BLOGS Cultura

Archivo de Categoría ‘Cultura’

20

03

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

CUANDO LA VANIDAD ES MÁS FUERTE QUE LA RAZÓN : EL CASO CEDIEL-CARRILLO

Por: elhilodeariadna

EL CASO CEDIEL-CARRILLO
Considero a la aspirante a vedette Cediel y al médico Carrillo igual de culpables, a la presentadora por su extrema vanidad y al supuesto cirujano estético por lo que sería su desmedida ambición económica y por desear ser una estrella social, de esas que se apagan pronto: http://www.elespectador.com/noticias/investigacion/el-giro-del-caso-jessica-cediel-articulo-623139 Y aunque ya he publicado este artículo vuelvo a hacerlo hoy puesto que considero de gran importancia sumarme a esta discusión sobre los falsos postulados de belleza que han creado médicos inescrupulosos, sin olvidar a los laboratorios farmacéuticos y de belleza, o la moda, en fin todas las arandelas insulsas con las que pretenden seguir controlando a las mujeres; aunque no ignoro que cada vez hay más hombres que se adhieren a esta nueva visión de una belleza fabricada con un bisturí o con químicos que dejan graves secuelas en el cuerpo en el que son inoculados, y por supuesto la muerte, como ya ha sucedido infinidad de veces.
———————————
CIRUJANOS ESTÉTICOS, LÚGUBRES MARCHANTES DE LA MISERIA HUMANA: Antes que todo deseo manifestar que no pretendo criticar ni demeritar las cirugías estéticas que buscan una solución ante situaciones extremas, como puede ser una quemadura, o un ataque con ácido* o un accidente, entre otras causas. * http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2012/02/26/quemada-viva-el-caso-de-suad/ http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2014/04/02/las-victimas-del-acido-en-el-pais-de-machitos/ http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2015/04/22/la-violencia-machista-y-las-mujeres-victimas-de-quemaduras/ Solo me voy a referir a los procedimientos estéticos que se hacen por dictámenes sociales; muchos de ellos por modas que pretenden la cosificación del ser humano; sobre todo la cosificación de la mujer en una sociedad fatua que pretende mostrarla como un objeto de decoración más que se pone en el centro de una sala. Nunca he entendido como una persona, hombre o mujer, puede someterse a una cirugía estética solo por seguir los nuevos postulados de belleza física, o para lograr un ascenso social o laboral, o para ganar un reinado de belleza, a los que la sociedad colombiana es una verdadera adicta, o para enamorar a un traficante de drogas, como si eso fuera un gran logro en la vida de una mujer; tampoco entiendo que alguien se someta a una cirugía bariátrica cuando no se amerita o cuando se acude a un médico inescrupoloso. Pero, ¿de dónde nos viene este culto al cuerpo? Primero que todo habría que pensar que es tan antiguo como la humanidad misma. Todos los pueblos del mundo han decorado sus cuerpos de diversas maneras. Y si pensamos en los griegos veremos que algunos atletas, sobre todo aquellos que ganaban carreras, entre otros, eran considerados luego semidioses. Es el caso de Antinoo, el hermoso efebo que enamoró al emperador Adriano. En el Medioevo se produciría un cambio radical. El cristianismo comenzó a condenar todo tipo de abalorios o menjurjes, y se comenzó a exaltar una belleza espiritual no física. Una forma muy efectiva de ejercer control sobre las mujeres en particular y sobre la sociedad en general. A comienzos del siglo XVI, Juan Ponce de León va tras la búsqueda de la fuente de la eterna juventud, al menos eso cuenta una leyenda que decía que se encontraba en lo que hoy es la región de La Florida (USA). Pero anteriormente Herodoto (s IV a C) ya había hablado de la existencia de una fuente con esas propiedades y luego Alejandro Magno habría ido tras su búsqueda. Esa temática de la eterna juventud va a retomarla Oscar Wilde en su libro El retrato de Dorian Grey. Su protagonista, un hombre dado a las bajas pasiones, se mantiene