El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour-Día 17: al Tour solo le faltaba un empate

El Tour del 2017 había tenido de todo. Solo le faltaba un empate. Si era en el podio, mejor. Y si había un colombiano ahí, ni hablar. Se dio todo. Salió redondo. Urán ganó el esprint en la meta en el grupo que entró detrás de Primoz Rolgic y tomó 6 segundos de bonificación. Justo ese tiempo era la diferencia que le llevaba Bardet en la general. Aru, que estaba por delante en la clasificación, entró atrás y perdió 26. Froome, que se defendió con fortaleza de todos los ataques, escoltó a Urán. El de Urrao se metió al podio con la misma diferencia en tiempo de Bardet. Empate. Sin embargo, la posición 2 del podio, el subtítulo parcial, es de Urán. Hoy duerme a 27 segundos de la camiseta amarilla. Rigo duerme y el país entero sueña.

La diferencia es la misma. Ambos están a 27 segundos de Froome. Muy poquito tiempo para faltar solo cuatro etapas. Mucho, dirán algunos, pensando en la contra reloj. Están empatados. El  francés representa para sus coterráneos la búsqueda del tiempo perdido. Lo libretea Marcel Proust. Hinault ganó el Tour del 85 y desde entonces la bandera gala no se ondea en el primer cajón del podio. Han pasado 32 años esperando que un francés vuelva a ganar en casa. Bardet  pierde el Tour por 27 segundos. Lo mismo que Urán. El colombiano representa la gran ilusión de sus paisanos de tener por primera vez un ganador del Tour. Parra fue tercero, Nairo tercero y segundo dos veces. La partitura es de Gabo. A los colombianos, Urán nos tiene con mariposas amarillas en el estómago.  Prust y Gabo, literatura en el Tour. Ojalá a Froome lo libretee Shakespeare, para que viva su propio drama.

Urán entró por delante de Bardet hoy. Ha tenido mejores posiciones que el francés en las 17 etapas. Lo supera en la clasificación de la regularidad. El colombiano viene de atrás hacia adelante. Hoy lo igualó. Registran el mismo tiempo. Están empatados; pero no están iguales. El colombiano es segundo y el francés tercero en la clasificación general. La diferencia la dan 4 centésimas de segundo. Aunque en el ciclismo de ruta la tabla de posiciones se establece con horas, minutos y segundos, para dirimir los posibles empates como el de hoy, se miran las centésimas de segundo, que solo se registran en las etapas contra el reloj. Urán tiene 82 y Bardet 86 centésimas; cifras que estaban guardadas desde el 1 de julio por si se llegaban a necesitar. Por ese pequeño detalle Urán le saca la posición. Quien lo creyera, en el Tour 4 centésimas de segundo equivalen a un cajón del podio. Gran botín. Nada raro en una carrera que ya resolvió una etapa por diezmilésimas de segundo.

Mañana serán 180 kilómetros. Otras cinco horas de carrera. Y no es tiempo extra. El ciclismo no tiene nada extra; ni tiene que dirimir igualdades desde un punto especial.  El cronómetro es el juez principal; se encarga de dictar sentencia. De allí la importancia de la etapa del sábado; y también de la de mañana. Será la última de alta montaña; la única oportunidad para descontar que tendrán Martin, Aru y Bardet. La llegada es en Izoard. Es 20 de julio. Oportunidad de Urán para Izoard la bandera y hacernos llorar.

Comentarios