BLOGS Cultura

Archivo de junio, 2012

27

06

2012

elmagazin

Carnavaleando en el Central nació el B.S.V.

Por: elmagazin

Álvaro Calderón Calderón (*)

Por la calle de San Francisco y Diagonal al Templo dedicado al Santo de Asís se reúnen esta tarde, último domingo de noviembre-1965 Las Damas Rosadas en la casa de Tirso Maya, pues doña Rosa Villazón su esposa preside el grupo de señoras del voluntariado solidario y con labor social aquí en el pueblo vallenato.

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

26

06

2012

elmagazin

Sobre un tal Pablo

Por: elmagazin

Leonel Buelvas (*)

Mucho de qué hablar está dando la telenovela Escobar, el patrón del mal. Me incluyo dentro de los que hablan sobre ella. Y seré sincero y directo: no me gusta.

No me gusta, no sólo porque no vea telenovelas –desde hace rato dejaron de cumplir su función en mí: entretener–, sino porque, como su función es entretener, no puede pasar por lo que muchos pretenden que sea: un documento audiovisual histórico de la violencia colombiana.

Categoria: De fondo

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

25

06

2012

elmagazin

El país más feliz del mundo

Por: elmagazin

El caminante

Fernando Araújo Vélez

Categoria: General

TAGS:

5

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

25

06

2012

elmagazin

Eureka, eureka, eureka!…y un suicidio

Por: elmagazin

Néstor Solera Martínez (*)

El silencio del mediodía lo rompió en el poblado un hombre desnudo que gritaba eureka, eureka, eureka…  y que, doscientos metros adelante, se lanzó al mítico río Sinú con su descubrimiento y se ahogó. De inmediato buscamos el cadáver río abajo. Lo encontramos no muy lejos, enredado en la orilla de un manglar, con la barriga llena de agua y los ojos despepitados. 

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

13

06

2012

elmagazin

Ese hombre

Por: elmagazin

Haidy Amaya

Jaime Panqueva (*)

Esto no es un artículo, es un videoclip. Franz Overbeck, con sombrero y traje del que sólo se ve sobresalir por instantes una leontina dorada, cruza a paso veloz la plaza sin volverse para apreciar el magnificente palacio Carignano. Desde su punto de vista observamos la esquina de la vía Carlos Alberto, el edificio gris con algunos restos de nieve en las cornisas se acerca para permitirnos entrar por un orificio en los postigos cerrados del tercer piso. En medio de una ensalada de folios y periódicos yace en el suelo un hombre en ropa interior de la época, es el 11 de enero de 1889. Más por su bigote hirsuto y descomunal que por su melena enmarañada, constatamos la identidad del filósofo Friedrich Nietzsche, su cabeza vibra al ritmo de un delirio frenético. Su apariencia nos permite deducir que no se ha bañado ni afeitado en varios días. Las notas del piano que escuchamos galopan sobre las hojas de papel impresas, desperdigadas por toda la habitación. Nietzsche arroja páginas aquí y allá como si deshiciera una margarita libresca. Con mayor rapidez, la música del Himno a la Libertad interpretado por John Bell Young, (Newport Classics, 1992), perseguirá uno de los folios suspendidos en el aire y se posará sobre él; es un ejemplar de prueba de Nietzsche contra Wagner: “Ya en el verano de 1876, a mediados de temporada de los primeros festivales, tuvo lugar dentro de mí una despedida de Wagner”.

Categoria: General

TAGS:

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

12

06

2012

elmagazin

El arte carnal de ORLAN

Por: elmagazin

ORLAN Paula Santana (*) “El arte carnal ama la extravagancia y la parodia, lo grotesco y los estilos dejados de lado, porque el arte carnal se opone a las presiones sociales que se ejercen tanto sobre el cuerpo humano como sobre el cuerpo de las obras de arte. El arte carnal es antiformalista y anticonformista”, sentenció ORLAN (quien exige que su nombre se escriba así, en mayúscula) en un manifiesto a principios de la década de los 90. Nacida en 1947 en Saint-Etiénne, Francia, la controvertida artista ha hecho de su cuerpo la materia prima de su obra.

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

10

06

2012

elmagazin

Mercader de ilusiones

Por: elmagazin

El caminante Fernando Araújo Vélez
Dos días después de que aquel a quien se le habían extraviado su gato o su perro hubiera pegado un cartel en los postes de la luz de los parques y las avenidas ofreciendo recompensas para quien los encontrara, el Hombre los llamaba al número anotado y se identificaba como médico veterinario.

Categoria: General

TAGS:

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

05

06

2012

elmagazin

Libertad hipotecada

Por: elmagazin

El caminante

Fernando Araújo Vélez Lo investigaron, lo detallaron, lo persiguieron y una tarde después de tantas otras tardes, se lo llevaron a empujones y patadas y lo subieron a un carro sin destino. Le taparon los ojos, lo golpearon una y mil veces más para que no preguntara pues ellos no sabían nada, para que no protestara pues ellos no sabían nada, y luego de cuatro horas de camino, de vueltas y vueltas, lo arrojaron en un húmedo calabozo.

