Visto desde Europa

Publicado el vistodesdeeuropa

El dilema Benìtez

Inter cerrò el ciclo en la cima del mundo con una enorme sonrrisa y un fogoso grito de victoria. Significò el regreso del imperio “nerazzurro” a un lugar que extrañò durante largos 45 años. Se consumò una històrica gesta, aunque al mismo tiempo, el escenario del jùbilo se convirtiò en el palco escènico para convertir la euforia del momento en un insòlito tribunal de descargas. El mesurado Benìtez se despojò de su caracterìstica diplomacia  y arremetiò  contra Massimo Moratti para defender su cuestionado proyecto. “Merezco respeto. Yo asumì todas las culpas y responsabilidades. El club me habìa prometido para agosto tres jugadores y no llegò nadie. El año pasado se gastaron 80 millones, el anterior, 50; No conozco los aspectos financieros del club pero conmigo el  gasto fue cero.” Tal y como lo habìa hecho en agosto tras la consagraciòn en la Supercopa de Italia, el español  volviò a dejar la celebraciòn en manos de sus dirigidos. Es claro, Benitez no disfrutò los triunfos con el legado de su antecesor.

En el Inter se respira un ambiente de ironìa y sarcasmo. La conexiòn sociedad, tècnico y jugadores  que se habìa creado en la era Mourinho desapareciò por completo. Aquel bloque compacto que fue capaz de derrumbar al Barcelona, hoy es un mar de dudas e incoherencia. La poca relaciòn que existìa  entre Benìtez y Moratti se rompiò. No hay diàlogo personal. Defienden su causa personal a capa y espada utilizando la voracidad mediàtica, que a su vez, se frota las manos con el conflicto y sus posibles efectos colaterales.  Prueba de ello, el desfile de nombres de eventuales sustitutos (Leonardo, Capello, Hiddink,  Rijkaard, Zenga y Spalletti) y los letales tìtulos de los diarios dictando una inminente sentencia: “Benitez è fuori” (Benitez afuera). “Quiero que me den apoyo y me fichen a 4-5 jugadores antes del 29 de diciembre” impuso el estratega. Fichajes? … Ya veremos”, le respondiò Moratti. A la causa del magnate interista se sumò Materazzi, un futbolista con alma sindicalista, un protagonista de primer orden de las causas extrafutbolìsticas. Su rechazo a la premiaciòn fue un acto indecente y prepotente, pero tambièn un crudo mensaje que dejò en evidencia la escasa relaciòn del tècnico con algunos miembros del vestuario.           

Durante su mandato Benìtez nunca pudo concentrar sus esfuerzos en el  armado de un equipo estable. Las lesiones le impidieron conformar una base sòlida para afrontar con seguridad cada uno de los retos.  A raiz de la inestabilidad perdiò la Supercopa de Europa ante el Atlètico de Madrid y bajò la guardia en el campeonato local. Sin embargo, la clasificaciòn a los octavos de la Champions y la reciente conquista del Mundial de Clubes le dieron la autoridad para sentar su posiciòn y dar el golpe sobre la mesa.

La reacciòn impactò por la personalidad pacìfica del entrenador. Fue casi un deja vù de las picantes conferencias de Mourinho. Aunque lejos estuvo el español de entrar en sarcasmos o frases ambiguas. Su discurso  fuerte, directo y argumentado dejò claras sus intenciones para continuar al frente del plantel  e imponer  su sello a partir del pròximo año. El primer desafìo serà el sorprendente “Minuto de Dios” Napoli. Luego vendràn en su orden Catania, Genoa, Bologna y Cesena antes de afrontar el mano a mano de octavos contra Bayern Munich el 23 de febrero.

Inter concluyò la obra con cinco tìtulos. Los hèroes de Abu Dhabi ya estàn en casa, exhibieron la Copa y disfrutaràn de un merecido descanso. Todo el Calcio tambièn entrò en receso y parece que Benìtez tendrà unas largas vacaciones.

Comentarios