. -Comprimido- Le digo, porque todo tiene que ser Twitter.” Haciendo referencia al carácter corto que deben tener las publicaciones hechas en ambos medios. Así nació el primer proyecto periodístico de ambos, “un periódico media carta de ocho paginitas en donde decimos todo lo que le pasa a Cartagena”. Gabo hacía en una hora las notas, que más parecían telegramas, mientras que ‘El Mago’, que tenía ahorrados $140 de la época, se encargaba de financiarlo y montarlo en las dos horas siguientes para salir y repartirlo en la tarde de manera gratuita. Comprimido arrasó, así lo demuestran los recortes de otros periódicos de la época que Dávila todavía guarda consigo. “El promisorio Gabriel García Márquez y el dinámico joven Guillermo Dávila”, así los califican en sus columnas Juan y Manuel Zapata Olivella, importantes escritores de la costa. Dávila recuerda con alegría el gozo de ver a todos los pensionados leyendo el periódico, muertos de la risa, disfrutando de lo que el hombre escribía. Pero la dicha no duró mucho, la misma virtud que hacía tan atractivo a Comprimido fue también su maldición. De algún lado tenía que salir la financiación del periódico cuya producción costaba $28, salidos día a día del bolsillo del ‘Mago’ que sin más salió a buscar anuncios que nunca llegaron pues tenían que ser adecuados al tamaño del periódico pero lo suficientemente costosos como para cubrir la cuota, imposible.“Le digo oiga Gabriel, hasta aquí llegamos”, recuerda Dávila. Fue una semana de gloria, primero porque era el primer periódico en ese formato que se hacía en Colombia. Segundo, la idea de economizar tinta, papel y palabra; tercero porque a la gente le encantó, que era lo básico. Y cerró con broche de oro, pues en caso de que se lograra sacar una sexta edición, García Márquez escribió “La última piedra”, un editorial que más parecía epitafio y que cerraba diciendo: “En lo sucesivo, Comprimido seguirá circulando en su formato ideal, que ciertamente merecen para sí muchos periódicos. Desde este mismo instante, este empieza a ser –para honra y prez de nuestros ciudadanos – el primer periódico metafísico del mundo”. Los dos se separaron tras la caída del diario, aunque con la frente en alto porque a pesar de que costaba un 99% más de lo que producía, no generó pérdidas. Gabo y el ‘Mago’ se volvieron a encontrar en varias ocasiones con los años, una de ellas en la redacción de El Espectador donde el segundo se convirtió en periodista hípico y se ganó, por su historia de vida, el título de ser el Hemingway colombiano, impuesto por el propio Guillermo Cano. @[email protected]  

Categoria: Historia

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

25

03

2014

elmagazin

¿Ha muerto Hitler?

