BLOGS Cultura

05
02
2012
Berta Lucia Estrada Estrada

1Q84 DE HARUKI MURAKAMI

Por: elhilodeariadna

Haruki Murakami

Por: Berta Lucía Estrada Estrada

En mayo de 2011, cuando recién comencé a escribir este blog, publiqué uno nota sobre Haruki Murakami (Japón, 1949) (http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2011/05/30/haruki-murakami/) y ahora vuelvo a reseñarlo ya que acabo de leer la primera parte de su trilogía 1Q84. Y si bien sus otros libros me habían impactado desde todo punto de vista, especialmente el de Kafka en la orilla, no puedo decir lo mismo del primer tomo de su más reciente trabajo. Es muy posible que a mucha gente le haya gustado, lo cual no invalida para nada su criterio ni el mío, esa es la magia de la literatura en particular y del arte en general; puesto que las verdades absolutas no existen y la apreciación estética no obedece a criterios específicos. Así que voy a permitirme expresar mi desilusión con la lectura de 1Q84.

Siempre he creído que la gran “astucia” de un autor, léase pintor, escultor, escritor o músico, es poder “sorprender” a sus espectadores o lectores; pero cuando esa “sorpresa” desaparece,  para dar la sensación de “déjà vu” (ya visto), como dicen los franceses, la magia de la lectura desaparece para dar paso a una sensación de agobio que impide, por supuesto, el gozo estético frente a la obra que se tiene ante los ojos. Y eso es lo que me sucedió con la obra en cuestión.

Y si bien 1Q84, está muy bien escrita, desde el punto de vista del estilo literario al que nos tiene acostumbrados Murakami, la historia repite muchos de los elementos que aparecen en sus otras obras; me refiero, básicamente, al aspecto onírico. Sin embargo, hay una característica que deseo resaltar por encima de todo, y es su maestría a la hora de armar el rompecabezas de la historia, o historias, que conforman 1Q84.Todos los elementos que van apareciendo  a todo lo largo de la obra, poco a poco van encajando en la soberbia construcción del puzle, sin que ningún elemento, por pequeño que parezca, quede por fuera. Es como una maquinaria donde todos los piñones encajan los unos con los otros. No obstante, no me sedujo, no me eclipsó como Kafka en la orilla.

Sin embargo, hay otros dos aspectos que quisiera resaltar:

1. La evocación permanente que hace del magnífico libro 1984 de Georges Orwell, el cual leí precisamente en 1984, también vi la película en la queJohn Hurt tenía el papel protagónico y Richard Burton hace de torturado. Su lectura es obligada si se desea entender el mundo en el que vivimos actualmente y en el cual somos “controlados”, por utilizar un eufemismo, por ese Gran Hermano que es Internet y donde todo lo que hacemos deja una huella indeleble. Aunque en el momento en que Orwell escribió el libro no podía ni siquiera imaginar que algo como Internet podría existir algún día. Y mientras que Orwell escribe sobre el futuro, Murakami lo hace sobre el pasado. Pero tanto el uno como el otro nos demuestran que el libre albedrío es algo inexistente y que los seres humanos somos sólo marionetas que danzamos al son que unos pocos que controlan el mundo nos ponen como música de fondo.

2. Ya en el artículo que había escrito sobre Kafka en la orilla, había resaltado el lado feminista de Murakami, aspecto que se reafirma en 1Q84.

Y por último, quisiera hacer alusión que la lectura de dicha obra, al menos del primer tomo, no pienso leer los otros, me hizo pensar en varios momentos en la saga de Stieg Larsson, Millenium (http://blogs.elespectador.com/elhilodeariadna/2011/07/24/stieg-larsson/). Estoy convencida que Murakami también leyó a Larsson y que 1Q84 podría ser también un elogio a su obra. Incluso uno de sus personajes femeninos principales, por no decir el principal, Aomamé, tiene mucho de Lisbeth Salander.

Categoria: Cultura

TAGS:

4

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
4

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

swhelpley

5 febrero 2012 a las 15:37
  

Muy interesante texto, y aunque no estoy muy convencido de que 1Q84 sea un libro decepcionante, si creo como usted, que no es un texto muy original; es para decirlo de algun modo, algo que cabalga sobre una formula exitosa: Como usted señala, el aspecto onirico de la obra. Una observacion, para la exactitud: 1984 la pelicula, la protagoniza John Hurt, un excelente actor ingles. El es Winston Smith, el protagonista. Richard Burton, si sale, en su ultimo papel; es O’brien el torturador, que paradoja Orwelliana, trabaja en el Ministerio del Amor

Opinión por:

enzu

6 febrero 2012 a las 6:14
  

A mi precisamente lo que me gusto de 1Q84 es que en cierta medida es bastante diferente de sus otros libros, obviamente hay elementos característicos de su obra, y eso es lo que hace ‘distintivo’ a un autor. Tal vez es porque ya leí los otros 2 tomos. Me parece apresurado ‘opinar’ sobre una obra de 3 tomos tras haber leído sólo uno de ellos.

Opinión por:

elhilodeariadna

6 febrero 2012 a las 7:42
  

Buenas tardes: Gracias por el tiempo que dedicó a la lectura de mi artículo y su crítica es bienvenida, aunque no la comparto, ya que si lee con atención el primer párrafo, se dará cuenta que precisamente digo que las verdades absolutas no existen.
Es muy posible que a mucha gente le haya gustado, lo cual no invalida para nada su criterio ni el mío, esa es la magia de la literatura en particular y del arte en general; puesto que las verdades absolutas no existen y la apreciación estética no obedece a criterios específicos. Así que voy a permitirme expresar mi desilusión con la lectura de 1Q84“.
Y también creo que para opinar sobre un libro de más de 800 páginas, al menos en la edición para Ipad, no necesariamente tengo que leer los otros dos. Esa es la libertad que tenemos los lectores, una cosa diferente es que hablara del libro habiendo leído 100 o 200 páginas. Por otra parte no hago análisis, simplemente ejerzo mi derecho a decir si una obra me gusta o no. Usted también puede escribir su propia reseña y aún sin hacerlo le reconozco su derecho a defenderla.
Atte, Berta Lucía Estrada

Opinión por:

rueca

8 febrero 2012 a las 20:27
  

No sé si me equivoco, pero lo que leo entre líneas de esta opinión, es que a veces los escritores en su afán de vender, ensayan fórmulas exitosas de otros escritores y con ello pierden mucho de su tinte individual y que un lector juicioso puede que no se deje “engatusar” tan fácilmente. Un saludo Berta Lucía.

Buscar en este blog

Categorías

Tags

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.