BLOGS Cultura

Archivo de septiembre, 2010

30

09

2010

elmagazin

El dilema Pamuk

Por: elmagazin

Orlando Monsalve*

Un día el escritor Orhan Pamuk encontró en una revista literaria inglesa – llamada Granta – un cuento titulado “El dilema Pamuk” y consistía en la situación de un muchacho musulmán, quien estando en un “Gulag” debe enfrentar su mayor dilema en tiempos de Ramadán. El problema era que el chico recibía una sola ración de comida diaria y poca agua para beber, lo cual hacía la temporada de ayunos algo imposible de cumplir. Él sabía que si se mantenía fiel a su religión moriría, o de lo contrario podría llegar el día en que saliera de esa prisión, y así lo hizo. Sobrevivió dejando a un lado el Ramadán y encontrándose años más tarde la libertad que aprovecharía escapándose hacia Estambul y viviendo una vida plena y laboriosa.

3

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

29

09

2010

elmagazin

Fútbol y literatura, un amor a las patadas

Por: elmagazin

 

 

Fernando Araújo Vélez *

La última vez que lo vieron llorar en público estaba sentado en la platea de la cancha de Estudiantes de la Plata, en 57 y 1. Tenía entre sus manos temblorosas dos de sus libros, y al lado, un bastón. La tribuna, repleta, cantaba Sábatooooo, Sábatooooo. Todos se fueron levantando de sus asientos poco a poco, para reventar al final en una interminable ovación dirigida a aquel señor que había llegado al estadio una hora antes para repartir entre la gente del fútbol algunas de sus obras.

Categoria: De fondo

12

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

28

09

2010

elmagazin

La bailarina de flamenco

Por: elmagazin

José Arturo Torres Moreno*

Estaba en el centro de Bogotá.

No. estaba a las afueras de Bogotá, así más adelante podré quedarme en un hotel y no regresar a mi casa.

Una cerveza negra y un tabaco rojo.

No. demasiado cliché, mejor una coca cola y un cigarrillo piel roja sin filtro.

No. tampoco funciona, mejor sólo cerveza.

Perfecto.

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

28

09

2010

elmagazin

Gaspar, el payaso triste

Por: elmagazin

 

 

Toys Never Forget, Flickr, Alyssa L. MillerToys Never Forget, Flickr, Alyssa L. MillerToys Never Forget, Flickr, Alyssa L. Miller

Fabián Mauricio Martínez *

Gaspar pone vaselina y masa blanca en su rostro. Con un lápiz delinea y agranda las cejas. No dibuja la boca feliz de su acostumbrado acto, sino traza líneas de tristeza que ocupan el mentón y parte de las mejillas. En camisilla y calzoncillos se dirige hacía el armario. Descarta los atuendos de colores y escoge el traje pintado con rostros trágicos. Elige un par de zapatones púrpuras y al amarrarse los cordones, Marcus abre la puerta del camerino:
  -  Payaso, tu turno.
 

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

27

09

2010

elmagazin

La candelaria 1:33 a.m.

Por: elmagazin

 

Juan Villamil *

Es hora ya de dormir

esta pesadez que tu cuerpo dejó en el mío

pero no puedo no puedo.

Si estuviera lo suficientemente loco

daría tu forma a las sábanas

y dormiría en ella

aferrado a una idea de tus senos

tal vez susurrándote al oído

si no es molestia cuánto te deseo

pero no puedo no puedo.

Categoria: Poema

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

27

09

2010

elmagazin

Éramos hombres

Por: elmagazin

 
fight fot the girl, Flickr, zzclef

fight fot the girl, Flickr, zzclef

 

A propósito de la violencia en los colegios de Bogotá.

Jack Fox*

Nunca pensamos que llegaríamos tan lejos. Le estábamos haciendo un favor. No llegaría a nada en la vida si no era por nosotros. Cada puñetazo era una lección, cuando se agachaba e intentaba protegerse de nosotros, le insultábamos y nos reíamos de sus fracasos.

Categoria: Poema

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

27

09

2010

elmagazin

Donde termina mi nombre (Novena entrega)

Por: elmagazin

* El Magazín publica la novena entrega de la novela Donde termina mi nombre, de la escritora argentina Patricia Stillger. Aviso importante: Una vez finalizada la publicación de Donde termina mi nombre, tendremos disponible el archivo en pdf para descargarla. Por lo pronto, a la derecha de El Magazín, con la imagen de la novela, los lectores podrán encontrar todos los capítulos que se han publicado.