Por: elmagazin

UKRAINE-RUSSIA-POLITICS-CRISIS-PROTEST Por Carmen Socorro Ariza-Olarte La imagen del dictador alemán sigue presente en la política actual: los fundamentalismos, exacerbados por el odio, son prueba de ello. Con la reciente anexión de Crimea a Rusia, es visible que las grandes naciones aún desean, con el mismo fervor de las guerras mundiales, más poder. Si esa pregunta me la hubiesen hecho cuando estaba adolescente y aprendía historia, geografía, filosofía y civismo, sin lugar a dudas hubiese dicho que sí, a raja tabla. Por entonces nombrar a Hitler era casi peor que nombrar al Diablo. Tan tabú era todo lo relacionado con él y con el nazismo que yo, a pesar de las lecciones de historia universal, no tenía ni idea de qué significaba la esvástica nazi. Así, un raro día, siendo una adolescente de 13 años, la pinté en mi cuaderno de notas junto a la cruz de la paz y algunas florecitas roqueras de Angelita, la novia de Gonzalo Arango –el padre del nadaísmo-, como si todos esos símbolos fuesen lo mismo. Fue entonces cuando mi compañera de clase y amiga judía, Janet, luego de preguntarme por qué había pintado la esvástica en mi cuaderno y escuchar mi tonta respuesta, me contó todo lo siniestro que se encierra detrás del símbolo, y además me invitó a almorzar a su casa, adonde conocí a su padre: un caballero judío que logró sobrevivir a los campos de concentración. Esta es una de las razones por las que a pesar de no saber desde hace muchos años nada de mi amiga Janet, la recuerdo siempre y la llevo grabadita en mi corazón de niña inocente, o sea: adolescente.  Desde aquel día, para no volver a pecar por ignorante, me dediqué a leer y aprender todo sobre la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Ahora bien, la pregunta nos la ha hecho una chica de trece años cuando que nos escuchó a su madre y a mí hablando sobre las conmemoraciones anuales de la terminación de la Segunda Guerra Mundial, en un momento en que, sin lugar a dudas, estamos en el arco del triunfo de una nueva guerra que ya no será ni fría, ni tibia, ni caliente, sino simplemente una guerra más de las tantas que nos acechan a diario. Una guerra sin fin, pues cuando se ha leído la historia es fácil darse cuenta de que es solo la vuelta de hoja a un conflicto que por nunca haber sido solucionado se ha ido haciendo eterno: en esta misma región han estallado, una y otra vez, los grandes conflictos de Occidente. Y vaya que la pregunta nos ha sacudido, no podía venir más al caso. ¿Cómo se puede conmemorar el fin de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, y recordar a sus víctimas y héroes, sin mentar a Hitler? Misión imposible: vaya que el bastardo se las ha ingeniado para hacerse presente a diario; ya sea a través de los medios o de los comentarios sueltos de la gente o de las modas o del cine, o de esto, o de aquello; Hitler se nos aparece hasta en la sopa, ha dicho Eva. Aquí no más tengo los diarios de la semana comprendida entre el domingo 9 y el domingo 16 de marzo del 2014, y empezando por las dos páginas completas que hablan sobre la situación en Ucrania y las lágrimas de, y por, Crimea, enmarcadas con una serie de foto-afiches en las que aparece Putin convertido en Hitler, hasta llegar a la demagogia política que en el arco del triunfo de toda elección suele venir acompañada por las inflamatorias comparaciones que se hacen de éste o aquel político con… Hitler (en este caso el candidato de la ultraderecha en Holanda), todos los días se encuentran artículos periodísticos, publicitarios, académicos, etc., hablando sobre… Hitler y/o comparando a alguno de los duros con él. Hasta la señora Merkel ha andado por ahí con bigote hitleriano por negarse a las exigencias de España; para no hablar de la cantidad de literatura y películas —casi todas financiadas o promovidas por los mismos judíos— que a diario invaden nuestras pantallas y, una y otra vez, con una u otra perspectiva, cuentan el cuento de… Hitler. Así pues, la pregunta de la chica adolescente es válida: ¿ha muerto Hitler? Y ahora, perdida ya la inocencia, la respuesta es no. Está más vivo que nunca. Basta con ver el panorama internacional y todo lo que sucede para saber que son las prácticas nazis las que nos dominan, y que precisamente por eso Hitler aparece en todo momento y en todo caso, como si fuese espada y escudo, héroe o villano. Ayer fueron los moros y los cristianos, más tarde los alemanes y los judíos, luego los judíos y los palestinos, y hoy por hoy los mismos con las mismas más los musulmanes, los gringos y los asiáticos. Que la cosa no acaba de acabarse para comenzar de nuevo, y lo que abundan son los piqueteaderos de la mala ventura. Empeñada en entender qué es lo que ha pasado en estos años recuerdo también que en la Alemania dividida por el muro de Berlín —una mala representación del arco del triunfo—, en casa de mis amigos alemanes era tabú hablar o mentar a Hitler, y toda la literatura nazi era prohibida. Y ahora no me he llevado acaso una gran sorpresa cuando al venir a vivir a Holanda no solo me encontré con las interminables celebraciones que se hacen a lo largo del año en conmemoración de las dos grandes guerras mundiales, mientras que, más allá de ellas,  lo que me ha tocado ver, vivir y respirar ha estado todo contaminado con las ideas nacionalistas y fascistas. Por eso me repito la pregunta de la adolescente, ¿ha muerto Hitler? Y la respuesta, apenas busco con la mirada una luz o una pista, es no: está más vivo que nunca, nos ronda por todo lado. Lo interesante de que la historia vuelva a repetirse es que las preguntas que me hacía cuando empecé a despabilarme sobre cómo y por qué fue posible que sucedieran cosas tan terribles sin que nadie hubiera hecho nada, ahora empiezan a encontrar sus respuestas: aquí he estado yo, como la gran mayoría, presenciando los hechos; se registran en Kosovo, Iraq, Afganistán, Ucrania o en la oscura Corea del Norte, sin poder hacer ni decir nada. Además, he empezado a darme cuenta ya desde hace unos años que como pasó entonces, ahora también todos vamos tomando partido: muchos abiertamente, ya sea por convicción, necesidad o simple amor a la patria, van por Putin; otros, sin atreverse a decir nada abiertamente, escudados bajo el lema de la diplomacia internacional y lo políticamente correcto, también se inclinan ante él por aquello de que los intereses económicos que están de por medio son muchos. Gas, gas, gas, para solo hablar de los intereses que pesan tanto o más que el plomo o el uranio. Otros nos inclinamos por Ucrania, ¿pero existe realmente una Ucrania? Yo no sé. ¿Y qué les diremos a nuestros nietos el día en que nos pregunten qué hicimos cuando estalló el conflicto? ¿O que les dirán a sus nietos los cientos de rusos que apoyan a Putin? ¿Sentirán vergüenza, como sé que la sintieron la gran mayoría de los alemanes que inocentes y con amor patrio levantaron la mano ante Hitler? ¿Y si es cierto que el sueño de Putin es llevar a cabo, esta vez con éxito, el sueño de Hitler —no ya la gran Alemania, pero sí la gran Rusia—, será igual o peor el Holocausto? Ya los pobres tártaros que viven en Crimea están temblando, a sabiendas de lo que les espera. ¡Qué barbaridad! Sí que tengo preguntas sin respuestas. ¡Qué barbaridad! ¡Sí, con o sin Hitler, somos bárbaros —ha dicho Eva! Y yo, mirando para otro lado, por casualidad, he puesto mis ojos en la novela de Coetzee, Waiting for the Barbarians (Esperando a los bárbaros), y entonces he decidido contar este episodio, no sin algo de mieditis; y es que como están las cosas nunca se sabe a dónde irán a parar las cacerías de brujas, porque en su mapa de la gran Alemania, Hitler tenía incluida a Sur América, y basta ver a Venezuela y Nicaragua para saber que la gran Rusia ya ha empezado a alimentar sus caballitos de batalla en la región.

