BLOGS Cultura

Archivo de Categoría ‘Canción’

20

03

2014

elmagazin

Cuestión de sentido de pertenencia

Por: elmagazin

 eulalio Las buenas intenciones son excelentemente valoradas.  Viosil junior.   Silvio Modesto Echeverría Rodríguez A varios autores le han acreditado la canción del cienaguero Eulalio Meléndez (El Helado de leche), una pieza que fue adoptada (como tantos personajes que ha adoptado la ciudad de Santa Marta) por la sociedad samaria de la década del 28, cuando el equipo samario quedó campeón en un torneo de fútbol en Cali. A partir de allí comenzó la sociedad samaria a hacer suya esta canción, pero lo raro no es que esta hidalga ciudad haya adoptado esa joya que Eulalio Meléndez paseó con lujo de detalles por varias ciudades de Colombia, sino los diferentes comentarios que se han tejido alrededor de ella.  Antes de entrar en detalles objetivo de este artículo, leamos apartes de lo expuesto por Alfonso de la Espriella Ossío en su libro “Historia de la Música en Colombia, edición de 2005”: “Eulalio Meléndez, nacido en Ciénaga, Magdalena, en el año 1846, después de sus estudios primarios, inició su formación musical bajo la dirección del virtuoso músico samario José Alarcón, quien dominaba la ejecución de varios instrumentos, con especialidad el piano. Eulalio trabajaba como ayudante de farmacia o “botica” de propiedad del protomédico José María Torres y de su señora María Teresa Macías (calle Magdalena, callejón Bucaramanga,  esquina), donde los cienagueros conseguían  no sólo toda clase de medicamentos sino un exquisito surtido de helados de diferentes sabores y el popular raspado de cola. Como en casi todas las familias notables de la ciudad, el matrimonio Torres Macías tenía un piano alemán que Meléndez utilizaba al final de su jornada laboral para recibir la instrucción del maestro Alarcón. Por su disposición natural y talento artístico, asimiló toda la enseñanza, y la armonía, solfeo, contrapunto, fuga y demás materias fueron dominadas con sorprendente rapidez. No tarda mucho Eulalio en iniciarse como compositor. Una de sus primeras inspiraciones fue el danzonete Helado de leche, que rápidamente se popularizó hasta convertirse en una de las canciones tradicionales de la región, especialmente a partir de 1925 (Ya Eulalio llevaba 9 años de fallecido, pues murió en 1916), cuando un equipo de fútbol samario ganó una especie de cuadrangular  que jugaron en Cali y Bogotá, fue así como un final de copa mundial”  (Páginas 102-103-104).  Si esta ilustración escrita por De la Espriella Ossío, músico, escritor, investigador de temas históricos musicales y folclóricos, abogado, nacido en Barranquilla, no satisface al musicólogo Luis Antonio Bonilla Meza, allá él. Esta canción también se la han acreditado a Humberto Gómez Vega y Gabriel Angulo, quienes por razones cronológicas están por fuera de esa autoría, que no es necesario demostrar ahora puesto que este artículo va encaminado a refutar los planteamientos del musicólogo Luis Antonio Bonilla Meza, quien en la revista Dominical de El Heraldo Latitud del 22 de septiembre de 2013  publicó un artículo denominado “El Helado de leche” y da la autoría de esta pieza a un mejicano, Manuel M. Ponce, considerado por él como un tremendo compositor. Aquí está mi planteamiento: no es la primera vez que el musicólogo Luis Antonio Bonilla Meza, como él mismo se denomina, denigra de un compositor colombiano, y sobre todo