El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Vuelta 2018 – Día 19: Juego de estrategias para Yates

Juego de estrategias en la subida a la Rabassa. Eran los 17 kilómetros finales. Antes de comenzar la subida ya el Movistar había puesto un paso fuerte. Neutralizó la fuga y puso a Anacona a tirar del grupo. Hizo la selección inicial. Luego lanzó a Nairo con un ataque medido al que se sumaron Pinot y Kruijswijk. Era claro que querían aislar a Yates. Casi lo logran. El Mitchelton corría a la defensiva y Simon se quedó únicamente con el apoyo de su hermano Adam. Justo en ese momento apareció la contra táctica. El líder pasó de atacado a atacante y desbarató los planes de todos. Golpe de autoridad del británico.

El Movistar eligió sacudir la carrera y terminó sacudido. Una vez Yates alcanzó el grupo de punta, los de la telefónica decidieron bajar a Nairo para ayudarle a Valverde. Pinchó, salió del grupo, volvió, aportó y dio lo que tenía. Valverde sufrió la “pájara”, no tuvo piernas al cierre de la jornada y terminó fundido. Cedió en la meta más de un minuto ante el líder. Antes de la etapa pensaba en los 25 segundos que lo separaban del título. Después de la fracción le toca pensar en los 20 por los que conserva el segundo lugar. Movistar lo intentó, pero no le salió. Jugó su partida y la perdió. Yates, el rival, tuvo un día brillante.

La llegada a Andorra los exprimió a todos. Muchos llegaron sin alientos. Pinot salió a rueda de Nairo y luego siguió a rueda de Yates para rematar la jornada en forma brillante y conseguir su segunda victoria parcial en esta edición. Enric Mas se propuso marcar a Miguel Ángel López y se olvidó del resto. Perdió el tercer lugar de la clasificación general con Steven Kruijswijk, pero continuó con el mejor joven de la carrera delante de Superman, por los mismos 14 segundos con los que partió hoy.

Yates es un líder sólido. Valverde conservó el segundo puesto en la general, a pesar de la crisis, y está a 1’38”. Kruijswijk se trepó al tercer cajón del podio, a 1’58”. El podio es posible para Enric Mas y Miguel Ángel López, que necesitan un día brillante en la última jornada de montaña. No se han dado por vencidos. Será complicado, pero lo intentarán.

La Vuelta todavía está en juego. Quedan dos etapas. Una sola para competir. La del domingo es paseo de la victoria en Madrid. Mañana hay seis premios de montaña en 97 kilómetros.  Se sube y se baja, y se repite la acción. No habrá terreno plano. Sin descansos. Etapa reina, decisiva. Etapón. Hay terreno y hay geografía. Andorra es para los grandes escaladores. El británico está sólido en el liderato. Hoy hizo una exhibición de fortaleza. Mañana será otro día. Sus rivales saben que en una etapa como la de mañana se deben quemar las balas que queden en el cartucho. Por qué no, alguno podría disparar un tiro de gracia.

 

Comentarios