El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour 2018 – Día 1: Un huracán tricolor vestido de amarillo

descargaEl único viento que sopló hoy a orillas del Atlántico en Francia llegó de Colombia. Fue una exhalación. Arrasó. Fue el debut soñado en el Tour para Fernando Gaviria. Día histórico. Un verdadero vendaval, que necesitó solo los 200 metros finales de los 201 kilómetros de la primera etapa para aniquilar a todos sus rivales. Fue una ráfaga. Debut soñado en la carrera francesa. A 43 días de cumplir sus 24 años de edad, Gaviria  aniquiló en el sprint a Sagan, Kittel, Kristoff, Laporte, Groenewegen, Matthews y Degenkolb. No faltó ninguno en la lista. Todos escoltaron al tifón colombiano.

Los vientos que nacen en las cordilleras del oriente antioqueño son fríos. Así es Gaviria a la hora de esprintar. Calculador y estratégico. Su equipo lo arropó y lo llevó hasta los 200 metros finales. Allí, fue solo él. Los demás por detrás. Desató toda fuerza en 200 metros. Buscó posición, aceleró, arriesgó y levantó el embalaje primero que sus rivales. Al ejercicio técnico le  combinó la astucia del antioqueño rebuscador. Ganó categóricamente. Tuvo tiempo de mirar a sus rivales, de alzar los brazos y de celebrar. Entre los mejores esprinters del mundo hoy fue el mejor. Es su primer Tour, era la primera etapa, él es el mejor.

Como buen huracán, Fernando se llevó todo lo que encontró a su paso: la victoria de etapa, la camiseta amarilla de líder, la camiseta verde de la clasificación por puntos y la camiseta blanca de la clasificación de los jóvenes.  Fue su gran día. Si en el Giro del año pasado ganó cuatro etapas que le sirvieron de bautizo como grande en el lote internacional, lo de hoy en el Tour fue su ceremonia de confirmación. Mañana, en una segunda etapa plana, tendrá la posibilidad de comulgar nuevamente con la victoria. Hoy celebró por primera vez en el Tour, y de qué manera. No lo sufrió, le disfrutó. Le quedó gustando.

Hace 14 años y 363 días que Víctor Hugo Peña se subió al podio para vestir la camiseta de líder del Tour. La lució 3 jornadas. Hoy lo hace Fernando Gaviria. Se vistió de amarillo y abrazó su primer león. El primero de la colección.

Fue una etapa accidentada. Con drama. No hubo brisa fuerte, pero sí nerviosismo y muchos incidentes. Enredones como el de el esprinter francés Arnaud Demare, caídas como las de Egan Bernal y la de  su capo de escudara Cristopher Froome, y problemas mecánicos como el de Nairo Quintana fueron las novedades de la jornada. La carrera comenzó marcando diferencias. Nairo y Egan perdieron 1’15”, Froome, Yates y Porte cedieron 0’51”. Rigo, Bardet, Nibali y Fulgsan entraron sin problemas en el grupo de Gaviria. Era el abrebocas y hubo muchas noticias.

Los damnificados de hoy esperan que mañana soplen nuevos vientos. El decorado será similar. Etapa de perfil plano, con 182 kilómetros de recorrido, un solo premio de montaña de cuarta categoría en la primera parte de la fracción. El libreto de hoy es repetible. Gaviria tiene aire en la camiseta, la cabeza fría y la sangre caliente.

Comentarios