fresco y lozano a pesar del paso del tiempo y de su vida abyecta; es su retrato el que va envejeciendo y transformándose en poco menos que un monstruo. Y Virginia Woolf, en su maravilloso libro Orlando, nos trae la vida de un hombre nacido en la época isabelina y que no solo no envejece ni muere sino que un día, en plena época victoriana, se despierta siendo mujer. Luego, en el siglo XX, más exactamente en los años 60, fue la escuálida Twiggy la que impuso la supuesta belleza de mujeres esqueléticas, supongo que sufría de una severa anorexia, muy diferentes a las mujeres soberbias, como Hélène Fourment, que pintaba Rubens, y en el siglo XIX están las mujeres de Renoir. Recuerdo a mi abuela como una de sus herederas. Una mujer sin complejos, que se sentía bien en su cuerpo, poseía una hermosa cabellera, con la cual diariamente se hacía una enorme moña, no se maquillaba, y se vestía muy bien; esa era, digamos, su única vanidad. Su verdadera belleza estaba en su inteligencia y en su autonomía; y aunque había nacido en 1900 nunca fue una mujer sumisa ni dócil, como la mayoría de las mujeres de su generación. En lo que a mí respecta recuerdo que siendo una adolescente me dijeron que debía operarme la nariz; en esa época, comienzos de los años 70, era algo común. Siempre e invariablemente dije NO. Y desde entonces he repetido una y otra vez que hay que saber envejecer. No somos eternos, ni me interesa ser eternamente joven. Pienso que lo mejor que me ha pasado en la vida es precisamente eso: envejecer. Sobre todo ahora que estoy pensionada y que no tengo que rendirle cuentas a ningún jefe (hombre o mujer). Cuando me miro al espejo y veo mis arrugas me digo a mí misma que ellas son el reflejo de las sendas que he seguido en mi vida, ahí están, son testigos de mis éxitos y de mis fracasos, de mis alegrías y de mis tristezas, no borraría ninguna de ellas ni por un minuto. Hacen parte de mi ser, son un libro donde está escrita mi vida. Ahora bien, de un tiempo para acá he escuchado decir que operarse, o sea hacerse una liposucción, o aumentarse los senos o las caderas, en fin todas las barrabasadas que se han inventado los médicos, muchos de ellos inescrupulosos, lúgubres marchantes de la miseria humana, es una inversión. No entiendo como alguien puede endeudarse solo por pretender tener el cuerpo o la cara que ha visto en Internet y que cree que le sentaría a las maravillas. Considero una verdadera atrocidad decirle a una hija menor de edad que se le va a dar como regalo de sus quince años una cirugía cualquiera, debería ser prohibido; por eso apoyo incondicionalmente la propuesta de ley del senador Mauricio Lizcano, aunque debo aclarar que no soy su seguidora ni mucho menos su admiradora. Ninguna menor de edad debería ser sometida a una cirugía innecesaria, sin contar que no tiene la madurez para poder entender el modelo de belleza que la sociedad actual, banal y fútil, espera de ella. Hacerlo es participar de un mundo que pierde sus valores éticos, que pierde su norte, y que enseña que sólo en la apariencia física está la felicidad. Por otra parte, no hay que olvidar el papel funesto que han jugado muchas veces los medios de comunicación al exaltar esa belleza de origen traqueto y venderla como una forma de éxito social. Colombia ha sufrido cambios enormes en estos últimos treinta años, muchos de los cuales han sido producto de esa alianza tenebrosa de narcotráfico y política. Afortunadamente hay miles y miles de mujeres que saben que solo con la educación y un trabajo digno podrán convertirse en personas autónomas. Por último quisiera decir que ninguna de las mujeres que conozco que se han operado me parece que han quedado bonitas; por el contrario, cuando las veo me parecen desfiguradas, y algunas que eran hermosas se convierten en aspirantes a monstruos, como Frankenstein, el personaje de Mary Shelley; sobre todo aquellas que exageran con los labios, o con las caderas o con los senos.

