Visto desde Europa

Publicado el vistodesdeeuropa

Guardiola y Mourinho, cada uno a su manera

http://www.youtube.com/watch?v=YHA0xplG4JY

Hablar de Barcelona – Real Madrid es hablar de historia pura. Es hablar de Messi y Cristiano Ronaldo. Es hablar, recordar y discutir  un sin fin de  mecanismos tàcticos y duelos individuales protagonizados por los mejores futbolìstas del planeta. Sin embargo, hoy màs que nunca, hablar de Barcelona – Real Madrid, es hablar de la notoria rivalidad deportiva e ideològica de Pep Guardiola y Josè Mourinho. Uno es prudencia y modestia. El otro vertigo y rebeldìa. El español y el protuguès son dos mundos distintos que enriquecen y abren el eterno debate de los estilos futbolìsticos.  La recordada semifinal  entre  Inter y  Barcelona en la Champions fue una verdadera exhibiciòn de sus ideologìas. En San Siro y Cataluña se escribieron dos capìtulos fantàsticos de un enfrentamiento  distinguido por el caràcter antagònico de los equipos. En aquella batalla  rodeada de una atmòsfera mediàtica infernal,  quedaron plasmados los principios de ambos entrenadores.  El portuguès aplicò planes diferentes para cada partido, estudiò con rigurosidad cada detalle y jugò con la concentraciòn del mejor de los ajedrecistas moviendo sus piezas  en el momento justo para imponer su estrategia. El oriundo de Sant Pedor defendiò con convicciòn su conocida filosofìa e intentò romper la muralla interista. No pudo ser y se marchò con la resignaciòn de ceder el cetro y la amargura de no poder revalidar el tìtulo en el Bernabèu.  Todos recuerdan la carrera desenfrenada de Mourinho señalando al cielo una vez concluyò su obra en el Camp Nou.     

Este duelo marcado por el evidente contraste de personalidades  regresa con una carga emotiva que supera cualquier enfrentamiento en el mundo. Ni Mou ni Pep pusieron en juego  todas sus fichas  antes de la gran cita. Solo tuvieron un aspecto en comùn: mantener  a Messi y CR7 que llegan con los dientes apretados y llenos de voracidad.  El ritmo trepidante de sus equipos en Liga y la Champions no se discute. Almeria y Atlethic de Bilbao a nivel  local, asì como  Ajax y Panathinaikos en Europa, fueron solo un simple tràmite. Serà asì,  rodeados de tanto prolegòmeno, que se mediràn de nuevo dos maestros del banquillo.

Guardiola representa la coherencia y el orgullo  de un producto hecho en casa. Cumpliò el ciclo completo vestido de azulgrana:  Naciò en la Masìa , creciò y brillò en el primer equipo dejando un legado memorable en el inolvidable “Dream Team”, ganando 16 tìtulos.  Ahora  como tècnico es dueño del extraordinario “Pep Team”, un equipo  que està marcando època.  Hubo un breve periodo de transiciòn en su vida futbolìstica cuando decidiò abandonar sus gloriosas raìces blaugranas para ingresar en el mundo del modesto Brescia. Pasò sin suceso por la Roma y regresò a Brescia para vivir una feliz etapa junto a su amigo Roberto Baggio. Italia significò un valioso aprendizaje a nivel futbolìstico y cultural. Mèxico y Arabia disfrutaron las ùltimas exhibiciones de su enorme talento en el campo. Dejò el fùtbol en el 15 de noviembre de 2006. Dos años  despuès en  julio del 2008  asumiò su cargo el Barça. Desde que se adueñò del mando en el primer equipo  ganò 8 de los 10 tìtulos que disputò y aùn no conoce la derrota en un clàsico contra el Real Madrid. Sus datos son escalafriantes: Nunca perdiò un clàsico en el Camp Nou ni como jugador ni como tècnico, ademàs de haber sumado de a tres en cada una de sus presentaciones desde que se viste de saco y corbata. El ùltimo recuerdo como jugador fue en la temporada 00/01, con empate a 2-2 en el Santiago Bernabèu.   

Este hombre que roza la perfecciòn es amado por los culès y despierta una profunda  admiraciòn en el resto por su sobriedad y elegancia. “Mi manera de entender el fútbol no es la mejor, ni la única válida. También es válida la del Hércules, y la del Real Madrid”, dijo tras la derrota ante el equipo de alicante en la segunda jornada del campeonato.   

Mourinho es la representaciòn del mundo globalizado. Es la imagen de la diversidad en el planeta fùtbol. Rigurosidad, sagacidad y un enorme ego que aplasta la modestia, se conjugan en este ser de extraordinario sentido competitivo. No tiene raìces institucionales ni un pasado glorioso como futbolista. Si fuera por experiencias contadas como jugador, serìa sin duda un perdedor, ya que en su històrico legado no figuran grandes  hazañas en el verde cèsped. Pero su formaciòn y su impresionante curriculo deportivo no han necesitado de gestas momorables corriendo y sudando en un terreno.  Es por esa razòn que no sufre la nostalgia del desarraigo. Su vida profesional està marcada por la voracidad de los retos. Ama los desafìos culturales y se mueve con naturalidad en diferentes  ambientes, gracias a su gran capacidad para aprender idiomas: Desde su portuguès de origen, pasando por el Italiano, inglès y ahora español. Es un hombre multicultural.  Porto, Chelsea e Inter son la evidencia de su aventura victoriosa por el mundo que muestra un exuberante palmarès de 17 tìtulos.  “Negar que Mourinho es un gran entrenador, serìa como negar que despuès del dìa no viene la noche”, expresò  Arrigo Sacchi en el  pròlogo del libro “L’alieno Mourinho” (El Alien Mourinho). Mou no goza de la inmunidad de Guardiola. En cada ambiente genera tensiones y se gana “enemigos”, pero termina convenciendo.

Serà su cuarto mano a mano oficial: El Español vence 2-1. Es un dìa raro para un enorme clàsico. Las elecciones en Cataluña postergaron el duelo entre dos grandes  maestros. Mou  va en busca de su primera victoria en el mìtico Camp Nou y Guardiola irà en busca del liderato. Con sus ideologìas bien definidas, Mou y Pep enfrentaràn este nuevo episodio a su manera.

Comentarios