El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Mundial – Día 18: Con la B de Bélgica y Brasil

A Japón nadie lo ponía en octavos de final y le faltó poco para colarse en los cuartos. A Brasil muchos lo tienen en la final y está a dos juegos de ir a la lucha por el título. Los asiáticos fueron el palo entre los mejores 16 equipos y salieron de ese grupo privilegiado en el último minuto ante Bélgica. A los suramericanos les bastó un segundo tiempo bien jugado para liquidar a México. En los dos partidos de hoy el fútbol fue muy generoso.

Brasil fue superior. Es un equipo que tiene paciencia y espera su momento. Sus acciones como favorito siguen en ascenso. Su fútbol también. Hoy ante México, ambos equipos regalaron un partidazo. En lo individual, un duelo aparte: William fue  desequilibrante; y Ochoa, prenda de seguridad. El mejor lateral y el arquero de más atajadas hasta hoy. Los manitos hicieron su juego vertical y profundo; los pentacampeones, su toque sutil. Partido cerrado, bravo, intenso. La gran diferencia entre ambos es que Brasil tiene gol.

México jugó mano a mano, pero no definió. Fue agresivo los primeros 15 minutos, pero su juego de presión no duró más. Brasil tomó el control y resolvió en la segunda mitad. Neymar hizo el primero y puso el segundo. El suyo, tras pase de William, al minuto 51; el otro, de Firmino, en el minuto final. El volante brasilero abrió la polémica. Con la pelota, es un gran jugador. Cuando recibe faltas, es un mal actor. Sobreactuado. Excedido. Lo que hace con los pies lo borra con los gestos. Sus dramas no llegan a comedias. Lástima. En cada juego es un un protagonista que le hacer coger odio a toda la serie. Opaca con mal teatro el buen fútbol de Brasil.

Bélgica y Japón jugaron una locura de partido. El mejor de los octavos de final hasta hoy. Difícil superarlo. Los belgas dominaron el primer tiempo sin efectividad. Los japoneses sorprendieron en el segundo con personalidad. Haragushi al minuto 48 e Inau al 52 pusieron un 2-0 que parecía lapidario. Era el gran partido de Japón. Bélgica revivió y remontó. Vertonghen al 69 hizo un gol extraño. Fellaini al 74 empató. A 10 segundos de irse al alargue Chadli finalizó el mejor contragolpe de este mundial. Un 3-2 que vale la pena volver a ver, que nunca se va a olvidar.

De los grandes favoritos que llegaron a Rusia, muchos ya no están. Solo Brasil y Francia siguen en pie. Mañana se definen los últimos dos cupos a cuartos de final. Suecia y Suiza juegan en la mañana, Inglaterra y Colombia, en la tarde. Series parejas, equilibradas, sin grandes favoritos. No habrá palos. Cualquier cosa puede pasar…

Comentarios