costeño, dándole el lado al compositor extranjero. Ya lo había hecho verbalmente con José Benito Barros Palomino, a quien niega sea el autor de “A la orilla del mar”, canción que se la otorga a José Berroa, manifestando tener en su poder una comunicación corroborando lo afirmado,  pero todavía no la ha mostrado ni a José María  Acuña Campo, director del Programa Sonorazos del Caribe, que ya anda en sus 35 años  de estar al aire, ni a este servidor. Ahora pretende negar la autoría del Helado de Leche al compositor cienaguero Eulalio Meléndez. Para ello se afianza en la partitura de una canción con doble error gramatical titulada “No sé qué hacer”, a la cual le destaca la melodía del Helado de leche, partitura fechada en 1880 (cuando yo vi ese número pensé que sería el número de esa canción, ya que el musicólogo lo presenta como un prolífico compositor, pero no, es la fecha en que se compuso esa canción y que aparece en un cuadernillo de 20 piezas fáciles para piano. Para  hacer este juicio no tuvo el cuidado el musicólogo Luis Antonio Meza de cotejar las fechas de nacimiento del autor cienaguero Eulalio Meléndez con la del autor que él defiende, Manuel María Ponce, y que publicó en el artículo. Resulta que Eulalio Meléndez nació en 1846 y muere en 1916; por su parte, el señor Manuel María Ponce nació en 1882 y muere en 1948, es decir, nació 36 años después que Eulalio Meléndez, quien ya llevaba una serie de canciones compuestas, entre ellas El helado de leche. Entonces, mal puede el musicólogo afirmar que en 1880 se compuso esa canción, y lo afirma con la partitura con esa fecha, ya esa canción para esa época le había dado la vuelta al mundo y el maestro Eulalio Meléndez, quien tenía su banda, la había llevado a diferentes lugares. Luego mal puede el musicólogo Luis Antonio Bonilla Meza afirmar que el señor Manuel María Ponce es el autor, y Eulalio, un ladrón de canciones, habiendo nacido en 1882, según demuestra el musicólogo en el documento que le sirvió de apoyo. Escribe Guillermo Henríquez Torres en su trabajo titulado “Música del Magdalena Grande en el siglo XIX”, Eulalio Meléndez, publicado en el Boletín Cultural y Bibliográfico, vol 37,  número 53 del 2000: “Es el padre de la música cienaguera, pero también podría ser el padre de la música costeña”. El primero en el Magdalena en adaptar a la banda los ritmos básicos de nuestra  música. Autor de un ritmo de su invención: el rumbalé, en razón de su origen cubano. Con su banda Armonía de Ciénaga viajó por toda la costa y llevó a lo largo y ancho de ella estos ritmos. De sus correrías sólo queda el registro histórico de su lúcida intervención en Riohacha, cuando se inauguró la estatua de José Prudencio Padilla. Un historiador de esta ciudad da testimonio del hecho acaecido en 1887. Estuvieron presentes las bandas de música de Santa Marta y Ciénaga, esta última, dirigida por el virtuoso instrumentista, señor Eulalio Meléndez. Es bueno, como afirma Guillermo Henríquez Torres, señalar que nada de lo producido por Eulalio Meléndez figura como de él. Su producción se la han apropiado compositores de antaño y hogaño. Su producción El Helado de Leche, danzonete acubanado, es hoy un himno de la clase samaria, la cual lo adoptó en 1928 cuando el equipo de fútbol de Santa Marta ganó el campeonato nacional en Cali. Carlos Vives ha reeditado las glorias de Meléndez sin darle un merecido crédito.            Foto: tomada de agendasmaría.com    

