El Magazín

Publicado el elmagazin

Decía mi abuelo

ilus-camilaPor: Catalina MutisDecía mi abuelo que lo mejor de la vida era dejar la vida pasar. Cuánta razón. Decía que lejos de la vida había otra y que en esa otra la gente era más feliz, que lo que veníamos a hacer a esta era tratar de cruzar, pero que mientras tanto nos copiáramos. Que los de... Ver post completo.

Publicado el elmagazin

Resurgir

11130368-981979895170341-2932117643550349662-oPaula Prins PardoLas gotas de sudor bajaban por la comisura de sus labios hasta llegar a la curvatura de sus pechos, sería un domingo como muchos, caluroso y solitario, pero ella no quería un día igual a los demás, pretendía uno diferente. Al incorporarse frente al espejo observó cómo... Ver post completo.

Publicado el elmagazin

“Perturbados”

Por: Umberto SenegalPara la editorial Cuadernos Negros, fundada por Bibiana Bernal y Umberto Senegal en mayo de 2006, en Calarcá, Quindío, cuando publicamos el primero de los Cuadernos, "Cuentos atómicos", de quien les habla, y, hoy por hoy, transcurridos once años de permanentes actividades... Ver post completo.

Publicado el elmagazin

El grito de la pirámide

Syria Crisis. Refugee. War VictimsNelly Rocío Amaya MéndezDespués de pasar por la sala de urgencias del Hospital Simón Bolívar, luego de que sus vecinos lo sacaran a hombros desde su casa, como en sus mejores años, el torero colombiano Miguel Cárdenas salía victorioso después de encarar el toro de la muerte, para irse... Ver post completo.

Publicado el elmagazin

Del porno y sus placeres

buhola-cient-ficos-aseguran-que-adicci-n-a-la-pornograf-a-no-existeLuisa DíazEn respuesta a Amaranta HankNo pretendo plantear una discusión ética, moral o religiosa sobre la decisión de Alejandra Omaña ahora Amaranta Hank, de pasar de ser periodista a actriz porno. Respeto su decisión, vivimos en un país libre y puede ejercer su sexualidad como bien... Ver post completo.

Publicado el elmagazin

Trazos

Lightning in dark skyDaniela Díaz LozanoPara amedrentar las horas en las que mi boca buscaba sus labios, llegaba la palabra. Tranquila, se asomaba con valentía entre los muros y se detenía, franca y precisa, en mis manos. Las pupilas olvidaban el vacío con la espesura de las líneas, y renacía para... Ver post completo.