El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour-Día 10: Eso no se queda así… eso se hincha

El impacto visual del lote del Tour en el inicio de la semana dos fue muy distinto al de la pasada. Hoy abundaron vendas, cintas, compresas, esparadrapos y mallas, y se evidenciaron ante las cámaras algunos gestos de dolor. Los médicos de los equipos trabajaron mucho en el primer día de descanso, de los dos que tiene la carrera. Menos mal la etapa de hoy era plana, porque le permitió a muchos sumar 179 kilómetros de recuperación. Las secuelas de la etapa del domingo se vieron en primer plano hoy, aunque las cicatrices todavía no aparecen. Se puede decir que el Tour está en carne viva, y no solo por la salud de algunos pedalistas.

A la firma de la planilla en Périguex no se presentó Rafael Majka, campeón de la montaña en 2014 y 2016. El polaco  se sumó a las 12 ausencias anunciadas el mismo domingo, la mayoría por estar involucrados en las caídas, y algunos, particularmente los cuatro pedalistas del FDJ, por haber llegado fuera del límite de clasificación. 13 de los 18 ciclistas que se han ido de la carrera lo hicieron a causa de la jornada dominical. Tal vez sea por esto que al hacer un paneo por el lote se haga tan evidente que más de uno de los que quedan pueden calificarse fácilmente de sobrevivientes de la etapa reina del Tour.

Muchas veces se ha dicho que las heridas son el bautizo del ciclista, pero en este Tour más de uno está llegando al sacramento de la confirmación. También afirman que las cicatrices son trofeos, y así más de uno, como Eduardo Sepúlveda por ejemplo, tendrá para llenar estantes completos. Martin sigue en carrera luciendo las laceraciones producto de la caída con Porte. Contador tiene en su codo derecho una marca visible de la etapa 9. Y hasta el líder Froome tiene en su glúteo derecho algún recuerdo aún fresco y no visible a la cámara de la caída en la etapa 2. Recuerdo que de niño cuando uno se caía jugando en el barrio los amigos se burlaban diciendo una frase que ahora acompaña cada tropezón: “tranquilo que eso no se queda así… eso se hincha”.

El Tour está en el suroeste francés. A lo lejos se ven los pirineos a la espera de dos grandes batallas en el ascenso. Ya habrá tiempo para hablar de las cuatro victorias de Kittel y de los 50 días de Froome con la camiseta amarilla de líder; entre otras cosas porque con la etapa 11, otra de esas calificadas como de transición, fácilmente sumarán 5 y 51 respectivamente. Aunque suene cruel y exagerado, el lote parecía hoy un reguero de huesos y sangre; un hospital de guerra. Por fortuna, hoy no hubo caídas. Ojalá mañana el día sea igual, sobre todo porque las caídas duelen más el día después; y el después de mañana será cita con la alta montaña.

P.D. Mire la Clasificación General Individual de hoy y esté seguro de una cosa: eso no se queda así…

descarga-2

Foto tomada de http://www.triamax.com

 

 

Comentarios