BLOGS Cultura

22
10
2014
elmagazin

“Creo en mi escritura y en eso no le pido permiso a nadie”

Por: elmagazin

 

Fotografía: Maritza Palma

Fotografía: Maritza Palma

 

Jhonwi Hurtado

Entrevista con el ganador del Premio nacional a mejor novela, entregado por la Universidad de Antioquia.

 

(más…)

Categoria: Entrevista, General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
21
10
2014
elmagazin

Y, por favor, miénteme (El caminante en video)

Por: elmagazin

Imagen de previsualización de YouTube

 

Fernando Araújo Vélez y Alejandro Araújo Larrahondo

 

 

Aunque sean tonterías, escríbeme, escríbeme, ojalá a mano, en tinta azul y en el papel más viejo que encuentres en el hospital. Escríbeme, como el otro día, que no me tome tan en serio a mí mismo, y explícame de nuevo aquello de que patético no es ridículo pues viene de pathos, de pathos pasión, de pasión padecer. Explícamelo de nuevo con tu letra de antes de la guerra y con tus palabras, no con las de los psiquiatras que te atienden, y cuéntame una vez más cómo fue aquella tarde en la que llegaste a la sublime conclusión de que si te tomabas en serio, tan en serio, si nos tomábamos así, íbamos a tener que matarnos todos de aguda gravedad. (más…)

Categoria: El Caminante

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
17
10
2014
elmagazin

Carta a un hijo en la modernidad

Por: elmagazin

nino-triste

 

Jefferson Orlando Sanabria Orjuela

(más…)

Categoria: Desahogo

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
16
10
2014
elmagazin

Rafael Víctor Zenón Uribe, en El Drama del 15 de octubre (1859-1915)

Por: elmagazin

Rafael Uribe Uribe

Un siglo después del asesinato de Rafael Uribe Uribe, este relato busca comprender al hombre y al político que quería hacer la revolución en el país. ¿Cuáles fueron sus guerras y sus ideales?

 Daniel Ferreira / @stanislausbhor

I

 

Sólo él no admitía que hubiesen perdido la batalla. Hasta el último aliento, mientras arengaba en la plaza de Ocaña ante unos cuantos baquianos congregados y los rastros del ejército con que atravesó aquella selva homicida (porque la mitad murió en la inundación del río, los arcabucos y las hoyadas), proclamó, con su retórica de marras, que estaban en capacidad de repetir la palabra de Cristo a la hija de Jairo: “Dormit, non mortus est.” Que significaba: dormido, pero no muerto; o que vendría lo mismo a ser: “Estamos dormidos, pero no muertos.”

(más…)

Categoria: General

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
15
10
2014
elmagazin

Cartas de Manuela Zimmerman (Fragmentos de una novela epistolar) VI

Por: elmagazin

manu

Julie Paola Lizcano Roa

 

Carta No. 29  (4 de agosto de 1988)

Se vuelve pesado el sentido cuando la única forma de seguir viviendo es obligarme a salir de este encierro al que tú me has sometido, con una gran necesidad de seguir escribiéndote a mares en un ahora, que no logro soportar. Parece que lo único que me queda, es intentar escribir solo para mí,  pues siento que a mis 32 años el siempre, ha terminado en este momento desierto, curvo y desconfiado, es decir invisible y poco tangible, pues mi alma se niega a sentirse segura, aún en el más hermoso paisaje que pueda brindarme el mundo; muero de idealismos, pero no importa, ahora tomaré mis maletas y regresaré a Colombia, allí donde las calles tienen nuestro nombre y donde mi cama tiene sobre sus sábanas el olor de tu cariño. (más…)

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
07
10
2014
elmagazin

Signos y símbolos en la pintura de Manuel Hernández

Por: elmagazin

Manuel hernández

‘Piña cortada’ (1960) por Manuel Hernández. Colección del Banco de la República.

Por Eduardo Márceles Daconte*

[email protected]

Así como Marino Marini, el pintor y escultor italiano, dedicó un buen trecho de su vida al tema del jinete sobre su caballo, de igual modo Manuel Hernández (Bogotá, 1928-2014), después de una primera etapa figurativa, hacia la década del 60 se dedicó a investigar las ilimitadas posibilidades visuales de sus signos y símbolos personales.