Donde termina mi nombre

(Capítulos 18, 19 y 20)

Donde termina mi nombre imagen oficial

Patricia Stillger

18

(Bocas del Toro)

Me levanté tarde y leí una notita que Sara me había dejado en la mesa de luz. Me dolía la cabeza y decidí no darle importancia.  Almorcé en un chiringuito cerca del puerto. Me sirvieron unos caracoles en una especie de cucurucho de papel con salsa. Estaban deliciosos. Armando también los disfrutaba, agradecido de que hubiera detenido mi marcha en el agobiante mediodía. Me había seguido con la resignación de un perro viejo. Sin el cariño, pero con la esperanza de una recompensa como la de ese momento. Media hora después atracaba el ferry y vi a un padre con su hijo adolescente que cargaban grandes bolsas. Había entre ellos un entendimiento de casi ninguna palabra. Miradas que se decían qué hacer, cuáles bultos llevaría cada uno y un consenso mudo acerca del tiempo, puesto que sus pasos tenían la misma cadencia. Vi en ellos la eternidad de una relación que no tenía más años que los del muchacho.

Yo en cambio, me dirigí una mirada histórica. Declararme huérfano de padre, era como un estado civil. Cómodo. Único, definido. Después nadie hacía una pregunta incómoda más. Al menos a mí. Sé que las maestras cuchicheaban, sé que lo hacían mis compañeros. Y sé también que a mi madre, que era una mujer querida por los vecinos, también que le permitían el beneficio de la viudez.

Cocinaba bien. Hoy creo que la base insuperable era el aceite de oliva que nosotros mismos prensábamos muy rudimentariamente en un sistema de planchas de madera de algarrobo muy pesadas que se ajustaban en seis lugares con tornillos mariposa. Me encantaba llenar la bandeja inferior de aceitunas. El aceite más veces verde que amarillo, según la cantidad de luz, según la hora,  fluía por los cuatro costados en recipientes de madera, perfectamente adaptados para no perder una sola gota de la prensada.

19

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

26

09

2010

elmagazin

El amor confundido

Por: elmagazin

 
El Caminante

El Caminante

 

Fernando Araújo Vélez *

Ser la novia de un aspirante a escritor que nunca sabía si lo era o no, si era digno de ese título o si lo sería algún día, fue uno de sus mayores tormentos, porque el tipo no estaba hecho para sus excesos de paranoia, para sus temores y sus celos, y menos, para que le regalaran la luna en noches de amor desmedido, pero ella no lo sabía. Jamás supo verlo, no se lo enseñaron a pesar de las horas y días y meses en los que su madre y sus hermanas, sus tías y demás le conversaban sobre El Amor. Y así se enamoró, o eso creía y decía.

Categoria: Desahogo

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

24

09

2010

elmagazin

Alicia en un país real

Por: elmagazin

El mundo de una voz sacada de ficciones de piedra, reflejos, de sueños tan reales. Una voz que sigue en la búsqueda de un número en este circo de sociedad.

David Bustos *

Reviso si traje todo para escuchar atentamente la historia. Libreta, kilométrico, una mano derecha elástica. Deme un tinto sin azúcar, me hace el favor. El sol reverbera en la octava. El minutero avanza veinte rayas más de lo acordado. Pidamos otro tinto pues. Dónde está la magia. La cafetería está tapizada por espejos que le dan más amplitud al rectángulo compuesto por seis mesas. Estoy atento a los reflejos por donde pasan tantos rostros, cada uno con sus cavilaciones, problemas, músicas, tareas, fijaciones, delirios, sueños. El suspenso del tiempo dilatado. Espejos mágicos.

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

24

09

2010

elmagazin

Los ojos

Por: elmagazin

Para Adriana González

Francisco Barrios *

Nos divertíamos con las fantasías que inventábamos en las cenas de los viernes aunque fueran de lo más predecible tratándose de un grupo de cuarentones. En la última cena antes de los accidentes, cuando ya estábamos borrachos, Gilberto confesó que su fantasía suprema era que algún día, en algún recital, una cantante le dedicara “Caballero de fina estampa” tal y como alguna vez se la había cantado Chabuca Granda a Don Ramón de Zubiría. El problema, reparamos los demás, era qué vocalista de nuestra generación podía ser análoga a Chabuca como Gilberto podía serlo a Don Ramón.

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Enlaces

  • Desde mi punto de vista
  • La esquina del cuento
  • Sueños de fútbol
  • Premio Guillermo Cano
  • El Caminante
  • Canción
  • De fondo
  • Nacimiento y caída de la prensa roja en pdf
  • Historia
  • Donde termina mi nombre pdf

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.