BLOGS Política

27
09
2010
Renny Rueda Castañeda

Carta abierta a “Alfonso Cano”. Bogotá. Colombia.

Por: Renny Rueda Castañeda

Alfonso, buenos días. Le escribo a usted desde la paz de mi casa, desde la calma de mi espacio propio, desde mi mundo. Visualizo su cotidianidad en un espacio lleno de trabajo, de tareas y de infructuosos esfuerzos por modelar sus planes, que con cada segundo en Colombia, se hacen más complejos. Inabordables. La muerte el 22 de septiembre de Víctor Julio Suarez (con el alias de Mono Jojoy), ha de significar para usted, si es desapasionado observador, probablemente el momento más crítico de la historia de la guerrilla en Colombia. No solo es una pérdida militar para usted, es la más importante pérdida moral de la organización que usted representa, en décadas de combate. El camino a su frente, tiene única y exclusivamente dos rutas. El fin de su historia vital, seguido de un olvido voluntario de los ciudadanos de Colombia, o el inicio de una nueva etapa en su vida y en la historia de Colombia mediante procesos civiles de reconciliación y desmovilización, con ejemplos similares en historias de conflicto en otras latitudes tales como Irlanda, Uruguay, El Salvador o Nicaragua. Usted Alfonso, hoy no representa para los colombianos el peor enemigo, pero si un problema más a resolver. Cada día que pasa, los colombianos sabemos que las horas de ustedes están contadas, y que el futuro de una Colombia nueva, para bien o para mal, descansa en las decisiones de personas como usted. La sensatez solo conduce a pensar que en Colombia, cada vez más, el final de las hostilidades de la guerrilla, se acerca.

Tiene usted sobre sus hombros la responsabilidad de conservar la vida y la situación jurídica de miles de personas, que a diferencia suya, solo han conocido por destino la escasez y la ignorancia. Usted sabe, que usted, no es un guerrillero común de las FARC. Su formación en antropología y gran parte de la influencia obtenida por sus actividades en el ámbito de la vida civil, lo hacen una persona diferente incluso a los ojos de quienes le acompañan. Su análisis del conflicto, le permite quitarse su camuflado y estudiar de una manera objetiva la verdadera realidad que hoy el país experimenta. Nadie en Colombia, ni siquiera los más enconados contradictores de la guerrilla, quieren que mueran más personas jóvenes, independientemente de las filas a las que pertenezcan. El gobierno y la sociedad civil no quieren que mas soldados mueran, ni usted, ni ningún colombiano quieren que más campesinos o jóvenes venidos a guerrilleros mueran.  Hoy está en la capacidad de plantearse distintos escenarios futuros, pero solo una lectura le ha de ser posible: que Colombia merece la paz, y que independientemente de lo que usted haya representado para su organización o para el país, hoy, los pasos que dé en las semanas venideras, pueden ser una puerta mas de esperanza real, tangible, para la sociedad.

No es usted el primer comandante guerrillero que se desmoviliza en Colombia, pero si puede ser usted el último, y el más claro ejemplo histórico, de que  los procesos de desmovilización en cabeza de figuras relevantes pueden poner punto final a la pérdida de vidas humanas, y a la vez configurarse en la puerta de entrada para que sociedades como las nuestras reflexionen frente a nuevas obligaciones y problemáticas solo abordables desde el estudio, la tolerancia y el trabajo. Alfonso, la colombiana no es una sociedad que piense como hace 40 años, que la fuerza es un argumento. Hoy la fuerza, incluso la que en ocasiones puede venir del estado, repugna como alternativa a la solución de conflictos.  La sociedad civil se percata más que en ninguna otra época en la historia, tanto de los excesos como de los aciertos de sus gobernantes, y aunque aún existan problemas complejos en el mundo, la única alternativa viable que palpita como solución en el subconsciente de las sociedades es que solo la educación y el trabajo son la salida.

En el año de 1985, restablecida la democracia en el Uruguay, el actual presidente del país, José Mújica, entonces líder guerrillero, protagonizó el proceso de incorporación a la vida civil de la guerrilla conocida como “Los Tupamaros” o Movimiento de Liberación Nacional. 25 años después, luego de complejos procesos de maduración democrática, Uruguay representa en la actualidad probablemente el país con la configuración política más inclusiva, organizada y democrática del continente americano, con excepción de Canadá.

