El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour-Día 3: Enchoclar y desenchoclar

El verbo enchoclar no es reconocido pero la Real Academia de la Lengua; pero sí es usado diariamente en el campo del ciclismo. Se usa como todo verbo para definir una acción. En este caso, la de encajar la zapatilla en el pedal haciendo coincidir el clip que sobresale del calzado en la muesca que tiene el pedal. Contado así es difícil de entender para los ajenos a la bicicleta. Sin embargo, el mejor ejemplo gráfico para entender el verbo lo dio hoy Peter Sagan en la llegada de la tercera etapa del Tour. En términos ciclísticos, aunque no castizos idiomáticamente, el campeón del mundo se desenchocló cuando estaba en pleno sprint y se volvió a enchoclar para rematar y ganar.

En palabras más sencillas enchoclar es enganchar y desenganchar el pie al pedal.  Fácil decirlo. Ahora, hágalo. Para el neófito es una acción que requiere práctica cuando se viene de usar un pedal convencional. Dominar el chocle, cala, o choclo como le dicen en algunos países, tiene su ciencia. Para quien ya lo aprendió y lo mecanizó es algo cotidiano… aunque no común a altas velocidades. Lo de Sagan hoy tiene esa magia: no es la acción como tal sino el momento, las circunstancias en que lo hace. Primero hay un acto accidental, involuntario, al desenchoclarse, pero luego viene lo magistral al enchoclar. Iba en pleno embalaje a más de 50 kilómetros por hora y con un grupo de rivales fuertes tratándolo de superar. Nada fácil, nada común.

El desenchocle de Sagan le puso cierrre a una jornada sin mayores sobresaltos. Una fuga controlada, un recorrido como de historia de hadas con el marco luxemburqués de bosques y colinas y un final veloz en un repecho corto que no era para escaladores  sino para velocistas potentes  que suben con relaciones altas y muelen el eje.

Aprovechamiento de la fuerza, pedaleo redondo, eficiencia en el pedaleo, seguridad, dominio y control de la bicicleta. De todo eso nos nutrió el final de etapa que hizo Sagan en una situación de muy difícil manejo. El eslovaco es el campeón del mundo en ruta. Y desde hoy, el campeón mundial del enchocle. Así el sustantivo tampoco sea castizo.

 

Comentarios