Categoria: Desahogo, Historia

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

10

12

2013

elmagazin

Castro y Obama, o el saludo de la historia

Por: elmagazin

bcastro

Fernando Araújo Vélez

Se dieron la mano como para perdonarse, pero los dos sabían lo que ocurrió 50 y tantos años atrás  y jamás lo olvidarán. Los dos conocían la historia secreta, e intuían que con su saludo los acérrimos defensores de los absolutos los iban a destrozar. Comunistas, fascistas, derechistas, conservadores, liberales, socialistas, viejos empresarios del antiguo régimen de Cuba y sus hijos, y antiguos partidarios de Joseph McCarty y sus descendientes, todos y alguno más iban a decir, gritar, que todo saludo es un pacto, y en todo pacto hay una renuncia y una concesión. 

Categoria: Historia

TAGS:

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

17

03

2011

elmagazin

El general Lucas Carvajal “El León del pantano”, un héroe asesinado por los enemigos y por la historia

Por: elmagazin

Discurso pronunciado por Rodrigo Llano Isaza el 2 de abril de 2011, en su homenaje, con motivo de conmemorarse los 181 años de su asesinato en la población de Paz de Ariporo, departamento del Casanare. Concejo Municipal, 10 am.

“La gloria del Pantano de Vargas pertenece al coronel Rondón y al teniente coronel Carvajal, ambos de los llanos de Venezuela, (sic); a ningún otro se le concedió sino a ellos en aquel glorioso día el renombre de valientes.

Francisco de Paula Santander[1].