Categoria: Canción

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

17

03

2014

elmagazin

Tocando con Petite Fellas

Por: elmagazin

afiche  Si usted o su banda de rock quieren tocar con los Petit Fellas el 10 de abril en Armando Récord (Bogotá), envíe un video con dos canciones al link https://www.facebook.com/jackdanielsco?fref=ts . Un jurado seleccionará al grupo elegido el  26 de marzo.  

Categoria: Canción

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

05

02

2014

elmagazin

‘Soy un depurador de versos’: Gustavo Gutiérrez Cabello’

Por: elmagazin

GUSTAVOGUTIERREZ984 Más de 100 canciones de la autoría de Gustavo Gutiérrez Cabello fueron incluidas en los repertorios de los innumerables álbumes de vallenato que se lanzaron a lo largo y ancho del país incluyendo paseos, merengues y canciones llenas de filosofía, sensibilidad romántica y poesía. Sus temas fueron interpretados por los más importantes exponentes del género vallenato como Poncho Zuleta, Jorge Oñate, Diomedes Díaz, Beto Zabaleta, El Binomio y todo aquel que quisiera tener un éxito. Sony Music acaba de presentar un álbum doble en homenaje a Gutiérrez Cabello con la participación de reyes vallenatos como Almes Granados, Álvaro López, Beto Villa, Ciro Meza, Cocha Molina, Egidio Cuadrado, Hugo Carlos Granados, Fernando Rangel y Julio Rojas. La producción estuvo a cargo de Carlos Huertas. Antes del lanzamiento, Gustavo Gutiérrez Cabello habló sobre este homenaje que quedó registrado. ¿Cuál fue la idea inicial de este ‘Homenaje a Gustavo Gutiérrez Cabello’? La idea era hacer un trabajo discográfico con todas las obras mías. Contrataron a Carlos Huertas para que realizara los arreglos y empezaron a establecer contacto con los invitados. Todos quisieron colaborar y realizaron la preselección de 60 canciones hasta que quedaron 25. Recuerdo que la mitad del disco la hicieron en Barranquilla y la otra en Valledupar. Ahora estoy muy orgulloso de este álbum que quedó muy bien realizado. ¿Cuál fue el aporte fundamental que hizo Carlos Huertas a este disco? Él fue el director musical de todo el proyecto. Huertas colaboró también en la selección de las canciones y cuando acabamos el homenaje me dijo que se habían quedado por fuera muchas de las que más le gustaban. Tengo escritas 105 canciones, así que me imagino que se descartaron muchos temas buenos. Usted puede darse el lujo de publicar un volumen dos y hasta un volumen tres, ¿no? Pues eso es lo que dicen los ejecutivos de Sony Music respaldados por Carlos Huertas. A mí me encanta la idea. En Valledupar usted subió al escenario con Carlos Vives pero él no está en este homenaje, ¿por qué? Carlos Vives se ofreció a cantar en este disco pero cuando se grabó la producción él estaba en Brasil, así que no pudimos coincidir. Yo estoy muy agradecido con él porque además me dio una ayuda económica muy especial. Otro artista que quería cantar una canción mía era Ricardo Montaner pero finalmente no se logró el permiso. Además de las grandes figuras del vallenato están artistas del pop como Andrés Cepeda, Santiago Cruz y Fonseca, ¿cómo escuchó su incursión en sus canciones? Ellos tres lo hicieron como si hubieran cantado vallenato toda la vida. Me encantó que estuvieran ahí y que le imprimieran sus estilos a mis versos. ‘Se te nota en la mirada’, un tema tan tradicional suyo, no está en este homenaje, ¿por qué? Falta esa y también se destaca la ausencia de ‘Si te vas te olvido’ y ‘Tanto que te canto’ y otras tantas. En realidad esa respuesta la debe tener Carlos Huertas. En el disco hay un tema con guitarra, ¿usted llegó a componer con ese instrumento? Yo empecé componiendo con guitarra. Después me compré un acordeón piano y ahí empezó a cambiar mi forma de hacer canciones. ¿Con la realización de este homenaje ha descubierto algo nuevo en sus canciones? Definitivamente sí. Las siento mucho más universales. Creo que ahora pueden trascender mucho más por la calidad de la grabación. ¿Se considera una leyenda viviente del vallenato? Nunca me he considerado una leyenda. Me lleno de regocijo cuando hablan bien de mí pero yo soy un ser humano común y corriente. Dicen que conmigo se inició un vallenato distinto pero yo no sé eso. ¿Se ve como el iniciador del vallenato más lírico?, ¿siente esa responsabilidad? Tengo consciencia de eso y por eso me retiré hace 15 años diciendo que ya estaba bueno de este ejercicio. A mí me criticaron mucho por mi manera de hacer canciones pero estoy contento porque siento que hay vallenato para rato. ¿Cuándo sabía que una canción estaba lista para salir al público? Yo siempre fui muy autocrítico. Borré mucho material y fui un depurador de versos y cuando sentía que estaba lista, le metía instrumentación. ¿Quiénes han sido sus mejores intérpretes? Tengo seis intérpretes favoritos: Diomedes Díaz, Jorge Oñate, Poncho Zuleta, Rafael Orozco, Iván Villazón y Beto Zabaleta. ***
Esta es la canción que interpreta Fonseca en el álbum Cortesía Sony Music

Categoria: Canción

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

22

09

2011

elmagazin

A mover el Monsieur Periné

Por: elmagazin

Chris Mosquera (*)

Monsieur Periné fue anoche el punto de partida del Festival de Jazz del teatro libre. Un sexteto de jóvenes poseedores de un swing gitano, guitarrero y popular, que transportó a los oyentes a épocas antiguas, teñidas de pasado, que daban la ilusión de ser mejores. Un grupo de pelados obsesionados con músicas de otros tiempos y hemisferios, quienes además rescatan, entre compás y compás, algunos ritmos colombianos de antaño, caídos en desgracia ante las nuevas generaciones. En la música de los Periné se da la impresión de escuchar a Lisandro Mesa y Django Reinhardt, dándose la mano.

Categoria: Canción

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

12

07

2011

elmagazin

La voz cantante de la salsa

Por: elmagazin

 

Juan Carlos Piedrahíta (*)

El rey de la puntualidad se adelantó. Aunque por decisión propia se habría despedido mucho antes del 29 de junio de 1993, fecha en la que Héctor Lavoe dejó de ser cantante para convertirse en leyenda. La pérdida temprana de su madre lo hizo abandonar su natal Ponce y desplazarse a Nueva York, donde optó por el camino de los excesos. Así como se entregó intensamente sobre los escenarios, casi que padeciendo cada estrofa pronunciada, de la misma manera vivió. Pocas cosas le pasaron por encima y, por lo general, se dejó afectar para sentir y hablar desde el drama, su lenguaje oficial. No podía ser de otra manera. Cada oportunidad que tenía para sonreír y sacarle provecho a ese talento innato, desencadenaba en un suceso trágico que lo sumía en una profunda depresión, su estado casi habitual.