El 26 de Septiembre del año 2005, en cumplimiento de antiguos acuerdos firmados en la ciudad de Belfast, el Ejército Provisional Republicano Irlandés (IRA), inicia un proceso de desmovilización y desarme, que pone fin a un derramamiento de sangre cuyo origen se remonta al año de 1969, luego de fuertes diferencias ideológicas entre nacionalistas irlandeses y los gobiernos de la época.  El 3 de septiembre del año 2008, el gobierno irlandés, en comunicado oficial, certificó ante la opinión pública del país el cumplimiento a cabalidad de las obligaciones asumidas por el IRA en su proceso de desarme al desmantelar todas sus estructuras, procesos de reclutamiento y departamentos militares. Aún cuando la crisis económica se ensañó con la aún frágil economía irlandesa, Irlanda hoy se perfila como uno de los países de mayor crecimiento económico futuro de la región y miembro de la Unión Europea.

El 16 de enero de 1992, los Acuerdos de Paz de Chapultepec, firmados en México entre el gobierno de El Salvador y el “Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional”,  ponen fin a doce años de conflicto en un país, que aún hoy, no se recupera del todo de los efectos derivados de la confrontación armada, por muchos analistas considerada como guerra civil. En el año de 1997, la Secretaría General de las Naciones Unidas, certificó el cumplimiento de los acuerdos, dando lugar a una nueva era de la democracia Salvadoreña que al día de hoy, lucha asiduamente contra el incremento de bandas asociadas al narcotráfico en Centroamérica.

Los anteriores, son referentes concretos del final de procesos armados en otras latitudes, que representan cartas de navegación en el escenario de finalización de acciones de hostilidad. La historia tiene innumerables experiencias de que no obstante la crudeza del conflicto, el grado de ventaja o desventaja de los bandos, la pervivencia de este en el tiempo o el origen de la confrontación, siempre existe un acuerdo final entre partes. Y aún cuando la actual administración, encarna probablemente la condición estratégica más favorable a las instituciones de las últimas décadas, tanto en lo relativo a las fortalezas presentes y futuras del gobierno, como a la dirección que ha tomado el conflicto desde año 2002 con la llegada de Álvaro Uribe; el presidente Juan Manuel Santos, a diferencia de Uribe, en los últimos meses de gobierno, demuestra con su conducta más experiencia en materia de diálogo, y probablemente una mayor predisposición a la negociación en algunos escenarios. Los antecedentes más importantes de esta afirmación están representados tanto en el restablecimiento formal de las relaciones diplomáticas con los gobiernos de Ecuador y Venezuela, como a su vez en el grado de aceptación partidista y apoyo poblacional que tiene. Aunque estos hechos son parte de su estrategia política, son también claros indicadores de su perfil. En el tablero, la administración actual tiene probablemente el nivel más alto de aceptación del resto de mandatarios del continente, sin excepción, y adicionalmente, usted ha de estimar que como consecuencia de esta condición, las operaciones militares no se han de detener y que la información obtenida el día jueves sirve de insumo para los procesos futuros de organización y logística del ejército, mejorando aún más la condición de parte del gobierno. En este momento, la estela cronológica del conflicto marca probablemente un punto de inflexión tan o más importante que el experimentado con las decisiones de la administración de Andrés Pastrana. Hoy la distribución de cargas es distinta y la velocidad de los acontecimientos, mucho más vertiginosa.

Los últimos años han representado para esferas de la política nacional, la academia e incluso la sociedad  civil, los más aleccionadores en materia de acuerdos políticos de paz, justicia y reparación. En términos generales, dependiendo de los pasos a seguir por usted en cabeza de la organización, probablemente las condiciones jurídicas de los miembros de la guerrilla sean similares a las condiciones de miembros de otras organizaciones en procesos de desmovilización históricos colombianos. Todo ello, en un marco de acciones unilaterales que de acuerdo a la situación deben surgir de usted y de nadie más. Su mayor reto en este momento, es el tiempo. Los complejos y dilatados procesos de formación de cuadros, la capacidad de reorganización de las estructuras de su organización, las muy limitadas acciones de inteligencia de sus responsables, el aprendizaje, fortaleza y experiencia actual de la fuerza pública colombiana en materia de operaciones conjuntas, el estado anímico y organizacional de las fuerzas militares y el momento y los sentimientos que está experimentando la sociedad colombiana frente al conflicto, son todas, variables que dificultan el pronóstico de su organización.

La decisión no solo requiere el análisis y los puntos de vista de usted y de las personas que integran la comandancia. Es una decisión que debe tener en primer lugar consideración sobre el bienestar y las posibilidades de integración y convivencia del grueso del personas que hacen hoy parte de la estructura de base guerrillera, sobre la vida que les espera en un proceso riguroso de desmovilización y sobre las posibilidades de reinserción a un orden civil actual, en una Colombia mas organizada, políticamente más madura y en vía de desarrollo.

