El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Giro – Día 8: El camino de El Carmelo a Montevergine

El Carmelo y Montevergine son dos rincones del mundo. Uno queda en Ecuador y el otro en Italia. Ambos están lejos de las capitales de sus países.  El primero es una comunidad parroquial de 2.000 habitantes en la provincia de Carchi; el segundo es una abadía territorial de la orden de San Benito con 250 pobladores en el municipio de Mercogliano. En ambos hace frío y llueve mucho.  En El Carmelo se cultiva frailejón; en Montevergini, devoción. De ese pequeño pueblo ecuatoriano ubicado en la frontera con Colombia salió Richar Carapaz, primer peregrino del lote ciclístico en cruzar la meta hoy en el santuario italiano al cierre de la etapa número 8 del Giro.

Hoy los favoritos corrieron con mucha cautela. Más de uno rezó para que la lluvia, que apareció como invitada no deseada, no causara muchos estragos. Otros tenían la mente ocupada pensando en el Gran Sasso, el final de la fracción de mañana, considerada una de las  etapas reina. Fromme pagó una nueva penitencia tras sufrir una caída menor empezando el ascenso, mientra sus rivales pusieron un paso fortísimo pero sin cambios de ritmo. A 3 kilómetros de la meta alcanzaron al último hombre de la fuga del día y justo en ese momento, en medio del aguacero, saltó Carapaz. El ecuatoriano cumplió la promesa de darle a su país la primera victoria en una de las tres grandes carreras por etapas del mundo y de paso se metió al top 10 de la clasificación general, que no cambió mucho.

Carapaz tiene 24 años y es un devoto de la  montaña. En una de sus andanzas por las carreteras de Concordia, en Antioquia, aseguró el título de la Vuelta de la Juventud colombiana del 2015, siendo el único extranjero hasta el momento en conseguirlo. Hace 15 días su excursión en solitario fue hacia el Alto del Acebo, donde labró el título de la Vuelta a Asturias. Hoy levantó los brazos 7 segundos por delante de la procesión mayor, que entró encabezada por Formolo y Pinot.

En la abadía de Montevergine en Italia se escondió durante la segunda guerra mundial el Sudario de Turín; la iglesia quería protegerlo de Adolfo Hitler, que se había obsesionado en conseguirlo.  Hasta el Santuario suben anualmente un millón y medio de personas. En El Carmelo, Ecuador, se exhibe medio escondida una bicicleta sobre una columna. La foto está en la web del pequeño pueblo al que llegan unos cuantos aventureros y turistas con sentido ecológico. Los habitantes de esta población metida en la frontera con Colombia quisieron rendirrichar-1-550x517 así un homenaje al carmelitano más  célebre de la historia… y lo era antes de ganar hoy en el Giro.

Comentarios