Categoria: General

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

04

06

2012

elmagazin

Una naranja mecánica: la posibilidad de cambio que niega la política

Por: elmagazin

Luis Carlos Muñoz Sarmiento*

Los partidos políticos existen sólo

por miedo a las ideas ajenas,

por eso se protegen entre sí y cuidan

las ideas que han heredado.

No sirven para cumplir lo que prometen,

sino para destruir las promesas de los otros.

Robert Müsil Uno de los hechos humanísticos, sociales y artísticos, e incluso políticos y filosóficos, más importantes del Siglo XX, por el tratamiento y la vigencia de su tema y por el contenido y la virulencia de sus imágenes, lo constituye la realización de uno de los filmes emblemáticos del director Stanley Kubrick (1928-1999), nacido en Nueva York y afincado en Londres, donde pasó gran parte de sus últimos 15 años: A Clockwork Orange (1971) o Una naranja mecánica, de la cual 2012 marca el quincuagésimo aniversario de la publicación literaria (1962) de Anthony Burgess (1917-1993), que ha sido tan vapuleada e incomprendida, citada y no leída, como la versión del cineasta gringo-anglo. Este ensayo intenta desentrañar el sentido de ambos esfuerzos, el de Burgess y el de Kubrick, respetándolos en sus resultados artísticos, más que en su intención, sin querer hallar lo que de por sí dichas obras no dicen, aunque sí lanzar hipótesis desde una visión contemporánea del ensayo, la del libre discurso reflexivo (1). Trabajo no fácil si se consideran dos aspectos: el carácter de novela filosófica asignado al texto y la mirada maniquea y desvirtuadora de la crítica sobre el filme. Novela y filme que tuvieron que soportar el peso de la infame censura, motivada por un sesgo mediático que tendió un manto de duda contra el que aún cabe y más que nada debe protestarse, para que al fin se entienda que las obras son lo que dicen y no lo que se quiera ver en ellas y que lo único que sobrevive a toda la estulticia humana, fuera de lo que se hace bien, son los (buenos) libros… y las (buenas) películas.

Categoria: General

TAGS:

5

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

04

06

2012

elmagazin

Aquí entre nos

Por: elmagazin

Por Socorro Ariza

Escrito para Carolina Cuervo Navia y los columnistas de El Espectador

Ayer, 3 de junio del 2012, viendo la espectacular parada naval que con motivo de la celebración de los sesenta años de la coronación de la reina Isabel II tuvo lugar en el río Tamesis, precisamente le decía a mi compañero amante cómo viendo todo esta exhibición de grandiosidad y poder entendía perfectamente mis sentimientos de hace unos veinte años atrás, lo mismo que entiendo los de los colombianos y latinoamericanos de ahora. Es muy fácil sentirse pequeño ante tanta edificación portentosa, celebración magnánima, derroche de perfección, disciplina militar, elegancia y, digamos,  todo eso que involucra ser o hacer parte de la monarquía británica; hasta ahí uno no tiene más que quitarse el sombrero ante la reina Isabel II, toda su corte y demás; también siente una un tris de envidia de ver el esplendor de la Londres de mostrar, pues la ciudad real es otra cosa; también tiene áreas y barrios completos en los que hasta a un colombiano cualquiera le daría miedo vivir; y otros en los que igual, tendría cuidado.  Y claro, como bogotana, tengo que volver a pensar en los porqués Bogotá, siendo aún la dama de buen recibo, ha terminado por ser la de puta de esconder, pues es claro que todos los eventos internacionales de alto turmequé se realizan en la bella ciudad de Cartagena; cosa que solo es un reflejo más de nuestros propios complejos.  No quiero decir con esto que me moleste que Cartagena haya terminado por robarse el show; a mí personalmente me encanta Cartagena y, con todo y ser una bogotana que quiere su ciudad, amo tanto a Cartagena que procuro visitarla cada vez que puedo: la Cartagena de mostrar, puesto que también tuve la oportunidad de trabajar y experimentar la ciudad real, la que pocos conocen, pero es y existe con la misma problemática del resto de Colombia. No obstante, es claro también que con el simple hecho de que los encuentros internacionales, sean de la índole que sean, se realicen en Cartagena, Bogotá ha sido y seguirá siendo la gran perdedora: no hay ningún afán en hacer mejoras en infraestructura ni en arquitectura ni en nada; sin mayores apuros solo van quedando los huecos, los escándalos, la inseguridad y, bueno, no me voy a poner a contar todos nuestras miserias; pues aunque me podría alargar diciendo lo que pienso sobre el lamentable estado comatoso en que se mantiene la gran ciudad que le ha dado y seguirá dando, sin pedir nada a cambio, albergue a  Colombia entera; lo que me ha movido a escribir esto ha sido algo que leí hoy, 4 de junio, en El Espectador sobre por qué Colombia es tan pero tan….

Categoria: General

TAGS:

3

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Enlaces

  • La esquina del cuento
  • Dedicatorias
  • Sueños de fútbol
  • Historia
  • Donde termina mi nombre pdf
  • Canción
  • Premio Guillermo Cano
  • El Caminante
  • Nacimiento y caída de la prensa roja en pdf
  • De fondo

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.