Corazón de Pantaleón

Publicado el ricardobada

In re pentavocálicas

Son los amigos quienes me tienen al día de los chismes más divertidos, como éste que me contaron desde Huelva : La escritora Lucía Echevarría habría afirmado en una entrevista que “murciélago” es la única palabra española que contiene las cinco vocales de nuestro alfabeto, y don José Fernando Blanco Sánchez envió a un diario de cobertura nacional una carta abierta en la que, para doña Lucía, reflexionaba lo siguiente:

“¿Conque murciélago es la única palabra en nuestro idioma que tiene las cinco vocales?
¡Confiturera, frene la euforia! Un arquitecto escuálido llamado Aurelio (o Eulalio o Ausencio) dice que lo más auténtico es tener un abuelito que lleve un traje reticulado y siga  el arquetipo de aquél viejo reumático, desahuciado y repudiado, que consiguiera en su tiempo ser esquilado por un comunicante que cometió adulterio con una  encubridora cerca del estanquillo (sin usar estimulador). Señora escritora: si el  peliagudo enunciado de la ecuación la deja irresoluta, olvide su menstruación y piense de modo jerárquico. No se atragante con esta perturbación, que no va con su milonguera y meticulosa educación, y repita conmigo, como diría Cantinflas: ¡Lo que es la falta de ignorancia!”

Como cosa curiosa, le envié esta anécdota a mi amigo Warren, profesor emérito de una universidad en el profundo Medio Oeste de los Estados Unidos del Norte de América situados entre el Canadá y los Estados Unidos Mexicanos. El buen Warren, siendo gringo él, parece dominar mucho mejor que Luisa Echeverría los secretos del idioma español, según quedará demostrado, de más, con la respuesta que me envió y que les copio a renglón seguido:

“Mi querido Ricardo, un addendum para la erudita a la violeta que afirmaba que sólo la palabra murciélago contiene las cinco vocales. Agrego aquí unos ejemplos que creo que al corrector que le puso los puntos sobre las íes, se le quedaron en el tintero:

abrenuncio, aceituno, acudidero, adoquier, adulterino, aguerrido, aguiero, aguijeño, aguileño, ahuizote, ajicuervo, ajipuerro, albugíneo, almizqueño, almudelio, almutelio, anfineuro, anguilero, anquiseco, anticuerpo, antioqueño, aprisquero, aquenio, aquileño, arquíptero, arquitector, arseniuro, arundíneo, asecución, auténtico, aurífero, aurígero, azufeifo, barbiluengo, barbiquejo, barquillero, birrectángulo, bisabuelo, blanquecino, blanquimento, blanquinegro, bolsiquear, botijuela, branquífero, braquicéfalo, brumamiento, bucelario, bufonería, buhonería, buñolería, burielado, buscamiento, buscapleitos, butadieno, butifarrero, buzamiento, cabeciduro, cachicuerno, calumbriento, campichuelo, cañihueco, caquéctico, carguerío, carguillero, castilluelo, catequismo, caulífero, cauliforme, cauterio, cedulario, celulario, censuario, centrifugador, centunvirato, charquecillo, chupaderito, chuzonería, cigoñuela, cincuentavo, cochiquera, coguilera, colecturía, colicuante, comiquear, comunicable, concurrencia, conducencia, confesuría, confluencia, confulgencia, conglutinante, congruencia, conquistable, contradique, contumelia, contundencia, conventícula, corpulencia, correduría, cortisquear, cosquillear, cosquillejas, criaduelo, cruentación, cruzamiento, cuadernillo, cuadriforme, cuadrillero, cuajicote, cuajilote, cuajiote, cuakerismo, cuartelillo, cuartillero, cuellilargo, cuentahílos, cuestación, cuestionar, cuicacoche, culteranismo, cuñaderío, cuodlibetal, curamiento, curanderismo, curialesco, curiosear, decuriato, degustación, delicaducho, demudación, denticulado, denudación, denunciador, depuración, depurativo, desahucio, desboquillar, descontinuar, descuidado, desdibujado, desaguisado, deslánguido, despumación, destitulado, desucación, desudación, doquiera, droguería, dudamiento, duenario, dulzainero, duodecimal, eburnación, ecuación, educación, educativo, emboquillar, embrosquilar, emulación, emulsionar, emundación, encáustico, englutativo, enguichado, enguillotar, engurriado, enjorguinar, enluciado, enmochiguar, enquillotrar, enquistado, enrubiador, ensuciador, entubación, enturbiador, entusiasmo, equitación, equivocar, eructación, escrutiñador, escudillador, escudriñador, escupitajo, esfumación, esguízaro, esquiador, esquifazón, esquilador, esquinado, esquinanto, esquinazo, esquinzador, esquipazón, esquizado, estuario, estudiador, estudiantón, estuosidad, eubolia, eucalipto, eurocrático, eufonía, eufótida, excautivo, exculpación, excusación, exhaustivo, exhumación, expugnación, expurgación, exudación, exultación, fabriquero, faleucio, fecundación, feudalismo, filautero, flamenquismo, frumentario, funerario, galleguismo, gatuperio, gerundiano, granujiento, guadijeño, guaridero, guarnecido, gubernativo, guijarreño, guionaje, guisandero, guitarreo, guitarrero, guitarresco, guitonear, gusaniento, hidalguejo, hieródula, hipotenusa, hormiguear, humectación, humilladero, hurgamiento, hurtadineros, imbabureño, inconmutable, ineducado, inexhausto, infernáculo, inocultable, insepultado, interurbano, invernáculo, jaquimero, juntamiento, juramiento, juzgamiento, latigueo, latiguero, latréutico, laudemio, laurífero, lauríneo, lectuario, leguario, lengüilargo, letuario, lloriquear, lombriguera, longuería, lucharniego, lucianesco, luciérnago, lustramiento, luteranismo, maldispuesto, manguillero, manguitero, manipuleo, maniqueo, manuelino, manutención, maquilero, marisquero, meditabundo, metalúrgico, moquitear, morceguila, mordisquear, morisqueta, mosquitera, mudamiento, muestrario, multilátero, murcigallero, navichuelo, nebulosidad, neptuniano, neumático, neumonía, neurálgico, neuroglia, neutralismo, niquelado, nucleario, numeración, obsequiar, ocurrencia, olisquear, opulencia, pacienzudo, palitroque, pandemónium, pañizuelo, paquidermo, patimuleño, patituerto, patizuelo, pauperismo, paupérrimo, pecuario, perdulario, perduración, perjudicado, permutación, persuadidor, persuasión, persuasivo, peruanismo, peruviano, picapuerco, pichagüero, pindonguear, piragüero, piruétano, plumbagíneo, porquería, porqueriza, precaución, preciosura, pregustación, prepositura, primuláceo, progenitura, pronunciable, pudelación, pujamiento, pulsamiento, pulverizador, punicáceo, punzonería, purgamiento, putrefacción, quebradizo, querindango, quietador, quincallero, quinolear, quintaleño, quintalero, quiroteca, raquídeo, reasunción, recitáculo, reconquista, recusación, refugiado, refutación, regulación, republicano, reputación, requintador, resucitado, resudación, reumatismo, riachuelo, rompesquinas, rubefacción, rubiáceo, rufianesco, saduceísmo, sahumerio, salubérrimo, salutífero, sanguíneo, sanluiseño, saquerío, sardónique, secundario, sensualismo, sesquiplano, simultáneo, sobrequilla, soguería, sortijuela, subarriendo, subdominante, subitáneo, sublevación, subordinante, subvencionar, sugestionar, superación, superlativo, sustentación, tabiquero, taquillero, taquímetro, taquinero, tenutario, tertuliano, tiracuello, tiracuero, tiranuelo, toquería, triaquero, trirrectángulo, truncamiento, tuberosidad, tumefacción, turbamiento, turronería, ulceración, unipersonal, unisonante, untamiento, urticáceo, vaqueiro, vaquerizo, vestuario, vituperador, vomipurgante, vulneración, yeguarizo, zurrapiento, etc.

En ninguno de los ejemplos citados aquí van las cinco vocales en orden alfabético, pero hay por lo menos una palabra donde las vocales marchan al revés: cuodlibetal. Y yo no inventé ninguna de ellas, palabra de honor. Un abrazo, Warren”.

Tras lo cual no cabe sino decir Amén y cerrar la tienda, tarareando el vals de El murciélago, de Johann Strauss y por cierto que murciélago es una metáfora alemana del lugar donde el vientre femenino pierde su honesto nombre. Pero esa es otra historia, diría Rudyard Kipling.

*******************************************************

Comentarios