Categoria: Cultura

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

08

03

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

CLARA ZETKIN Y LA HISTORIA DEL 8 DE MARZO

Por: elhilodeariadna

Clara y Rosa Clara Zetkin Y Rosa Luxemburgo En agosto del 2011 escuchamos a la entonces senadora Liliana Rendón dar una serie de afirmaciones que demuestran hasta que punto una persona que ha pasado por una universidad, y que ha llegado a ocupar un puesto de tanta importancia como es el de congresista, no acaba de entender que si ello ha sido posible es gracias a las luchas de millones de mujeres que la han antecedido y que han hecho cambiar la legislación patriarcal y machista que impedía la educación superior para la mujer.

Categoria: Cultura

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

02

02

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

EL GATO QUE VENÍA DEL CIELO, DE TAKASHI HIRAIDE

Por: elhilodeariadna

el gato Confieso que amo los gatos, sólo he tenido uno, fue hace muchos años, cuando estaba en la universidad, desafortunadamente tuve que regalarlo muy pronto porque la hermana con la que compartía apartamento no lo soportaba. Mi admiración por ellos nunca se ha esfumado, me parecen enigmáticos y envidio la independencia de la que hacen gala; tal vez por eso en mi poesía siempre hay un gato que se pasea orondo, haciendo alarde de la leyenda que dice que son eternos y que nunca mueren, o al menos que tienen siete vidas.

Categoria: Cultura

TAGS:

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

25

01

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

UNA HIENA LLAMADA ARMANDO OTÁLORA

Por: elhilodeariadna

hiena Hiena: animal traicionero, come carroña, hace el amor una vez al año y encima de todo se ríe, al menos eso dice un adagio popular; de no ser cierto me excuso con las hienas por compararlas con el miserable tipejo que hoy ostenta el cargo de defensor del pueblo.

Categoria: Cultura

TAGS:

1

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

14

01

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

V PARTE: EL PUZZLE DE LA HISTORIA O EL AROMA A TRÓPICO DE JORGE ELIÉCER PARDO

Por: elhilodeariadna

Nota: Pueden leer las cuatro primeras partes de este ensayo en los siguientes vínculos: http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/10/i-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/11/ii-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/12/iii-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/13/iv-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ ———————————
TRADICIÓN ORAL : El exilio y su regreso a la boca del camino que no tenía huellas y moviéndolo por ríos y laderas en busca de su pasado (Idem, pág.223) y luego una pregunta de hondo sentido metafísico : ¿Moría o renacía? (Idem, pág. 223) Me hacen reflexionar sobre uno de los aspectos literarios que más me han interesado en mi oficio de crítica literaria : La tradición oral.

Categoria: Cultura

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

13

01

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

IV PARTE: EL PUZZLE DE LA HISTORIA O EL AROMA A TRÓPICO DE JORGE ELIÉCER PARDO

Por: elhilodeariadna

Nota: Pueden leer las tres primeras partes de este ensayo en los siguientes vínculos: http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/10/i-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/11/ii-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/12/iii-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ ——————————-
EL EXILIO: Siempre he creído que el exilio es en cierta forma una de las variantes de la muerte. Al menos cuando es el resultado de una desición que debe tomarse de un momento a otro para poder salvar la vida. Fui testigo de este drama en los años 80 del siglo pasado, no porque yo hubiese sido una perseguida política, sino porque una gran cantidad de mis compañeros y profesores de la Sorbona eran exiliados. Algunos venían del Cono Sur, huían de las dictaduras que asolaban el continente y trataban por todos los medios de reconstruirse a sí mismos en una ciudad que los acogía y que los rechazaba al mismo tiempo. Pero también conocí a muchos colombianos que habían tenido que dejar sus familias y lo poco que tenían detrás de ellos. Era la época de Barco y Belisario Betancourt. Con el primero todos sabemos lo que su gobierno persiguió y condenó los Derechos Humanos y con el segundo sabemos que gran parte de su respeto por los jóvenes de izquierda era subirlos a un avión y enviarlos hacía París.

