El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Vuelta 2018 – Día 16: Luces y sombras en la Contrarreloj

La contrarreloj es un asunto de tiempos. Cada ciclista corre en solitario contra su propio cronómetro. Al final, compara sus cifras con las de sus rivales para sacar conclusiones. Son fríos guarismos, que necesitan el calor de la interpretación. Hoy no hubo sorpresa en los 32 kilómetros entre Santillana del Mar y Torrelavega. Rohan Dennis ganó la etapa. Rodó a 50,6 kilómetros por hora. Había ganado  la contrarreloj corta del primer día. Hoy superó por 50 segundos a su compañero de equipo en el BMC Joseph Rosskopf y por la misma diferencia al español Jhonatan Castroviejo del SKy. En este caso, nada que interpretar. Dennis es el contrarrelojero de dimensión superlativa en la Vuelta; un especialista.

Antes de tomar la partida, Rigoberto Urán afirmó que una cosa eran las estadísticas y otra muy distinta la carretera. Atrás quedaron los antecedentes de las buenas y las malas cronos de cada uno de los favoritos en otras carreras de la temporada. Los 32 kilómetros de hoy dejaron su lectura particular. Mirando los registros, se puede afirmar que Yates defendió muy bien su liderato, que los colombianos perdieron el tiempo previsto, que Kruisjwijk fue el gran ganador del día entre los favoritos, que Enric Mas sigue siendo la gran sorpresa de la Vuelta, que de Valverde se esperaba un poco más y que la carrera sigue tan abierta como ha estado en las dos semanas iniciales.

Valverde quería la camiseta roja y estaba a 26 segundos de conseguirla. Terminó la etapa del día y este objetivo lo tiene a 33, siete segundos más que ayer.  Después de Lagos de Covadonga la diferencia entre el primero y el quinto era de 1 minuto 29 segundos. Hoy, después de Torrelavega, la diferencia entre esos puestos es de 1 minuto y 30. Prácticamente la misma, pero con movimientos significativos en el orden de los protagonistas.

Dos invitados nuevos entraron a pelear por el título. El holandés Steven Kruijswijk del LottoNL-Jumbo fue cuarto en la crono y se trepó del quinto al tercer lugar  en la general. Y el español Enric Mas, del Quick-Step Floors, fue sexto en la jornada y subió al quinto lugar.  Nairo Quintana hizo una buena crono de acuerdo con sus antecedentes, pero perdió el podio. Miguel Ángel López bajó dos posiciones y ya es sexto en la general. Rigoberto Urán cedió una casilla y ya está a 3’15” del líder. Conclusión: Simon Yates alejó a rivales muy difíciles, pero dejó acercar a otros, igualmente peligrosos.

Yates tiene hoy más enemigos directos. No ha gastado como el el Giro, pero no puede cometer errores. Es  líder, pero no está holgado. Quedan cinco etapas, tres de ellas son de alta montaña. Las diferencias no son amplias. La Vuelta no se ha consumado. El que quiera ganarla tendrá que atacar. Las diferencias son muy justas. Todos los equipos tendrán que preparar tácticas ofensivas. Quedan cuatro días de juego de estrategias. No hay más cuando: mañana en el país Vasco, el viernes y el sábado en Andorra; si hablamos de la montaña.  El jueves en una etapa plana, pero con posibles abanicos por las llanuras de Aragón.  Ese es el panorama.

 

Comentarios