Categoria: Canción

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

21

06

2011

elmagazin

En el reino del nunca jamás

Por: elmagazin

Juan Carlos Piedrahíta (*)

La música nunca volvió a ser la misma. Cuando Michael Jackson deslizó sus pies por primera vez se supo que con ellos arrastraba todo lo que se había creado hasta el momento. Con el izquierdo dejaba atrás el pasado, mientras que con el derecho escribía la historia con su propia letra. A ese paso de baile se le conoció con el nombre de ‘moonwalk’, pero más que una suerte de acrobacia terrenal condimentada con zapatos negros, calcetines blancos y pantalones botatubo, fue parte de un concepto escénico que logró vincular el sonido con una propuesta visual contundente.

Categoria: Canción

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

13

06

2011

elmagazin

Chucho Valdés, amén

Por: elmagazin

Juan Carlos Piedrahíta (*)

Por el tamaño de sus manos, Chucho Valdés no podría ser mago, pero con la agilidad y destreza con la que mueve sus dedos, le caería bien la denominación de ilusionista. Además de sus extremidades, el cubano cuenta con una mente arriesgada que sí su metrónomo tuviera la capacidad de medirlo, sin duda indicaría que va adelante del pensamiento de un ser humano considerado ‘normal’. Su tempo y su compás se caracterizan por la chispa inmediata y por eso el músico no solo tiene en su haber grandes méritos como el hecho de fundar agrupaciones, inventar sonidos y fusionar estilos, sino que también tiene el privilegio de crear algo que en su momento se llamó ‘una comparsa de jazz latino’.

Categoria: Canción

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

28

01

2011

elmagazin

Rubén Blades y Maestra vida (30 años después)

Por: elmagazin

 

Fernando Araújo Vélez *

El velorio de Carmelo da Silva comenzó con lágrimas y terminó con rones, como han acabado casi todos los velorios del Caribe desde tiempos inmemoriales. Así lo recordaron por años y décadas sus vecinos del barrio del solar de los aburridos, tal vez el mismo donde una noche, dos o tres inviernos antes, por llamarlos inviernos, Pedro Navaja pasó con “el tumbao que tiene los guapos al caminar” antes de largarse a Nueva York, quizás el mismo, también, por donde anduvo Camilo Manríquez antes de ir a su muerte “por causa natural”, como dijo el médico de turno luego de examinar los palazos que un capataz le dio Plantación Adentro.

Categoria: Canción

7

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

23

12

2010

elmagazin

Diciembre: Ron, rumba y recuerdos

Por: elmagazin

canciones

La música tiene una ventaja enorme sobre las demás formas de arte por la sencilla razón de que deja callos en el alma.

Libaniel Marulanda *

¡ En Radio Santa Fe, desde noviembre la música de diciembre! Esta cuña radial emitida por la emisora mejor posicionada en los años sesenta en Bogotá, era la bandera de partida de los éxitos de diciembre que, con notable retraso, también llegaban al Eje Cafetero y conseguían dejar huella en los oyentes. Anteponiendo el principio (además constitucional) de la buena fe, digamos que en aquella época, por lo menos en Colombia, no se conocía la reprobable y nefasta práctica de la payola (cobro ilegal de algunas emisoras por hacer sonar artistas). Bastaba con que la canción y los intérpretes tuvieran un mínimo de calidad para que la música grabada llegara a todos los hogares, en donde la radio estaba entronizada como el insustituible medio de contacto con el mundo exterior.

Categoria: Canción

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

05

10

2010

elmagazin

Rock and roll y… Fever…

Por: elmagazin

Music Store

Rosario Cárdenas *

“In the summertime. All through the night. When you kiss, When you hold me tight. Got the fever. Got the fever. Everybody loves the fever, yeah…”.

La primera versión que me zambulló en ese tap-tap de Fever fue de La Lupe. Fue un disco comprado en un mercado callejero en París a mediados de los ochenta. En esos años daba clases de salsa y estudiaba filosofía. Comía chocolates, muchos chocolates. Soñaba con ser la amante de Spinoza y quería vivir en un barco en el Sena. Logré lo del barco y olvidé el resto. En esos tiempos no había Internet y no podía ubicarse con tanta facilidad la historia de una canción y la travesía sonora de sus versiones.

Categoria: Canción

3

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Enlaces

  • Nacimiento y caída de la prensa roja en pdf
  • Dedicatorias
  • Canción
  • Historia
  • Premio Guillermo Cano
  • Donde termina mi nombre pdf
  • El Caminante
  • Desde mi punto de vista
  • La esquina del cuento
  • Sueños de fútbol

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.