Categoria: Cultura

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

12

01

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

III PARTE: EL PUZZLE DE LA HISTORIA O EL AROMA A TRÓPICO DE JORGE ELIÉCER PARDO

Por: elhilodeariadna

Nota: Pueden leer las dos primeras partes de este ensayo en los siguientes vínculos: http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/10/i-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/11/ii-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ ———————————–
LA INTERTEXTUALIDAD: El Pianista que llegó de Hamburgo y La Baronesa del Circo Atayde son también un soberbio recorrido y un gran homenaje a dos obras cumbres de la literatura colombiana : Cien Años de Soledad y La Vorágine; sin olvidar a José Asunción Silva y la obra de Vargas-Vila. Jorge Eliécer Pardo establece un diálogo profundo con los autores fundacionales de la literatura colombiana.

Categoria: Cultura

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

11

01

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

II PARTE: EL PUZZLE DE LA HISTORIA O EL AROMA A TRÓPICO DE JORGE ELIÉCER PARDO

Por: elhilodeariadna

Nota: Pueden leer la primera parte de este ensayo en el siguiente vínculo: http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2016/01/10/i-parte-el-puzzle-de-la-historia-o-el-aroma-a-tropico-de-jorge-eliecer-pardo/ ———————————
EL LENGUAJE : El manejo del castellano de la parte de Jorge Eliécer Pardo es de una gran riqueza en todos los sentidos, gramatical, verbal, sintáctico. Si se habla de una fuerza descomunal en los libros de Pardo, es, precisamente, el lenguaje. Diría que leer su obra es emprender una aventura a través del idioma; como si cada palabra, cada imagen, cada frase, fuese una nave que nos transporta al pasado, a mundos conocidos o imaginados, existentes o inexistentes, tangibles e intangibles. Pocas veces puede leerse una obra literaria con un manejo tan brillante de la lengua castellana ; al menos de la lengua que hablamos en Colombia.

Categoria: Cultura

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

10

01

2016

Berta Lucia Estrada Estrada

I PARTE: EL PUZZLE DE LA HISTORIA O EL AROMA A TRÓPICO DE JORGE ELIÉCER PARDO

Por: elhilodeariadna

JEP pianista Nota: El resumen de esta ensayo de largo aliento fue publicado inicialmente por El Magazín del diario El Espectador en el mes de septiembre de 2015, hoy les presento la primera parte de un total de cinco.
———————————————– A MODO DE INTRODUCCIÓN : UN REPASO POR LA HISTORIA RECIENTE : Nunca he creído que América Latina en general, y Colombia en particular, haya estado por fuera de los dos grandes conflictos bélicos del siglo XX, como tampoco estuvo por fuera de la Gran Depresión de Estados Unidos. Esta última fue una sombra siniestra sobre mi familia. Mi madre, que había nacido en 1924, tuvo a la edad de tres años una ostiomelitis que la postró en cama durante cuatro largos años. Mi abuelo, al igual que la mayoría de la gente de su época, era un agricultor y ganadero, así que para poder hacer frente a su enfermedad perdió lo que tenía. A partir de 1929-1930 vendía las vacas a $5 y encimaba el ternero. Nunca más pudo recuperarse del todo. La Gran Depresión dejó una huella indeleble en la economía familiar.

