BLOGS Cultura

07
10
2010
elmagazin

García Márquez y Vargas Llosa… Dos dedicatorias y un rencor

Por: elmagazin

Portada del libro Historia de un deicidio

Si usted tiene una historia sobre dedicatorias para contar, envíenosla, por favor, a [email protected]

Fernando Araújo Vélez *

Tenía que ser, como fue, uno de esos periodistas curiosos, coleccionista de objetos fútiles, firmas, palabras y fotografías, quien hubiera abierto la puerta de un antiquísimo, profundo e irremediable conflicto entre dos inmortales por una simple y sencilla dedicatoria. El tipo, peruano, casi 30 años por aquellos tiempos, acucioso y nervioso, se matriculó en los cursos de Nuevo Periodismo de Cartagena porque le habían informado que uno de los días de talleres, en algún momento, aparecería Gabriel García Márquez para hablar con los alumnos. Ahorró. Llenó miles de formularios. Se leyó de arriba abajo una de sus ediciones de Historia de un Deicidio, de Mario Vargas Llosa, y anotó en sus cuadernos hasta la más mínima de sus observaciones.El día antes de su viaje empacó ropa, unos cuantos libros, una grabadora y varias cajitas de pilas. Dejó a un lado “su” original de García Márquez Historia de un Deicidio para guardarlo y resguardarlo a la mañana siguiente y repasó su dedicatoria. Se la había pedido a Mario Varas Llosa casi con piedad, temeroso de que los viejos recuerdos atacaran al escritor y el rencor lo llevara a algún gesto desmedido.  Sabía, como casi todos los habitantes del mundo literario, como Carmen Balcells y Tomás Eloy Martínez, por ejemplo, que el autor de El deicidio no quería saber nada más en su vida de Gabriel García Márquez. Frunciría el ceño ante su petición. Miraría lejos, muy atrás.

Todo eso ocurrió, pero al final, entre displicente y vengativo, Vargas Llosa le firmó el libro. Escribió algo así como Por una mistad que nunca más será, y puso su nombre. El Periodista fue feliz por un día o algo más. Luego, dijo, diría en una noche de tragos en Cartagena, sus amigos lo convencieron de que consiguiera la dedicatoria-respuesta de García Márquez y el libro pasó de ser un tesoro a una obsesión. De sonrisa a pesadilla.  En mil noches de insomnio leyó la historia del distanciamiento, con sus infinitas versiones.

Que Vargas Llosa se había ido con una amante azafata a Suecia y su esposa, Patricia, se había quedado en Barcelona con García Márquez, quien le sugirió que se divorciara. Que no había sido a Suecia sino a Perú. Que García Márquez la había intentado seducir. Que después, muchos años después, Vargas Llosa le dio un puñetazo en  el aeropuerto de Ciudad de México. Que no, que el golpe había sido en un cine mientras veían un filme sobre los sobrevivientes de Los Andes, y que fue Elena Poniatowska quien curó a la víctima con un pedazo de carne cruda.

Pasado el tiempo, Vargas Llosa mandó a recoger todas las ediciones que había regadas por ahí de su Deicidio, una tesis doctoral en la que analizó Cien años de soledad  con sus estructuras, demonios y dioses. Denominó entonces a su autor  como “El Amadís de América”. García Márquez, por su parte, dijo de Vargas Llosa que era “el último caballero andante de la literatura”. Se habían conocido en Caracas a mediados del año de 1967, cuando uno fue a presentar su obra más célebre, y el otro, a recibir el premio Rómulo Gallegos . En el 71, Vargas Llosa lanzó su libro. En el 76 se hablaron por última vez.

Por ello, cuando García Márquez leyó la dedicatoria que Vargas Llosa le escribió al periodista peruano,  tomó una pluma y anotó debajo algo así como “totalmente de acuerdo”.

———————————————————————————————-

(*) Periodista, escritor y editor de El Magazín online. Tiene a su cargo la edición de los Lunes Festivos del periódico El Espectador.

Categoria: Dedicatorias

16

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
16

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

luifern

14 julio 2010 a las 8:27 PM
  

Ese golpe tiene de simpático y misterioso.Fue recibido en el ojo de Gabo sin responder al agresor, más lo cómico del caso, es que el agredido fue primero donde un fotógrafo. y al médico jamás asistió, a que le tomaran una foto, que tiene el raro misterio de parecerse a la cara de Blas de Lezo, pintada por Alejandro Obregón, que se parece a Gabo, pero es un autoretrato de Alejandro al que Sonia Osorio, en un arranque de celos le propinó un tiro en pleno ojo, a quien sí fue el pincel del artista que se autocuró, o sea, a su autoretrato con unas ligeras pinceldas.
Esos dos monstruos de la letra y del pincel si que gozaron celebrando tales insucesos trágicacómicos en Cartagena de Indias porque el par de retratos tenían un raro parecido con Blas de Lezo que perdió ojo y casi el cuerpo entero.

