El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Vuelta 2018 – Día 20: Últimos pedalazos hacia el podio

Los últimos pedalazos de la penúltima etapa definieron el podio para mañana en Madrid. Etapa reina. En 97 kilómetros cambiaron el segundo y el tercer puesto de la Clasificación General. Día duro e Intenso en Andorra. El revolcón lo generó Miguel  Ángel López y el que más lo aprovechó fue Enric Mas. El español ganó la etapa y se subió al segundo cajón del podio. El colombiano hizo la fiesta y demostró que a sus 24 años de edad es uno de los grandes del lote mundial. Jornada inolvidable.

Era el penúltimo día. La etapa no daba descanso. La única opción para los que estaban cerca al podio pero fuera de él era buscar un ataque de lejos.  El Astana movió la carrera y le ondeó la capa a Superman. El colombiano levantó vuelo. Solo Nairo Quintana pudo ir con él. El movimiento decisivo fue en penúltimo de los seis puertos del día. Los colombianos representaban una fuerte amenaza y el líder tuvo que ir por ellos. A su rueda se llevó a Enric Mas.  Ahí se definieron la etapa y el podio. Ahí quedaron adelante los del relevo generacional del pedalismo mundial. Yates, británico de 26 años, aseguró su primer título en una grande. Miguel Ángel, colombiano de 24, su segundo podio  en el año  en una carrera de tres semanas. Mas, español de 23, su primer triunfo parcial en su primera Vuelta y el segundo lugar en la general.

El Astana dinamitó la carrera pero la etapa la ganó el joven español. Dejó que López hiciera el trabajo y se lanzó oportunista en la última curva. Atacó por fuera, y cerró al colombiano en la última curva. Yates entró tercero cediendo uno segundos pero administrando el liderato de la prueba. Yates, Mas y López, el podio joven para mañana en Madrid, y podio para el mañana del ciclismo mundial. A Nario su equipo lo bajó del grupo de punta para acompañar a Alejandro Valverde, que ayer había sido noqueado y hoy cayó. Frenó y declinó sus posibilidades de ganar la etapa. Nairo fue el escolta silencioso del murciano en el día de su debacle.  Gregario de lujo. Ejemplo de lealtad a la causa de su equipo. Ejemplo para su equipo. Al Movistar le tocó aceptar la derrota; la estrategia no le funcionó.

Mañana serán 100 kilómetros en la capital, con el matiz habitual de paseo de la victoria que tienen las etapas de cierre en las carreras de tres semanas. Día de podio, celebración, anécdotas, fotografías y primeros balances. De mañana en 15 días muchos de los que cerrarán mañana la Vuelta estarán disputando el Mundial. Al año le faltan varios pedalazos.

 

Comentarios