BLOGS Cultura

Archivo de agosto, 2010

31

08

2010

elmagazin

Un caso medianamente extraordinario

Por: elmagazin

Miguel Castillo *

Hace dos días, al mirarme al espejo por la mañana, descubrí que perdí mi nariz. Inmediatamente corrí a la cocina a buscar a mamá, y al verme debió haber imaginado a un ladrón. Pero mamá, soy yo; cuando me reconoció lo que hizo fue golpearme en la cabeza y gritarme por haberla perdido. Luego se puso a llorar, y no me quedó otra alternativa que prometerle que la recuperaría.

Pero ese día no salí de casa. Esperaba a que la misma nariz llamara, diciendo que por favor la ayudara y luego una voz ronca gritaría. No llame a la policía o la mato. Pero aparte de unos golpes de mamá en la puerta del cuarto, nadie más llamó.

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

30

08

2010

elmagazin

Donde termina mi nombre (Quinta entrega)

Por: elmagazin

* El Magazín publica la quinta entrega de la novela Donde termina mi nombre, de la escritora argentina Patricia Stillger.

Donde termina mi nombre

(Capítulos 8, 9 y 10)

Donde termina mi nombre imagen oficial

8
(Colombia  entre 1920-194…)

Patricia Stillger

Nuestro pequeño Oswald Bölke era un niño agradecido con su padrino y mentor. Si detestaba la escuela alemana, igual hubiera detestado cualquier otra, pero sólo estudiaba en tributo al tío Hans.

Su pasión tampoco era lo opuesto a la escuela, es decir, retozar como cualquier niño de su edad. Por el contrario, lo único que deseaba era el contacto con los pilotos; viajar con ellos, aunque su única excusa fuera sostener las bolsas del correo en alguno de los trayectos que realizaba SCADTA[1].

Los pilotos sentían un cariño especial por este niño no sólo por el recuerdo de su padre, sino por que llevaba la aviación en su sangre, como un legado. Podía nombrar las partes de las aeronaves de memoria. Podía calcular la autonomía de vuelo porque leía los indicadores de combustible y señalaba si llegarían tranquilos a destino, antes de aprender nociones de cálculo en la escuela.

13

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

30

08

2010

elmagazin

Agosto, Selma, Mandrake y un conejillo

Por: elmagazin

Se cumplen diez años de la aparición de ‘Agosto’, una de las emblemáticas novelas negras del brasileño Rubem Fonseca. La celebración no es más que una disculpa para rendirle homenaje con este divertimento narrativo. 

Nelson Fredy Padilla *

“Después de notar que yo estaba simultáneamente feliz y lúcido, una conjunción no sólo rara sino imposible, ella también quiso sentir lo mismo”…

Era agosto, un mes propicio... Habitábamos una nube tan gris como adictiva. Con la delicadeza de un carterista ella me quitó el cigarrillo anclado en la úlcera de mis dedos. Lo puso entre sus labios carnosos y lo aspiró con profundidad. Quise recuperarlo pero cambié de idea porque el ambiente se enriqueció con sus bocanadas. Inhalé el chorro hasta el origen de su exhalación. Mi boca de labios escasos perdida en la suya. La felicidad ya era éxtasis, la lucidez prepotencia. Una elevación que sólo garantiza el sexo pleno y la punto rojo, armada tal vez con la técnica transgresora de Felipinho, el Mandrake que me introdujo en el Brasil que ahora me perturba.

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

29

08

2010

elmagazin

El pasadizo de las lagartijas

Por: elmagazin

Fernando Araújo Vélez *

Para llegar a la nevera de los mil deseos, que en realidad era uno solo, Gonzalo tenía que atravesar un pasadizo oscuro habitado por lagartijas que, sentía, lo observaban con alevosía. Sólo podía pasar por allí de seis y cuarenta a seis y cuarenta y cinco de la tarde, la hora exacta en la que la cocinera de su abuela se cambiaba de ropas para servir luego, a las siete en punto, la cena. A él, aquellos anocheceres lo sumían en una especie de letargo, en una agónica melancolía que nunca pudo describir. Tal vez por eso, decía, se arriesgaba al ataque lagartijesco, a los escalones de madera inclinados hacia abajo de la cocina, a que su abuela o alguno de sus tíos lo descubriera y a la nevera.

Categoria: Desahogo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

27

08

2010

elmagazin

Cuentos mínimos

Por: elmagazin

 

Héctor Gómez Herrero *

“Aquella lluvia se llevó un regusto de historias viejas, de vidas usadas, y dejó una ciudad limpia, desgastada, sin nada por contar”.

