El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Rusia 2018 – Día 9: El teatro de Neymar

A Neymar ya no le cree ni el VAR. Se tira, exagera, se sobre actúa en cada falta. Se pasa. Al minuto 79 del partido de hoy ante Costa Rica el árbitro holandés Bjorn Kuipers sancionó un penal por una supuesta falta contra él, pero el asistente de video reversó la decisión. No fue su único piscinazo. El juego estaba cerrado, Brasil no encontraba la ruta para el gol y cuando lo hacía aparecía Keylor Navas como prenda de seguridad en la portería tica. Así se jugaron los 90 minutos reglamentarios. Brasil lo intentó por todas las vías de ataque, incluso por la de las simulaciones de Neymar; Costa Rica usó todas las estrategias defensivas, incluso la de reventar el balón a cualquier lado. Keylor ya tenía el rótulo de salvador y solo faltaba el tiempo de adición.

Apenas anunciaron que se jugarían 7 más, una jugada colectiva de Brasil cambió la historia y el marcador. El 0-0 parecía un sentencia, pero Coutinho la empujó a la red. Brasil explotó. Tenían urgencia, ansiedad, presión, ganas de agradar. El gol sacudió todo eso. Por eso celebraron como si hubieran ganado el título. Golpe emocional para los centroamericanos que aguantaron todo el partido y quedaron eliminados. Les rompieron el corazón agónicamente. Gran final. Al minuto 7 de la adición Neymar se ocupó de marcar, algo que hace mucho mejor que las exageraciones en las faltas, y sentenció el 2-0 para estallar en lágrimas. Brasil respiró, Costa Rica suspiró.

En el segundo juego del día se medían Nigeria e Islandia. A la expectativa del resultado quedaba Argentina luego de su debacle de ayer. Después de un primer tiempo mano a mano, los africanos tomaron el control en el segundo tiempo y encontraron en Ahmed Musa su héroe de la tarde. El delantero de CSKA de Moscú consiguió doblete. Marcó en los minutos 49 y 75. Islandia pudo descontar en los minutos finales, pero Gylfi Sigurdsson desperdició un cobro de penal. El resultado le dio vida a Argentina. Los nigerianos juegan el martes ante los suramericanos y necesitan la victoria para clasificar. Sus rivales también.

La jornada de hoy se cerró con el duelo europeo entre Serbia y Suiza. Juego de trámite intenso, físico, fuerte y dinámico. Al minuto 5 ya ganaban los de los Balcanes con un cabezazo de Aleksandar Mitrovic. Muy temprano le tocó a los Suizos cambiar de estrategia para tratar de remontar; y lo hicieron. Xhaka consiguió la igualdad al minuto 52 y cuando el reloj marcaba los 90 minutos Shakiri remató con precisión para cantar la victoria. Suiza tendrá que refrendar su clasificación ante Costa Rica. Serbia se medirá ante Brasil con la única posibilidad de ganar para avanzar. Otro rival, otra escenografía para el teatro de Neymar; o para su juego. Él escoge.

Van 26 partidos y ningún 0-0.  Mañana se juegan Bélgica-Túnez, Corea-México y Alemania-Suecia. El campeón vigente arrancó con derrota, no puede ceder puntos. Los suecos podrían sentenciar su suerte.  Otra jornada para epopeyas o tragedias, con un reparto diferente.

Comentarios