El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Rusia 2018 – Día 11: La selección del día del padre

El fútbol es maravilloso. Hoy Colombia volvió a ser Colombia. La que jugó mal ante Japón se quedó en Saranks. En Kazan saltó a la cancha la que juega a ras de piso, la que impone condiciones, la del fútbol dinámico, la de la pausa necesaria, la del control de juego. Ante Polonia se vio la mejor expresión futbolística de la selección nacional en los últimos años.

Hoy jugó la Colombia  que hace del himno un ritual sublime, la de la nómina que la mayoría imaginaba, la mágica y soñadora, la que tiene la fe intacta, la capaz de unir y emocionar a un pueblo generalmente dividido. Hoy jugó la Selección del día del padre: Mina, Cuadrado y Falcao se bailaron los goles, Quintero tuvo su mejor gala como armador, Ospina no dejó celebrar a Lewandowski y James fue el socio de todos.

El fútbol es maravilloso. A veces regala emociones sublimes que superan los mismos  resultados. El gol de Falcao es una de ellas. Su primero en  un Mundial. Una celebración que contuvo cuatro años tras su ausencia forzada en Brasil 2014. Un momento único, un abrazo inolvidable, un ejemplo de persistencia y superación. Una alegría a parte.

Antes del juego de Colombia, Senegal y Japón hicieron otro partido de alta intensidad. A los asiáticos les tocó empatar dos veces; tienen un equipo de poco ataque pero mucha efectividad. Los africanos son fuertes y juegan bien; pero se desconcentran fácil y no administran los resultados a favor. Sadio Mane marcó al minuto 11 y en la primera llegada de Japón Inuti empató. El juvenil Wague, de 19 años de edad, puso el 2-1, y esta vez fue Honda el que marcó la igualdad. Los dos equipos tienen 4 puntos y la primera opción matemática para clasificar en el grupo. Colombia es tercero con 3 puntos, pero depende de sí mismo si le gana a Senegal.

El fútbol es maravilloso. En el juego de la mañana, Panamá perdió con Inglaterra por la mayor goleada del Mundial hasta ahora y el momento más emotivo del partido fue la celebración de Felipe Baloy. Primer y único gol de su país en un Mundial. Fue el 6-1. Inglaterra ganó, gustó, goleó y tiene en Kane al máximo artillero del Mundial, pero la alegría de los panameños en el estadio no tiene igual.

Mañana comienzan los días de partidos simultáneos para los cierres de cada grupo. A las 9:00 a.m. Uruguay y Rusia definirán la primera posición del A, mientras que Egipto y Arabia jugarán por el honor. A la 1:00 p.m. el zapping será en en el grupo B entre los juegos Portugal-Irán y España-Marruecos. Aquí los europeos deberán asegurar la clasificación a octavos ante un asiático que quiere dar la sorpresa y un africano que ya no tiene opción, pero que podría hacer un gran daño. Mañana sabremos si a este Mundial le caben los verdaderos palos y por qué no, más días maravillosos.

Comentarios