El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour-Día 14: El que espabile, pierde

Qué Tour tan apretado y qué apretadera. La semana pasada una etapa se definió por diezmilésimas de segundos y nos pareció sorprendente. Hoy, a 7 etapas de terminar, en la clasificación general se vive la guerra del segundo, y cada día nos asombramos más. De seguir así, el Tour 2017, con más 3500 kilómetros de recorrido, podría definirse por una fracción de tiempo, por fotofinish. Entre el líder, que es el mismo del final de la semana pasada pero no el mismo de ayer, y el cuarto en la tabla de clasificación, que es el mismo desde la etapa 9 pero no a la misma diferencia, hay apenas 29 segundos. Rigoberto Urán está a 6 segundos del podio, a 11 del segundo lugar y a 29 de Froome. Para el colombiano, el Tour está ahí. Aunque también lo está para el italiano, para el francés, para el español, para el irlandés…

El ciclismo es un deporte de distancias y de tiempos. Las primeras han sido largas: la mitad de las etapas disputadas en este Tour superan los 200 kilómetros. Los cortos este año han sido los tiempos. Hablar de 29 segundos entre el primero y el cuarto en la general es una diferencia mínima, si se tiene en cuenta la distancia recorrida hasta hoy: 7 etapas y más de 2400 kilómetros.

Eso sí, nada es más relativo que hablar de corto y largo en ciclismo. Relatividad y ciclismo; Einstein y las bicicletas. El mismo Froome que perdió 22 segundos ante Bardet, Urán y Aru en los últimos 200 metros de la llegada a Peyragudez,  hoy le facturó 24 segundos al italiano en los últimos 300 metros de la llegada a Rodez. Tiempos largos en distancias cortas. O tiempos cortos, pues son solo segundos, ante diferencias de minutos que se podrían haber marcado. El ciclismo es un juego de kilómetros y metros; y de segundos y diezmilésimas.

Tiempos cortos los de Urán. En la contra reloj de 14 kilómetros el primer día perdió 1’03” con Thomas; fue 95 en la etapa y apareció en la segunda página del listado. Para algunos fue una pérdida larga en una distancia tan corta; pero ha sido su mayor diferencia en 14 jornadas. En la quinta etapa quedó a 1’01” del nuevo líder Froome y ya se asomaba al top 10. En la novena etapa en Chambery consiguió la victoria y subió al cuarto puesto de la general. Estaba a 55 segundos. De ahí en adelante el puesto ha sido el mismo; pero el tiempo cada día es menor. Antier se puso a 35 segundos y hoy ya está a 29. Seamos sinceros: al empezar el Tour nadie lo tenía en sus pronósticos de podio. Tiempo corto y apretado, faltando todavía un largo recorrido.

El tiempo es una de las magnitudes fundamentales en la Física, es una unidad de medida y ante sus registros no hay discusión. El cronómetro ha sido y será verdugo y juez. Mucho más en este Tour. Faltan 7 etapas, entre ellas una contra el reloj. Faltan también los Alpes. Falta mucho Tour. Hay tiempo y hay kilómetros. Decir hoy que Nairo podría ganar la carrera no es descabellado, está a 2’22” en el puesto 8. Más de uno acabó la carrera, y a él, cuando estaba a 4’01”. Vieron largo lo que hoy es corto. No olvidemos que en un segundo se han destruido grandes amores; y el tour está apretado en escasos segundos. En las calles de Colombia se venden minutos y se sufre por los 29 segundos de Urán. Hoy Aru pestañeó y perdió la camiseta amarilla. En este Tour no se puede espabilar.

 

Comentarios