Categoria: Cultura

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

31

12

2015

Berta Lucia Estrada Estrada

CUANDO LA MISERIA HUMANA SE LLAMA CASTILLO EN RUINAS

Por: elhilodeariadna

ruina No había previsto terminar el año hablando sobre la violencia que la sociedad patriarcal, léase misógina, machista y por ende violenta, ejerce en contra de la mujer; no obstante, no puedo dejar pasar la oportunidad de hablar sobre el caso aberrante de escuchas ilegales a los que muchos maridos someten a las mujeres que fueron sus esposas, simplemente con el argumento deleznable que al ser ellos “los hombres de la casa” no podían ser abandonados por sus esposas maltratadas; sobre las que ejercen maltrato verbal o físico, entre otras supuestas razones porque ya no están enamoradas de sus conyugues, o porque han encontrado el amor en otra parte, o porque simplemente sus ilusiones y proyectos de vida ya no están unidos al del hombre con el que creyeron que iban a vivir por el resto de sus vidas, o porque se dieron cuenta que esos hombres que las enamoraron, cuando eran jóvenes e inmaduras, se convirtieron en sátrapas y en monstruos que olvidaron la ética y el decoro, o tal vez porque siempre lo fueron pero el amor, o lo que ellas creyeron que era amor, las obnubiló y sólo despertaron algunos años después con múltiples golpes, algunos visibles y otros invisibles al ojo humano; siendo estos últimos los más difíciles de aceptar por las mujeres que han sido agredidas. Y es que a veces cuando se tiene una educación privilegiada se opta por callar los horrores a los que son sometidas. Desafortunadamente entre más alto es el nivel social y educativo más difícil es aceptar las torturas psicológicas que ejercen los hombres sobre sus esposas o compañeras permanentes; como si un velo se corriera sobre la inteligencia para evitar ver al verdadero enemigo con el que se duerme todas las noches. Ese parecería ser el caso de la esposa del otrora todopoderoso secretario del capataz Uribe, Edmundo Castillo, quien no solamente ha sido acusado de ser uno de los directos responsables de las mal llamadas escuchas ilegales, en realidad un delito, bajo el gobierno de los ocho terribles años del eterno aspirante a dictadorzuelo, sino que desde hace tres años estaría espiando a la madre de sus hijas porque en su fuero interno posiblemente no acepta que un macho como él, que gana mucho dinero, que tuvo tanto poder y que le hablaba al oído al mandamás Uribe haya osado irse con sus hijas para otro lado y no aceptar más su insolencia y su ego de macho herido.* Un hombre que es capaz de hacer parte de un gobierno sucio es capaz de hacer cualquier cosa en el seno de su hogar. Ese es el mismo hombre que hizo parte de un gobierno que se balanceó en la cuerda floja de la ilegalidad y la legalidad, que hizo entrar por el parqueadero del Palacio de Nariño a integrantes o representantes de la mafia, que aparentemente habría hecho alianzas non sanctas con paramilitares y narcotraficantes, un gobierno que le dijo a los senadores que votaran sus leyes antes de dormir en la cárcel, un gobierno que estimuló los mal llamados falsos positivos, un presidente que le gritó a un subalterno “cuando lo vea le doy en la cara marica”, un gobierno que no protegió a los hombres que le gritaban a Uribe en los consejos populistas, con los que nos atormentaba cada semana, que los iban a matar y él simplemente les daba la espalda; entre muchas más fechorías que se cometieron bajo su férula de gobierno de extrema derecha. Un hombre que comulga con las ideologías fascistas** es un hombre que fácilmente cae en la abyección y en la tortura hacia las mujeres, así una de ellas sea la madre de sus hijas. No se da cuenta que al torturar a la madre tortura a sus propias hijas. ¿Cuál es su objetivo? ¿Destruir la vida de la que fuera su esposa y por ende la vida de sus hijas? ¿Arrastrarlas por el camino del escándalo? ¿Dejar de pagar la pensión obligatoria de manutención? ¿Vengarse por haber sido abandonado? Lo que sólo demostraría su bajeza. Un abogado como él es el retrato de la miseria humana, y el castillo, con el que cree honrar su nombre, estaría acorde a la necesidad de albergar todas las satrapías de las que es capaz. En realidad su nombre es un castillo en ruinas. *http://www.elespectador.com/noticias/judicial/no-son-chuzadas-ni-seguimientos-edmundo-del-castillo-articulo-608388 **No solo los fascistas son misóginos, también lo son los que se declaran de extrema izquierda, las FARC y el ELN nos han mostrado con creces cuan misóginos y violentos pueden ser.

Categoria: Cultura

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Cultura

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.