La aparente simplicidad de sus formas y grafismos son en realidad el fruto de una larga meditación sobre los valores del silencio, la quietud o el equilibrio, con los que propone una simplificación o depuración de sus enunciados visuales exentos de cualquier alusión naturalista.

Su obra resume una experiencia que se alimenta de numerosas fuentes —conscientes o inconscientes— que remiten a las pictografías indígenas, la caligrafía ideográfica oriental con sus numerosos estilos en China y Japón, el grafiti de los artistas vanguardistas en las principales ciudades del mundo e incluso el expresionismo abstracto de pintores como Mark Rothko y sus campos de color o las manchas contrastantes de Robert Motherwell en su Elegía a la guerra civil española. De primera impresión, su pintura parecería monótona; sólo introduciéndose en sus connotaciones técnicas y conceptuales puede el observador llegar a una comprensión más acertada de su propuesta visual.

Su pintura se construye con base en capas superpuestas de acrílico o técnicas mixtas aprovechando todo tipo de medios, sobre papel o lienzo, de colores mesurados que saturan la superficie hasta conseguir esa profundidad atmosférica y monocromática sobre la cual imprime esas familiares formas de bordes difusos como si flotaran sobre la tela. Hernández prefería las combinaciones de figuras ovaladas y rectangulares para proyectar una energía de relajada consistencia que recuerda la obra del italiano Giorgio Morandi, el pintor que a través de su vida se dedicó, como Marini, de manera casi exclusiva, a pintar bodegones intimistas despojados de contenidos literarios o simbólicos, con una calidad poética derivada de su reducida gama de tonos. La pintura de Hernández reúne esas cualidades para catalogarla entre las más sobrias y líricas de la pintura abstracta del siglo XX en Colombia.

*Escritor e investigador cultural, licenciado en humanidades de la Universidad de Nueva York.

Categoria: General

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
06
10
2014
elmagazin

En defensa de la tristeza

Por: elmagazin

 

 felic

 

Ángela Martin Laiton

La inercia de la felicidad obligatoria debería estar prohibida en todas las sociedades, debería ser más escandalosa que el suicidio, el robo callejero o el uso de drogas, cosas que finalmente son derivadas de la insatisfacción permanente que causa sufrir de este mal. (más…)

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
03
10
2014
elmagazin

El amor que sobrevive al cine colombiano

Por: elmagazin

Liliana Martín y Andrés Cuevas estrenaron bebé y película al mismo tiempo. Ambos son los creadores de Souvenir, filme colombiano estrenado en junio de este año.

Mariángela Urbina Castilla

 

—Además de que me obligaron a venir a la fiesta, ahora me toca aguantarme a este — pensó Liliana Martín el día que conoció a Andrés Cuevas, quien parecía un ‘viejo’ de 30 años porque esa noche la mamá lo obligó a vestirse como un señor. Liliana no estaba mucho mejor. Tenía un vestido anticuado y él pensó más o menos lo mismo sobre ella: “una chica nada que ver”. (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
03
10
2014
elmagazin

Colombia: Un país enfermo, pero que camina

Por: elmagazin

/Archivo

/Archivo

 

Anny Andrea Niño Durán

Con razón… Se había hecho guerrillero siendo casi un niño. No para matar sino para que no lo mataran, para defender su derecho a vivir, que, en su tiempo, era la única causa que quedaba por defender en Colombia: la vida.

Elegía a Desquite-Gonzalo Arango.

(más…)

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
03
10
2014
elmagazin

El monstruo de Mary Shelley

Por: elmagazin

Luis Beiro Álvarez*

En 1916, Mary Shelley despedía el enigma de la irrealidad. A su imaginación y belleza se unía el desaprensivo esquema creativo. Todavía no era escritora, pero podía soportarlo todo “menos la tentación”. Su afán devorador de páginas ilustres la acercaba a la sensibilidad creativa. Acababa de contraer matrimonio con un célebre poeta y era, lo que se dice, una mujer feliz. Su esposo, Percy Bysshe Shelley, se enamoró perdidamente de la temprana madurez de aquella joven devota a la lectura.  Y trató de establecer la relación sentimental no solo por la atracción física sino a través de la identificación espiritual. No le tomó mucho tiempo hacerlo porque Mary desdobló su pasión en idénticas mitades y jugó a ser reina. Ella, además de leer, aprendió la primera lección  del tiempo: descubrir el otro rostro de las palabras. (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...