El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour Colombia 2019 – Día 6: Palmas para Nairo, aplausos para Supermán

A la penúltima curva del Alto de Las Palmas la llaman la curva del Santo. Justo allí fue donde Nairo Quintana lanzó hoy el ataque final para sentenciar su victoria en la etapa de cierre del Tour. Hacia esa curva comenzó un peregrinaje multitudinario a las cinco de la mañana, en una curiosa procesión de caminantes y ciclistas recreativos nunca antes vista en la ciudad. Los que subieron de madrugada buscaban el mejor asiento para un espectáculo que estaba anunciado en la altimetría, pero que nadie alcanzó a imaginar la dimensión que tendría al final. Cuando la procesión llegó, ya los lugares de privilegio estaban ocupados por campistas y trasnochadores que amanecieron allí. Todos sabían que sería una jornada inolvidable. Lo de hoy en la carretera y a lado y lado de ella fue la fiesta de gala del Tour Colombia.

Era la última etapa. Fue un gran colofón. 173 kilómetros con salida en El Retiro, paso por todo el Valle de Aburrá y remate en Las Palmas. En cada metro del recorrido la gente se multiplicaba para aplaudir. Diego Ochoa del Team Manzana Postobón llegó ser líder virtual metido en la fuga del día con su compañero de equipo Wilmar Paredes y sus compatriotas Edwin Ávila del Israel Cyclin Academy y Alex Cano del Coldeportes Zenú. Una aventura que claudicó en el sector de San Diego, justo al comenzar la subida final, por culpa del esfuerzo en la persecución del equipo del Quick Step.

La trepada fue antológica. La vía comercial y rumbera que lleva a los medellinenses al aeropuerto internacional se volvió hoy un estadio gigante para ver bailar a los escaladores sobre sus máquinas y para ver despegar de manera tempranera a los más atrevidos. Al principio se animaron el juvenil costarricense Kevin Rivera del Androni y el veterano español del Team Medellín Oscar Sevilla. Kevin atacó al paso por la antigua discoteca  homónima de su nombre, pero en plural, y Sevilla contraatacó al paso por la entrada al túnel de Oriente. Después aparecieron los equipos World Tour. Movistar movió la carrera con Winner Anacona, que atacó antes de La Colegiatura, y el Sky intentó controlar con Froome y Narváez, fungiendo de coequiperos, hasta el cruce con Los Balsos. Ahí, en la mitad de la cuesta se dieron los ataques definitivos.

En punta quedaron Egan, Sosa, Nairo y Supermán. El cuarteto imperial de los escaladores colombianos. Cumbia pura. “Adiós adiós corazón” y se fueron por la etapa. Iban los 4 en un cerrado duelo pero apareció el incidente que pudo empañar la fiesta. Un aficionado imprudente resbaló y obligó a Nairo y a Sosa a poner pie en tierra. Perdieron momentáneamente el ritmo de carrera. Pudo ser peor. Después del impase, López y Sosa quedaron en punta con la etapa y la clasificación general en juego. Entre los dos millennials había solo 6 segundos en la clasificación.  Por delante había bonificaciones que podrían definir el campeón. Estaban en el sector de La Barraca. Se miraron y se marcaron. Por un momento se olvidaron de la subida y se sintieron especialistas de la velocidad en la pista, casi que deteniendo las bicicletas esperando el ataque del otro para sobrepasar. En esas estaban cuando volvió Nairo. En “la curva del santo” pasó de largo, apretó paso en “la curva del alto” y los espero en la llegada.  Primera victoria de Nairo en Colombia en una carrera del calendario UCI. Sosa y López entraron ocho segundos después, Egan llegó a 16, Rigo y Daniel Martínez cedieron 1:01.

Miguel Ángel le ganó el Tour a Iván Ramiro por escasos cuatro segundos. El podio lo completó Daniel Martínez. Egan Bernal fue cuarto en la clasificación general. Cuatro jóvenes. Cuatro realidades. Día de éxtasis ciclístico con un detalle no menor: el deporte suspendió por un domingo en Medellín una tradición que ya es centenaria. Por culpa del ciclismo hoy no se hizo la tradicional vuelta a Oriente. Muchas razones para anotar la fecha de hoy. Fue especial.

 

Comentarios