Rodrigo Llano (*)

El 2 de abril de 1830, aquí, en el hoy municipio de Paz de Ariporo, en lo que antes se llamó La Fragua, fue asesinado el General Lucas Carvajal, nadie lo recuerda, muy pocos saben de su vida, los que lo mencionan, generalmente, parten de presupuestos equivocados o lo confunden con otros. La verdad, yo tampoco lo conocía, supe de él por su pariente, aquí presente el Ex ministro de Educación Nacional Luis Carvajal Basto, que se propuso convencerme de la importancia de su figura y vaya que lo logró, hasta volverme un admirador de sus glorias militares.

Categoria: Historia

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

26

08

2010

elmagazin

La patria boba

Por: elmagazin

 

María del Rosario Vásquez *

Con motivo de la celebración del Bicentenario, han surgido diversas controversias sobre el apelativo de Patria Boba, para referirse a los primeros años de la Independencia (1810-1816), época tan traumática de los albores de la nación. Sin embargo, vale la pena recordar que este nombre fue acuñado en 1823, por el mismo Precursor Antonio Nariño, en el folleto de su autoría, Los Toros de Fucha, en el que propugnaba por las ventajas de un régimen federalista para la recién creada Gran Colombia, en contravía del centralismo establecido en la Constitución de Cúcuta de 1821, y defendido en esa época por Santander.

Categoria: Historia

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

10

08

2010

elmagazin

Trece catilinarias contra Santander

Por: elmagazin

Francisco de Paula Santander

Francisco de Paula Santander


Andrés Nanclares Arango *

A finales de 1837, Francisco de Paula Santander publicó sus Apuntamientos para las memorias sobre Colombia y la Nueva Granada. En este folleto, que vendió a cuatro reales, el vicepresidente de la Nueva Granada defiende su honor y sus actuaciones públicas. Desde el principio del texto, fija los objetivos que se ha propuesto al escribirlo:

“Yo he debido, y debo experimentar todavía, las amargas censuras y concentrados rencores de los que he combatido como enemigos de la causa de la Independencia; de los que se chasquearon de no haber podido plantear el gobierno vitalicio y monárquico con la Constitución boliviana; de los que han sentido el peso de la vigilancia  y firmeza con que desbaraté las conspiraciones de 1833 y 34 contra el gobierno y dejé obrar la acción de la ley penal aplicada por los tribunales; y de los que han fundado su poder y su patrimonio en odiosos privilegios y groseros errores y preocupaciones. Todos los comprendidos en las cuatro clases indicadas, han estado y estarán continuamente prontos a emplear sus plumas y sus lenguas, no tanto para juzgarme con razonable criterio como para zaherirme y calumniarme”.

Categoria: Historia

8

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

02

08

2010

elmagazin

Las Manuelas

Por: elmagazin

  

Pilar Posada *

Me ha estado dando vueltas en la cabeza Manuelita Sáenz. Mis ganas de saber sobre ella me han llevado a leer y releer. He encontrado textos serios, livianos, pesados, chismosos, divertidos, aburridos, superficiales, dulzones, injuriosos, elogiosos, piadosos, honrosos, machistas, feministas. He vuelto a saborear El General en su laberinto, de García Márquez. Me topé con la picante crónica de Boussingault, que me hizo pensar que a este científico francés Manuelita le gustaba, y mucho. A lo largo de su escrito se entrelazan la fascinación que le producía, los prejuicios y la censura. Con picardía, fastidiado y encantado a la vez, describe a Manuelita: “Bella, ligeramente rolliza, de ojos pardos, mirada indecisa, tez blanca y sonrosada y cabellos negros. Su manera de ser era bien incomprensible; tan pronto lucía como una gran señora o como una ñapanga cualquiera; bailaba con igual perfección el minuet o la cachuca” (Jean Baptiste Boussignault, Simón Bolívar y Manuelita Sáenz).

Categoria: Historia

3

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Enlaces

  • El Caminante
  • Sueños de fútbol
  • Canción
  • Donde termina mi nombre pdf
  • De fondo
  • La esquina del cuento
  • Desde mi punto de vista
  • Nacimiento y caída de la prensa roja en pdf
  • Historia
  • Dedicatorias

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.