Las semanas venideras son probablemente las más trascendentales de su vida, la reflexión sobre la decisión a tomar debe ser tan o más importante que la suma de las decisiones  por usted tomadas durante sus actividades en la guerrilla. El mayor temor que a veces se puede tener, radica en las responsabilidades derivables de la toma de decisiones correctas. La sociedad civil colombiana, está durante estas horas, y más que en ningún otro momento en la historia del país, unida, y atenta a los pasos que surjan de usted en dirección al final del conflicto.

Cordialmente. Desde Bogotá.

Renny Rueda Castañeda

El autor contesta inquietudes o sugerencias en el correo [email protected]

Renny Rueda Castañeda

Categoria: Política

17

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
17

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Opinión por:

magirodi

27 septiembre 2010 a las 9:02
  

La fundamentaciòn del porquè el jefe de la guerrilla deberìa aprovechar las circumstancias para iniciar un proceso de paz es muy consistente.Pero creo que el llamado se debe extender a todos los miembros del secretariado de las FARC, porque queremos es un proceso total de paz, en donde no queden grupos al margen que, como ha ocurrido en muchos de los conflictos colombianos en los ùltimos 200 años, en muy poco tiempo se reactiven y sigan el camino d ela violencia nuevamente. Igualmente, el proceso de paz reclama un cambio en la orientaciòn del modelo de producciòn y distribuciòn, para que se dè atenciòn prioritaria a la desigualdad reinante en el pais:titularizaciòn de tierras, servicios y generaciòn de empleo para la mano de obra disponible, reforma tributaria y modernizaciòn productiva

Opinión por:

monogo

27 septiembre 2010 a las 11:40
  

Que articulo tan centrado, sitodos los Colombianos nos hicieramos esas reflexiones, tendríamos un pais muy diferente.

Opinión por:

colorido

27 septiembre 2010 a las 11:43
  

que bueno que se lograran esos acuerdos de paz ,con el dinero que se gasta en toda esta guerra absurda lo podiamos utilizar en agricultura para apoyar a los desmovilizados demostrarles que el pueblo colombiano si quire la paz ,felicitaciones por su articulo esos son los comentarios positivos que queremos

Opinión por:

daniel colombiano

27 septiembre 2010 a las 12:49
  

Muy brillante y razonable esta exposición, mis palabras podrían reflejarse fielmente en estas líneas Sr. Rueda, esperamos que el Sr. Cano pueda leer este artículo pues necesitamos terminar con la Guerra Civil Colombiana de tantos años, la rendición no es ante el gobierno ni ante la “oligarquía” es ante el altar de la Patria y de los ciudadanos Colombianos, pero no llamemos rendición, es una reincorporación a la civilidad, trabajando en la previsión de los inconvenientes y enriqueciendonos de las experiencias internacionales para hacer de este proceso DURADERO Y VERIFICABLE que ataque los focos de inequidad y posibles rearmes de otros grupos. LA PAZ ES AHORA!

Opinión por:

alfil-alfil

27 septiembre 2010 a las 14:14
  

muy centrado señor renny rueda, ojala alias alfonso cano lo pueda leer aunque lo dudo porque debe estar corriendo por entre el monte. Y si lo lee no esta en capacidad de tomar esa decision porque no tiene comunicacion con los otros bandidos del secretariado, que ojala ellos si lo lean y se la manden desde venecuba por email. Seria lo mejor para las farc y para colombia que se decidieran a rendirse, si a rendirse no hay que dejar de llamar las cosas por su nombre, estan derrotados, se rinden o se mueren

Opinión por:

luco_rus

28 septiembre 2010 a las 13:11
  

Considero que la carta recoge el sentir de la mayoria de los colombianos, es una argumentacion muy clara la que hace el autor. Ojala que la guerrilla y los violentos se den cuenta de una vez que es con ideas y argumentos como deben luchar por esta colombia que tanto dicen que quieren.