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

26

08

2010

elmagazin

Medianoche

Por: elmagazin

Gabriela Supelano*

mi cuarto en oscuras y las persianas abajo. la luna entre las dos montañas se ve de un amarillo mostaza que me recuerda a este mundo sin mostaza en el que vivo. la luna se ve bonita y yo quisiera poder sacarme alas y llegar hasta ella, como el muñequito de animación que se sienta en la luna con una caña de pescar.

yo pescaría sueños encima de la luna: sueños y pesadillas, Pescaría niños chiquitos y los llevaría a viajar por encima de sus propias cabezas para que conozcan algo diferente.

Categoria: Poema

TAGS: - -

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

26

08

2010

elmagazin

La patria boba

Por: elmagazin

 

María del Rosario Vásquez *

Con motivo de la celebración del Bicentenario, han surgido diversas controversias sobre el apelativo de Patria Boba, para referirse a los primeros años de la Independencia (1810-1816), época tan traumática de los albores de la nación. Sin embargo, vale la pena recordar que este nombre fue acuñado en 1823, por el mismo Precursor Antonio Nariño, en el folleto de su autoría, Los Toros de Fucha, en el que propugnaba por las ventajas de un régimen federalista para la recién creada Gran Colombia, en contravía del centralismo establecido en la Constitución de Cúcuta de 1821, y defendido en esa época por Santander.

Categoria: Historia

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

24

08

2010

elmagazin

El Anticristo

Por: elmagazin

Nietzsche, Flickr, ivalladt

Nietzsche, Flickr, ivalladt

El 25 de agosto, 110 años atrás, falleció Federico Nietzsche en Weimar. El autor de Así hablaba Zaratustra y Más allá del bien y del mal, entre tantas otras obras, dejó un legado del que cada día se habla más.

Fernando Araújo Vélez*

Habría que haberlo imaginado en un perdido hotel de Rapallo. Las palabras apenas justas para saludar o pedir un té, una venia discreta para aquel que se cruzara en su camino. El invierno del año1882. Nieve, una chimenea sin encender, dolor, angustia. Federico Nietzsche ya vivía en otro mundo al que lo habían desterrado el amor desolado de Lou Andreas- Salomé, las injusticias de Richard Wagner, el mundo que jamás lo comprendió, su hermana Elisabeth, que le pedía que se casara y llevara una vida normal, su eterna migraña que lo arrastraba a huir y a huir en búsqueda de la ciudad y el clima ideales. Su mundo, su propio mundo, era la última opción que le quedaba, por lo menos para sobrevivir.

Categoria: De fondo

6

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

23

08

2010

elmagazin

Donde termina mi nombre (Cuarta entrega)

Por: elmagazin

* El Magazín publica la cuarta entrega de la novela Donde termina mi nombre, de la escritora argentina Patricia Stillger.

Donde termina mi nombre (Capítulos 6 y 7)

Donde termina mi nombre

6

(Alemania 1916…)

Patricia Stillger

Cualquier ciudad de Alemania continental alberga ahora a ese joven que huye con un bebé en brazos. Podría ser Willhelmshaven, pero está muy oscuro. Lo cierto es que un pequeño vapor los trajo desde la base en Spiekeroog, la más danesa de todas las islas de Alemania, siempre tan en los límites.

Hay que resolver por dónde salir. Los muchachos de la base conocen muy escasamente tierra adentro y lo ayudarían quizás un poco más los aviadores, que dominan  las rutas desde el aire y los lugares menos peligrosos del frente occidental, “Al menos hasta la semana pasada”, le aclaró un marinero cuando todavía cruzaban hacia la costa.

13

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

22

08

2010

elmagazin

Aquel septiembre

Por: elmagazin

Fernando Araújo Vélez *

Fue entonces cuando lo encontraron ellos, inmisericordes, con sus botas retumbando en el raído tapete de su apartamento. Lo sacaron a empujones, golpeado, herido, humillado. Le tiraron una frazada encima para que luego, si quedaba con vida, no pudiera reconocerlos, y despedazaron algunos de sus libros y discos: Los de Neruda y Joan Báez, los de Víctor Jara, y alguno más al que él no le pudo cambiar la tapa. Quemaron uno del “cubismo” porque para ellos, los de las botas, Cubismo era sinónimo de revolución cubana, y rompieron una quena porque olía a criollo, y lo criollo era subversivo.

Categoria: Desahogo

TAGS:

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Enlaces

  • Historia
  • Nacimiento y caída de la prensa roja en pdf
  • Dedicatorias
  • De fondo
  • El Caminante
  • Desde mi punto de vista
  • Premio Guillermo Cano
  • Sueños de fútbol
  • Canción
  • La esquina del cuento

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.