El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Vuelta 2018 – Día 15: Ganó Pinot en Covadonga; la Vuelta, en Stand By

Etapa mítica. Se llegaba a los Lagos de Covadonga, uno de los finales clásicos en la carrera española. Combinación de alta montaña, neblina y frío. Escenografía ideal para una gran batalla de escaladores puros. La hubo. Luego de una selección en los primeros cuatro puertos, a la subida final el grupo llegó depurado. Estaban los mejores. Se miraban, se vigilaban, se atacaban y se marcaban. Se batieron frente a frente midiendo unas fuerzas que se ven muy parejas. Solo el francés Tibot Pinot pudo marcharse en solitario, y así llegó a la meta.

Saltó a 6 kilómetros del final, celebró la victoria parcial y se acomodó en la clasificación general.  Era un puerto largo, pero nuevamente las diferencias fueron cortas. Completó su colección de victorias de etapa en las tres grandes. En el Giro del año pasado ganó en Asiago, el día que la etapa pasaba por el mítico Monte Grappa. En el Tour de Francia ganó en Alpe D’Huez en 2015. Hoy ganó en Lagos de Covadonga, en España. Es un ganador  en puertos largos. Cuando saltó, hubo indecisión del resto de los favoritos para ir a marcarlo. Le dieron un margen a su ataque y no lo volvieron a ver sino en el podio como ganador de etapa.

Duelo de jefes de filas con ataques encadenados. El Astana de Miguel Ángel López hizo todo el trabajo en los dos pasos por el Mirador de Fito, premio de montaña de primera categoría que tuvo presencia doble en la jornada. El ataque del colombiano estaba anunciado en la subida a Covandonga. Lo intentó a 8 kilómetros de la meta, cuando comenzaba el ascenso. Ataque tempranero. Entre Nairo Quintana y Richard Carapaz lo controlaron. Luego lo intentó Pinot y le dieron vía libre. La secuencia la continuó Simon Yates, ahí apareció Valverde, llegando desde atrás del grupo, para cerrar el hueco. De inmediato, el turno fue para el joven español Enric Mas; Superman fue por él. Otra vez el turno para el líder Yates, que fue neutralizado por  Nairo. A dos kilómetros de la meta, nuevamente atacó López y abrió hueco. Yates manoteó porque nadie perseguía, le habló a Nairo y no recibió ayuda. Nada qué hacer, le tocó ir al líder, que cerró el hueco, pero no del todo, para cruzar la meta.

Todos, sin excepción, se dieron una paliza brava para unas rentas mínimas. En la meta, Pinot se reportó con 28 segundos sobre Superman López. Luego  las diferencias fueron cortas, como todo el fin de semana. López entró 2 segundos por delante de Yates. El líder le marcó 2 segundos a Valverde y a Kruijswijk. A su vez, esta pareja entró 2 segundos por delante de Nairo y Enric Mas. Diferencias mínimas para un esfuerzo máximo. Las fuerzas estás muy parejas. De ahí en adelante, el cronómetro castigó con más fuerza. Rigoberto Urán perdió 1’25” con el ganador de la fracción, Buchmann 1’33” e Izaguirre 1’49”. La etapa de hoy no resolvió la Vuelta, la dejó en stand by para la semana 3, pero una vez más hubo selección de candidatos al título.

Los 4 primeros de la clasificación general están en 43 segundos. Entre el quinto y el octavo hay 58. Esto indica que el estado de forma es muy similar entre los aspirantes al título. Ya son menos los que tienen opción de ganar la carrera, pero está resuelta. Falta una dura semana, la tercera, que a algunos como el líder Yates y el holandés Kruijwsles ha hecho pasar malos momentos en otras carreras. Mañana lunes hay jornada de descanso. Quedan 6 etapas: la contrarreloj en Torrelavega el martes, hay 3 que terminan en montaña, falta una etapa plana para los esprinters el jueves y el paseo de La Castellana en Madrid el domingo.

Lo primero es la crono. Hay referencias de actuaciones en etapas de ese estilo en otras competencias. De los 8 primeros de la clasificación general, el de mejores presentaciones es Kruijswijk. Valverde y Urán han tenido momentos brillantes, pero no han sido constantes en las cronos. Por su parte, Yates, Nairo y López, tres de los cuatro primeros de la general, han sido muy parejos en este tipo de etapas. Nada está escrito. En la montaña las diferencias fueron mínimas, en Torrelavega se esperan sorpresas máximas.

Comentarios