Opinión por:

leodavinci

30 septiembre 2010 a las 15:34
  

Este tipo de opiniones, son una clara y merdiana invitación a la relexion en sintonía con lo que esat pensando la mayoría ( me atrevo a afirmar),de los colombianos este blog expresa de manera sencilla, el sentor ciudadano, desafortunadamente y estoy firmemento convecido que el señor ano y sus secuaces. esta invitación no será tenida en cuenta, porque a los dirigentes de las FARC, se encuentran secuestrados su anquilosado pensamiento político, los tiene presos su cegera idológica, las FARC se encuentran presos y secuestrados de sus propios miedos, corrupción, testarudez y obcecación politica y prtenden secuestrar la opinion del país por la via del amedrentamiento y terrorismo y eso los hace incapaces de plantear las soluciones que requiere la nación a sus complejos problemas

Opinión por:

leodavinci

30 septiembre 2010 a las 15:36
  

Este tipo de opiniones, son una clara y merdiana invitación a la relexion en sintonía con lo que esat pensando la mayoría ( me atrevo a afirmar),de los colombianos este blog expresa de manera sencilla, el sentir ciudadano, desafortunadamente y estoy firmemento convecido que al señor Cano y a sus secuaces. esta invitación no será tenida en cuenta, porque a los dirigentes de las FARC, se encuentran secuestrados su anquilosado pensamiento político, los tiene presos su ceguera ideológica, las FARC se encuentran presos y secuestrados de sus propios miedos, corrupción, testarudez y obcecación politica y pretenden secuestrar la opinion del país por la via del amedrentamiento y terrorismo y eso los hace incapaces de plantear las soluciones que requiere la nación a sus complejos problemas,

Opinión por:

nevardo

30 septiembre 2010 a las 18:03
  

En completo desacuerdo. Demovilizacion ni por el ——. Rendicion con carcel, confesion de crimnes, resarcimiento de victimas, plena identificacion de miembros, extradicion. Menos ni por el putas, Nosotros las victumas de la narco izquierda colombiana no nos tragamso el sapo de otro M-19 y sus aulico auxiliadores e ideologos imponiendonos su domga rojo con su santoral. NI por el putas. Rendicion y condena ( incluida extrdicion). Desmovilizacion inacpetable. NI POR EL —–

Opinión por:

pegas_o

30 septiembre 2010 a las 21:22
  

Mas de uno se sentiría identificado con el pensamiento de Renny y quizás sea una salida al conflicto armado en Colombia. El cambio de actitud sin embargo debe salir de cada uno: personalmente creo que no sería fácil de aceptar a un ex-terrorista que tanto daño le ha hecho a mi pais, en las filas de la elección popular en algunos años como es el caso de ciertas pintas… pero que mas da… yo me jugaría al cambio por el bienestar de un pueblo.

Opinión por:

paulo_vi

3 octubre 2010 a las 23:08
  

Señor Cano pienselo , queremos a Colombia sin paracos sin Guerrilla y sin Uribe y sus secuaces . Ayudenos a sacar adelante este maravilloso pais, no le haga caso a los que escriben que ni por el putas , se refieren a la proteginora de ellos que tampoco la pueden perdonar or sus andanzas

Opinión por:

netora

10 marzo 2011 a las 22:57
  

CARNICERO CANO SI SANTOS EN ESTOS CUATRO AÑOS NO TE CAPTURA O TE DA DE BAJA, EL PUEBLO MONTARA EN EL PODER A URIBE EN EL 2014 PARA QUE TE ELIMINE FISICAMENTE O TE CAPTURE, CRIMINAL SATANICO.

Opinión por:

caribeñoaunqueteduela

17 mayo 2011 a las 11:58
  

Mi carta a Cano es corta: Señor Cano lo invito a que se libere y escape de ese autosecuestro que lleva en su conciencia por decadas. Haga parte del juego democratico, escape de las montañas tortuosas y disfrute de nuestras urbes. Enseñe a los jovenes y niños lo estéril que son las ideas a punta de fúsil. Corforme FCEG(Frente Contra la Estúpida Guerra) y lo seguiremos millones de militantes, aquí no habrá desertores ni desmovilazados.
Me comprometo a ser su brazo derecho para conformar la columna movil Teófilo Gutierrez, en donde haremos pescas milagrosas en busca del mejor goleador del pais.

Opinión por:

javisnais

11 julio 2011 a las 17:55
  

lo unico que le falta a este periodista Renny es que le bese los pies al bandido de cano, señor periodista Renny no sea tan iluso y le digo que soñar no cuesta nada, pero su articulo esta fuera de la realidad. Los bandidos de las farc nunca se desmovilizaran porque para ellos es un negocio matar civiles y comercializar coca, ese bandido de cano o le dan de baja o paga 80 años de carcel, que cuento de la desmovilización, periodista renny no se da cuenta cuantos colombianos no han muerto por orden de ese bandido, seria la mayor injusticia que ese criminal se desmovilice y sea el martir. Señor periodista no cabe duda que los colombianos que estan bien mentalmente sabemos que ese tipo de cano es el peor enemigo de colombia, asi que no escriba tantas babosadas y escriba cosas de reali

Buscar en este blog

Categorías

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.