Opinión por:

ferjaramillo

15 julio 2010 a las 10:51 AM
  

Cuando se conocieron en el Aeropuerto de Maiquetía, uno que andaba por ahi dijo: “El uno parece un mosquetero, el otro un jugador de billar”

Opinión por:

ta_ta-

15 julio 2010 a las 2:01 PM
  

ME QUEDO MIL VECES CON MARIO VARGAS LLOSA, ES EL MEJOR DEFINITIVAMENTE, EL OTRO NO ME GUSTA.

Opinión por:

jorge enrique angel delgado

25 julio 2010 a las 4:50 AM
  

Dos escritores y dos personalidades: el uno militaroide, bruto, ultraconservador, buen peruano inglés, el otro un caballero dicharachero o caribeño -que es lo mismo. Vuelvan a leer “La Ciudad y los Perros” para que vean como es la violencia clasista y racista de la cultura peruana donde los “blancos” viven en un mundo aparte del de los “indios y negros”, pensando que son “algo especial”. El otro mundo, el de Gabo, un mundo tropical y fantasioso en el que el sexo y la realidad no tienen límites, tan solo los que impone la fantasía. El puñetazo y lo de Barcelona son manifestaciones claras de dos formas de ver la vida y de vivirla. Vargas Llosa no sabe de dónde es, su estancia en Londrés lo ha hecho “inglés”, de mentira pero inglés de todas formas. Gabo es ciudadano del mundo y democrata…..

Opinión por:

calle-63

7 octubre 2010 a las 10:17 AM
  

Un vaso de agua, visto por dos escultores de la palabra
Gabo y Vargas Llosa Grandes de latino america para el
mundo

Opinión por:

fargo1949

8 octubre 2010 a las 5:20 PM
  

coñazo: puñetazo…noooo, no son sinónimos en Colombia; en venezuela si podría ser.

Opinión por:

maquiavelo..

9 octubre 2010 a las 2:56 AM
  

Yo no me puedo imaginar a Colombia sin Gabo, no solo es admiración como escritor sino que cuando uno lo lee se puede imaginar dentro de la obra porque los lugares que describe son de mi querido pais Colombia.

Opinión por:

futbolypolitica

9 octubre 2010 a las 2:33 PM
  

CLARO COMO SERIA COLOMBIA SIN SU NOVEL DE LITERATURA…..COMO SERIA COLOMBIA SIN SUS CIEN AÑOS DE SOLEDAD…NO ME LO IMAGINO, LO QUE SI PUEDO IMAGINARME ES A GABO CON CIEN AÑOS DE SOLEDAD EN CUANTO A LA FALTA DE DE COMENTARIOS Y APORTES A UNA NACION TAN SUFRIDA Y GOLPEADA COMO LA NUESTRA, CIEN AÑOS DE DESINTERES Y DE ABANDONO A SU PATRIA MACONDIANA

Opinión por:

verbrecher

9 octubre 2010 a las 7:53 PM
  

¡No me imagino a Colombia sin gabo!, pura basura, Gabo no le ha aportado nada al país, más que un libro mal escrito, el nobel se lo merecia borges por latinoamérica y nadie más.

Opinión por:

jair

9 octubre 2010 a las 9:58 PM
  

Mario Vargas Llosa es un patriota comprometido con su paìs, el Perù, mientras Gabriel Garcìa Marquez ha demostrado displiscencia con Colombia, sirviendole a la causa de las guerrillas auspiciadas por su amigo entrañable Fidel Castro!. Tan cercano a la causa de los terroristas serà que los recursos econòmicos rcibidos en el premio Gallego en Venezuela se lo regalò a la subversiòn venezolana, mientras que su pueblo Aracataca carecìa de electricidad y de agua potable!.

Opinión por:

maquiavelo..

11 octubre 2010 a las 3:34 AM
  

Yo vivo en Europa y se el alcance que tiene la obra de Garcia Marquez, porque cuando se habla de cultura en europa, los Europeos solo conocen 2 personajes de Colombia…Garcia Marquez y Fenando Botero. Desafortunadamente Garcia Marquez se fue del pais durante el gobierno de Turbay Ayala, no se aguanto tanto abuso a los derechos humanos y le pidio Asilo Politico a Mexico…era el tiempo que se torturaba por todo al son del “estatuto de seguridad”

Opinión por:

chimbus erectus

11 octubre 2010 a las 6:53 PM
  

Respuesta a la opinion de “Ta-Ta” Ja,Ja Ja!!!!

Opinión por:

jose garcia

13 octubre 2010 a las 10:08 PM
  

Cuando Garcia Marquez recibió un premio en dinero lo donó al MAS (Movimiento Al Socialismo) de Vzla…no recuerdo que alguna escuela o municipio en Colombia haya recibido ayuda de él.

Buscar en este blog

Enlaces

  • Desde mi punto de vista
  • Sueños de fútbol
  • De fondo
  • La esquina del cuento
  • Canción
  • El Caminante
  • Historia
  • Donde termina mi nombre pdf
  • Dedicatorias
  • Premio Guillermo Cano

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.